EL INDEPENDIENTE DIGITAL.es

alias elmosquitocojonero.com

opinionario en la nube

DE LO QUE DIGA EL GOBIERNO, NO TE CREAS LA MITAD; LA OTRA MITAD, LA DESECHAS POR ABSURDA. DE LO QUE NO TE DIGA, ¡CRÉETELO TODO!
HOJA DE HOY HOJAS DE AYER POESÍA CUENTOS ARTÍCULOS NOVELAS
el rincón de Lili
BLOG AMIGO: LILI Y EL MUNDO

01-II-17

(Soneto ubérrimo CCXX: Negrera y cruel)

Tenemos una progre millonaria,
(¡porque gana lo que le da la gana!);
es una tal Ana Rosa Quintana,
negrero-literata y ¡¡¡partidaria
de usar ultraviolencia cavernaria
(¡y lo dice y se queda tan ufana!)
para zurrar cruelmente la badana
a quien opina de forma contraria!!!
¡Lo dice por la tele, la jodida:
“El que le hayan partido la cara
me parece bien!”
; frase referida
a la joven murciana, que una piara
de izquierdas, con frenesí homicida,
intentó a palos que la palmara.

Hace años esta pajarita fue pillada con el culo (con perdón) al aire: había escrito un libro, "Bodas de hiel" o algo así, y ya se lo iba a publicar Planeta cuando se descubrió que no era obra suya sino de un negro. No piensen ustedes mal: no era el negrito de whatsap.

"Tramposa" es el apelativo mínimo que, en mi criterio, se mereció; pero como era AR, pues, eso, apenas si pasó nada. Además, tenía amistades entre las damas de culo (con perdón) alto.

Otrosí:

Una panda de asesinos en potencia atacan a patadas y puñetazos a una joven a las puertas de un pub de Murcia. Comentario ayer de Ana Rosa: "Me parece bien que le hayan partido la cara".

No hay duda de que esta compañera de mesa y mantel de JJ Vázquez, los Kikos y pollos de tal calaña está en la cochinera que mejor le acomoda: T5.

22-I-17

(Soneto ubérrimo CCXIX: Gandul y charlatán)

El Eugenio ha metido la pata
abriendo su boquita relamida
y soltando la lógica parida
que le retrata como una vil rata.
Y es que el tal pollo, hablando en plata,
no ha dado puto golpe en su vida,
vida muy dura, de lo más sufrida:
zángana, altiva y en nada barata.
Porque basta con ojear su ficha
de senador para ver que el señor
no se gana el pan con el sudor
de su frente; según la susodicha
se rasca lo que hay bajo la picha*
con tal dedicación que es un primor.

*con perdón

Estaba yo en la cola del aparcamiento del aeropuerto de Almería; había llevado a un amigote en coche y tuve que dejarlo allí durante unos diez minutos. Al salir, en la cola para pagar había delante mismo de mí un pájaro al que reconocí al momento: grueso, arrogante y mirando el mundo desde aquellas sus alturas inasequibles al común de los gilipollas. Era evidente que le molestaba tener que hacer cola, que ésta iba tan lenta y que él tuviera que estar metido en ella.

—Soy senador —oí que, con toda la importancia del mundo, dijo al empleado de la ventanilla cuando por fin le llegó el turno. Le mostró una tarjetita y ya se había ido.

Cuando regresaba a mi coche tras el sablazo rejoneao de rigor, se me cruzó un cochazo. Dentro, el gordo de marras. De gorra. De esto hace ya unos años; pero no se me despinta. Le grité:

—¡Se dice hola y gracias, por lo menos!

Ni caso. Se ve que no me oyó.

14-I-17

(Soneto ubérrimo CCXVIII: Olegario entalegado)

¡No lo pueden meter en el talego!
¡Dios bendito, pero qué disparate!
¡Al pobre Olegario, tate, tate!
¡Tratarlo como a un lerdo charnego!
¡Un pollo para quien es simple juego
blanquear cien millones de un remate
o trincar más de mil con un regate
ilegal! E irse de putas luego.
Además, es hijo del honorable
y uno de los siete niños Pujol;
si lo entalega un juez español
se arma un lío inconmensurable:
todo español será comparable
a los que cantaban el “Cara al Sol

Las tres leyes de una democracia bananera:

1- No se puede entalegar al poderoso;
2- Sigue sin poderse entalegar al poderoso;
3- Nunca, nunca, nunca se entalegará al poderoso.

Corolario de la tercera ley: sólo se simulará conato de entalegamiento como paripé para meter el dedo en la boca al personal.

05-I-17

(Soneto ubérrimo CCXVII: ¡Así, no! ¡Así, no!)

Jorgito Pujol, la UDEF, Cospedal
ese tal del Hierro, Portuondo y Rato,
dos ex altos cargos del Marianato
y un cigarral que cuesta un capital.
Un informe en la Audiencia Nacional,
Ibadesa Cat, un Puig y un contrato,
subvenciones hasta para el Tato
y Andorra de paraíso fiscal.
La mujer del César ha de ser puta*
además, claro es, de parecerlo
y, si en sus planes no está el serlo,
se le tiene que buscar sustituta
que guste de la vida disoluta
y, nosotros, que podamos saberlo.

