LA FALTA DE EMPATÍA Y ESAS COSAS
 
94
 

 

        Está esta gente, estos políticos, viendo cómo desahucian de sus casas a familias enteras, ¡y todo lo más que hacen es un intento de paripé que no engaña a nadie sino que proclama bien a las claras su dependencia de la gran banca y su propósito de no alterar rumbo ni un ápice!

         Está don Arturo Menos viendo que la coyuntura pide a gritos unidad de esfuerzos para salir de la crisis en que nos metieron políticos imprudentes e incompetentes, ¡y va el jodido y aprovecha la debilidad del Estado para intentar proclamar la independencia de Cataluña!

         Están viendo los de Izquierda Unida el papelón que han hecho en una Comisión Investigadora de los EREs en Andalucía, la cual presidían y en la que han alcanzado unas conclusiones que no se las cree ni Blancanieves, ¡y van y se echan las manos a cabeza porque se obvia la petición de una Comisión de Investigación en el asunto del Madrid Arena!

         Está el PP clamando por el robo de los EREs en Andalucía, ¡y no se les cae la cara de vergüenza por Camps, Gürtel, C. Fabra, Sonia Castedo, Alperi, Ripoll, Blasco y otros nombres ilustres del buen vivir por mejor mangar!

         Está la crisis poniendo en el paro, en la desesperación, a la estructura laboral del país, ¡y a estos sindicatos, culpables en gran medida de la situación, no se les ocurre otra solución que convocar una huelga general que nos desacredite a los ojos del extranjero y nos acerque uno pasitos más a Grecia!

         Está el país pidiendo a gritos la modernización de sus estructuras, ¡y a los líderes de estos sindicatos no se les ocurre otra alternativa que aferrarse con uñas y dientes a las poltronas que han venido ocupando con muy poca dignidad y aún menor capacidad y competencia!

         Están los politiquitos de turno subiendo los impuestos a lo más que da, pidiendo a grito pelado sobriedad y recorte, ¡y ellos haciendo ostentación de cómo derrochar más y peor a base de asesores inútiles, tarjetitas oro, coches fabulosos, dietas de engorde y cebado, etc., etc., etc.!

         Están que se salen estos pollos friéndonos a impuestos, como ya se ha hecho notar, ¡y ellos se aplican a los abusos, escándalos, robos y desenfrenos que de norte a sur, de levante a poniente recorren las tierras de esta avergonzada patria nuestra!

         Están unas Leyes desfasadas machacando familias, echándolas de sus casas y machacando su futuro en un descaro infinito de subordinación interesada y entrega al capital, ¡y no es la Iglesia para alzar la voz que clame en este desierto de esperanza ausente!

         Está la razón clamando contra el derroche inútil que significa el sistema autonómíco, multiplicación de zánganos en progresión geométrica aplicados todos a deshacer, muchos a robar, otros a vegetar del bote, ¡y no se atreve, el que puede, a dar muestra de cordura y eliminar una estructura tan disparatada y onerosa y que ha demostrado hasta la extenuación la falsedad en que se basa el principio con que nos la vendieron, aquello de "acercar la administración al administrado"!

         Toda mi vida he sido manejado por los intereses de unos y de otros. En la Dictadurísima fueron los falangistas y los curas; en esta seudodemocracia al uso hoy día aquí, son los politiquillos egoístas, egocéntricos y deshonestos. Todo cambia y todo permanece. Antes apenas si nos enterábamos de los abusos y tropelías; ahora sí nos enteramos; pero tanto ayer como hoy no vemos castigos ni soluciones: sólo más palos al lomo y la eterna cantilena de chasquido del látigo y el arreo del aprovechado de turno. Voy a ver si me busco un enchufillo para mi próxima reencarnación: asesor, Urdangarín o algo así; el problema está en cómo desprenderme de ciertos principios que mis padres me inculcaron.

 

 
26-XI-12