EL ZÓCALO ANDALUZ
 
3
 

 

En una ciudad muy, muy lejana, acostúmbrase a repesentar entre los usuales del lugar un auto profano al que titulan El Zócalo Andaluz. El Zócalo es el salón de plenos del ayuntamiento local, en el cual imaginan remedar el de la referida ciudad lejana. Sale un señor, gordo y narizón, risible en su porte y solemnidad fingida, conocido entre los amigos como el Municipote, y dice así: "Aquí, la policía local" y, sin apenas tiempo para mediar otra palabra, añade: "Ahora mismo mando una patrulla para allá", dicho lo cual se vuelve a los asistentes y, con toda cachaza, explica: "Acomódense vuestras señorías y tengan a bien asistir a nuestro famoso auto llamado El Zócalo Andaluz". Todos los asistentes, aunque ya están sentados cómodamente, aplauden al gordo de la nariz gorda por lo bien que lo ha hecho, tanto en las formas como en la profundidad infundida a su personaje. Cuando al fin se acallan los aplausos, el gordo de la nariz gorda, Municipote es, vuelve a extender su mano, adopta pose solemne y remata la faena dirigiéndose de esta manera hacia el foro: "Sí, sí, la patrulla ha salido hacia allá hace diez minutos", recompone una pausa y, entonces, volviéndose hacia el público, explica: "El zagalón que hace de Ce rojito iluminado y millonario lo interpreta nuestro vecino Pepe el Burro, porque quien habitualmente se aplica a él, esto es, nuestro convecino Miguel, está en cama con almorranas adquiridas y no hemos encontrado otro con las cualidades precisas. El Alcalde pide comprensión de los asistentes por la falta de experiencia de Pepe en estos trances". Tras lo cual saluda y, todo pomposo él, sale y da comienzo el auto.

 

ACTO I

 

Personajes: C: concejal; AAA: autoridad.
Tiempo:
año 1999.
Escenario:
salón de plenos del Ayuntamiento.

 

C gordo: Estaba tomando un cafelito con un amigote y no hacía más que quejarse de que hay muchos coches y pocos sitios para aparcar. (Se ríe.) Decía que ponemos demasiadas multas.

C chiquitillo: ¡Verdad, verdad! A mí también me lo han dicho, que no hay sitio para aparcar y que multamos mucho.

C avestruz galludo: ¡Cómo si tuviéramos nosotros la culpa! ¡Nosotros no multamos, nosotros mandamos multar, que es bien distinto!

C mamporrerito: Verdad, amo, verdad. Se les multa porque cometen la infracción, así que ¡se jodan y paguen!

C avestruz galludo: No conviene decir eso (como reconviniéndole, pero cariñosamente), hijo mío, no conviene decirlo: una multa de más, puede ser un voto de menos, ¿comprendes, pequeño?

C mamporrerito: ¡Ah, claro, claro! (Admirado) ¡Cuánto sabes, amo!

C avestruz galludo: Eso también lo sé, hijito, (orgulloso y engreído), claro que sí. (Mira en derredor y anuncia:) Hay que resolverlo.

C chiquitillo: ¿El qué?

C avestruz galludo: El grave problema del aparcamiento en la ciudad. Hay que resolverlo.

C mamporrerito: ¡Sí, eso es, hay que resolverlo! ¡Hay que resolverlo pero ya!

AAA: Hay que hacer un estudio previo.

C rojazo peseta: Yo conozco una empresa que hace unos estudios de lo más serio y comp...

C avestruz galludo: Usted se calla, que para eso está en la oposición.

C mamporrerito: ¡Cállate, cállate, malo, malo! (furiosito él.)

AAA: El estudio lo hará una empresa debidamente conceptuada, de probada probidad y de competencia contrastada. No una cualquiera.

C chiquitillo (como despertando): ¿La nuestra?

C rojito iluminado y millonario: ¡Lo he oído, lo he oído! (con indignación y a mano alzada y grito pelado:) ¡Que conste en acta, que conste en acta!

AAA (sin hacer el más mínimo caso): El sistema es convocar un concurso para contratar una empresa que lleve a cabo el estudio estratégico para la resolución del problema del aparcamiento en la ciudad.

