LA CARA DE CAROD
 
92
 

 

         La Generalidad catalana no ha abonado las nóminas de los centros sanitarios y geriátricos concertados. Sin embargo, sigue teniendo abiertos y a pleno rendimiento sus canales de televisión autonómica; también sus seudoembajadas en distintos países y en sedes de elevadísimo alquiler y monumental mantenimiento. ¿Es ése el método Arturito Mas de administrar los bienes públicos? Porque este sistema me recuerda muchísimo los disparates del nefasto Tripartito, aquél de Carod Rovira y Pascualito Maragall, ¿recuerdan?

         Por cierto, ya que mencionamos al pollo Carod (el que en las últimas cinco encuestas a nivel nacional sale como el político más aborrecido de la fauna pública nacional), ¿es verdad que actualmente desarrolla su actividad en un Hospital público de Tarragona? Me lo han enchufado como administrativo, me dicen. Con un sueldo superior a los cinco mil euros mensuales. ¿Es posible? ¡No, cómo puede ser verídico tal disparate?; aunque ahora que lo pienso: en Alta Política, cuanto más disparate, más verosímil.

Después de haber derrochado
dinero que no era suyo
tontamente,
al Carod lo han enchufado
(¡en lugar de ir al trullo!)
ricamente.

Como quien echa a los pollos,
así tiraba millones
el Rovira;
en embajadas y rollos,
viajecitos resultones
¡y la tira!

Ahora todos sufrimos
sus derroches, ligerezas,
su postín:
los que el voto no le dimos,
lo mismo que los cabezas
de serrín.

Y pues lo trajeron ellos,
tontos independentistas
y patanes,
¡que paguen sus atropellos
esos torpes integristas
catalanes!

Este pollo no merece
ni siquiera una peseta
prostituta;
hora es ya de que empiece
a trabajar este jeta
hijodemuybuenamujer.

         Lo que me maravilla es que este hombre, este Arturo, nos intente convencer de que no tiene otro sistema de ahorrar que no sea el de quedarse con el dinero de quienes han estado todo el mes de julio trabajando en hospitales y geriátricos concertados para ganarse un dinero que ahora se les niega; he aquí algunas sugerencias para Arturo:

.¿por qué no cierras las embajadas catalanas en el extranjero?
.¿por qué no cierras tu televisión autonómica?
.¿por qué no ahorras en tus generosas ayudas al catalán?
.¿por qué no prescindes de tus muchos asesores?
.¿por qué no echas al Carod y contratas tres médicos con ese sueldo?

Pero, claro está, todo esto es para ti más importante que la salud de los catalanes, ¿verdad, Arturo?

 

 
01-VIII-12