DE LO QUE DIGA EL GOBIERNO, NO TE CREAS LA MITAD; LA OTRA MITAD, LA DESECHAS POR ABSURDA. DE LO QUE NO TE DIGA, ¡CRÉETELO TODO!
HOJA DE HOY HOJAS DE AYER POESÍA CUENTOS ARTÍCULOS NOVELAS
el rincón de Lili  
SITIO WEB ASOCIADO:
BLOG AMIGO: LILI Y EL MUNDO

30-X-13

ESTE OPINIONARIO PERMANECERÁ DURANTE CINCO DÍAS CERRADO POR INVENTARIO

(soneto cojonero CLXXIII: Un grave problema sindical)

Estos sindicalistas ugeteros
no saben qué hacer con tantos cuartos,
empachados están, ahítos, hartos
de langostas, viajes y dineros.
Los suyos son trabajos puñeteros
porque les amenazan los infartos
cuando se ponen a hacer los repartos
de subvenciones y cursos fulleros;
allí salen las navajas raciales
a dar navajazos rejoneados,
ya que estos pollos son muy mirados
y dignos en los temas sindicales.
¡Y hay quien dice que son unos vivales,
en el dólar requetebién montados!

¡Ay, qué mala es la gente, pensar tal cosa, que son unos vivales, nada menos!

Cuando la realidad es que la UGT llegó a acumular tanto dinero en el «bote» o saldo que le proporcionaban las facturas infladas con determinados proveedores que se convirtió en un verdadero quebradero de cabeza el decidir en que gastarlo. Esta perla la soltó Pedro Fuentes (secretario de Administración de UGT-Jaén), como así consta en una reunión de la Comisión de la Administración Sindical Única celebrada el 29 de mayo de 2008 en la que participaron el secretario de Administración de UGT-A, Federico Fresneda (el hombre que manejaba los entresijos financieros), y los responsables sindicales de las finanzas en Jaén, Málaga y Sevilla. (leído en abc.es, 29-X-13).

Sin embargo, ¡sin embargo!, está claro que hay dirigentes para los que el uso del dinero no es problema; tal es el caso del Pastrana (comilonas, viajecitos, su casita, etc.), el Lanzas (asar vacas cada doce (=dos por tres), esconder los fajos por acullá, etc.) y más de la mitad de dirigentes ugeteros (viajes, sobresueldos, comilonas, más viajes, fiestorras, más comilonas, facturas VISA, etc.). Desde luego que ser dirigente sindical es profesión de riesgo cada vez más elevado: el colesterol derivado de la gula, pereza, vanagloria y demás, ¡no perdona!

Nota de la redacción: es vergonzoso, inconcebible e intolerable que una función tan indispensable, la sindical, esté en manos de unos impresentables como éstos.

28-X-13

(soneto ridículo CLXXIII: ¡Un pájaro a la jaula!)

Jaime Matas, el ministro ladrón,
va a tener que ingresar en el talego:
la Audiencia ha rechazado su ruego
de pagar por no entrar en prisión.
Contento ha de estar el zagalón
porque ya en un anterior trasiego
su condena quedó en simple juego:
¡le quitaron cinco años de un tirón!
Además, nuestros buenos gobernantes,
certeros en las vueltas de la vida,
cuidaron de tener buena acogida
haciendo prisiones alucinantes.
Y nueve meses son irrelevantes
si seguidos por vida distinguida.

Lo dicho, pollo: de seis años a nueve meses, ¿eh?, no te quejarás; quien te echó una mano, cumplió, ¿a que sí?

Por otra parte, nuestras cárceles son alucinantes: estás mejor dentro de ellas que fuera. Eso es porque los políticos que nos precedieron cuidaron muchísimo de hacerlas con toda suerte de lujos y comodidades: piscinas, teles, gimnasios, la repera. Y a ti, como es lógico, te tocará una de las mejores, que por algo la hiciste.

Luego, tienes que tener en cuenta que tu botín apenas ha sufrido merma o mella; o sea, cuando salgas te espera ¡la desiderata, lujo, derroches, imagina! Porque gastar todo lo que has afanado no es cosa fácil; ni aún para un adicto a la buena vida, como tú.

Encima, hasta podrás decir que has limpiado tu nombre cuando salgas: según un pasmado del norte, como habrás cumplido tu pena, ya no serás ni siquiera un ladrón. Lo que es más, ni siquiera un político, fíjate. ¡Ay, qué envidia me das, jodido!

El expresidente del Gobierno balear y exministro de Medio Ambiente, Jaimito Matas (PP), condenado a nueve meses de cárcel por corrupción y por tráfico de influencias, en sentencia firme del Tribunal Supremo, ha quedado este mediodía a las puertas del ingreso en prisión. El Supremo ya rebajó de seis años a nueves meses la condena inicial; ahora, la Audiencia de Palma ha rechazado la petición de Matas de sustituir la pena privativa de libertad por el pago de una multa de 12.000 euros (leído en elpais.com)

(soneto ridículo CLXXII: ¡Para asar una vaca!)

