17-V-11

(soneto lamentable XCIV: el amiguito de Parot )

Una mano negra y nada honesta,
que heredera es de la de Maquiavelo.
rabiosa está moviendo tierra y cielo
en zapa de afrenta infame y funesta.

Ahora una ley ejemplar y honesta,
la doctrina Parot, que es un modelo
de principios cabales y de celo,
quiere abolirla porque le molesta.

Pues, señores, ya no es soportable
estas trapacerías tan peligrosas,
resultado de ambiciones insidiosas.

Quien tiene poder para estas cosas,
con Rajoy como primer responsable,
¡que actúe ya contra tío tan deleznable!

No conviene exagerar. No es que yo esté diciendo que este tío sea tan malo, no: ¡es más aún! ¡Es un auténtico ENFERMO MENTAL! ¡ESTÁ LOCO! Nos está llevando al precipicio: está anteponiendo el Tribunal Constitucional (BRAZO POLÍTICO DEL EJECUTIVO) al Tribunal Supremo (GARANTE DE LA IGUALDAD DE TODOS ANTE LA LEY), se está sirviendo de él para sus fines particulares. Y ESTÁ DESARBOLANDO LA JUSTICIA. Y conste que no me estoy refiriendo a Zapatero (lo juro por el honor que yo pueda tener), a quien en realidad veo como un niño estrella medio ausente que no parece haberse enterado todavía de que gracias a sus medidas anticrisis estamos en unos índices de paro que somos la maravilla de Europa, con la boca abierta los tenemos.

No.

Lo peor de todo fueron aquellos mensajitos (¡pásalo! ¡pásalo!), aquellas manifestaciones ante Génova en noche aciaga y reflexiva.

Esto no fue producto de la improvisación; fue resultado de la premeditación. Y lo hizo un ENEMIGO de la DEMOCRACIA, un dictador en ciernes. Alguien que está haciendo todo lo posible por imponernos una dictadura. De izquierdas está vez, tipo Chávez, Stalin, Castro, Evo o Hítler; ya saben, democracia de izquierdas. Y que no le importan los medios a utilizar para ello. En absoluto.

Y que no acepta que

LA ALTERNANCIA EN EL PODER ESTÁ EN LA BASE DE LA DEMOCRACIA

LA INDEPENDENCIA JUDICIAL ESTA EN LA BASE DE LA DEMOCRACIA

LA FISCALIZACIÓN DEL EJECUTIVO ESTA EN LA BASE DE LA DEMOCRACIA

 

VA A VOTAR, AMIGO

Mira que se lo dijimos al señorito: ¡Aquí deben entrar en las debidas condiciones y con una supervisión lógica! ¡No podemos dejar que entre todo el que quiera!

Primero, han de demostrar que vienen a colaborar en el desarrollo de la nación; no a aprovecharse parasitariamente del trabajo y esfuerzo de los demás.

Segundo, han de entrar en la debida situación de salubridad. Que quiere decir: no se le va a permitir entrar desnudo; ¿por qué? pues porque nuestras normas, las normas que imperan en nuestro país (no en sus países de origen), lo prohíben. Si el inmigrante que está en ser quiere andar por nuestras calles de Dios como Él lo trajo al mundo, pues no; mire usted, señor mío, quédese usted en su casa y nosotros en la nuestra y aquí pan y allá gloria y cada cual en lo suyo y Dios en lo de todos.

Oye, que yo me acuerdo que los españoles que iban a trabajar a Alemania no sólo iban ya comprometidos con un trabajo desde el punto de origen; sino que también tenían que demostrar, por medio del correspondiente certificado médico, que sus condiciones sanitarias eran correctas; y por medio del correspondiente certificado de penales, que su situación legal también lo era. Aquí no. Y, encima, a algunos demagogos no se les cae de la boca aquello de cuando nuestros padres iban a Alemania…

Tercero, por lo mismo, han de respetar nuestras costumbres y usos y no empeñarse en cambiarlos por los suyos de sus tierras. Ah, pueden decir, es que nosotros tenemos derecho a conservar nuestras costumbres. Bueno, de acuerdo, consérvenlas ustedes dentro de una intimidad razonable (este término, el de razonable, es muy útil; en este caso quiere decir que se permiten las procesiones de Semana Santa y el batir de las campanas, pero no tener varias mujeres o el chillido del muecín). Ah, pero mire usted, es que yo quiero ejercer mis derechos en público. Pues muy bien, amigo mío, váyanse ustedes a ejercerlos a su tierra, vayan, váyanse y exíjanselos ustedes a su Mojamé, a su Evito o a quien corresponda; y si no les hace caso, hagan ustedes como nosotros con Franquito: exijan dentro, pero trabajen fuera y no se aprovechen de la ineptitud del tontucio de turno para originar violencia en el país que los ha recibido. Ésta tierra es nuestra y nuestros usos y costumbres son absolutamente los únicos a tener en cuenta aquí.