C gordo (disgustado por la pérdida de tiempo): ¿Para qué? ¡Se la damos a la nuestra y ya está!

C rojito iluminado y millonario (más furioso): ¡Protesto, protesto! (Alza los brazos y pide:) ¡Prevaricación! ¡Que conste en acta, que conste en acta!

C chiquitillo (como despertando): Protesta lo que quieras pero ya verás como se la damos a la nuestra y te jodes.

C rojito iluminado y millonario (a pique de la apoplejía): ¡Eso es añadir a la prevaricación, prepotencia y provocación! ¡Que conste en acta, que conste en acta también!

AAA: Se convoca concurso público para contratar una empresa que realice un estudio estratégico del problema que presenta el aparcamiento en la ciudad.

C mamporrerito: ¡Pero a quién se le va a adjudicar? Porque mi amo conoce una empresa que ...

C avestruz galludo: Espera, espera, hijito, espera a que se convoque, chiquillo, no seas impaciente.

C mamporrerito (afligido): Ya, ya, como usted mande, amo.

C avestruz galludo: ¡Ay, hijito, qué paciencia tengo que tener contigo! ¡Algunas veces...!

C mamporrerito (más afligido aún): Perdón, ilustrísimo.

C rojito iluminado y millonario: ¡Que conste en acta, que conste en acta!

 

ACTO II

 

Personajes: los mismos.
Tiempo:
año 2000.
Escenario:
salón de plenos del Ayuntamiento.

AAA: A la convocatoria de concurso público para el estudio estratégico con vistas a la resolución del problema del aparcamiento en la ciudad han concurrido tres empresas: CMLLSA, o sea, Calentito Me Lo Llevo, S.A.; LLTSL, o sea, Lo Limpio Todo, S.L.; y CHOCHOSA, o sea, Choteos Chorizales, S.A.

C rojazo peseta (ansioso): ¡Pido la palabra! ¡Pido la palabra!

C avestruz galludo: No sabéis más que pedir, eso es lo que sabéis.

C mamporrerito: ¡Bien dicho, amo, bien dicho!

C avestruz galludo: Gracias, hijo mío, pero es la verdad.

C rojito iluminado y millonario: ¡Que conste en acta, que conste en acta!

C rojazo peseta (sin pedir vez y como si se le hubiese concedido la palabra, que no es el caso pues AAA sólo mira a un lado y a otro y ya está): He de romper una lanza a favor de la empresa CMLLSA por su experiencia en tales temas, como el brillante estudio que hizo en su día sobre el asfaltado de la calle Granada.

C avestruz galludo: ¡Valientes cuatreros! ¡Todavía se andan quejando los vecinos!

C mamporrerito: ¡Sí, sí, valientes cuatreros! ¡Todavía se están quejando los vecinos!

C gordo (con sorna): ¡Gracias a los votos que entonces perdisteis estamos nosotros ahora en la poltrona y vosotros en la oposición!

AAA: Descartada.

C avestruz galludo (de seguido, sin pedir turno de palabra): LLTSL, ésta es la empresa adecuada para dar con la tecla en este caso. Probidad a prueba de auditorías, liquidez plena y competencia a toda pastilla.

C mamporrerito: ¡Lo mejor de lo mejor, sí señor, sí señor!

C gordo: ¡Calla, hereje: sois una rama podrida de nuestro árbol sano! ¡No os merecéis otro nombre que el de vuestro maestro y mentor, GIL!

C mamporrerito: ¡Ojo con insultar a mi amo, que rabio y muerdo!

C rojito iluminado y millonario: ¡Amenaza! ¡Que conste en acta, que conste en acta!

C avestruz galludo: Repito: LLTSL, la mejor opción para el peor problema.

AAA: Descartada.

C serenísimo (de inmediato, sin esperar turno ni permiso): Yo, aunque no tengo participación alguna con CHOCHOSA, que esto lo digo por adelantado para evitar malos entendidos, he de expresar mi...

C rojazo peseta (alterado): ¡Pero si es la empresa de tu mujer, so cabrón!