*con perdón, exigencias de la rima y sin ánimo de señalar ni ofender.

Lean, amigos, lean. Y saquen sus conclusiones:

http://www.elmundo.es/espana/2017/01/04/586c1095468aeb3d4a8b4604.html

http://www.elmundo.es/espana/2017/01/05/586d59ef46163fb9668b45ed.html

Que, por supuesto, no valdrán para nada.

04-I-17

(Romance LXXXII: ¡No más castañas!)

Primero salía Franco
y nos daba la castaña
por la noche en Nochebuena
contándonos las hazañas
de una España que por hambre
de Justicia y pan cascaba.
Tirábase el pajarraco
de voz amariconada
dándole a la sin hueso
lo que le daba la gana,
siendo señor, como era,
Caudillo y casi Monarca
de lo que era, decía,
nuestra madre y nuestra patria.
Los españoles de entonces
oían, no escuchaban;
salvo, claro, los pancistas
que del régimen chupaban
y sus palabras bebían
como verdades cantadas
y laureles verdaderos
en vez de simples falacias,
autobombos y platillos
y mentiras descaradas.
Nos tocó después Juan Carlos
y, con él, la democracia;
pero no cambió el uso
de endilgarnos la matraca
la Nochebuena dichosa
con el discurso de marras;
salvo la voz, por supuesto,
que ya no era aflautada
sino la voz espaciosa,
cachazuda, masticada,
lenta, pomposa, impasible,
muy donosa y triturada
de quien en el fondo es
un ávido macho alfa.
En cuanto a lo que decía
varió muy poco o nada
de lo que decía Franco:
eran las mismas chorradas
con otra palabrería
más fina y más educada.
Pasaron los años, vino
Felipe VI de España,
y, desde luego, maneras
se notó que apuntaba:
la Pascua nos siguió dando
y jodiendo la marrana
con el discurso dichoso
que siguió como si nada.
Pero como era poco
y la envidia es mala,
pues, señores, se sumaron
¡otros diecisiete sátrapas!:
los pollitos que presiden
esas diecisiete taifas
que dividen el país
y causan nuestra desgracia.
Estos reyezuelos salen
en Nochevieja, sin falta,
y en escenario ostentoso,
a la hora que más dañan,
pomposos y rimbombantes
nos endiñan su cagada.
El personal, por supuesto,
no escucha ni palabra
pues ve el entorno tan cutre
y lujoso y dice: “¡Calla,
nosotros con hipotecas,
hambre, paro y sus putadas
y vienen estos ahora
a meterse en nuestras casas
para en la boca meternos
el dedo con sus patrañas!
¡Id a que os den por donde
los pepinos más amargan!”

Así pues, allá que quedan
politiquillos, pantallas,
presentadores, derroches,
autobombos y jactancias
sin nadie que les escuche,
sin que les mire ni un alma.
Excepto, claro, aquellos
a los que pancistas llaman,
que son aquellos que chupan
de la teta de la vaca.
Esos sí que se aplican
a descifrar la maraña
de chorradas macarenas
que en sus tostones nos largan:
que si quiso decir esto,
que qué frase más cuidada,
que si la Tierra es redonda
y la perdiz mareada.
Pues yo, amigos, me quedo
con mi copa de champaña,
pidiendo que el año próximo
se olviden la soflama
y disfrutemos en paz
de noches tan señaladas.

Parecen el Papa hablando ex cáthedra; y el escenario es casi tan fastuoso y opulento como el suyo.

Toda mi vida viendo lo mismo: ora uno que dictaba, ora otro con la mente en otra cama, ora aquél que por ahora mantiene el tipo..., y así más o menos.

Pero, hombre, que nos salgan unos transitorios que tan pronto están allí como en el banquillo de los acusados como en boca del pueblo todo... c'est trop.

Así que, por favor, supliquen a gritos conmigo, a la de tres:

¡¡¡¡¡DEJENNOS LA NOCHEVIEJA EN PAZ!!!!

 

 

ADVERTENCIA:

Hoy, 04-I-17, se ha cambiado esta página de inicio (HOJA DE HOY); la anterior ha quedado archivada en este enlace:

HOJAS DE AYER

en el apartado:

II) HOJAS DE AYER: TOMO 02 (desde 07-IV-12)

bajo el epígrafe:

Sobre la trincofilia de nuestros políticos (04-I-17)

Para contactar:

elindependientedigital.es@gmail.com

(Se guardará el anonimato de quien así lo exprese)

 

 
Las opiniones vertidas aquí son de la exclusiva responsabilidad del autor; los cuentos, artículos, poesías, etc., están protegidos por la Propiedad Intelectual y el Copyright, y se prohibe su reproducción total o parcial sin el permiso del autor.