LOS LADRONES EN CASA
 
61
 

 

Amigos, no saber es como ignorar. O peor aún. O sea, mucho peor.

Verán: la Caja de Ahorros del Mediterráneo, la CAM, va a ser colocada; Ordóñez presiona para que así sea. (el mundo, 24-IX-11)

Hasta aquí, bien.

¿Que quién es Ordóñez? ¡Ah, ésa me la sé: el hermano menor del político español Francisco Fernández Ordóñez; está casado con Inés Alberdi (actual Directora Ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para las Mujeres, UNIFEM), y es el actual Gobernador del Banco de España! ¿Ven? Sé más: socialista liberal, él.

¿Que qué es la CAM? ¡Ah, ésa también me la sé: una de las tres cajas de ahorros de la Comunidad Valenciana, fruto de la integración en distintas etapas de 29 entidades financieras! ¿Ven? Sé más; miren: los administradores de esta entidad declaraban a los cuatro vientos una ganancia de 390 millones euros en 2008, 203 mlls en 2009, 39 mlls en el primer trimestre de 2011, ¡y 1136 mlls de pérdidas en junio 2011!

Todo claro como el agua clara.

El 22 de julio de 2011 es intervenida por el Banco de España, que cesa a los administradores de la entidad para auditarla, recapitalizarla y abrir un proceso de subasta para su adjudicación. Se calcula en 3.000 millones el coste que tendrá que poner el Estado español para limpiar la caja. Además de esa cantidad se tendrá que poner otros 2.800 millones de euros que se espera podrán ser recuperados cuando se vendan los activos una vez saneada.

Aquí ya me empiezo a perder: ¿va a ser colocada o recapitalizada?, ¿y eso qué es, que le ha tocado la lotería a ella, a la CAM, o a nosotros, los contribuyentes?

Me supongo que a nosotros, por supuesto; pero no sé cómo ni a cuánto tocamos ni cuándo me darán mi parte.

Ahora me pierdo más; aquí, observen: A pesar de la desastrosa situación en que se encontraba la entidad, con la morosidad disparada y al borde de la intervención, las retribuciones que cobraron los miembros del consejo de administración y de la comisión de control de la CAM se incrementaron en más de un 6% durante el primer semestre del año, según consta en el informe de auditoría realizado por KPMG que ayer se remitió a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. En concreto, los consejeros de la caja alicantina percibieron 794.000 euros frente a los 748.000 del mismo periodo del año anterior. De ellos, sólo 97.000 correspondieron a las dietas por la celebración de consejos de la propia CAM, mientras que los restantes 697.000 euros fueron por la representación de la entidad en los órganos de gobierno de empresas participadas. Se trata de una partida que se incrementó notablemente con el nombramiento de Modesto Crespo, el primer presidente de la entidad que quiso cobrar una remuneración por su cargo, tal y como avanzó INFORMACIÓN el pasado julio. Crespo cobraba más de 300.000 euros anuales por la asistencia a reuniones de participadas que, en muchas ocasiones, ni siquiera se celebraban. Así, entre enero y junio de 2009, cuando Vicente Sala aún era el máximo responsable de la CAM, esta partida sumaba 505.000 euros. Un año después había ascendido a 652.000 euros y, finalmente, este ejercicio ha llegado a los citados 697.000 euros. Por su parte, la compensación al resto de consejeros se realizaba mediante su inclusión en los órganos de gobierno de Gesfinmed e Incomed. Igualmente, el informe constata que a fecha del pasado 30 de junio, tres semanas antes de su cese, consejeros, directivos y sus familiares adeudaban a la CAM hasta 120 millones de euros en créditos blandos y avales, con tipos de interés que iban desde el 0,99% (para aquellos consejeros que además eran trabajadores) hasta el 7,95%. Por si había alguna duda, los nuevos gestores de la caja dejan claro que estas operaciones fueron aprobadas "por el consejo de administración saliente". (http://www.ugt-cam.org/web/noticias.php)

Y digo yo, digo, y el supervisor que la supervisaba, a la CAM, me refiero, ¿qué leches estaba haciendo mientras los pajaritos hacían y deshacían a su antojo y publicaban datos falsos y seguían haciendo de las suyas con el dinero de sus clientes y, por extensión pasiva, de los contribuyentes y hoy paganos?

¡Un momento, un momento! ¡Ya sé! Miren: "El sábado 28 de marzo de 2009 el Banco de España tomó la decisión de intervenir la Caja de Ahorros de Castilla La Mancha, cesando a todo su consejo de administración encabezado por Juan Pedro Hernández Moltó, nombrando tres administradores, garantizando los depósitos de la Caja con el Fondo de Garantía de Depósitos y comunicando inmediatamente el hecho al Ministerio de Economía. El domingo 29 de marzo, se reunió un Consejo de Ministros extraordinario para aprobar un decreto-ley avalando la inyección de liquidez necesaria. La falta de liquidez era consecuencia, en gran parte provocada por sus inversiones en el sector de la construcción y la profunda crisis inmobiliaria española que se desarrolla desde el año 2008. El 16 de abril de 2009 es nombrado Director General Gorka Barrondo Agudín, desde julio de 2007 Subdirector General de Finanzas y de Gestión de Activos en la propia Entidad, en sustitución del cesado Ildefonso Ortega Rodríguez-Arias. Los días 1 y 3 de abril de 2009 Manos Limpias había presentado sendas denuncias contra el ex presidente de la entidad por presuntos delitos societarios, insolvencia punible, estafa, apropiación indebida, falsedad en documento mercantil y como cooperador necesario de blanqueo y evasión de capitales. Dichas denuncias fueron trasladadas por el Fiscal Jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, el 13 de abril al Fiscal Anticorrupción para que determinase si abría o no diligencias". (http://es.wikipedia.org/wiki/Caja_Castilla-La_Mancha).

¡Le han puesto una inyección a una caja! ¡Dios mío de mi alma: y cómo avanzan las ciencias!

A todo esto, y a lo que íbamos, ¿saben dónde estaba el supervisor que debía fiscalizar el buen comportamiento de la CCLM?

¿No lo saben?

Pues se lo voy a decir: ¡en las nubes! ¡Supervisándolas!

A su lado, el de la CAM. Supervisándolas, también.

A su otro lado, otro pajarraco. Supervisando igualmente, más que los otros dos juntos. Panoli, él.

Mejor me callo. Pero no antes de decir lo que mi amigo Santiago Carmona:

A MÍ, PONEDME DONDE LO HAYA

Pandilla de impresentables.

 

 
25-IX-11