C serenísimo (a AAA): Pido que retire el insulto inmediatamente.

C rojazo peseta (más alterado): ¡Lo retiro, lo retiro! ¡Pero si es la empresa de tu mujer, so político!

C serenísimo: Lo será, que eso no lo sé ni lo digo yo, que lo dice usted. Pero, desde luego, mía, no es.

C rojazo peseta (a pique de saltar sobre él): ¡De tu mujer y de la de ése!

C serenísimo: ¡Ah, cuando la bellota no cae, el cerdo gruñe!

C rojito iluminado y millonario: ¡Insulto! ¡Lo ha llamado cerdo! ¡Que conste en acta, que conste en acta!

AAA: Queda, por consiguiente, adjudicado el estudio a la mejor de las tres opciones presentadas, la de la empresa CHOCHOSA.

C rojo eurón (furioso): ¡La más cara, la más cara!

AAA: ¡Ahí sí que le he pillado, amigo: no sólo es la más barata, sino que también es la que se compromete a llevar a cabo el estudio en el menor tiempo!

C chiquitillo: ¡Joete!

AAA: Cerrado este punto del orden del día, pasamos al siguiente: A solicitud de la misma empresa, aprobación de ampliación del 50 % del presupuesto presentado por la empresa CHOCHOSA para el estudio estratégico para la resolución del problema del aparcamiento en la ciudad.

C rojito iluminado y millonario: ¡Me opongo, me opongo! ¡Protesto, protesto!

C rojo eurón: ¡Lo sabía, lo sabía!

AAA: Queda, pues, aprobado por mayoría. Se levanta la sesión.

 

ACTO III

 

Personajes: los mismos, más o menos.
Tiempo:
año 2005.
Escenario:
salón de plenos del Ayuntamiento.

AAA: La empresa CHOCHOSA ha presentado informe definitivo sobre el problema de la falta de aparcamientos en la ciudad.

C avestruz galludo: Ya era hora. LLTSL lo habría presentado en un mes, no en cinco años.

C mamporrerito: ¡Sí, señor, un mes de los de 30 días!

C gordo: No exageres, hombre, ¡cuatro años tan sólo, no cinco. Y hay que tener en cuenta lo dificultoso del estudio.

C gordo: Déjalo, José María, no te hagas mala sangre: es la maldad propia de los herejes.

C rojito iluminado y millonario: ¡Implicación religiosa implícita! ¡Que conste en acta, que conste en acta!

C rojo eurón: ¡Y siete ampliaciones del presupuesto inicial que presentó CHOCHOSA! ¡Ya está bien!

C serenísimo: Las cosas, o se hacen bien, o no se hacen!

C rojo eurón: Pues esto está hecho fenomenal: siete ampliaciones al presupuesto del estudio jodido han venido a quintuplicar la cifra inicial presentada! ¡CMLLSA lo habría hecho por menos de la cuarta parte!

C rojazo peseta: ¡Así cualquiera! ¡Vaya forma de robar al honrado ciudadano de aquí!

C rojito iluminado y millonario: ¿Robo? Robo. ¡Robo! ¡Que conste en acta, que conste en acta!

C serenísimo: Vosotros hacéis las cosas bien hechas; nosotros las hacemos mejor.

C rojito iluminado y millonario: ¡Pido la palabra por alusiones, pido la palabra por alusiones!

AAA: El estudio concluye que hay que hacer aparcamientos.

C serenísimo: Sabia conclusión.

C rojazo peseta: ¡Eso le ha costado al honrado ciudadano de aquí un huevo de la cara!

C serenísimo: ¡Menos huevos y más realidades! Ha pagado por la mejor de las mejores conclusiones. A nadie se le habría ocurrido.

AAA: A la vista de esta conclusión, propongo la convocatoria de un concurso público al que podrán concurrir todas las empresas que lo deseen y se encuentren capacitadas para la construcción de veinte aparcamientos públicos.

C rojo eurón (extrañado): ¿Veinte?

C gordo: ¡Las cosas, o se hacen bien o no se hacen!

