DE LO QUE DIGA EL GOBIERNO, NO TE CREAS LA MITAD; LA OTRA MITAD, LA DESECHAS POR ABSURDA. DE LO QUE NO TE DIGA, ¡CRÉETELO TODO!
HOJA DE HOY HOJAS DE AYER POESÍA CUENTOS ARTÍCULOS NOVELAS
el rincón de Lili  
SITIO WEB ASOCIADO:
BLOG AMIGO: LILI Y EL MUNDO

14-VIII-13

(soneto ridículo CLVI: ¡Vaya cacho sueldos!)

¡Vaya sueldos tienen los del PP!
Y, aparte, otras exquisiteces
que el cargo lleva, como pequeñeces
de sobre, buchecito y ¡yo qué sé!
Con el hambre que por doquier se ve,
con familias con tales estrecheces
estas descaradas esplendideces
duelen más que en los huevos* puntapié.
¡Pero…, calla, si hay otro pollito
por cuya declaración de la renta
suspiramos hace más de cuarenta
semanas! ¡Y el jodido, calladito!
¡Venga ya, Rubalcaba: Si es por lenta,
opulenta es tu renta, nuevo rico!

*con perdón; pero, la verdad, duele un disparate. Palabra.

Mucho huele a muy podrido en el PP. Muchísimo. Y hay mucha prepotencia. Heredada, supongo. Y decepción: ¡esos sueldos! Ah, y esas jubilaciones. Ah, y esos cochazos. Ah, y esos sobres. ¡Menos mal, menos mal que tienen un par de lumbreras que valen lo que pesan; una me ha enseñado lo que es una indemnización en diferido! A lo que yo entiendo es una indemnización que aparece por la tele cuando tú le das al botón del intro, ¡no, no, no, espera!, al botón del menú..., ¿o es al botón del supr...?, no, bueno, me parece que es que como que simulas que le das o no le das o, más bien, nos dan o algo así. Y por eso cobran un montón. Y ya está.

Mucho huele a muy podrido en el PSOE. ¿Dónde está tu declaración de la renta, Rubalcaba? Ah, y lo de los EREs es vergonzoso de vergüenza ajena. Ah, y lo de que colaboráis con la juez Alaya (¡mis respetos, señora!), mentira pinochera. ¡Y, por si fuera poco, las gafas blancas de Guerrero! Lamentables.

Mucho huele a muy podrido en IU. ¿Estás a gustito en tu casa ampliada, Valderas? ¿Estás a gustito en tu ricamente reformado palacio de San Telmo? Da recuerdos a tus coleguillas, ya sabes, Griñán, Chávez, Gasparillo y demás. Ah, a Guerrero también. Y a su chófer, que no se te olvide.

Mucho huele a muy podrido en CDC. Tienen problemillas con las ITVs y no han sabido Blanquear la cosa. Menos mal que El Padrinet ha salido a llorar: ¡No es rico! ¡Sus retoños tampoco! Todo lo que tienen es mentira; y, además, lo tienen escondido donde nadie lo sabe; y, encima, los que lo saben tienen que callar por eso del secreto profesional.

Todo huele a muy podrido en España. Menos su gente de a pie y sudor honrado, que es la inmensa mayoría de los que votan a estos impresentables que tenemos. Sinceramente creo que todo se debe a una confabulación judeo-masónica como resultado de una maldición gitana que nos echó Franco por desatar algo que él había atado; creo, ¿eh?

13-VIII-13

(soneto cojonero CLVI: La diferencia)

Gracias a que don Luis el Cabroncete
les trincó la nimiedad de cincuenta
millones de eurazos y en su cuenta
los ingresó el buen caballerete,
sabemos cómo cuidan del billete
los peperos: son gente nada atenta
que les roban y encima, ¡tan contenta,
pues siguen pagando al ladroncete!
Pierden, mas son dineros que les dan;
nada quitan a quienes en el paro
están, con hambre y falta, sin amparo,
con angustia, sin esperanza ni pan.
¡UGT: los euros que con descaro
robáis a los pobres, ¿dónde están?!

El periódico El Mundo (12-VIII-13) asegura poseer documentación contable según la cual se desviaron miles de euros destinados a los planes de formación para el empleo que financia el Gobierno andaluz; UGT hizo uso de ellos y falseó facturas para justificarlos.

¡Vaya dirigentes más enrollaos!

¿Se les ha investigado, como Ley manda? A tales dirigentes, digo. Porque hubo un tal Pastrana que dio ejemplo de saber defender como nadie el bienestar propio y el gañote carroñero. ¡Pues se nos ha ido de rositas!

En estos tiempos es insoportable que cuando sorprenden a uno de estos pollos con el trinque en el buche y las manos en la masa, hagan el paripé y, con el paso de los años, aquí no pasó nada porque todo cayó en el olvido. Se amparan entre ellos. Aducen que son defensores de los derechos de los trabajadores; en la realidad actual, son desviadores de fondos públicos y conseguidores de EREs falsos. Ladrones en beneficio propio. Nueva nobleza del gañote y la mentira. Impunes totales, además. Vergonzoso y repugnante.

11-VIII-13

(soneto doloroso CLV: El músico y sus mecenas)

Daniel Barenboim es un argentino
cuyas intenciones son encomiables;
su virtuosismo y dirección, notables;
y su mente, la de un judío fino;
no le falta labia al muy ladino
para sacar fondos inagotables
de los escasos recursos contables
de los que dispone cualquier cretino.
¡Pero qué grandeza tan donairosa
derrocha nuestra Junta andaluza:
comidos nosotros por la gazuza,
dona UN millón como si tal cosa!
¡Vive Dios, qué magnífica gentuza*
quien tal obra en época penosa!

*perdón por lo de gentuza: exigencias de la rima; en realidad, se trata más bien de un elogio encubierto.

Periódico El Mundo, 8-VIII-13:

"Daniel Barenboim dedicó ayer sus primeros elogios a la presidenta de la Junta, la socialista Susana Díaz, a la que describió como una política muy inteligente y muy simpática con la que espera mantener el idilio que vive con el Gobierno andaluz desde la creación de la fundación Barenboim-Said en 2003... (fundación que) tiene en la actualidad un presupuesto de 1'37 millones de euros, de los que 1´13 los aporta la Consejería de Presidencia..."

¿Es o no es listo el pollo?

¿Son o no son tontos los pollastres?

Porque el hambre por aquí es de la de verdad. Y el dinero que se permiten regalar, el de nuestros impuestos; no el suyo.

10-VIII-13

(baúl: XXIX: Alto Tribunal)

En Justicia, la última palabra
aquí la tiene cierto Tribunal,
no aquél que sería lo normal
sino otro que es burla macabra
del derecho, la Ley y la moral.

"Aquí", ya se sabe, es un término relativo. Si me refiero a Venezuela o cualquier otra república bananera, "aquí" es un lugar distinto a otro "aquí" que tengo en mente cuando pienso en Cuba o cualquier otra dictadura bananera.

Mi aquí de hoy no puedo ubicarlo debido a un lógico temor o prevención. Eso sí, no vayan a pensar que me refiero a la España actual. Lo cual quiero dejar bien claro. Por si acaso. Así como avisarles que no quieran asociarlo al hecho de que en España haya dos Altos Tribunales, por los que tengo, lógicamente, el mayor de los respetos. Los que vivimos bajo Franco somos así de previsores. Ni que decir tiene que ambos, Altos Tribunales quiero decir, han quedado suficientemente acreditados y avalados por sus resoluciones, sabias e independientes todas. Blanco, por ejemplo; Matas, Bildu o el Estatuto Catalán son otros tales.

O cobardes, que también nos llamaron.

09-VIII-13

(soneto ridículo CLV: ¡Más golfo que el que más!)

Pues no son cuatro golfos: ¡ciento y pico!
Y todavía queda la cabeza
o Gran Cabezón, o sea, la pieza
más rica entre tanto nuevo rico.
Aparte, además, del abanico
de la andaluza sociata nobleza,
que llenó sus bolsillos con largueza
con las uñas, la cara y el hocico.
¡Y viene un Butanero muy, muy fino
(el que teniendo un vecino con casa,
tiene ahora la casa del vecino)
a pedir que se haga tabla rasa
puesto que si la juez página pasa
¡todo queda hiperguay y megadivino!!

