SI YO FUESE LA MERKEL
 
90
 

 

Si yo fuese la Mérkel, haría igual. O sea lo mismo. Es decir, ¿por qué regalar el dinero de mis contribuyentes para que sirva de maíz a una caterva de pollos malversadores, aprovechados y disparatados en un país del sur, casi de África que se diría?

Hombre, es que es de tontos.

Europa ya dio un dineral; ¿y saben lo que hicieron con las pelas los politiquitos españoles? Pues construyeron aeropuertos varios en los que se perdieron las perras como conejillos asustados por su voracidad sin límites; inauguraron fastuosos trenes AVE para su goce y disfrute, inasequibles por sus precios para el ciudadano medio; robaron muchísimos millones de euros en ERES falsos amparados por la falta de fiscalidad efectiva; saquearon Cajas y Bancos por igual desde los mismos Consejos de Administración que ellos organizaban y nombraban; crearon miles de agencias públicas para colocar amigotes e hicieron uso de su poder para escapar a la intervención estatal; dieron en controlar el sistema judicial y se colocaron ellos mismos por encima de toda ley; organizaron una mastodóntica administración con el norte puesto en la gestión del voto favorable a sus intereses; urbanizaron y desurbanizaron a su antojo esta tierra con el mismo desparpajo que si fuera puta y ellos sus chulos. Para colmo, llegaron al increíble extremo de que hasta se olvidaron de los propios nacionales y ofrecieron primoroso trato de ventaja a cualquier foráneo que acudía a este país de locura.

Ahora, cuando ha llegado la hora de recoger el fruto de tanta imprevisión, malversación y derroche, aquí los tienes: apretando la correa al cuello de la ciudadanía mientras para ellos no hay medidas que valgan. Ni se las plantean.

¿Por que no recuperan hasta el último céntimo robado?

¿Qué pasa con los más de MIL MILLONES DE EUROS de los EREs? ¿O es que ya no va a pasar NADA?

¿Por qué no indagan dónde ha ido lo desvalijado en Cajas y Bankias?

¿Por qué no suprimen agencias, concejalías, diputaciones, cámara alta demás chiringitos inútiles?

¿Por qué no acaban, ante todo y sobre todo, con ese disparate colosal que son los gobiernos autonómicos?

¿Por que no reducen a su mínima expresión los parques móviles oficiales?

¿Por que no declaran fuera de la Ley todo tipo de privilegio o prebenda, léase tarjetas de crédito, teléfonos móviles, viajes, dietas, comilonas, asesores, etc. con cargo a las cuentas públicas?

¡Jamás, jamás en la Dictadurísima hubo tanto chanchullo, tanto escándalo, tanto robo, tanto sinvergüenza! ¿Para esto luchamos por, padecimos hasta y anhelamos su desaparición? Del franquismo hablo. Créeme, amigo, yo, que he sufrido treinta años de cada, te lo puedo afirmar con conocimiento de causa:

¡ESTO ES PEOR!

Entonces sabías lo que había; no había engaño. Ahora te dicen que hay lo que tu razón te indica que falta por completo; o sea, te tildan de tonto, te tratan a patadas y te piden que digas que te gusta. Aunque la verdad es que a ellos les da igual lo que digas o dejes de decir: sólo les guía la satisfacción de sus bajos instintos; todo lo demás se la rebufa, refanfinfla y repimpompea.

 

 

 
09-VII-12