C rojito iluminado y millonario: ¡Alusión ofensiva! ¡Pido la palabra por alusión, pido la palabra por alusión!

C rojazo peseta: ¿Se hacen bien para quién, para vosotros o para el honrado ciudadano de aquí?

C avestruz galludo: ¡Ya está bien de tanto ciudadano! ¡Aquí estoy yo y, si miráis bien, a nadie más hay que mirar, ¿eh?, que llevo sin intervenir más de diez minutos!

C mamporrerito: ¡Qué bien hablas, amo! (A los demás, a gritito pelado:) ¡Silencio, va a hablar mi amo!

C avestruz galludo: ¡Claro!

C rojo eurón: ¡Cuántas más obras, más robaréis!

C serenísimo: Nadie nace sabiendo, que lo que aprendemos es porque otros nos lo enseñan.

C rojito iluminado y millonario: ¡Insulto experso, quiero decir, expreso! ¡Que conste en acta, que conste en acta!

C gordo (señalando con el dedo a C rojo eurón): ¡Sí, sí, que vosotros abristeis la puerta! Nosotros no hemos hecho sino que pasar también. Abierta ya estaba.

C rojito iluminado y millonario: ¡Alusión insidiosa! ¡Pido la palabra por alusión insidiosa, pido la palabra por alusión insidiosa!

AAA: Queda, pues, aprobada la convocatoria de concurso público para la construcción de los primeros diez aparcamientos.

C mamporrerito: ¿Y nosotros, amo? ¿Qué hay para nosotros? ¿No pillamos nada?

C avestruz galludo: Mira hacia delante con fe, hijo mío, que el desierto es vasto, su posesión nuestra, y nuestras, también, unas fuerzas tan grandes y gallardas como nuestro porte para cruzarlo, no una, sino las veces que sea menester hasta alcanzar la gloria por triplicado.

C mamporrerito (mirándole con ojos lacrimosos): ¡Qué bien hablas amo!

C rojazo peseta: ¡No os quejéis tanto, que hasta habéis tenido avioneta, eh? ¿De dónde salió ese dinero, eh?

C avestruz galludo (a C mamporrerito): Ladran, luego cabalgamos.

C mamporrerito: ¡Qué bien hablas, amo!

AAA: Punto siguiente del orden del día es el de la aprobación de una ampliación en un cincuenta por ciento de los presupuestos presentados por la empresa adjudicataria de la construcción de los...

C serenísimo (en voz baja, inclinándose hacia AAA): No, no, Roger, que eso es para el próximo pleno. En este ya no queda sino levantar la sesión.

AAA: ¿Ah, sí? Bueno, pues se levanta.

 

ACTO IV

 

Personajes: casi los mismos.
Tiempo:
año 2005.
Escenario:
salón de plenos del Ayuntamiento.

AAA: Paso a dar cuenta de las empresas concurrentes al concurso público para la construcción de los primeros diez parcamientos públicos en esta ciudad. Se han presentado las siguientes empresas: CMLLSA, presupuesto cinco millones, plazo dos años; LLTSL, presupuesto cuatro millones, plazo año y medio; CHOCHOSA, presupuesto un millón, plazo nueve meses.

C rojo eurón (rompiendo a hablar de inmediato, sin esperar turno ni permiso): La cosa está clara: la empresa CMLLSA es la que presenta el proyecto más verosímil y realista. Una obra de estas características...

C gordo: ¡Pero qué dices? ¿Realista? ¿Realista, cinco millones de euros? ¡Pero, que te crees que es un euro? ¡Un euro son 167 de las antiguas pesetas! ¡Con un euro puedes tomarte ciento sesenta y seis cafés y dejar una propinilla de...!

C rojazo peseta (enrojeciendo más): ¡Eso es demagogia pura! ¡Eso no viene al cuento!

C rojito iluminado y millonario: ¡Provocación malévola! ¡Que conste en acta, que conste en acta!

C chiquitillo (como si despertara): ¿Demagogia? ¡Demagogia la vuestra! (Calentándose) ¿Pues sabes lo que te digo, eh? ¡Que eso no es ni la mitad de lo que robáis en un...!