Cierto que el PSOE se financió ilegalmente; todos lo sabíamos, se supo y demostró: Filesa y etc. Cierto que CiU se financió ilegalmente; todos lo sabíamos, se supo y demostró: Palau y etc. Cierto que el PP se financió ilegalmente; todos lo sabíamos, se ha sabido y, para mí, que demostrado. Bárcenas y etc. Aunque a mí la demostración que desde siempre me ha dado tales certezas es la que me enseñó mi abuela, no la madre de mi padre sino la otra, la que murió antes de nacer yo: ¿De dónde saca pa' tanto como destaca?

Hay una juez que está resolviendo el galimatías que representa el robo (o desfalco o desvío como quieran denominarlo), o sea, el robo más impresionante de nuestra historia democrática: más de mil millones de euros.

Y hay un señor que, desde el frío de la calle, clamaba como poseso contra tamaño desaguisado. Bueno, pues ha sido entrar en el Palacio de San Telmo y el calorcito de los mármoles italianos, la luz de las arañas nórdicas, y el brillo de tanto y tanto oropel fastuoso se ve que ha clarificado sus ideas:

La Ley, ¡a la mierda!

Los golfos, ¡al poder!

Y la pasta, ¡para quien la roba!

¡Vaya, vaya, vaya, con tal valdera, perdón, bandera y eslogan no es de extrañar que apoye y siga apoyando a quien ha desviado el dinero de los parados, de la Dependencia y del pueblo para sus farras y vicios al por mayor!

Tenemos lo que nos merecemos. O sea, ¿lo que votamos?

Nota de la redacción: ¿Saben Vuesas Mercedes algo de los gilipollas que regalaron nuestras perras al sinvergüenza del Urdanga? Ya saben, Jaimito Matas, Curita Camps, Rita la Gritaora et al. ¡Comuníquenme cualquier novedad, por favor, que estoy en un sin vivir: mira que si les pasa algo a los pobrecitos! Me los imputan o les hacen pagar de su bolsillo u otra trastada. ¡Ay, que se me hace la boca agua!

06-VIII-13

(soneto lamentable CLV: Un ejemplo a seguir)

Algún artista de mente preclara
ha pedido (¡y logrado!) el indulto
para cierto pederasta de bulto
al marroquí Rex con toda la cara.
Se ha formado una gran algazara
y el Rex moro, en vista del tumulto,
ha cesado por listillo e inculto
a un alto borrico de su piara.
Mas en España nadie sabe nada.
Nadie dimite ni cesan al necio
que, a saber por qué o a qué precio,
fue el padre de tal barrabasada.
Ya que la gracia del Rex fue en aprecio
a una lista en España aderezada.

Sugerencia a la Real Academia de la Lengua Española: en la próxima edición española de su magnífico Diccionario, deberían suprimir el vocablo DIMITIR en su acepción política, por falta de uso aquí. Y CESAR podría ir poniendo sus barbas en remojo pues o mucho me temo o será el siguiente en desaparecer. ¿La causa? La misma: no se utiliza.

¡Vaya papelón que han hecho hacer a nuestro Rey!

¿En qué cabeza cabe meter a un pederasta condenado a ¡30 años! por abusar de al menos ¡10 niños marroquíes! en una solicitud de indulto?

¿Quién es el desaprensivo e inepto total que confeccionó la lista? O... ¿es un pesetero?

¿Por qué no está ya en la cola del paro? Sin indemnización, por supuesto.

¡Ay, Dios santo, y que tengan que venir los moros a darnos lecciones y ejemplo de bien obrar! ¡Ay, si el Guerrero del Antifaz levantara la cabeza, más de un cristiano perdería la suya...!

04-VIII-13

(soneto cojonero CLV: ¡Montoro, dimisión!)

En el siglo pasado cierto pollo
reivindicó de las demás potencias
una serie creciente de exigencias
por mor a su nacional desarrollo;
las potencias, sin tragarse tal rollo
mas por evitar mayores violencias,
cedían ante sus impertinencias
y se arrugaban ante el pimpollo.
El asno embaucó a su nación
y causó males tan descomunales
que Hítler quedó inscrito en los anales
como el mayor criminal y ladrón.
Pues aquí tenemos un fanfarrón,
vivo reflejo de aquel mochales.

Bueno, y hablando de otra cosa, ¿se han fijado ustedes que los políticos amplían cada vez más su vocabulario? Yo creo que es para que vaya calando en el personal lo muy técnico que es su trabajo y justificar con ello sus elevados sueldos, opulentas prebendas, privilegios legales y abultados sobres. Así, a lo largo de los años han ido componiendo vocablos y frases que en boca política adquirían un significado cuasi esotérico; entre los últimos: línea roja, en el marco de, hoja de ruta, sostenibilidad, con toda contundencia, tolerancia cero, indemnización en diferido, etc.

Ahora ha salido al ruedo una nueva boutade: financiación asimétrica. Y ya me he enterado qué significa, es decir, he hecho mis deberes. Significa lo siguiente:

Que el señor Adolfo, perdón, Arturo Mas puede seguir manteniendo abiertas unas millonarias seudoembajadas catalanas en el extranjero y unos gravosos medios propagandísticos internos orientados a separarse de España y costeados todos con el dinero del resto de los españoles; porque él no tiene pasta: la dilapidaron Carod Rovira, el Maragall y cía. No tiene ni para mantener unos servicios sanitarios o educativos suficientes para evitar que la sufrida masa catalana se le suba a las barbas.

Pero alguien en el Gobierno de España se arrugó y cedió al miedo: desde aquí pido la dimisión de Montoro por no saber decir NO. Menos mal que este buen hombre no nació mujer.

03-VIII-13

(soneto lamentable CLIV: ¡Unió Mazmorrina!)

¡Miguel Nadal ingresa en prisión!
Y ya cuatro, con este pollo, son
(tres mozos y la principesca prenda)
quienes si el destino no lo enmienda
jalarán en jaula mucho turrón
por haber trincado sin ton ni son
los dineros de la pública hacienda.
La cúpula de Unió Mallorquina,
(tres consejeros y la Presidenta),
han descubierto allí una mina,
fundando otro partido que camina
en pos de la riqueza opulenta
con su ya tan conocida doctrina.
Los chillidos de aliento y contento
del nuevo y carcelario parlamento,
¡hasta aquí me llegan con el viento!

A saber:

-Presidenta: Excelentísima señora doña María Antonia Munar, alias la Princesita de las Baleares; 11 años y medio de talego (por ahora); sin devolver lo afanado, que yo sepa.

-Conseller de Turismo y Trinque: Excelentísimo señor don Francisco Buils; 3 años de talego;

-Más Conseller de Más Turismo y Más Trinque: Excelentísimo señor don Miguel Nadal; 4 años de talego, más 2 años y 7 meses de id., más otros 4 años de id (por ahora); sin devolver ni puto* euro, que yo sepa.

-Secretario General de Unió Mallorquina y Conseller de Territorio Arrasado: Excelentísimo señor don Bartomeu Vicens; 6 años de talego; rabiando por salir para disfrutar de la totalidad de lo trincado, que yo sepa.

Nota de la redacción: tengo el convencimiento íntimo de que estos pollos son más bien culpables de haber topado con el poder establecido tras haberlo toreado años; y, claro, véase soneto lamentable CLIII.

*con perdón.

(soneto doloroso CLIV: Un pichabrava uñaslargas)

Pobre bobo, presumido y pedante,
torpe encabronador del lecho ajeno,
con ajeno dinero el bolso lleno,
real filibustero, ruin mangante:
Te quedas como único habitante
de tu gran palacete macareno,
que tiene sus cimientos en lo obsceno
del delito grosero y repugnante.
Ahí te quedas, duquesito lerdo,
perseverante vividor del cuento,
viviendo como un cerdo en tu opulento
antro donde tan sólo vive un cerdo;
un cerdo al que, de común acuerdo,
tenemos, además, por un jumento.

Pues fíjense, vuesas mercedes: tan bien, tan bien le ha venido a la real damita el asuntillo de los nefastos e-milios del duquesito, su maromo aún, que he llegado a pensar si todo no sería una estratagema solapada y tortuosa, maquiavélica, vamos, para rescatarla de las uñas de la Justicia; que mejor enganchada deberían tenerla, eso también.

Luego, viendo lo coladita que está la pobre y el desaguisado inmenso que ha liado el pichabrava uñaslargas, no puedo menos que sentir pena por ella, lástima por sus hijos inocentes, y empatía por los padres (ambos; el del cerdo, fallecido). Y ello pese a que la totalidad del elenco tiene la vida resuelta de por vida.

A veces hasta yo mismo me doy miedo de lo bueno que soy.

