V-10

En primer lugar, de nuevo pedimos humildemente disculpas por el atraso en la aparición renovada de esta revista digital de opinión interactiva. La razón es bien simple: problemas en el cuerpo de redacción. O sea, hemos tenido que ir buscando uno a uo a todos los despedidos y rogarles que se reincorporen a sus trabajos. ¿La razón? Bien sencilla: nuestra contable, doña P. Blavouet, nos ha indicado que no podemos hacer frente a los gastos originados por el despido. ¿La racón? Bien sencilla: al ser trabajadores fijos en la plantilla, hemos de indemnizarles con lo que no está escrito y más.

El Chivo salió a calzón quitado a buscar a Diego, Miguel y Ramos, y yo salí a por José María, la Mosca y el Chochito.

—No quería, el muy jodido, ni hablar siquiera —Me explicó el Chivo luego—. Decía que estaba muchísimo más tranquilo desde que lo despedimos. Le tuve que invitar a unas cervecitas, gambas y paella para que accediera a regresar.

No le dije lo que yo tuve que hacer para que regresara la Chochito Senectuto.

Así, pues, más o menos encarrilada la cosa, con la plantilla al completo de nuevo, encaramos el futuro con toda la esperanza y alegría que hemos podido arrebañar por los rinconcitos de nuestra redacción.

Vale

 

Las opiniones vertidas aquí son de la exclusiva responsabilidad de los autores; los cuentos, artículos, poesías, etc., están protegidos por la Propiedad Intelectual y el Copyright, y se prohibe su reproducción total o parcial sin el permiso de los autores.