Aunque con esto del trabajo, ¿qué quieren que les diga? Eso era antes. Ahora, como el señor que mandaba, Zapatero, lo ha hecho tan rematadamente mal, pues ni trabajo ni, a lo que parece, atención sanitaria. Lo primero nos lo ha conseguido ya: cinco millones de parados lo demuestran; lo segundo, está a punto de dárnoslo en un futuro inmediato y como regalo de despedida: el copago ese con que estos días tanto anda amenazando y que tanto cacarea, él,

¡Zapatero!, ¡el culpable de que lo tengamos cerniéndose sobre nuestras cabezas!

¡Qué bellaquería!

¡A lo que hemos llegado porque nuestro sistema administrativo en general no ha sido convenientemente protegido por quienes tenían la obligación de hacerlo, nuestros gobernantes!

Aquí han estado viniendo de todas partes de Europa señores a aprovecharse de las excelentes prestaciones que les ofrecíamos los gilipollas lilis. ¡Pero qué digo Europa! ¡De África y hasta de América han acudido como moscas a la miel! Llamados, por supuesto, por sus familiares establecidos, con o sin papeles, en la piel del toro tonto. Y hasta se han permitido hacer caso omiso de costumbres tan arraigadas en nosotros como es el de respetar el orden: qué va, encima se nos han colado en cuanto han visto una cola. Y si renegabas, ¡te llamaban racista! ¿He dicho piel del toro tonto? ¿Sí? Pues rectifico: en esta piel del toro tonto y cornudo encima.

Gracias, Zapatero, gracias, tío. Gracias a ti ahora nos encontramos con los resultados de un progreso progresista que asusta:

a) encarados al copago sanitario;

b) amenazadas nuestras pensiones (pero garantizadas las de tanto ente extraño, ¿eh?, tanto indígena como foráneo) y nuestro mismo sistema por los abusos cometidos y la mala administración;

c) con cinco millones de parados (y un 40% de jóvenes);

d) sacudidos por descargas de las eléctricas y asfixiados por las hipotecas de los bancos;

e) acosados por enfermedades que estaban ya desarraigadas (tuberculosis, como más preocupante);

f) asustados ante unas exigencias contrarias al respeto y buena acogida que nosotros hemos ofrecido. Esto ocurre en grupúsculos notorios de momento que se encuentran en situación de mayoría, caso de bandas latinas, acoso islámico, y similares.

g) viéndonos discriminados ¡en nuestra propia tierra! al observar cómo se les permite a los inmigrantes cosas que a nosotros no: los chinos pueden abrir sus negocios cuantos días les salga de sus reales; asociaciones islamistas están recibiendo subvenciones que se niegan a otras tan respetadas como Cáritas; tienen mejores opciones para escoger centro educativo para sus hijos; tienen derechos a ayudas que se nos niegan a los oriundos (otro día les hablaré de la aplicación de la ley de dependencia aquí, en Andalucía, en un caso que me afecta muy directamente), etc.

h) empobrecimiento de nuestra convivencia: se están aceptando como normales actitudes que en nuestra tierra no lo eran: asesinatos, drogas, violencia verbal, violencia física. Un ejemplo: Ha habido un incremento de los casos de violencia de género y, encima, los porcentajes reales son indicativos de la implicación foránea. Miro en internet para exponer algún ejemplillo; escribo en google últimos casos de violencia de género; primera opción: 20minutos.es (26-VIII-07), tres casos, un brasileño en Cambrils; un británico en Los Cristianos, y un indígena en Huelva. Porque los medios de comunicación, en mi opinión eso sí, cuidan muy bien de no especificar la naturaleza de los involucrados.

Bueno, y prefiero no seguir. Aunque sí me gustaría apuntar cómo es que el responsable máximo de tanto desbarajuste y mala administración ahora se nos va a ir de rositas y con una buena pensión en el bolsillo. Es legal. Es la ley. Es la ley que han hecho ellos.

Pero pregunto,

1) ¿Es lógico?

2) ¿Es moral?

3) ¿Es justo?

4) ¿Somos gilipollas?

5) ¿Se puede ser más?

Conteste a cada opción sí/no. Dese un punto por cada sí, cero puntos por cada no.

Advertencia muy seria:

si su puntuación es superior a un punto, ¡acuda presto a un cursillo de rectificado y sostenibilidad para melones de primera: vota usted el domingo que viene!

 

(soneto lamentable XCII: Las prisas de Mariano )

Como a don Mariano no le gusta
que Bildu esté en las elecciones,
y siendo de muy prontas decisiones,
lo ha dicho a la semana justa.

La verdad es que mucho me disgusta
tamaña prontitud en sus reacciones:
¡una tal presteza en resoluciones…!;
¡es que me echo a temblar porque me asusta!