(soneto cojonero CLIV: Comedia horrorosa)

La comedia de los horrores era.
Chillaban cual malditos los bandidos
del robo de los EREs fementidos;
el calvo Alí Babá hecho una fiera
rugía: ¡Largo ya! ¡Mariano fuera!;
mas ni pío de los EREs perdidos.
También los palaciegos forajidos
del tres por ciento en la billetera
componían censores rostros duros,
muy pétreos, muy duros, cementeros,
¡exigiendo moral, los puñeteros!;
mas ni pío de sus fondos oscuros.
Luis el Cabrón pasando sus apuros,
mas ni pío suelta de sus dineros.
Todos pensando, los muy peseteros,
que somos unos gilipollas puros.

Que si el Presidente ha estado muy bien, que si ha estado muy mal, que si cobraba en negro, que si no; que si Rubi ha sido contundente, que si ha estado endeble, que si no nos mostró su declaración de la renta, que si no; que si Durán esto, que si Durán lo otro, que si el cuatro por ciento, que si uno para Palau Millet.

Filesa, Matesa y Time Sport; el saco de Marbella; el ridículo millonario de Aznalcóllar y la fuga de Boliden con las perras; los saqueos filipinos; los dispendios zapateros; la Diputación gaditana; el lujo insoportable del Palacio de San Telmo; los viajes virtuales de la Diputación almeriense; los EREs de la Junta de Andalucía con la Cabeza a la cabeza; un Blanco muy negro. No quiero seguir. Bueno, sí: las gafas blancas de Guerrero, el cocainómano, lo peor de todo sin la menor duda.

Los saqueos de las Baleares; la ruina Campsera de Valencia; el desvergonzado y fabranístico despojo de Castellón; el "¡Que se jodan!", de la nena; el Gúrtel, el Bigotes y Luis el Cabrón con sus cincuenta millones del ala; Bankia y su rato; la cacería de Fraga mientras el Prestige andaba de acá para allá cagando petróleo; las donaciones de perras públicas al duquesito Empalmado; los alcaldes alicantinos y sus trapisondas multimillonarias; las inexplicables contratas públicas; las donaciones interesadas y no contabilizadas. No quiero seguir. Bueno, sí, la propinilla: Cospedal irritada porque un país de imbéciles no terminaba de creerse una mentira que, además de ser mentira, era una mentira verdadera, o sea, una verdadera mentira.

El tres por ciento, que en realidad era el cuatro; Millet el del Palau, que se embolsaba lo que no está en los escritos y aún no lo ha devuelto; las seudoembajadas de Mas; los líos de los siete niños del Pujol; las cuentas suizas; las haciendas sudamericanas; los escándalos de Unión; el despojo descarado del tripartito. No quiero seguir. Bueno, sí, una observación por si no han caído vuesas mercedes: ¿Han observado el honorable parecido entre el Enano de las Ramblas y cierto personajillo de La Guerra de las Galaxias? No sólo honorable, ¡increíble!

31-VII-13

(soneto ridículo CLIV: José Juan Cardona, ¡rata!)

¡Pollo al talego en Baleares!
¡Otro más! Bien cebado, mofletudo,
rata, calvete, zaíno, jetudo,
Consejero de Comercio, Mangares,
Industria y Energía Insulares
del Govern de ¡Jaime Matas! Muy crudo
se lo llevó, un fraude cojonudo,
este gordo de uñas ejemplares.
Dieciséis añetes le han caído
de prisión; pocos son; menos hará,
pueden ser dos o tres y… ¡ya ha salido
a gozar del riquísimo maná
que, no Dios, nuestra Justicia le da
por lo que en el talego no ha cumplido!
Pues José Juan Cardona guarda un nido
con un rico tesoro que… ¡ya, ya!

Si hay alguien que merezca el desprecio de los españoles, ése es el político que nos roba. O defrauda o soborna o como quieran los juristas que se vista al santo, perdón, al pájaro.

Que delinca la persona que tiene que ser ejemplo a seguir en lo que al cumplimiento de las Leyes se refiere es de lo más repugnante. Por ello no entiendo que las penas que se les imponen sean de tal levedad, ni tampoco entiendo que no se les despoje de lo afanado, ni tampoco entiendo que, encima, no se les endiñe una multa que les quiten las ganas y sirva de ejemplo; y no vean la luz del sol hasta que no cumplan los tres requisitos en su completa rigurosidad.

Bueno, es un decir: sí lo entiendo. Verán, imaginen un rebaño de borregos; unos cuantos lobos se disfrazan con pellejos de los antedichos y pacíficos bichos; mezclados entre ellos, me los engatusan y engalían: "Tenéis que hacer esto, tenéis que hacer lo otro", les dicen. Los borregos venga a hacerlo y a votarles. Los lobos venga a reírse y a vivir como políticos en España. Porque España es diferente. Y, encima, hasta estamos orgullosos de ello. Pa mearse, vamos. Y jartarse de llorar.

Lo más triste y lamentable de todo es que, en el remoto supuesto de que los borregos se decidieran a poner coto a los desmanes, ya verían ustedes como saldría otro lobo por la izquierda del escenario que, disfrazado como un cordero más, los reconduciría al redil de nuevo. Recuerden, si no, el asuntillo de los indignados.

Pero por si acaso vuesas mercedes tienen la moral algo baja, miren hacia Andalucía, la tierra de los EREs y María Santísima y la grasia y el quenofartedená y el horrorozo y eso. Bueno, pues va a haber unas elecciones dentro de nada, porque tiene que haberlas. Como oferta del PSOE, Susanita, o sea, el Dedo de Griñán el imputado que está en ser. Como candidato del PP...

¿Y qué más da?

Sí, porque el déficit del Estado está desbocado, las autonomías andan sin riendas ni mesura, la Administración pública..., no puedo seguir porque, ¡ay, que me da un argo!

30-VII-13

(soneto lamentable CLIII: Luis el Cipote)

Atesoraste, Luis, una fortuna
y mereces cien años de perdón,
ya que ladrón que roba a ladrón
no se merece condena ninguna;
pero tu situación es hoy perruna,
procesado, sin pelas y en prisión,
y creo que preparan con fruición
a tu dama la celda oportuna.
¡Luis, pobre y millonario don Quijote!
¡Creer que los gigantes son molinos!
¡Soñar que con los papeles barcinos
harías del Gobierno un monigote!
¡Pobre Luis el Cabrón, Luis el Cipote:
te darán por do amargan los pepinos!

Vino a pasarle algo similar a don Gil y Gil (m.e.) cuando se le subió a las barbas a la Junta de EREslucía. Y algo muy parecido a don Cachuli cuando pretendió hacer lo propio con las imperiosas barbas de don Gil y Gil (m.e.). También hay por ahí un Conde (no es tal conde sino pillo de catorce suelas) que por meterse en camisa de veintidós varas acabó con su gomina en el talego; aunque hoy anda medio zombi medio resucitado por cierto programita que hace uso de su pico charlatanero para darse un postín del que adolece. ¡Ah, y la Princesita de Baleares, la ladrona Munar, actualmente tomando la sombra gracias a la jurada de sus enemigos!

O sea, contra el poder no se puede.

En un plano distinto y personal, también me pasó a mí: un tal Ramos hizo abuso de autoridad para orillarme una injusta úlcera de duodeno, berrinchera; a mi señora, un pedregal en la vesícula. Igual de injusto. No, mucho más. ¡Hi, Pepillo, hola, hola, Pillo Pillo! Todavía hoy, a tantos años vista, cuando se me representa su imagen se me vienen a la cabeza los años tremendos de los estertores de la Dictadurísima, con Pillo Pillo como Dictador titular por los pagos en que yo entonces me movía; pájaro muy influyente fue. Indigno como persona, en mi criterio, claro, y presunto además. Y sin ánimo de ofender, por supuesto, sino de dar fe. Católica, claro.

28-VII-13

(soneto cojonero CLIII: De pillos)

Hay muchísimos pillos regionales,
comediantes con chollos y prebendas,
uñas largas, caras duras, tremendas,
que nos están dejando sin caudales.
Políticos se dicen, son chacales
que viven de gañote; los prendas
disponen sobre las vidas y haciendas
ajenas, mas son borricos totales.
Y nosotros los cebamos, vestimos
y votamos: masoquistas, pues, somos
cuando no cogemos a estos palomos,
los pelamos y atados en racimos,
por sus engaños, despojos y timos,
les medimos bien medidos los lomos.

Miren ustedes, aquí sobran políticos a punta pala; y faltan médicos, maestros, jueces, bomberos, policías, empresarios, en fin, personas honradas y trabajadoras en general.