Vaya chollo han pillado los tíos.
¡Una vaca con muchas politetas!
Vaca es que les da muchas pesetas,
euros, quiero decir, a los jodíos.
Es que los pollos con todos sus bríos,
sus lindezas, sus rollos y sus tretas,
a dar cursos a parados, los jetas,
se me han puesto como descosíos.
Y digo yo, ¿qué les enseñarán,
a rascarse la nariz a dos manos,
a cómo bien tumbarse en el diván
o a pelar gambas sin ser paganos?
Pues, vamos, otra cosa no sabrán
estos sindicalistas tan gitanos.

Lo primero que me extraña es la capacidad docente que se les supone a estos pollos, estos sindicalistas que se aplican a dar cursos a parados con la misma capacitación, aptitud y entrega que los curanderos a la medicina.

Dicho esto, déjenme que dude, además, de su ética: ¿Cómo se permiten presentarse ante sus pobres y obligados alumnos tras haberse puesto tibios con unas mariscaditas, unos viajecitos, unos hotelitos que, encima, no han pagado? Paga el sindicato.

Aunque, eso sí, puedo imaginármelo. Ya los veo, levantándose con cierta tranquilidad de una bien servida mesa, dando chupetadas al puro, acabando la copa y explicando: "Es que tengo curso"; tal que torero en un brindis inmenso. Partiendo, a continuación, capitán presto a llevar a buen puerto la magna nave del paro y sus secuelas: "¡Esto, el paro, no es problema: lo fue!".

¿Los sobresueldos de los líderes sindicales? ¿Las facturas que airea la prensa? ¿La cooperación necesaria en el asuntillo de los EREs? ¿Juan Lanzas y otros modelos de sindicalistas? ¿Pastrana y sus cuentas? ¿Cuántos liberados dice que son?... ¡Ay, Dios, ay! Hay caradura para asar una vaca. De las grandes.

27-X-13

(soneto cojonero CLXXII: Defendiendo a la Maleni)

¡Vive Dios, cómo afinan los jueces
cuando de la tal Maleni se trata!
(Maleni es, ya saben, la niñata
de los eres y las desfachateces).
El plumero se les ve muchas veces
si la rata que juzgan tiene plata
o cuando es pirata politicata
y hay que sacarla a fuerza de preces.
Rezan entonces a todos los santos,
miran las Leyes hasta por el culo,
las fuerzan y tuercen sin disimulo
y las bailan mejor que los Tarantos.
¿Nosotros? Pues a sufrir los quebrantos
e infamias de estos leguleyos chulos.

Tienen que juzgar a cualquier cualquiera, y los señores hacen faena de aliño. Tienen que juzgar a un duquesito, a una infanta, a una exministra, a un exministro, a un oriolito u otro pájaro de similar plumaje, todos perfectamente sinvergüenzas y ladrones por devoción y entrega, ¡y los pollos se aprietan los machos, se remangan a conciencia, y se aplican a encontrar resquicios en las Leyes para sacar libres a estos canallas sin que el personal se revolucione demasiado!

De vergüenza.

¿Qué se apuestan a que esta pájara tampoco entra en talego ni devuelve lo presuntamente afanado?

Al tiempo.

Hablando de otra cosa, ¿saben vuesas mercedes que la Audiencia de Sevilla ha decidido anular parcialmente la imputación que la juez de los Eres, doña Mercedes Alaya, dictaminó contra Magdalena Álvarez (exministra de Zapatero también, como Blanco), al entender que su implicación estuvo poco motivada en el presunto delito y se vulneraron sus derechos de defensa y de tutela judicial efec..., etc., etc, etc.?

Pues, sí. ¡Menos mal!

(soneto doloroso CLXXII: ¡Qué alegría!)

¡Qué alegría me da ver cómo ganan
los bancos dinerales a espuertas!
¡Qué alegría me da ver por sus puertas
entrar los ricos caudales! Y afanan
beneficios fabulosos ¡que manan
tal que fuentes a caño tieso abiertas!
Y que llegan a las uñas expertas
de políticos que luego se ufanan
de desplumar a los contribuyentes;
y dan millones a sus directivos,
a Juntas y consejos consultivos,
trincones y asesores delincuentes,
repartiéndose blindajes ingentes
en pago por servicios delictivos.

"Los bancos españoles han obtenido un resultado atribuido de 5.310 millones de euros en el primer semestre de 2013, un 67% más que la cantidad registrada el mismo periodo del ejercicio 2012, según los estados financieros de las entidades bancarias publicados por la Asociación Española de la Banca (AEB)".

Así se entiende que los jodidos no paren de conceder préstamos a la pequeña y mediana empresa, a los hogares y a todo bicho viviente que abra su piquito: ¡Nos dan demasié! No paran.

Por otra parte, sería interesante saber cuánto se llevan los blindajes de directivos y cuánto corresponde a la aportación estatal pro-saneamiento con cargo al costillar del desplumado. Así como a cuánto asciende el montante que termina en bolsillo de político.

Si es que no cambiamos.

26-X-13

(soneto lamentable CLXXII: La antigualla)

Alfredito sólo sabe que quiere
sentarse en el sillón presidencial;
sin cuidar, este pobre carcamal,
del medio que, a tal fin, condujere;
así pues, se apunta a lo que fuere
(república, estado federal,
faisancito, 11 eme…) con tal
de que lleve a donde él creyere
que le espera el más bello sitial
con los dos brazos abiertos, ¡por fin!
¡Y color, colorado, colorín,
Alfredito Presidente tribal-
socialista! De España, un erial
por culpa de su egoísmo ruin.
Y es que un único designio le guía,
no tiene nada más en la cabeza,
no teme cometer cualquier vileza
porque la vida es bellaquería:
todo delito es para él vía,
no hay bajeza que sea bajeza,
no perpetrarla sí que es torpeza
además de pueril majadería.
Pues tan sólo quiere ser Presidente,
nada más, sí señor, tan sólo eso:
mandar en el Senado y el Congreso
y hasta en el último bicho viviente;
mandar hasta que frío y patitieso
lo manden enterrar entre la gente.

