RESPONSABILIDAD POLÍTICA
 
56
 

 

         En el actual sistema político cualquier cargo, carguillo o carguete goza de total inmunidad. O sea, impunidad. Hace y deshace a su antojo, dilapida en nimiedades y chorradas nuestro dinero y bienes, nos agobia de cargas y sacrificios ¡y él se aplica a satisfacer sus delirios propios de cualquier dictadorzuelo que se sabe impune!

         Dicen ello, los políticos, dicen: “Esto no es así: quien obra mal en la administración pública se enfrenta a la responsabilidad política”. ¿Responsabilidad política? ¡Responsabilidad política! ¿Y eso qué es?

         Ah, te lo digo:

         La responsabilidad política es la garantía de que tus desmanes serán disimulados, sustraídos a la atención pública, y tú serás trasladado a otro puesto o cargo desde el que seguirás haciendo de las tuyas. Ejemplo: los alcaldes (mayoritariamente socialistas) que se han visto desplazados de sus cargos y en cesantía por libre decisión de sus votantes ya han encontrado acomodo sustancioso por obra y gracia del Partido; acomodo, por supuesto, de calidad superior y alcance más vasto y, por consiguiente, peligroso para el sufrido ciudadano.

         Otro ejemplo: se nos va el Señor de las Cejas. Se retira a su palacio leonés. Deja a España hecha unos zorros. Ha tirado el dinero, que no es suyo, como quien tira miguitas a las palomas. Ahora las palomas lo han cagado abundantemente, no queda ni una miguita en las arcas públicas, nos tienen por el tonto del barrio en los foros europeos, tenemos una tasa de desempleo más alta que la que dejó Felipito, el corral está en pleno alboroto, el gallo es una gallina alemana, las rencillas y rencores a lo que dan.

         Él se va.

         A vivir como un Gadafi con el dinero que le damos por lo bien que lo ha hecho.

         ¡Pero, bueno, es que se puede ser más gilipollas?

         ¿Por qué se le recompensa con tanta largueza cuando hay tantísima falta debida a su mala gestión en gran medida?

         ¡No!

         ¡Hay que cambiar el sistema!

         El político ha de ser responsable de su gestión ante el pueblo.

        Al pueblo no se le puede engañar más con el espejismo de que las urnas le darán su merecido.

         ¡No! ¡Nada de castigarlo con el voto!

         Veamos: un señor (por llamarle así) se ha gastado en una Comunidad Autónoma (entidad inventada por ellos, los políticos, para encarecer por mil la administración, por diez mil la confusión y por cien mil sus posibilidades de empleo) lo que tenía asignado y muchísimo más; da la vuelta la tortilla y se descubre que su derroche ha sido aún mayor de lo imaginado porque, ¡en el colmo de la desfachatez!, no ha pagado a sus proveedores. Bueno, pues ahora se encuentran los nuevos responsables con que no hay dinero para pagar las facturas del pájaro que les antecedió. Consecuencia: las farmacias están en pie de guerra, su dinero en el aire, muchos negocios en la ruina, y los ciudadanos con la amenaza real de una falta de servicios farmacéuticos.

         ¿Y el sinvergüenza, perdón, el sinvergüenza cabeza de chorlito que con su ligereza ha sido la causa de esta situación?

         ¡Ah! Con él no va la cosa. Anda por ahí presumiendo y con un nuevo sueldo muy sustancioso también. Recompensa del Partido por sus servicios.

         ¿Es ésta la responsabilidad política?

        ¡Esto es tomadura de pelo!

       Peor aún: ¡Robo del caudal democrático y semilla de futuros comportamientos tan indeseables, o más, que éste!

        Peor aún: ¡Prostitución de la democracia!

        ¡Peor aún: Anteponer el interés particulas al de la comunidad!

        ¡Ya está bien de mangantes y mediocridades al timón del nuestros destinos!

        Y otra cosa: ¿Por qué diantre no denuncia el PP al pajarito de marras y, al menos, lo lleva ante los tribunales? No es que yo crea que le afectara mucho al sinvergüenza en cuestión, pero sí que podría servir de aviso a navegantes y, a lo mejor, como posible medida disuasoria. Aunque quien lo lleva en la sangre...

        Y ya puestos a pedir, ¿por qué no pone en el mismo sitio al oro gran Descamisado de la Mancha, al gran Costa?

 

 
27-VIII-11