Sobran, igualmente, sindicalistas, EREs, sobres, y un Palacio de San Telmo con más lujo que la cueva de Alí Babá, ya saben, aquél que tenía una cueva. ¿Qué? ¿Que cuando mis churumbeles me pidan de comer me los lleve al Palacio de San Telmo y les enseñe las lámparas y los mármoles de millonadas, ambos no andaluces, y les diga: "¡Mirad, mirad, hijos míos, mirad hasta saciaros, mirad!"? A lo mejor incluso tenemos suerte y ven a nuestro Presidente, imputado que está en ser, antes de que se haga senador por ver de escapar de la quema.

¡Pero si los señores se suben los sueldos de tapadillo! ¡Y se cuelan en los juicios como acusaciones particulares para averiguar por dónde van a ir los tiros y tomar medidas y ponerse a cubierto y ¡a meter actas en armarios y no sacarlas ni aunque la juez se ponga de rodillas!!

Luego claman y se quejan porque no les queremos, no les amamos, no reconocemos el arduo trabajo en el que sudan más que tontos en saunas; que, por cierto, algunos hasta de eso tienen en sus locales laborales.

27-VII-13

(soneto doloroso CLIII: Supremo)

No hay más Ley que el respeto a la Ley.
Lo demás es sólo burla y engaño;
engaño torpe y cruel, que tanto daño
hace a las bestias como al mismo Rey.
Pues bestias somos, pobres agni dei,
víctimas del sarcasmo, vil rebaño,
tonta pieza paciente en un amaño
de palos a nuestros lomos de grey.
Que, antes, el Supremo era final,
probo, justo, íntegro, imparcial;
hoy es Blanco, Matas o la Pantoja,
garante de quien, coja lo que coja,
nunca reintegrará su dineral
ni habrá sombra que a la sombra le acoja.

Si el corazón empieza a fallar, esto se acaba; pero como uno es un optimista total, no dudo de que esto es el final: ver cómo la impunidad obtiene el refrendo de la Política (con minúscula), es el tañido iniciático que nos convoca a un requiem jurídico.

¿Y ahora qué?

¡Ah, muy sencillo: esta senda la van a seguir más de uno! Griñán, Chaves, la Maleni, los hacedores de EREs que no han traicionado ¿al partido?, todos los abarcenados que en el PP son, los tresporcenteros catalanes, o sea, Millet y su banda, el Mas, el Muy Honorable Enano, los infladores de aeropuertos inútiles, los donosos donantes de nuestras perras a cierto duquesito y a su dama oficial, etc., etc., etc., y, si me apuras, hasta el astiponiente petro-comisionista.

¿Pero no hay una Mercedes, un Castro, un Ruz y tantos y tantos otros batiéndose el cobre como leones?

Sí. Mas, ¿para qué?

Y si no, al tiempo. Que dicen en mi pueblo.

22-VII-13

(soneto ridículo CLIII: Las primarias del PSOE)

Susanita se cree que somos bobos.
Y si no, que somos muy gilipollas.
Y si no, que somos unos farfollas
que se tragan mentiras como globos.
Traman primarias para algarrobos,
¡uy, perdón!, alcornoques, estos joyas:
pero no son ni primarias ni pollas
(¡con perdón!) sino ruin engañabobos.
Permanece aún en mi memoria
las primarias entre un tal Borrell
y el defensor de astilleros, aquél
que les propinó puntilla mortuoria,
Almunia: el paripé o pastel
concluyó cual rosario de la auroria*.

*aurora, en chilicagüense. No obstante, para espíritus refinados desconocedores de tal lenguaje (pese a que es tan conocido casi como el catalán), ofrecemos un último terceto opcional:

que les propinó puntilla mortuoria,
Almunia: vil paripé o pastel
causante de gran crisis mingitoria**.

**gran crisis mingitoria: mearse de risa y a lo grande.

Aquí en este rincón, el conocidísimo Joaquinito el Almu, más conocido como Torpedo de Astilleros, que esta noche va a disputar el título de Candidato a Borrellín De'Cano, púgil finísimo y estilista, a diferencia del Torpedo, fajador duro y empeñoso donde los haya. Las apuestas están todas a favor de Torpedo Almu, que goza de la protección del aparato del partido, del árbitro del combate, y hasta del novio de la vecina del primo de la que pasea el cartel; sin embargo, sí hay que hacer notar un silencioso trasfondo de aficionados que llena la grada y no cesa de mascullar por lo bajini consignas que, o mucho nos equivocamos o son incontestablemente de aliento a Borrellín.

¡Comienza el combate! Avanza Borrellín en derechura hacia Torpedo Almu, finísima finta hacia la izquierda, le lanza un inexplicable directo a la mandíbula y ¡tenemos, amigos, tenemos a Torpedo en la lona cara al sol si lo hubiera que, como no lo hay, es panza arriba y sanseacabó! Inicia la cuenta en árbitro; como ve que no se levanta a la cuenta de ocho, la prorroga hasta ochenta; como Torpedo sigue sin levantarse, le sigue haciendo la cuenta hasta..., hasta, sí, ¡doscientas cuarenta y ocho, amigos, y parece ser que..., sí, parece que el árbitro va a tener que proclamar vencedor al púgil De'Cano, sí, más que nada porque ahora las gradas, antes tan discretas, son un puro clamor enfervorizado que amenaza con llevarse por delante todo el tinglado! ¡Lo dicho, nuevo aspirante, o Candidato, que también se dice, Borrellín De'Cano, felicidades Borrellín!

¡Aquí tenemos al flamante Candidato, en directo desde el Palacio de los Deportes de Ferraz, veamos, antes de nada, felicidades, Borrellín! Ahora, dinos, ¿qué tal te sientes sabiendo que el mes que viene serás el aspirante al título nacional frente a Bigotillo Ánsar?... ¿Cómo?... ¿Cómo?... ¡Increíble, amigos, increíble: el flamante vencedor del combate, Borrellín De'Cano, nos acaba de confirmar que se retira de su carrera hacia el título y cede el puesto a Torpedo Almu! ¡Pero, pero, cómo puede ser? ¡Has vencido con toda claridad y contra todo pronóstico! ¿Cómo puedes, Borrellín, cómo puedes dejarlo ahora?... ¡Cómo dices? ¡No puede ser verdad! ¡Si se lo digo, amigos, si les digo la razón que me ha dado para su abandono, no se lo van a creer!... ¡Se lo voy a preguntar otra vez por si lo he entendido mal! ¡Ven aquí, ven, alma De'Cano, ven, explica tú mismo a nuestra audiencia la verdadera razón de tu retirada!

"Es que me lo ha mandado mi abuelito, Felipito Cebolleta".

¡Con esto, amigos míos, lo dejamos hasta nuestra próxima retransmisión que será desde el Ruedo de las Tortas Andaluzas, flamante coso sevillano acondicionado para tan futuro evento!

Buenas noches.

Apaga y vámonos, niño.

21-VII-13

(soneto doloroso CLII: ¡Vaya una acusación más enrollá!)

Pues dice la fiscalía que no,
que Maleni está bien imputada;
¡joder, joder, pues vaya una putada
para una exdiputada de pro!
Ojo: una acusación presentó
recurso para que la diputada
no se aloje en estatal posada
¡partía, doblá ni sanseacabó!
¡Vaya una acusación más enrollá
que defiende al malhechor presunto,
quita hierro a este sucio asunto
y encomia y glorifica a la acusá!
Pues mire usted, a mí me da un barrunto:
¿es que temen que ella cante, quizá?

La probecita Maleni. Un sueldo de 20.000 euros mensuales. Un trabajo de agárrate y no te menees: ¡cómo será para que se lo confíen a ella! Vicepresidenta de un banco tremendo.

Así nos va con los bancos.

E imputada. ¡Probecita, probecita! ¡Menos mal que tiene a toda una Junta detrás defendiéndola! Perdón, quiero decir acusándola.

Una Junta que debe una explicación a todos los españoles:

los EREs andaluces

(soneto cojonero CLII: ¡La gran X de los GAL!)

Abrió el abuelito Cebolleta
la caja de los truenos y consejos
para recomendar que, ni de lejos,
de P. J.* se debe ver la jeta.
La X de los GAL, este cagueta,
por entre bromas, veras y gracejos,
afirmó que se iría con trebejos
y armas si aparece tal careta.
¿Y a dónde quiere irse el vejestorio?
¡Pues, hombre, al PP, que es donde hay
más sobres y donde se pasa guay
porque hay más oro que en un emporio!
Y pon a fray X en oratorio,
que orar ya lo hará el propio fray.