C rojo eurón: ¡Pido que retire inmediatamente lo que ha dicho! ¡Eso es un insulto a la probidad y bien hacer de...!

C rojito iluminado y millonario: ¡Insulto con perversión y dolo! ¡Pido la palabra, pido la palabra!

C chiquitillo: Lo retiro. Pero vosotros tenéis que retirar lo del euro y el café.

C gordo: Pepe, no te duermas. Eso lo dije yo.

C chiquitillo: ¿Ah, sí?

C rojito iluminado y millonario: ¡A mí los proletarios del mundo entero!

C rojazo peseta: ¡Sólo buscáis provocar, no como nosotros que sólo buscamos el bien del honrado ciudadano de aquí!

C chiquitillo: ¡Ay, que me da la risa!

C rojito iluminado y millonario (a grito pelado): ¡Pido la palabra, pido la palabra!

AAA: Se desestima, pues, la opción de CMLLSA.

C avestruz galludo: Visto lo visto, y lo mejor para ver es mi cara en las vallas por triplicado, abogo por la claridad, sensatez y espíritu ciudadano de LLTSL.

C mamporrerito: Además, mi hija está enchufada en la Alcaldía y un agarre es un agarre, o sea, siempre es una garantía para agilizar proyectos.

C rojo eurón: Descartada la opción anterior, que en nuestro concepto es la mejor, nosotros nos adherimos a ésta.

C mamporrerito (extrañado): ¿A la nuestra?

C rojo eurón (enfurruñado): Sí.

C mamporrerito (comprendiendo): ¡Ah, ya: por fin os habéis convencido de que nuestra opción es la mejor!

C rojo eurón (furioso): ¡Qué va a ser la mejor! ¡La mejor es la nuestra, CMLLSA! Pero a falta de pan, a hacer la puñeta y joder al prójimo, como manda Lenin.

C avestruz galludo: Muchas gracias por los elogios que dedicáis a nuestra opción LLTSL, la cual estimáis como buena como lo demuestra vuestro voto a su favor.

C mamporrerito (en un aparte): Ojo, amo, que son comunistillas.

C avestruz galludo (magnánimo): Calla, hijo, una bolsa repleta bien vale una misa.

C serenísimo: Es aberrante.

C rojito iluminado y millonario: ¡Insulto descomunal! ¡Que conste en acta, que conste en acta!

C gordo: Vosotros diréis lo que os salga, nosotros somos mayoría.

C serenísimo: Nuevamente me veo en el penoso deber de presenciar en espectáculo lamentable: la izquierda aberrante y la derecha hereje aliándose para intentar derribar el bastión del honor al servicio del honrado ciudadano de aquí.

C gordo: ¡Qué bien habla! ¡Qué pico de oro!

AAA: Se desestima la opción LLTSL.

C rojo eurón: Os servís de la mayoría para hundir al pueblo en la miseria.

C gordo: ¡Ya, ya, cuatro millones de parados! ¡Eso es estar a flote!

AAA: Queda pues adjudicada la obra a la empresa CHOCHOSA por un presupuesto de un millón y un plazo de ejecución de nueve meses.

C rojazo peseta: ¡Valiente parida!

C chiquitillo: ¿Valiente parida! ¡Eso es atentado contra la igualdad de sexos!

C rojazo peseta: ¿Atentado?

C chiquitillo: ¡Sí, sí: implicita que sólo la mujer es capaz de parir!

C rojito iluminado y millonario: ¡Discriminación por razón de sexo! ¡Que conste en acta, que conste en acta!

C rojazo peseta: Calla, Navegadorcitos, que eso lo he dicho yo.

AAA: Visto lo visto, pasamos al punto siguiente: Aprobación de la solicitud de aumento en siete millones de euros adicionales del presupuesto dado por la empresa CHOCHOSA para la construcción de diez aparcamientos públicos.

C rojo eurón: ¡Vaya cara!

C rojito iluminado y millonario: ¿Cara? ¡Cara! ¡Insulto grave! ¡Que conste en acta, que conste en...!

C rojo eurón: Cállate de una vez, Navegadorcitos, coño, que el que lo ha dicho ahora he sido yo!.