Si en el PSOE hubiese un secretario general que lo guiase por el camino del bien común, otro gallo nos cantaría. Y hasta es probable que algún pollo se atragantase con su propio hueso.

Pero, claro, hay lo que hay y no hay más: un señor antediluviano, vetusto, prehistórico. Senectuto. Un tapón delgado, calvo y tartajiento que obstruye cualquier pretensión de progreso en un partido que presume de progresista. ¡Progresista, con tal antigualla rancia al frente, ay, que me da la risa! Anacronismo que, dicho sea de paso, lleva enredando desde que Franco exhaló su vida con el último de sus ronquidos.

Y al que debemos, en gran medida, el actual estado de penuria educativa de nuestra juventud y la...

—¡Y la actual debacle de la banda asesina ETA, ¿eh?, que no se te olvide, so fascistilla!

—Perdone usted, señor mío, ¿llama usted debacle a que ETA gobierne en las Provincias Vascongadas desde las instituciones y desde el miedo?, ¿a que salgan inmoral e injustamente de la cárcel los asesinos en serie más sangrientos de nuestra Historia sin haber cumplido la condena, sin arrepentirse y sin indemnizar a las víctimas?, ¿a forzar la legalidad jurídica para que no entre en el talego una X y un Faisán? Porque si se refiere a eso, ¡vaya asco de debacle, eh?

Me parece que eres una miaja jiede y fascistillo escocío por el triunfo de la izquierda gloriosa de Juana Chaos, de Ines del Río, de Gordillo, de Arzallus y de...

—¿Arzallus?

—¿He dicho Arzallus? Es que me he equivocado; quería decir Urkullu y de...

—¿Urkullu?

—¿He dicho Urkullu? Es que me he equivocado; quería decir Ibarreche y de...

—¿Ibarreche?

—¿He dicho Ibarreche? Es que me he... ¡Bueno, y qué, eh? ¡Sí, Arzallus, Urkullu, Ibarreche, y qué? ¡Ya no hace falta que vistamos caretas: sí, Arzallus, Bolinaga, Santi Potros y todos los demás gudaris que han hecho posible el actual estado de libertad en Euskalerría! O como se diga, claro.

—Por supuesto, por supuesto. Que Dios esté contigo y te perdone, hermano, y a mí también, amén. Vale.

25-X-13

(soneto lamentable CLXXI: Un fiscal incompetente)

La fiera desalmada y truculenta
cumplió veintiséis años de condena
de los tres mil y pico (que es la pena
que merece esta asesina sangrienta).
Ni con trullo ni con perras, su cuenta
ha saldado esta nefanda hiena;
cuenta letal, de odio y muerte llena,
de lágrimas y sangre aún sedienta.
Y salta la voz pánfila y mezquina,
de un fiscalillo en las Vascongadas,
a decirnos que ya están zanjadas
las culpas de esta bastarda asesina;
¡Voto a bríos, y qué bien afina
el fiscalillo con tales cagadas!

El fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, ha señalado hoy que se “resiste” a llamar “terrorista o asesina” a la terrorista y asesina etarra Inés del Río, “porque lo ha sido sin duda, pero ya no lo es” ya que “ha tenido 26 años de cumplimiento efectivo de condena” y “ya ha cumplido con la sociedad”.

UN INCOMPETENTE DE TAL CALIBRE NO PUEDE ESTAR OCUPANDO UN PUESTO DE TAL RESPONSABILIDAD

23-X-13

(baúl, XXXII: Inés del Río, asesina)

Tan sólo les ha faltado sacarla
a hombros y dando la vuelta al ruedo,
¡porque es de admirar el denuedo
y diligencia para liberarla!

A ver si se dan el mismo denuedo y diligencia para intentar convencernos de que han soltado a esta asesina desalmada, esta tal Inés del Río, porque es de Justicia. O de Ley. Mejor se ahorran la molestia: la han soltado porque, para ellos, el fin justifica los medios. Lo mismo que otro Gobierno hizo con Ignacio Juana, con Bolinaga o con el Faisán; lo mismo que éste Gobierno va a hacer con otros asesinos de su misma calaña.

Y que no pongan a echar la culpa del disparate a quienes les precedieron: tiempo han tenido, y ocasiones, para que los juristas del país dieran con el modo de mantener en prisión a estos criminales; para echar de puestos decisorios a personajes tan deleznables como el pollo Guerra.

¿Daños colaterales? Por supuesto: pérdida de fe en estos señores del PP que tal daño han infringido a los criterios éticos y morales de una nación; a lo que hay que añadir el desmán que supone la liberación paralela de presos comunes autores de delitos vergonzosos.