*P.J.: Pedro J. Ramírez, director del periódico El Mundo.

Este hombre, como aquel otro del bigotito y el carisma, debían de una vez disfrutar de sus adquiridas riquezas y amoldarse al elevado nivel de vida que nuestra democracia les concede y permite. Y dejar que nos las apañemos sin sus sentencias ex cáthedra y sus virtuosismos del pasado.

Porque, ambos, en él tienen luces reservadas y sombras abundantes.

Uno, una gran X que estampada lleva para infamia y por canguelo; aparte, claro está, de algunas minucias tales como fondos reservados, dispendios faraónicos, Filesas varias y la situación agónica en que dejó nuestra economía.

Otro, su magnífica incompetencia en un momento histórico decisivo, una noche de dolor tras una mañana de sangre; aparte, claro está, de algunas minucias tales como sobres reservados, el naseirato iniciático, Gürteles varios y las bien establecidas bases de una futura crisis.

19-VII-13

(soneto lamentable CLII: Ley y más paciencia)

¡Qué cacho Campeón eres, Pepiño,
alias Rapaz de la Gasolinera,
experto en llenar la billetera
y evadirte más Blanco que el armiño!
Y más inocente que tierno niño,
piensa más de un jurista de carrera
que es la gente, por la burda manera
que tienen de tomarnos el peliño.
Mira a Pepiño, rico y poderoso;
nadie le pregunta de dónde viene
el montón de bienes que el mozo tiene,
entre ellos, un chalé maravilloso:
bella jaula dorada que contiene
pájaro muy riquiño y afanoso.

¡Enhorabuena, Pepiño, por no haber sido investigado tan concienzudamente!

16-VII-13

(soneto ridículo CLII: Censura y censor)

¿Qué pretendes, Rubalcaba bendito?
¿Qué buscas con la moción de censura?
¡Si no tienes mayoría, ricura,
y tienes tu corral bien calentito!
El carajal catalán está escrito
por tu mano, tu puño y signatura;
y los EREs andaluces, criatura,
es el más triste y sórdido delito.
¿Es que no tienes bastante con esto?
Porque puedo añadir algo más:
te portaste peor que Satanás
en aquel once de marzo funesto.
Y también fuiste el seso, por supuesto,
del más necio presidente ¡jamás!
En lugar de avivar esta tormenta,
busca tu declaración de la renta;
mas déjanos salir por nuestra cuenta
de esta coyuntura truculenta.

Amén. Precisamente ahora que necesitamos tranquilidad y estabilidad política ha estallado el asunto Bárcenas; pésimamente gestionado por la cúpula popular, de lo que infiero que están pringaos hasta las pestañitas, que decimos por aquí, presuntamente, claro está. El espectáculo de la dama del Hierro, tartamudeando una mentira que hasta ella misma veía que era infumable, es de los que producen vergüenza ajena.

Pero, bueno, a lo que vamos: lecciones, no, Alfredo. Precisamente tú no eres el más indicado para dar lecciones a este gran país. Tú, que formaste parte del gobierno de los GAL; tú, que formaste parte del gobierno cuando Filesa; tú, que llenaste de mensajes egoístas la noche más negra para muchos españoles de bien; tú, que abriste la puerta a un presidente cuyo nombre no quiero decir, tal cual hacéis vosotros; tú, que probaste el guiso del Estatut y lo hallaste comestible; tú, que estabas en el Gobierno como gran muñidor cuando Carod y Maragall arruinaban Cataluña. Tú, que eres Secretario General de un partido cuyo Presidente hacía caso omiso a los avisos que le llegaban sobre un gran expolio.

Hombre, tú, amigo mío, coleguilla, no. No eres el más indicado.

Pero, mira, te voy a echar una tarea para que se te pase ese ardor guerrero que así, al pronto, te ha acometido: busca ya de una vez tu declaración de la renta y muéstrala al pueblo español. Para que éste vea que don Alfredo no tiene nada que ocultar. Tampoco.

Y una última cosa ya: la coyuntura actual de España exige sacrificios de todos; ¿por qué no te vas de una vez a tu casa, como ha anunciado que va a hacer Jose Antonio Primo de, perdón, Griñán? España seguro que puede seguir adelante sin tus lecciones y exhortos. Mucho mejor. Seguro.

15-VII-13

(soneto cojonero CLI: ¡Ánimo, Mariano!)

Anímate, Mariano, ten un gesto
y dimite, porque hoy nadie se traga
que los sobres no fueron una plaga
y tú eres un hombre muy honesto.
A ver si puedes dejar en tu puesto
a Soraya, que no ha cobrado paga*,
la ves y la vista se te halaga,
y parece saber de qué va esto.
Además, la chiquilla tiene pinta
de entender que la quinta de los pillos,
ya sabes, de sobres con dinerillos,
es, ¡por fin!, una quinta bien extinta;
¡y nace otra forma bien distinta
de llevar los públicos asuntillos!

*parece

Si al final Mariano decide dimitir (difícil lo veo; más difícil que no), sería una oportunidad histórica para España: un viraje hacia la honradez y la decencia política. Que queden atrás todos aquellos que nos han traído a este despeñadero moral en el que todo está bien visto y nada se paga: el 3 de CiU, la Filesa y los EREs del PSOE, el Gürtel y Bárcenas Peperos.

Y, por supuesto, los duquesitos, ¿eh? A ver si alguien más se anima y da una oportunidad a quien, hasta ahora, no está achicharrado.

14-VII-13

(soneto ridículo CLI: Bárcenas y Guerrero)

¡Oh, véase qué empaque y elegancia,
qué poderío tienes con las cuentas,
oh, tú, Caudillo de sobres y rentas,
Emperador de la negra ganancia!
¡Oh, Bárcenas divo, cuya prestancia
encarece tus cuentas opulentas,
oh, Bárcenas glorioso, nunca mientas!
(salvo en los asuntos de importancia).
Guerrero de los EREs fraudulentos,
el de las blancas gafas y la coca,
el de la faz más dura que la roca,
burdo truhan de ojuelos soñolientos,
bribón de alcohólicos alientos,
¡hez eres de esta tierra tan masoca!

¿Ven? ¡Éste sí que es un señor robando! Bárcenas, digo. Tío elegante, responsable, respetable, digno, sensato, prudente, callado, distinguido, valiente, ¡todo! ¡Lo tiene todo! Menos lo que ha repartido en sobres, claro. ¡Cuántas personas honradas quisieran tener algunas de las muchas virtudes que este caballero atesora!

Este otro tío es una pura mierdecilla, un don nadie que se ha creído el rey del mambo, sin formas ni modales, sin mesura ni remedio. Un drogatilla de la peor especie. Nada de actividad en despachos bien mullidos, en atemperados ambientes, no; ¡un bar de putas!, mejor dicho, ¡un bar de putillas! Allí desarrollaba su ¿trabajo? como pieza fundamental en el reparto de millones trincados de la Junta de Andalucía.

¿Ustedes se creen? ¿A que les gusta más que les haya robado don Luis el Cabrón que Guerrero el del Chófer de la Coca?

Si es que hasta para robar hay que tener estilo.

(soneto lamentable CLI: La honradez de los políticos)

CiU nos aporta el tres por ciento
más unas iteúves fabulosas;
unas cuentas suizas generosas
y conciertos en un Palau de cuento.
El Psoe la tiene más de cemento;
a saber, y entre otras tristes cosas,
nos aporta las caras bochornosas
de los EREs, que es todo un esperpento.
Mas el PP es un buen e inocente
partido con un santo, todo un santo:
san Luis Bárcenas, el que con encanto
repartió sobres entre mucha gente.
Sobres donde, como mágica fuente,
el pueblo bebe hoy su desencanto.

Desde el mismo momento en que aceptaron, asumieron, incrementaron prebendas heredadas e incorporaron las nuevas que faltaban, supe que eran los mismos perros con distintos collares, todo sea dicho sin ánimo de ofender ni a persona ni a bicho sino porque el refrán es así y allá gloria y amén.

¿Por qué han de tener una jubilación dorada con unos plazos de privilegio en un trabajo que haría chillar de alborozo a Bartolo As de los Vagos? Hombre, ¡que los de a pie nos jubilamos tras y pico años en el curro! ¿Por qué ustedes, SS, lo hacen con tan sólo un mínimo piquillo?

