LOS CULPABLES
 
74
 

 

 

Amigos, cada vez está más claro que, en lo que a nuestro país hace referencia, la gestión del gobierno saliente ha sido tan desastrosa que las consecuencias pueden y, seguramente, van a hacer cambiar nuestros mínimos universos hasta límites inimaginables por ahora.

La sanidad, por ejemplo, aquella sanidad que Franco (con los mimbres ruinosos que tenía) amañó para que diese cobertura a todos los españoles, ahora pretenden que ya no es posible que siga subsistiendo. ¡Quién me iba a decir A MÍ que algún día escribiría esto, válgame Dios! Tenemos la mejor sanidad del Mundo, decían; y le abrieron sus puertas al Mundo entero: ni San Gilipollas es tan GILIPOLLAS como estos nefastos inicuos.

Pero, claro, es que estos ineptos, absurdos e incompetentes necios la han destrozado con la administración de cabezas de chorlito que de la misma han hecho: nosotros la creamos, o sea, nosotros, la fauna autóctona; nosotros la mantuvimos, o sea, nosotros, la fauna autóctona; llegan ellos y me la convierten en la seguridad social de todo bicho viviente ajeno a esta comunidad nacional; para mayor estupidez y agravio, dicha fauna nacional me la colocan en un segundo plano. Por ello, hoy día, nuestra antigua seguridad nacional es más la de Marruecos, Argelia, Sud-América, etc., que nuestra; y aquí estamos atendiendo a todos los familiares de los moritos y p-ps. que, apenas se notan algo, se nos plantan aquí a que los encamemos, mimemos y cuidemos mientras nosotros cascamos como Alá manda.

Con la educación pasa otro tanto: se construyeron las infraestructuras con los impuestos de nuestra frente. Ahora nosotros somos los últimos en el orden de prioridad para que nuestros hijos entren en los centros educativos públicos; por delante de ellos van todos los que en sus países no se atreven a alzar la voz por sus derechos y, huyendo de la quema, se nos vinieron a exigir acá. Aquí sí lo hacen. Esto es Jauja. Su Jauja con papeles para todos (¡maldito imbécil!). Por supuesto, el baremo para la prioridad en la adjudicación de plazas lo han establecido aquellos que tienen parné suficiente (procedente del saqueo público) para enviar sus nenes a la escuela privada, cosa vedada a la fauna autóctona no política.

¿Y el clima de degeneración de la vida pública?

Fíjense quiénes son los que NOS habían de dar ejemplo de honradez, prudencia y honestidad, y sólo cito a los de las últimas hornadas: un dueño descamisado de inmuebles lujosos, una hípica de agárrate y Porsche de lujo; un especialista en gasolineras; cierta dama mojama de muy jugosa vice-jubilación; una nena triple soldada-pública; un faisán cantarín; un Zopenco que ha dilapidado nuestros ahorros y bienes en estupideces de su invención, como una alianza del derroche panoli y una memoria histórica del chupeteo amical; el inventor de los EREs, tal José Antonio (no Primo de Rivera, no: el otro); el papá de Matsa; el papi del consultasesor ivánico; un señor a quien lo vestía su amiguito del alma (¡aaaay!); un trajinante de Alicante; el megalómano de Castellón sin avión; el putañero de Valverde; unos "protectores" de cajas de ahorros; un Julián Muñoz sin cárcel; una cárcel sin Pantoja; un muerto y tal y tal; unos herederos que ¡tururú!; un Bautista de cuidado; el nepotismo tripartito. Lo siento: no puedo seguir, me da la depre.

¡Ah, sí, se me olvidaba: un urdanguapín con una cara..., con una cara..., con una cara..., con...!

Pero es que encima somos tan tontos, tan tontos, tan tontos que hasta le vamos a pagar sueldo de por vida al mayor responsable de estas fechorías. Que lo es (responsable, digo) porque estaba al frente y por inacción u omisión lo permitió. Lo único bueno de ello es que le vamos a pagar por no hacer nada; mejor, pues si hiciera algo aún sería peor. Y más lamentable.

Además, somos un país que se puede permitir tirar el dinero; ¿la prueba? Sí, claro: tenemos para pagar a unos expertos en chorradas como la del Valle de los Caídos y la mojama del muerto.

Una última reflexión, si me permiten: ¡Buen lustre has dado a tus hijos, imprudente y codicioso cantamañanas! (Ya saben por quién lo digo)

Vale.

 
29-XI-11