Un ruego tan sólo: una prisión es una prisión, no un centro de recreo. Pues que no se permitan lujos comodidades propias de la vida en libertad a quienes están allí por haber causado tanto dolor a personas inocentes: nada de frigoríficos, televisores, gambas, champán, licenciaturas amañadas por docentes sin ética, etc.; trabajo y a joderse, con perdón. Ah, y meterlos con los presos comunes, los cuales no son peores que ellos, ¡qué va, ni muchísimo menos! Y por supuesto, nada de redención de pena a los etarras; ya es suficiente con permilirles lo que ellos negaron a tantos otros: vivir.

Y, señores jueces, no se molesten más en condenarlos a 3.000, 4.000 ó más años de cárcel que no van a cumplir: condénenlos a 40 y que los cumplan. Macizos. Del primer día al último. ¿No están pensando aumentar la edad de jubilación a los setenta? Pues empiecen por subir el máximo de condena a estos criminales; por desgracia, la esperanza de vida ha aumentado para ellos también.

21-X-13

(soneto doloroso CLXXI: Parot el Hijoputa*)

Como si fueran reyes los atienden;
o mejor, incluso, si me apuras;
allí tienen de todo, las criaturas,
y de lo que no tienen, se lo venden.
Si estalla un coche bomba, la emprenden
con las gambas, langostas y harturas
de champán, cánticos y mofaduras
que, a la gente de bien, bien ofenden.
Son presos de una clase especial,
enchufados y egoístas del miedo,
de la muerte a traición, los del dedo
verdugo y sayón, horrible y final;
y a los que hoy una ley demencial,
ha confirmado en su bestial credo.

El Tribunal de Estrasburgo acaba de derogar la doctrina Parot.

Para mí, que el Gobierno de España no ha hecho suficiente, no ha querido pulsar con la habilidad precisa los resortes indicados, no ha puesto la presión necesaria en los puntos convenientes. O sea, no se ha querido mojar; como, está claro que sí, se mojó con el paripé del Faisán; y como ahora, con toda habilidad, ingenio, tacto y disimulo podría haber hecho.

Y no ha hecho. ¿Por qué?

Bueno, las víctimas están muertas; quienes las mataron, vivos. Defender a pecho descubierto la doctrina Parot sería como remover el agujero donde están escondidas las víboras y temen que vuelvan a morder. ¿Qué mejor que dejarlas tranquilas y pactar con quienes se pacta? Al fin y al cabo, de esta manera se pierden unos cuantos votos; pero una campaña de los etarras en la presente coyuntura creo que significaría una amenaza electoral que el PP no ha querido afrontar.

Ergo, el muerto al hoyo, el vivo al voto, y la moral al marrón; que la Justicia no mueve dientes; la urna, sí. Y amén.

PS: ¡Ah, se me olvidaba: al menos podrían meter a estos hijoputas* con los presos comunes para que estén sometidos al mismo trato que los de similar calaña! Eso de celebrar atentados, muertos, bombas y demás con champán y langosta es añadir al dolor, más afrenta; pues afrenta es ya el hecho de que gocen de todas las comodidades de que disfrutan y que son tan del dominio público.

*con perdón. Y ahora que caigo: Zapatero, ¡a tus zapatos! Cierra el pico de una vez, que ya bastante mal nos has hecho, maldito.

20-X-13

(soneto ridículo CLXXI: La batalla de Las Navas)

¡Envueltos están ya, como por ola,
muchos villanos por la morería!
¡Ya se presiente la carnicería
de cristianos en la cruel batahola!
De repente, blandiendo banderola,
alguien ve un San Isidro que guía
feroz y celestial infantería
que muy pronto a los moros inmola.
Por entre los gemidos, en Las Navas
camina San Isidro esa noche;
doliente llora el fiero derroche
de cuerpos muertos, ya sin almas bravas,
vacíos de cimitarras y aljabas,
idos ya para siempre, sin reproche.

La batalla comienza pronto el lunes 16 de julio de 1212. Las huestes de Miramamolín atraen a los cristianos hacia posiciones desfavorables e inician la masacre. De repente, caballero sobre etérea cabalgadura, aparece San Isidro al frente de huestes gloriosas; banderola en mano, tizona en la otra, reparte mandobles a diestro y siniestro como quien echa migas a los pajaritos; ruedan de sus cuerpos las cabezas de los infieles y la tierra hierve con sangre sarracena: ¡la victoria ha cambiado de bando!

A la noche, más de un cristiano distingue la figura del Santo que deambula por entre el gemir de la morería agonizante; les conforta en el trance y les ayuda a bien mor...

—Se equivoca usted, amigo. No era San Isidro el que rondaba por el campo de batalla esa noche.

—¡Ah, no?

—Ni hablar. En absoluto. En realidad era el antepasado ilustre de uno de los contemporáneos más eximios con quienes tenemos la suerte de compartir patria.

—¡No me diga, no me diga! ¡Qué sorpresa! Y, ¿quién es ese español afortunado que tal antepasado tiene? ¿Quién es ese feliz compatriota? ¡Diga, diga, señor mío, quién es?

Ipso facto se lo digo, amigo: don Arturo Mas, señor de CIU, Barón del Palau y Comisionista del 5%.

Nota de la redacción: en realidad se le atribuye a San Isidro la ayuda prestada a las tropas cristianas para salir del atolladero-trampa en el que tontamente habían caído; otros historiadores adjudican esta ayuda a Martín Alhaja, pastorzuelo de aquellos andurriales. Nosotros, no obstante, para no ser inculpados de anticatalanismo, defendemos que la victoria castellana de Las Navas de Tolosa es sólo imputable a Mosén Arturet Mas, glorioso antepasado del Barón del Palau.