Otrosí: nos convencieron, es decir, la izquierda nos convenció (a quienes convenciera) de que la profesionalización del político era lo mejor para evitar la corrupción política. La realidad ha dado en mostrarnos que la tan demandada profesionalización quiere decir que el que no haya sabido resolverse las habichuelas de otra forma, pues se mete en esto y ¡a trincar que son dos días!

¡Oye, oye, oye, piano y con sensatez en mano: que no todos son iguales!

¿Ven? En esto sí que tienen razón: algunos son peores.

Empatía y conciencia, señores. Pónganse en el cuerpo de quien está sufriendo ahora hambre y angustia y pregúntense, con la mano virtual en su pecho de español, si no nos merecemos UNOS POLÍTICOS HONRADOS. Y quien dé indicio, asomo, vestigio o sospecha de que no lo es, ¡a la puta calle, que decía mi amigo Arturo!

La HONRADEZ ha de ser en POLÍTICA más que la HIGIENE ASÉPTICA en la profesión médica.

En cambio vemos, día tras día, cómo se alumbran escándalos de trullo y a devolver lo trincado, ¡Y NO PASA NADA! El penúltimo, esa pájara amiga de Puertas. ¡Qué vergüenza de época para este país nuestro!

13-VII-13

(soneto doloroso CLI: Otro bribón: Bartomeu Vicens)

Un nidito bien forrado y secreto
han pillado a un pájaro tunante,
Bartomeu Vicens, que, no obstante,
no verá por el trullo su careto.
Resulta que este pollo tan discreto
distrajo cantidad muy importante
y tomó el portante tan pimpante
al cantar viéndose en tal aprieto.
Consejero era, en las islitas
Baleares, de tradición tan recia
en personal de urna terca y necia.
Un montón de perras escondiditas
tenía en Andorra, no en Helvecia.
A sus bobos votantes robaditas.

La Princesita de las Baleares, María Antonia Munar, su vicepresidente en el desgobierno autonómico, Miguelito Nadal, y su consejero de Turismo, Bartomeu Vicens, se reparten 4 millones de euros de un cohecho, el de Can Domenge. Son pillados. Bartomeu canta todo el repertorio para salir mejor librado del trance; devuelve 160.000 euros de los, según él, 600.000 trincados.

Se investiga ahora otro caso, el de Son Oms, un cobro de comisiones por recalificación. Bartomeu canta y acusa a la Princesita, o sea, a la pájara Munar y apunta a Andorra. La Fiscalía hace una macropetición a las autoridades del Principado en demanda de información sobre las andanzas financieras por aquellos lares de estos tres trileros de la Política y... ¿qué dirán ustedes que aparece?

¡Otros 600.000 euros de trinque Bartomeu... que el hodido se había callado!

Y ahora, ¿qué?

Pues... ¡y ahora ná!

Porque empiezan las explicaciones defensoras de sus derechos: que si este trinque no se ve incurso en un presunto proceso de afectación restrictiva de beneficios que emanaren del pacto global alcanzado entre este pollo, perdón, sinvergüenza, y la Fiscalía, lo cual se sustenta por la misma idiosincrasia de los considerandos que... etc., etc., etc.

A todo esto, y si mi información no es errónea, la Princesita de las Baleares, es decir, la bribona esta, la María Antonia Munar, no ha devuelto lo trincado ni contempla su presente desde el talego oscuro. ¡Qué va!

¡Da consejos de estilo y exquisitez desde algún, pero maldita sea, desde algún, ¿cómo se dice?, desde una puta mierda de revista! Con mucho perdón, señores, es que se me ha escapado.*

*De verdad que lo lamento.

**Es que tenemos que aprender a votar: a los ladrones, ¡NO!

*** Y, entonces, ¿a quién?

12-VII-13

(soneto cojonero CL: ¿Acusación particular?)

La Junta es garante de derechos
ciudadanos ante la delincuencia,
por lo que se muestra, en consecuencia,
con todas sus armas y sus pertrechos
como desfacedora de cohechos,
sobornos, corruptelas y en esencia
adalid garante de la decencia
y de los honrados talantes y hechos.
Por eso va a pagar de tu bolsillo
la defensa de unos malhechores,
públicos y presuntos servidores
que han dejado hecha picadillo,
robando a destajo y a porrillo,
nuestra pobre hacienda, los señores.

Leído en la prensa, partido en la radio, perplejo ante la tele:

La Junta de Andalucía, personada como acusación particular en el asuntillo de los EREs fraudulentos, pretende pagar la minuta de los abogados defensores de sus altos cargos imputados.

Un par de días más tarde, Susanita I la Impuesta matizaba: "Sólo si resultan inocentes".

¡Ja, ja, ja, qué bueno!

Un par de días más tarde, o sea, hoy:

La Junta, acusación particular en los EREs, recurre la imputación de sus cargos. Entre otros, la Maleni.

¿Que les voy a decir que no sepan?

10-VII-13

(soneto cojonero CXLIX: La nena poeta)

Poeta, morenaza y andaluza.
¿Qué más podemos pedir, vida mía,
en quien tenemos de líder y guía
por esta tierra de fértil gazuza?
Pues entre toda la ruda gentuza
que nos gobierna, destaca una tía
que, por cría y con alevosía,
es, a no dudar…, ¡una gran merluza!
Observen qué frase más castiza,
qué honda reflexión la de esta nena,
que se ve que cuando se pone en vena
destaca por profunda y por maciza:
“La Justicia andaluza es rolliza
o sea, llena; como la luna plena”.

En realidad las palabras exactas fueron: "...el decreto tiene seguridad jurídica plena como la luna llena".

Soltó esta perla con ocasión de una visita a Bruselas al objeto de defender una muy perjudicial chorrada majadera que se le había ocurrido a algún figura por ver de seguir chupando del bote. Los políticos europeos, no mucho mejores que los que nos han tocado en el lote, quedaron maravillados por lo incisivo del pensamiento de la lozana Consejera o Directora General o cualquiera que sea el chiringuito do descansa en esta comunidad nuestra de hambre y defensa pagada para los chorizos oficiales de cierto rango.

"Seguramente —se decían los europillos —, seguramente es gilipollas".

Otro apuntó:

"Pues está muy buena".

"Es que la andaluza que sale tonta tiene dos tetas tal que así —gesticulando para ver de hacerse entender; entonces, pensando que a lo mejor debía hacerlo, aclaró:— Lo ha dicho el Presidente de algo, tal Banderas".

"Ese no es Presidente, es actor. Lo sé porque le vi en una película en la que salía de cura´".

"Salido también".

"No; que salía, digo".

"¿Cuántas tetas?"

"Dos. Y un culo así", e indicaba cómo. Nuestra poeta venga a mover el suyo porque sabía que hablaban de ella y la ponía que los comisarios supieran que ella sabía que los había puesto.

08-VII-13

(soneto cojonero CXLVIII: Las cuentas de los diputados)

Si las del Gran Capitán son de risa,
las de los Diputados son de pena:
si las hacen y mienten, no hay condena;
si se retrasan, no les meten prisa.
Pero ellos te dejan sin camisa
cuando ven que tu bolsa está llena;
y son los que te meten en la trena
si no cumples en la fecha precisa.
¡Pues vaya el ejemplo que nos dan
los ricos diputados con sus cuentas,
señores de muy elevadas rentas
que tributan a lo Gran Capitán!
¡Pero dónde se piensan que están?
¡Por qué les aguantamos sus afrentas?

Sus Señorías tienen obligación de declarar sus bienes; si lo hacen tarde o mal, no pasa NADA. AB-SO-LU-TA-MEN-TE NA-DA.

Y con lo que les gusta a SS no decir lo debido, ¿qué garantías tiene el Pueblo Español de que le están diciendo la verdad?

¿Se lo digo, se lo digo! ¡Se lo digo: NINGUNA!

Cito como ejemplos los que cita El Mundo (07-VII-2013) en su página 16:

1) el caso de Carmen Rodríguez Flores, la protegida de Álvaro Lapuerta: patrimonio presuntamente falseado y presentado fuera de plazo. No hay forma de meterle mano de una manera decente a esta millonaria de cuño parlamentario; las Leyes no lo permiten.

2) el caso de Francisco Álvarez-Cascos y sus sobresueldos Peperos. Según la Mesa del Congreso, "no procede".

Visto esto y similares, que haberlos, haylos, no puedo evitar intuir que las famosas Leyes de Transparencia y adláteres son sólo tomaduras de pelo al personal mediante sucesivos retoques a esa obra maestra que es la Impunidad Parlamentaria en la más nefasta de sus acepciones: uña o ratería.