Me lo veo bien temprano de mañana,
sentado a la mesa y muerto de hambre,
indeciso entre si café o tisana;

cuando ve que ya le sale a la rana
una muy grande y señora pelambre
¡los labios se limpia y diz que no hay gana!

"Siete días después, Mariano Rajoy rompió su silencio sobre Bildu. Lo hizo, como era lógico, en el País Vasco, ante Antonio Basagoiti. El líder del PP, que incluso evitó el asunto en Madrid, cuando habló después de que la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, levantara gritos de "Bildu Fuera", ha entrado al fin en este polémico asunto pero lo ha hecho con mucha cautela. Ha evitado cualquier crítica directa al Gobierno, al contrario de lo que hizo la propia Aguirre o José María Aznar. Está cada vez más claro que Rajoy quiere evitar generar rechazo en ese 10% de votantes socialistas que, según el CIS, están pensando en votar al PP". (elpais.com; 14-V-11)

Cada vez me gusta más Esperanza Aguirre: ¡Hola, Espe, de nuevo!

 

(soneto ridículo XC: Conjuro para salvar a España)

Pelo de rata, baba de cabrón,
leche de preñada, uña de alimaña,
lágrimas de virgen, silbo de caña.
Moler y mezclar. Poner en cocción.

A la hora, echar un gran cucharón
de orín de vieja, polvo de legaña
con un pellizco de harina de araña
junto con medio de serrín de alón.

Hervir. Apartar. Beber un tazón
en noche de luna, cabe la cabaña
del pánfilo abuelo de un tontarrón.

¡Éste es el instante de la impetración!
¡Chilla el conjuro de salvar a España:
¡Por favor, Zapatero, dimisión!!

No falla. Este conjuro no-fa-lla. Está sacado del Libro de las Horas del Abate Cogetelas. Eso sí: el chillido colofón del conjuro ha de ser a grito pelado (para que pueda atravesar los muros de la Moncloa y se entere el interesado, que ya es difícil).

.

(soneto lamentable XCI: ¡Pues deme usté un ERE, don Manué!)

¡Pues deme usted un ERE, don Manué!
¡Pues si soy socialista de verdad!
¿Trincar? ¡Poco hasta ahora en realidad!
¡Y, además, pertenezco a la ugeté!

¡Tuve papá franquista y con parné,
y también dos zagales, cantidad
de trincones y con habilidad,
lo mismico que tuvo y tiene usté!

Le prometo que como usté me dé
el ERE que pido con humildad
me pasaré paseando la ciudad

y a todos a todas horas diré
que le voten a usté por su bondad
¡o la cara y el alma les partiré!

¡Anda, Manolillo, pos dáselo, tío! ¡Pos si tamién es un trincón como tú! ¿Pos y a ti qué más te da? ¡Y además, te va a votar!

(Yo, que tú, se lo daba)

.

(soneto lamentable XC: ¿Bellaco yo? ¡Bribonazo tú!)

Cierto pollo de zeja deprimente
bellaco me ha llamado, el bribonazo.
¿Quién será este trozo de pedazo
de cacho de cadáver aún viviente?

Pero no sólo a mí sino a más gente
ha ofendido el maldito cipotazo
al decir que se ha dado el gustazo
de no hacer ni un recorte improcedente.

Si es que no te parece suficiente
recorte antisocial el pensionazo,
¿a qué llamas recorte, so inconsciente?

Claro que para ti es indiferente
trincando, como trincas, un sueldazo,
que congelen tu pensión de un plumazo.

¡Vaya por Dios! Está bien que se insulten entre ellos, o sea, entre los que se autodenominan "políticos" (¿¿¿!!!). Mejor dicho, ¡está muy bien! ¡Y cuanto más, mejor!

Pero que no nos llamen "bellacos" a las personas normales y corrientes.

Cierto que lo que de ellos pensamos (en mi caso, por lo menos) es de juzgado de guardia y penitenciaría de por vida; pero como no lo decimos, ¡no es delito! Ergo, no se pueden dar por ofendidos.

De manera que, por favor, no nos falten. Al respeto, digo. A la gente normal, me refiero.

PS: En La Vanguardia.com; 11-V-11:

Zapatero: "Miente como un bellaco quien diga que el PSOE ha hecho recortes"

.

 

Para contactar, opinar, etc., envíenos un e-mail a (ojo, hemos cambiado a gmail)

eid.actual@gmail.com

(Se guardará el anonimato de quien así lo exprese)

.

Las opiniones vertidas aquí son de la exclusiva responsabilidad de los autores; los cuentos, artículos, poesías, etc., están protegidos por la Propiedad Intelectual y el Copyright, y se prohibe su reproducción total o parcial sin el permiso de los autores.