19-X-13

(soneto cojonero CLXXI: A Mas)

Los gobernantes nos crean problemas
para dificultar la convivencia
aplicando descaro e  imprudencia
con lucidez e indignidad extremas;
y coge y sale un tío pamemas
y lo jode todo con eficiencia:
en su demencia se cree eminencia
y va y cortocircuita los sistemas.
Aparte, también, de que los dineros
me los vuelven locos a los jodidos,
y se rompen sus culos puñeteros
y riñen como fieras a rugidos
por afanarlos a sacos enteros
y llenar con ellos sus sucios nidos.

Por supuesto, esto no va por nadie, como es lógico; pero hay que ver la que ha liado ese catalanillo de tres al cuarto que se cree Moisés guiando a su troupe camino del fondo del Mar Rojo; y que ha escogido el jodido los momentos más críticos para soltar su andanada soberanista, o sea, cuando estamos con el agua al cuello. ¿Se lo imaginan sentado en su trono, cetro en mano y bajo la corona que corona su testa dura al tiempo que regula: ¡Corridas de toros, no! ¡Hablar español, tampoco! ¡Cagarse* en la señera, menos! ¡Robar, sí, si eres de CiU!**?

Oye, es que aquí, en España (supongo que en resto, más o menos), los señores políticos tienen bula para hacer cualquier disparate que se les ocurra; se saltan las Leyes a placer y nadie les va a exigir responsabilidades, nadie los va a sentar en el banquillo, nadie los va a meter en el talego. Y se da el caso de que roban a manos llenas, los pillan con las manos llenas en la masa pura (como han pillado al Oriol, al Durán y Lérida y a tantos y tantos otros), ¡y no pasa nada!

Bueno, pues este tío tenía que dar cuenta de sus desmanes y responder por delitos tipificados en el código penal y que tanto daño nos están causando; pero responder con responsabilidades penales, ¿eh?, que eso de las responsabilidades políticas me suena a choteo puteado: talego y multa. O multa y talego, que a estos pollos les duele más billetera que jaula. Seguro. ¿No ven que la pela es la pela?

*con perdón;
**pero no más del 5% (Maragall dixit 3%, su caché).

18-X-13

(soneto lamentable CLXX: La alegría de don Emilio)

Está el señor Botín tan contento
porque llega muchísimo dinero
a España desde el mundo entero
justo en este preciso momento.
Por lo visto piensa el elemento
que, sólo por ser un año puntero
para el beneficio financiero,
es para todos año suculento.
Mas el hambre recorre los hogares,
el espanto anida en los pechos,
sus bancos nos confiscan nuestros techos,
niegan créditos a particulares;
y, para que quedemos satisfechos,
¡nos larga estas frases ejemplares!

El jodido.

Las sentencias ejemplares son así:

«¡Es un momento fantástico para España porque llega dinero de todas partes!». «¡España está en un momento muy bueno, hay que aprovecharlo!». «¡La banca española está maltratada!».

Me lo imagino, a Emilio, digo, que me lo imagino contentísimo mientras las está diciendo. Casi loco de contento. Loquito perdío, vamos. Más o menos como estamos todos. Menos la banca, claro; que de puro maltratada anda llora que te llora por las cuatro esquinas de nuestra patria. La pobrecita.

17-X-13

(soneto ridículo CLXX: ¡Tal Gaspar y al río con él!)

Bicho enano con el pie votante,
presunto jefecito de Juan Lanzas
(un ladrón sindical cuyas andanzas
dejan chicas las del mayor mangante),
muñidor despreciable e intrigante
diestro en zancadillas y asechanzas,
regordeta plaga de las finanzas,
maestro del más burdo y blanco guante,
¡oh, Gaspar!, potentado socialista,
artista de los eres fraudulentos,
asentador de los ricos asientos
del casino de Tomares, sablista;
fuiste, siempre, hábil comisionista
y, siempre, vividor de muchos cuentos.

Escarbando por entre la fauna política y sureña nos topamos de manos a boca con un espécimen muy temible al tiempo que despreciable, tal Gaspar. Este pájaro nos vino a ofrecer un ejemplo admirable en los primeros tiempos de nuestra democracia: la foto de un cuerpecito rechoncho estirando la patita (no en el sentido que sería de desear) para alcanzar el pulsador de un escaño desierto es uno de los hitos de nuestra historia. Y su verbo, tan admirable como sus gestas; pregunten, pregunten si no me creen, pregunten a Arenas o a Teófila, que no me dejarán mentir.

Luego están sus gustos artísticos: admirador de la Pantoja, no de la de Puerto Rico, que a lo mejor también, sino de la otra, la ladrona, ya saben; ergo, su condena suave.

De este pájaro, de este tal Gaspar, no obstante, lo mejor de todo está por venir; escribiéndolo están las manos más blancas, valientes, honradas y admirables de nuestra bendita tierra andaluza: las de doña Mercedes Alaya (¡que Dios y la Guardia Civil la protejan de las asechanzas sindicales!). Saber que Andalucía da frutos tan admirables como la juez Alaya es de por sí suficiente para sentirse orgulloso y satisfecho de tener que compartir tierra con ese otro pajarraco al que no quiero ni nombrar, ya saben, el de la patita y que la estire, tal Gaspar y al río con él. Persona nefanda. Amén.