Y es que SS sólo deberían tener inmunidad en temas parlamentarios. Y punto. ¿A que viene que la mantengan cuando les pillan mangando con las manos en la masa en una gasolinera?, ¿o en unas ITVs?, ¿o en unos EREs?, ¿o con unos sobres?, ¿o en..., sigo?

Miren ustedes, la gente no es tonta; es sensata, sentada y responsable hasta que deja de serlo. Entonces ya no lo es; pero entonces suele ser lamentablemente tarde.

(soneto cojonero CXLVII: La casa)

Nuestro Presidente de facto, Diego
de nombre, Valderas de apellido,
es señor consecuente, muy sabido,
mirado con el euro y no lo niego;
como prueba, atiendan, se lo ruego:
estando su vecino bien jodido
pues pagar la hipoteca no ha podido,
acude a Diego que, con despego,
rechaza la oferta, el muy pillo;
una vez desahuciado el vecino,
Diego compra al banco, el muy ladino,
el nidito mucho más baratillo.
¡Hasta José María el Tempranillo
tildaría al Diego de gorrino!*

*en el buen sentido. Y presunto, además.

Pueden leer todo este deplorable asuntillo y documentarse debidamente en el Diario ABC de hace un par de días; entre otros medios, por supuesto, pues la cosa ha tenido repercusión nacional. No obstante, todo es muy sencillo: se ha descubierto que el que se autoproclama líder de la política anti-desahucios en Andalucía, hace unos años se aprovechó del desahucio de un vecino para hacerse con la casa que éste le había ofertado; con la renuncia, primero, y la subasta posterior, don Diego se ahorró 3 millones de pesetillas; su vecino, el desahuciado, perdió 8. Y la casa, claro, pues el Monte de Huelva lo echó de ella; desahuciar, que se llama.

La caja incumplió, presuntamente, la Ley al no ofrecer al dueño la misma tasación que a Valderas. Valderas se benefició de un desahucio; comportamiento legalmente válido pero éticamente nauseabundo para quien lidera su abolición legal. Ahora. Por oportunista y poco consecuente con lo que predica.

Por menos de esto, por una pizca de vergüenza, otros habrían dimitido al publicarse estos hechos.

07-VII-13

(soneto cojonero CXLVI: A modo de disculpa)

Cada cual tiene clavada su espina,
hasta aquél que corazón no tiene;
pues si el dolor desde allí no le viene,
le duele caminar mientras camina.
Mi dolor no lo calma medicina,
que soy yo quien con vida lo mantiene:
ahora cosecho lo que conviene
a lo que ya sembré con mi rutina.
Si pies pisé, y flores y despojos,
fue porque por la tierra caminé
sin más rumbo, norte ni más quinqué
que las ajenas mentiras y antojos;
y la ayuda de un Dios al que de hinojos
acudo, en el que nunca creeré.

Pues, eso.

(baúl XXVIII: Pareado lamentable)

De piedra en piedra tropezando voy.
¿A cuál de ellas lastimaré hoy?

Para mí tengo que pocas cosas hay peores que la conciencia.

(soneto cojonero CXLV: La Presidencia de la Junta)

¡Ay, qué bien se come en la Casa Rosa!
¡Cómo corren los millones por la mesa!
Que si pásame mil en la remesa;
que si te paso un millón y a otra cosa;
que si dame una partida valiosa;
que si tú tienes cinco ya con ésa;
que si diez millones para mi empresa;
te doy cien y a otra cosa mariposa.
¡Vive Dios, cuán trabajan esos pillos!
¡Y encima, mientras nos roban, se ceban
a costa nuestra! ¡Y encima, se llevan
hasta los cubiertos en los bolsillos!
¡Y ni sanciones ni talego prueban!
Nosotros, votándoles por listillos.

"...después de dos días de declaración en los que el imputado (Carlos Leal) ha aludido en varias ocasiones al exconsejero de Presidencia y diputado del PSOE por Jaén en el Congreso Gaspar Zarrías. En primer lugar, Carlos Leal señaló que la "problemática" de Primayor se trató de solucionar a finales de 2007 y principios de 2008 "con varias comidas" celebradas en la Casa Rosa, sede entonces de la Presidencia de la Junta de Andalucía, a las que, según ha dicho, asistieron el propio Zarrías; el 'conseguidor' de los ERE Juan Lanzas, el empresario José María Ruiz Mateos y su hijo, y los exconsejeros de Agricultura, Martín Soler, y de Innovación, Ciencia y Empresa, Francisco Vallejo". http://www.europapress.es/andalucia/

¡Hola, Martín Soler! ¿Qué tal? ¿Todo bien!

(soneto cojonero CXLIV: La imputación de los políticos)

Parece que imputar es cosa buena
y que todo imputado está de suerte;
mas, antes, imputar era tenerte
por un bicho y por pájaro de trena.
Si hoy te imputan, montas una escena
porque tienes derecho a defenderte,
y sueltas dislates a cual más fuerte
porque nuestra Justicia te da pena:
que si la tienen tomada contigo,
que si quieren hundir a tu partido,
que si tú ni un euro has distraído,
que si es cosa de un juez enemigo…
¡Todo, por conservar lo sustraído
y escapar del bien ganado castigo!

Antes los jueces eran como reyes absolutos, casi como Chávez (que en la gloria nos dejó). Su palabra era Ley y su Ley iba a misa. Había aquí uno, un juez, aquí, en nuestra tierra, don Salvador se llamaba, que hasta su señora hacía caso de sus sugerencias; también es cierto que su señora se empeñó en aprender a tocar la guitarra y a él no le quedó otro remedio que ponerle a Luis Gázquez de profesor, ya sabes, Luis Gázquez, excelente músico y mejor amigo, un abrazo, Luis...

¿De qué estaba hablando yo? ¡Ah, ya, los jueces de antes y los de ahora, sí! ¡Cualquiera le decía a don Salvador que la tenía tomada con uno! Se te quedaba mirando con aquellos ojillos de veneno, tú venga a tragar saliva, los guardias como buitres a la espera, tú venga a tartamudear que no era eso lo que habías querido decir, que lo habías dicho, claro. Don Salvador, como dejando que te recocieras y eso.

Ahora no. Ahora llega un ladrón que ha robado al revés que Luis Candelas, le dice al juez cuatro cosas y el juez venga a mirar dónde pone los pies no vaya a ser que dé un resbalón peor que el de la mujer del alcalde de San Sebastián. Luego, va y, para salvar las apariencias, le impone una fianza de tantos y tantos millones de euros; entonces, al poco, se la devuelve sin demasiado ruido y ¡a vivir, que son dos días!

Al fin y al cabo las Leyes las hicieron ellos, ¿no? Pues, entonces. ¿Juicio? ¡Y qué! ¿Qué le puede pasar? Como mucho, lo que al Conde Mario. Y ya ven ustedes cómo vive. ¡Si hasta da ejemplo de cómo usar gafas partías desde el Paraninfo de una tele! ¿Qué mejor ejemplo para nuestra juventud perdida? A lo mejor hasta le hacen una película para que haga de bueno y todo; para que terminemos de ver cómo se triunfa. Quien lo vea. Seis años en el talego: ¿a cuántos millones de euros sale el año? Así vive, así da sus lecciones. Así nos va.

¿Cuántos de nosotros no nos tiraríamos unos añitos en el talego para, después, vivir como vive el Conde? O el Duquesito. O su señora, que también debería. Aunque, a decir verdad, ninguno con tantos millones de merecimientos como los fantásticos EREs andaluces.

Claro que en este caso tenemos una juez ante cuya profesionalidad, valor y mujerío de bien no me queda otra opción que descubrirme: señora Alaya, doña Mercedes, con todo mi respeto,

¡va por usted!

03-VII-13

(soneto cojonero CXLIII: Las dietas de los pollos)

Los diputados cobran unas dietas
para manutención y alojamiento;
como tienen la cara de cemento
las cobran en vacaciones, los jetas.
Y no crean que son dietas discretas,
¡qué va!, son de un montante suculento:
siendo ellos los padres del invento,
las fijaron frondosas y completas.
Mas, claro, cobrarlas en vacaciones,
cuando no asoman por el trabajo,
se rascan por sus lares los talones
sin dejar de ingresar su buen fajo,
no es dar buen ejemplo, ¡qué carajo!,
a unos andaluces pobretones.

Veamos, la Mesa del Parlamento andaluz aprobó a la chita callando una subida de las dietas del Presidente de la Cámara y de los portavoces.

¡Bien!

Ahora deciden cobrar las dietas por alojamiento y manutención durante el mes de agosto, cuando la Cámara está cerrada y ellos en su casa.