C rojito iluminado y millonario: ¿Ah, sí? Pues, entonces... ¡pido la palabra, pido la palabra!

C serenísimo: Es impropio que en una asamblea, en el sentido más cívico dado al vocablo, se tengan que escuchar calificativos tan denigrantes!

C gordo: Denigrantes para quien los dice.

C serenísimo: por supuesto.

AAA: Queda, pues, ampliado el montante de dicho presupuesto concedido a la empresa CHOCHOSA.

C rojazo peseta: Mejor diría chochos, porque en esa empresa sólo figuran sus mujeres.

C serenísimo: Le ruego ponga freno a sus comentarios que resultan atentatorios contra la dignidad de las personas.

C rojito iluminado y millonario: ¡Protesto, protesto! ¡Pido la palabra, pido la palabra!

AAA: La empresa CHOCHOSA ha presentado un recurso en el que se pide la ampliación del plazo de entrega de los aparcamientos a cuatro años.

C rojazo peseta: ¡He dicho chochos y no me desdigo! ¡En las empresas figuran sus mujeres como propietarias!

C gordo: Eso es ganas de provocar.

C chiquitillo: Y de reincidir en la dignidad de la mujer.

C rojo eurón: ¿Es eso malo?

C chiquitillo: ¿El qué?

AAA: En vista de que la mayoría acepta las propuestas de la empresa CHOCHOSA, queda así determinado.

C rojito iluminado y millonario: ¡Pido la palabra, pido la palabra!

AAA: Se levanta la sesión.

 

ACTO V

 

Personajes: JP (jodidos y paganos, todos en luto riguroso)
Tiempo:
año 2009.
Escenario:
Las Ramblas.

JP1: Ya han abierto el aparcamiento de Padre Núñez.

JP2: ¡Hostia, que bueno! Ya no tendré que tirarme media hora buscando aparcamiento cuando vaya al centro.

JP1: No, pero tendrás que pagar.

JP2: Bueno, pero será poco.

JP1: Depende de lo que tengas por poco. Mira, yo antes aparcaba en la Avenida de Burches. De balde. Ayer me costó 1 euro y quince céntimos por cincuenta minutos.

JP2: ¡Hostias! ¡Más de un euro la hora!

JP1: Bastante más.

JP3: Pos a mí me han cascao una multa por tener el coche mal aparcao.

JP4: ¿Dónde lo tenías?

JP3: En la Avenida de Burches, donde siempre lo he dejao.

JP1: ¿Y?

JP3: Ya no se puede dejar allí. Como han hecho un aparcamiento, o lo metes o te lo multan. Están toos los guardias de la ciudad como buitres al acecho.

JP2: ¡Coño, pos mételo en el aparca, que pa eso lo han hecho!

JP3: ¿Pero tú crees que yo puedo gastarme la tarifa que me han puesto con lo que yo cobro en el trabajo que tengo?

JP4: Entonces, ¿qué vas a hacer?

JP3: Lo estoy haciendo ya. Cagarme en toos los políticos a culo abierto. Pa este viaje no necesitaba alforjas.

JP4: Razón llevas. pero no lo digas mu fuerte.

JP3: No, ya lo sé. Esto es peor que con Franco.

JP4: ¿Quién nos lo iba a decir?

JP3: ¿El qué?

JP4: Que lo íbamos a echar de menos. ¡Yo, que me emborraché cuando cascó! ¡La única vez en mi vida que he celebrado la muerte de alguien!

JP3: ¿Quién cascó?

 

Sale ahora nuevamente el hombre gordo y narizón, Municipote que le llaman, se dirige al centro del escenario y, vuelto hacia el foro dice: "Sí, aquí la policía local..., sí..., sí..., bueno, pues si ya no hace falta les diré que vuelvan..., de nada, de nada". Del foro sale una voz grave y fuerte: "¿Quién es, Luis?", a lo que Municipote responde: "El mismo coñazo de antes". La voz: "¡Mándalo a la mierda y vente, que se pasan las sardinas!".

Municipote saluda al público y hace mutis por el foro.