(soneto doloroso CLXX: El pájaro y su catalanerío)

Yo sí tengo agravios colosales
contra Mas y su catalanerío:
tío felón es, que va a su avío
y por la espalda nos clava puñales;
aprovecha el traidor que los males
tienen España hecha un puro lío,
para volvernos aún más sombrío
un cuadro de colores demenciales.
En la jaula es donde debería
tal pájaro estar por traidorzuelo,
bellaco y por falso: el señuelo
propuesto a su catalanería
es sólo una mera utopía
a pagar con hambre y mucho duelo.

El poder de la propaganda fue utilizado descaradamente por los nacionalistas Adolfo Hítler y Benito Mussolini; ello les propició el uso y abuso del poder que luego ejercieron con total impunidad. Hasta que les llegó su hora.

También Franco hizo uso de un aparato propagandístico que le permitió alcanzar referéndums con un tanteo muy cercano al cien por cien de conformidad y asentimiento a las paridas presentadas.

En todos los casos, las manifestaciones de adhesión al Caudillo de turno fueron moneda de uso común a la que recurrieron los sistemas totalitarios citados.

Arturito Mas es el Caudillo del pueblo catalán en la actualidad.

Su aparato idea:

Manifestaciones de apoyo al régimen, tales como diaditas, cadenas y coñas marineras de calibre similar. A Franco (q.e.p.d.) se le caería la baba si las presenciara, seguro.

Censuras y prohibiciones varias, como la proscripción de las corridas de toros en Cataluña, la negativa a que se ruede una escena de la serie que trata sobre Isabel la Católica, o el veto a la fotografía de Padilla, por citar tan sólo algunos ejemplos. Verde de envidia se pondría el jodido (q.e.p.d.).

Por último, el pájaro está urdiendo ahora todo un referéndum. Y ojo, que tiene buen maestro, q.e.p.d.

Luego, cuando se haya salido con la suya y los mercados internacionales estén dándose guantazos por comprar deuda catalana, los pensionistas catalanes estén con el llanto al cuello de pura alegría, y todo lo catalán se haya ganado el desprecio y rechazo del resto del país, ¿no será ya tarde para cortarle las alas a este pájaro de cuenta y encerrarlo en la jaula que se merece?

Desde aquí proponemos la creación de la Plataforma para Meter en el Talego a Mas, o sea, la PMTM, antes de que sea tarde; todo aquel que se apunte será obsequiado con una señera de papel suave y muy absorbente para que haga uso de él mientras tararea Els Segadors. Saluditos.

Ps: desde aquí expresamos nuestra solidaridad, aprecio y respeto a aquel pueblo catalán que, lejos de dejarse llevar por cantos de sirena, sufre en silencio. Como la de las almorranas de la tele, pobre señora.

13-X-13

(soneto cojonero CLXX: Rata y Ratita)

Una ratita y su macho consorte
se aplicaron con uñas y engaños
al público erario y graves daños
le causaron entre corte y deporte;
lo mangado fue mucho; el importe,
importante; porque durante años
a tontos públicos nada tacaños
timaron con su labia y con su porte.
Mas con ser grave el daño ya hecho
a la economía del país,
es tan sólo simple grano de anís
viendo el que se hace al Derecho,
para que no duerman en aquel lecho
en que tienen lugar los vis a vis.

Antes de nada y por si acaso: no va por nadie; esto son meras elucubraciones carentes de cualquier intencionalidad, etc., etc. Dicho lo cual: si alguien, que tiene la vida ampliamente resuelta a nuestra costa, se pone a robarnos descaradamente es porque tiene malas entrañas. Nos hace un daño económico tanto más grave cuanto más importante es el trinque; por poner un ejemplo: hace poco supimos por los medios que a una mujer la habían condenado a prisión por un robo de 200 €, los cuales, aclaramos, empleó para comprar artículos de primera necesidad para su hijo; en el caso de la ratita y su macho hablamos de bastante más de ocho millones de euros, los cuales, aclaramos, emplearon para adquirir lujosa mansión y darse la vidorra padre, madre y desmadre. Echen ustedes cuentas y saquen conclusiones.

Pero..., este perjuicio económico es nada serio si lo comparamos con el que origina su propio ejemplo en la sociedad, o sea, en el contribuyente, o sea, en el gilipollas común, o sea, en las personas de honra y trabajo o paro sufriente. Esto sí es grave. Mucho más serio. Triste, incluso, si tenemos en cuenta las formas, es decir, si echan mano de niños enfermos de cáncer o hacen abuso de vileza igual de deshumanizada para alcanzar sus fines espurios; más aún, en los tiempos de crisis, hambre y desesperación que corren. Es decir, lo que en el ambiente del desmadre y similar se califica como un completo.

Pero..., la cosa ya adquiere tintes insufribles cuando Alguien hace todo lo posible por violentar el Derecho para que la ratita uñas largas y don lindo guaperín no entren en chirona. Es que la gente, aun cuando tonta, se lo huele. Desconfía y condena de antemano. Como no desconfiaría si la Justicia cumpliese expectativas en vez de generar frustraciones. Matas, Malaya, Blanco, Gürtel, Oriol, Palau, Fabra el de Andreíta, etc., etc., etc.