¡Bien!

Mientras, ¿cobran los funcionarios andaluces su paga extra? Paga, dicho sea de paso, que Franco respetó durante sus cuarenta y pico años de dictadura.

¡Quién lo iba a decir!

02-VII-13

(soneto cojonero CXLII: El Tercer Mundo)

Y siguen saliendo nuestros dineros
a descubrir los mundos infinitos,
para terminar siendo metiditos
en las bolsas de ciertos bandoleros;
que, ¡coño!, son los mismos carroñeros
que levantan hasta el cielo sus gritos
para que mandemos los dineritos
por esos mundos tan filibusteros.
Mientras, nuestros parados con la soga
al cuello por pura necesidad;
nuestros viejos, que son infinidad,
pierden sus pobres casas; y la droga
arrasa por doquier sin caridad.
¡Fuera esta gentuza demagoga:
Mandemos a los pollos de la toga
y usemos las perras con propiedad!

Resulta que el presidente de facto de la Junta de Andalucía, un tal Valderas o algo así (no merece la pena recordar su nombre), se va a permitir dedicar lo recaudado para fines sociales por el IRPF en esta región ¡al Tercer Mundo!

Pero, Señor, Señor, ¡si el Tercer Mundo lo tenemos aquí, en esta tierra de María Santísima! Y, ello, gracias a las acertadas políticas económicas de los Escuredos (insigne descubridor del vocablo pelotazo en la más pillina de sus acepciones), los Borbollos (el más insigne, el Borbollo de la Sierra, de tan renombrado ERE), los Chaveses (Matsa Pilili e Ivanito el Rico) y la Griñanería joseantoniana y guardiomoruna.

No hay que olvidar que entre los logros más permitidos, cuando no logrados, de esta cohorte se numeran el saco de Marbella y, sobre todo, los mil y pico millones de los EREs.

Millones de euros, ¿eh?

Perdidos, que no recuperados.

Aparte, claro (digo, oscuro), los mil y un asuntillos sin investigar, fiscalizar, ¡ni siquiera denunciar! Por ejemplo, ¿cuánto y cómo costó el PITA?

Nota: es que cuando los pollos se ponen a acordarse de la desgracia ajena, suele pasar lo del Urdanga, lo del Blasco de Valencia, lo del..., ya saben.

01-VII-13

(soneto cojonero CXLI: El parto de los montes)

Después de mucho ruido y mucho trueno
los montes parieron un ratoncito,
una pizca, casi nada, bichito
que era nada con lo que en el seno
de aquéllos había de desenfreno
y que era, por lo bajo, infinito;
no casaba bicho tan pequeñito,
con un anuncio previo tan sin freno.
Parece que Soraya haya parido
al reformar las administraciones
un bicho tan valiente y atrevido
como el habido tras el fallido
parto de los montes de los cojones*,
donde todo quedó tan sólo en ruido.

*con perdón.

Nosotros, el pobre y sufrido pueblo que paga y calla (hasta ahora), tiene la correa apretada al cuello ¡desde hace ya la tira de años!, gracias en gran medida a la incompetencia de nuestros políticos.

"¡Llegó la hora de los políticos!", nos dice Soraya, "¡Ahora vais a ver lo que es bueno, lo que es apretarse el cinturón de verdad! ¡Aprended de los políticos, infieles, ya que somos los que tenemos que dar ejemplo!"

Se me hacía la boca agua, porque, como soy así de inocente, me lo había creído.

Tomadura de pelo. Y encima, algunos señores contertulios y periodistas de pesebre fácil andan con el verbo de las alabanzas que no se les cae de la boca.

¡Pues, no, señores, esto no es una reforma de una Administración Pública megadimensionada!

¡Esto es una tomadura de pelo!

Como primera medida, señora mía, fuera Senado, Autonomías y Diputaciones: un Congreso no es un lujo, es una necesidad; diecisiete o dieciocho congresos, o más, no es una necesidad, no es un lujo, es una tomadura de pelo.

De las agencias no quiero ni acordarme, pues las entiendo sólo como agencias de empleo para adláteres y amiguetes; la mayor parte de las veces, además, incompetentes y engreídos. Una ruina infernal.

Los asesores..., ¿qué les voy a decir que no sepan? ¿Se acuerdan de Diego López? El del Almería, aquél que pillaron con una cámara oculta, sí, el de las cervecitas.

¿A que no saben de dónde es la nómina que sigue cobrando?

¡Exactamente, amigo mío, acertó!

30-VI-13

(soneto cojonero CXL: Despedida)

Como un perro lárgate a lamer
las llagas que llevas en la conciencia,
si tal tienes, que en toda evidencia
es condición que no puedes tener.
Mas llevarte sí llevas en tu haber
haber descuartizado sin clemencia
un país que con toda su imprudencia
te puso en tal puesto de poder.
Desde allí, como bestial carnicero,
usaste el escalpelo de tus leyes,
avivando el odio con los fuelles
de quienes eras sólo recadero.
De España hiciste tu cordero
y de traidores hiciste tus reyes.

Viernes 17 de mayo. Dos de la tarde. Un centenar de amigos y compañeros del que todavía entonces era presidente del Tribunal Constitucional le esperaban en el Casino de Madrid para rendirle un homenaje por su trayectoria al frente del Constitucional.

29-VI-13

(baúl XXVII: Loa a algunos políticos)

Mientras los trabajadores
padecemos y penamos
a porrillo,
se llenan estos señores,
políticos los llamamos,
su bolsillo.
No miran por nadie, no,
sino por sus intereses
económicos,
sólo son pollos de pro
en penosos entremeses
tragicómicos.
Los jodidos no lamentan
nuestros tragos doloridos,
y angustiados;
con sus lujos nos afrentan,
ya que son inmerecidos
y robados.
Ellos hicieron las leyes
a su propia conveniencia
y chanchullo;
ni arrastrándolos con bueyes
cuentas hoy con su presencia
en el trullo.
Se invistieron consejeros
de Consejos paripé
en las Cajas;
estos puros bandoleros
no dejaron del parné
ni migajas.
Amañaban comisiones
para conceder licencias
a destajo;
con cobrar tantos millones
ya tenían los Vuecencias
su trabajo.
Y después de desplumarnos
como a inocentes pollos
y burlados,
van e intentan engañarnos
con sus deshonestos rollos
desalmados:
“Es que vivís por encima
de las posibilidades
que son vuestras”
,
afirman en pantomima,
¡el colmo de las maldades
más siniestras!
En aquel torpe guiñol
de lo que fue nuestra España,
¿quiénes fueron
los que tuvieron control
oportunidad y maña?
¡Y qué hicieron?
¿Qué fue de la sensatez,
de la decencia y honor,
la templanza,
la cordura y honradez,
la seriedad y el pudor,
la confianza?
Que los tiempos zapateros
felizmente ya son idos
y pasados;
¡volvamos por nuestros fueros,
a los tiempos tan garridos
como honrados!

¿Qué quieren que les diga? ¿Que no son todos los que están? Pues, bueno.

¿Saben quiénes pienso que tal vez? Aquéllos que se sientan en sillas y no poltronas; los que carecen de la tarjeta del cargo; los que no tienen coche oficial; los que no se aumentan su sueldo; los que no cobran comisiones con el cuento de son para el Partido; los que no se adjudican jubilaciones privilegiadas; los que no tienen en su trabajo prebendas que pagamos nosotros; los que no medran asesorando aire; los que no roban EREs; los que no son Bárcenas, Blanco, Matas, Zarrías, Guerrero, Fernández, Borbolla, Pujol y los Siete Niños, Castedo, Alperi, Fabra el del Aeropuerto, su hija, etc...

¿Queda alguno? ¿Sí? ¡Pues, ése!

ADVERTENCIA:

Hoy, 14-VIII-13, se ha cambiado esta página de inicio (HOJA DE HOY); la anterior ha quedado archivada en este enlace:

HOJAS DE AYER

en el apartado:

II) HOJAS DE AYER: TOMO 02 (desde 07-IV-12)

bajo el epígrafe:

Ni galgos ni podencos (29-VI-13)

Para contactar:

elindependientedigital.es@gmail.com

(Se guardará el anonimato de quien así lo exprese)

 

HOJAS DE AYER-2   ANTERIOR
Las opiniones vertidas aquí son de la exclusiva responsabilidad del autor; los cuentos, artículos, poesías, etc., están protegidos por la Propiedad Intelectual y el Copyright, y se prohibe su reproducción total o parcial sin el permiso del autor.