08-XI

EDITORIAL

 

Es indudable que nuestro buen Presidente ZP está poniendo toda su voluntad en hacer bien las cosas. En ser el digno Presidente que los ESPAÑOLES se merecen.

Indudable.

Admirable.

Bueno, pues, lo dicho: ¡ha emprendido la marcha!

Un ejemplo: consciente de que su inglés es de pena pura, no ha tardado ni siquiera seis años en darse cuenta de que tiene que mejorarlo.

He observado que se ha aplicado en intentar ponerle solución. O al menos, conociendo el percal, así me lo parece.

Digno de alabanza, sí, señor. O sí, señora, no vaya a ser que la flamante secretaria de Estado se nos cabree.

Además, no es el único en la Historia de ESPAÑA que ha ido por esos mundos de Dios haciendo el ridículo y dejándonos ante los demás como el tonto de la clase porque todos los demás sabían lo que nosotros, en cambio, ignorábamos.

Inglés.

Hasta los negritos. Sin ánimo de ofenderlos, sino de alabarlos; no vaya a ser que la flamante secretaria de Estado se nos cabree. Porque lo que digo de ellos es que la mayoría espiquean un inglis mucho mejor que el de alguien a quien tengo en el pensamiento y no quiero decir.

Volviendo a ZP, pues, sí: ¡Ha empezado a aplicar la solución a su lamentable jándica! Oberven:

Hace unos días caí en la cuenta de que el intérprete que le acompañaba en más de una ocasión (que a mis ojos aparecía como barbidescuidado, con unos ojazos al estilo de algún alcalde de Zaragoza, un porte tan elegante e ingrávido, o más, como es el del actual secretario de Estado para el deporte, y una competencia lingüística excelente) había sido sustituido por una graciosa señora o señorita, muy agradable a mi vista y de una competencia lingüística excelente también.

No puedo por menos que felicitar a ZP por el presunto cambio. Claro, ésta es una opinión individual y muy subjetiva: ¡la mía! Por supuesto que habrá otra u otras que lamentarán lo que para mí, repito, para mí, es un indudable avance en el dominio competencial de un idioma equiparable al ESPAÑOL dentro del mundo contemporáneo.

No puedo menos que tener la esperanza de que este camino emprendido sea sostenible y contagiable en otras áreas: en economía, cuyo dominio tampoco era el fuerte de nuestro Presidente (como lo avalan casi cinco millones de ESPAÑOLES), espero que aplique su formidable técnica trouble-shooting a ver si dejamos de deslizarnos pendiente abajo en este abismo hacia el que tan hábilmente nos conduce.

PS: Sólo un consejo: teniendo en cuenta el lío sexual que ha logrado crear en ESPAÑA, le animo a que aumente potencial, numérica y genéricamente su utilísimos asesores de interpretación lingüística y, al verlos por la TV, nos olvidemos un rato de la economía.

Vale.

 

     

 

Las opiniones vertidas aquí son de la exclusiva responsabilidad de los autores; los cuentos, artículos, poesías, etc., están protegidos por la Propiedad Intelectual y el Copyright, y se prohibe su reproducción total o parcial sin el permiso de los autores.