En fin, es lo que hay y no hay más. Todos nos iremos como se han ido quienes nos precedieron. Aquí quedará su nombre, bueno o malo, su ejemplo, malo o peor, su fortuna, que no se llevarán consigo. Sus descendientes. Con su honra o su vergüenza.

Mínimo consuelo, triste placebo por una Justicia que no se entiende.

10-X-13

(soneto lamentable CLXIX: ¡Ay, Toxo, Toxo!)

¡Vive Dios: ¡¡Si son fascistas de pro!!
¿Cómo osan, los pérfidos ingratos,
hurgar en nuestras cuentas? ¡Ni Pilatos
con Cristo tal despego desplegó!
¡Ni Franco, bicho que era el chavó,
trató con crueldad a los sindicatos,
sino con tales talantes y tratos
que tan sólo puedo decir: chapó!
¡Y va la juez, ¡en plena democracia!,
y manda a sus esbirros policiales
a hurgar en nuestras cuentas y caudales
¡sin haber tenido la diplomacia
de avisar y que nuestra burocracia
pueda tomar las medidas usuales!!

Detenidos Mera, Carmona, Contreras; registran el domicilio de Florido, imputado. Todos sindicalistas. Ello sin contar con Lanzas el Asavacas, pájaro gordo y pollo sindicalizado hasta que se forró; ni con Pastrana; ni con otros muchos, la mayoría de ellos de la UGT, el sindicato más afín a la Junta.

No. Así, no.

Sí son necesarios los sindicatos, por supuesto; pero no ESTOS sindicatos. Necesitamos unos sindicatos honrados que defiendan racionalmente los intereses del obrero, no los propios y espurios de sus dirigentes; que se impliquen en solucionar problemas, no en crearlos.

Que no se dejen escandilar por el bien público, no se crean los amos de la caja, y no metan sus sucias uñas en ella.

Que dejen en paz a la Justicia y sólo recurran a ella en defensa del obrero.

Que nos ayuden e iluminen en estos tiempos tan negros; sean nuestros hermanos en la necesidad, padezcan con nosotros.

Sin tantísimo liberado gandul y sanguijuela.

Sin odios ni rencores. Sin pasado.

PS: Toxo compara la actuación policial con las brigadas de lo Social de la Segunda Dictadura, la Franquista. Hombre, por favor: aquí lo que se dilucida es un sucio asunto de perras, señor mío, trincadas (presuntamente) por quienes deberían ser nuestros defensores. Para información más contrastada, consúltese la prensa de ayer. O sufra en la Andalucía de hoy.

(soneto doloroso CLXIX: Isabelita)

Hoy me estoy acordando de ti
cuando creo que nadie más lo hará;
por aquí, poco va quedando ya
de los que compartiste por aquí.
Minucia fuiste, pequeñez así
que casi nadie apreció, quizá;
la nonada invisible que ojalá
yo supiera que nunca conocí.
Eran tiempos del hambre, los cincuenta,
tan lejanos, tan idos, tan distintos;
años tan añorados en su lenta
lejanía y que hoy, ya casi extintos,
consumen los polvorientos recintos
de mi mente anciana y harapienta.

Mientras barría, o limpiaba el polvo, o fregaba, no paraba de canturrear aquellas cancioncillas de los cincuenta; ya entonces lo hacía como lo habría hecho el suspiro de un gorrioncillo. Desapareció durante algunos días; había ido a un pueblo de la provincia, no recuerdo bien a cuál, Tahal tal vez. Cuando volvió traía una canción nueva: En la colina del oso / hay un colegio famoso / donde van todos los niños / a aprender a hacer el oso, / la chungarala, la chungarala, / a aprender a hacer el oso.

Dos o tres años más tarde me enteré de que se había casado; debía de tener por entonces diecisiete más o menos. Algo oí de que su marido, cuyo nombre aún recuerdo pero no quiero escribirlo, le daba mala vida. ¡Quién lo iba a decir, con lo callado y sumiso que parecía cuando venía a esperarla! Unos meses más tarde, por su hermano, el hermano de ella, José, supe que había muerto. Una meningitis dijeron. El marido al poco tiempo volvió a casarse.

Y ella fue como si jamás hubiera existido; como nosotros, vamos. Salvo que yo, de vez en cuando, la recuerdo.

09-X-13

(soneto cojonero CLXIX: La risa de la Maleni)

Los de la comisión o paripé
insisten otra vez en la pregunta:
En el documento que se adjunta,
¿de quién es esa firma que se ve?

La Maleni: —¿Qué firma? Yo no sé
a qué firma queréis sacarle punta;
porque, que yo sepa, no soy presunta
de nada: ni lo soy ni lo seré.

Finalmente consiguen que se centre
en la firma en cuestión: —¡Ay, qué risa!
—estalla—. ¡Es la tuya! —Y precisa
mientras la risa le sacude el vientre:—
¡No sé cómo queréis que me concentre
con tantas preguntas y tan deprisa!

