VI-10

Amigos todos:

¡Empezamos a ver la luz al final del túnel! ¡Los presagios aciagos vuelan hacia otros pagos! ¡La alegría comienza a divisarse en un horizonte que ahora sí que aflora esplendoroso!

Dieguito López, a la puta calle, con perdón.

Lo hemos logrado echar. Y sin indemnización.

El muy cabroncete, con perdón, ex-socio fundador de este casi periódico, ha vuelto a tropezar con la piedra. Lo hemos pillado con los calzones abajo, por así decir, y hemos hallado razón jurídica legal para ponerlo de patitas en la calle, se joda y amén. A ver si, por una vez en su vida, trabaja para ganarse lo que se bebe. Si es que hay idiota lo suficientemente memo para emplearlo, claro.

—Lo que yo quisiera saber —le cebó Rafa es qué se pretende que haces tú en esta empresa, porque estás a todas horas sin dar ni golpe, rasca que te rasca, que los tienes que tener pelados, y sin hacer ni el huevo.A lo que Diego se arrancó; porque, mira, trabajar, lo que se dice trabajar, ni golpe; pero leche, lo que se dice leche, de la peor. De manera que allá que se fue en derechura como a capote rojo:

—No hago. Deshago. Y eso es lo que voy a seguir haciendo hasta que la empresa se hunda.

Entonces Rafa vino y me enseñó la grabación: aparecia Diego desde un plano inferior diciendo eso. Lo vio nuestra asesora legal, doña Maite, y su opinión ha sido rotunda:

Con esto lo ponemos de patitas en la calle y sin que nos cueste prácticamente nada.

En eso estamos, queridos lectores: no saben ustedes lo difícil que es, en la actual legislación laboral española, desprenderse de un piojo que se te ha metido en la calva y ni trabaja ni te deja trabajar.

Ahora sí que podemos afirmar con entero conocimiento que ¡vamos a trabajar desde la independencia, desde la libertad, y desde el convencimiento! ¡Temblad, políticos corruptos!

Que Dios nos guarde.

Vale

     

 

Las opiniones vertidas aquí son de la exclusiva responsabilidad de los autores; los cuentos, artículos, poesías, etc., están protegidos por la Propiedad Intelectual y el Copyright, y se prohibe su reproducción total o parcial sin el permiso de los autores.