En la tele lo vi. Estaba la Maleni con su viceconsejero de la época. Comiendo caramelitos. ¡Ay, qué risa! Abriendo botellitas de agua. ¡Pero qué gracioso! No, a Guerrero lo conozco por la tele; como vosotros. Sí, antes partía que doblá. ¡Sí, de risa! ¿Que en 2003 se amplió el presupuesto para la provisión de más fondos para la consejería de Empleo porque todo se lo habían gastado en EREs? ¡Ah, yo no me acuerdo! ¿Firma? ¿Qué firma? A ver. El viceconsejero le señala donde está la firma y, ¡puñeta, si es la tuya! De su viceconsejero, el tío imputado que se sienta a su lado.

Súfranlo en

http://www.elperiodico.com/es/videos/politica/comparecencia-magdalena-alvarez-ante-comision-investigacion-parlamentaria-junta-andalucia/2319052.shtml

«Si la borrasca cambió de forma impredecible, no la pueden predecir, y si no la predicen quienes la tienen que predecir, ¿cómo quieren ustedes que lo vayamos a predecir aquéllos que estamos esperando la predicción?»

Esta mujer estuvo al frente de la consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía desde 1994 a 2004. Cuando se gestó el modus operandi de los EREs fraudulentos.

¡Vaya por Dios, qué panda de 4 ó 5 golfos! O de 405, a saber.

06-X-13

(soneto doloroso CLXIII: ¡Una vergogna!)

¡Por millón, veinte días de condena!
¡Qué pasada lo del caso Malaya!
¡Qué tremendas condenas, vaya, vaya!
¡Por millón, veinte días en la trena!
Ahora cada cual a cumplir pena
entre los coleguillas y canalla,
en recinto hotelero con muralla
y, luego, ¡a gozar y bolsa llena!
Porque nadie devuelve lo trincado,
porque todos lo tienen escondido
para que, apenas hayan salido,
¡a vivir como rico potentado!
¡No me digan que no es de Juzgado
de Guardia y para estar bien jodido!

Hay disparidad en los cálculos: a los chicos de www.elperiodico.com les sale a veinte días de condena por millón estafado; a los del www.diariocritico.com les sale a 9 horas y 14 minutos de cárcel por persona y millón estafado; se ve que esta regla de tres es complicada y según la derivada que apliques te da un resultado u otro. Entonces me he puesto a hacer la cuenta por mi cuenta pero al coger el lápiz me ha entrado una mala leche y se me ha puesto la sesera obnubilada y cuando me he venido a dar cuenta le estaba dando bocados a la puerta de la salita y lo he dejado.

Me he dicho, dicho, tío, eres gilipollas: vete a cualquier partido, te afilias, te pones las botas, te asignan una condenilla para callar bocas, ¡y sales con botas nuevas y la vida en rosa y resuelta! Fíjate en Hernández Moltó, en el Conde Mario, en el Roca, en el Rato, en los Pujoles, en Fabra el del aeropuerto, en..., espera, espera, ahora que caigo: ¡si a muchos ni siquiera me los llevan a hacer el paripé!; ¡los pillan con las manos en la masa pública y da igual, o sea, no pasa nada, ni trena ni nada, a la puta calle y a vivir que son dos días!

Eso sí, yo voy a elegir que me pongan condenilla: no sé qué te enseñan en el talego en el poco tiempo que allí pasas, cuando lo pasas, pero sales con unos modos, un empaque, un porte y distinción que es demasié; además, haces vida social de la buena, tienes todas las comodidades y, sobre todo, te preparas en serio para el ajetreo de una vida frenética en el lujo que te aguarda a la salida.

04-X-13

(soneto lamentable CLXIII: ¡Ay Marbella! ¡Ay, Leyes!)

¡Qué enormes fuegos de artificio!
¡Prácticamente condenan a nada
a la panda que dejó arruinada
Marbella en su propio beneficio!
¿Y para esto tan galano juicio?
¡Juicio que nos cuesta una burrada,
a sumar a la brutal bribonada!
Y ahora, ¡a pasárselo de vicio!
Pues ya tocan con sus uñas ladronas
los millones del robo marbellí
guardados por aquí y por allí
en cuentas ocultas y ricachonas
aguardando con risitas burlonas
una nueva vida de frenesí.

Bueno, hablando de otra cosa, ¿han visto ustedes cómo lo primero que aprenden los bribones es a poner a buen recaudo el producto de su truhanería? Luego, si los pillan, se tiran un corto periodo en un talego que, para ello, han dispuesto nuestras autoridades con toda suerte de lujos y detalles; a renglón seguido, ¡a vivir, que son dos días!

Nosotros, aquí, con cara de tonto. Honrado, eso sí. Pagano de abusos y recortes, eso también. Pero, en fin, al menos se abolió el derecho de pernada. Algo es algo.

Sin embargo, se queda uno con una sensación de impunidad y piensa, piensa, piensa, ¡córcholis, si les sale a 3 millones de euros al año disfrutar de esta especie de hotel! ¿A que sí?

PS: ¡Ah, por cierto, doña Mercedes Alaya está descubriendo que, en vez de ser cosa de cuatro o cinco golfos, la cosa es al revés!

03-X-13

(soneto ridículo CLXIX: Banquillo para un bribón)

¡Gloria y honor al excelso banquillo
en el cual un tal Fabra se ha sentado
ayer mañana dentro del juzgado
para charlar con un juez un ratillo!
En sitial para culo de Caudillo,
en poltrona de nalgas de acusado,
en sillón de bribón degenerado
¡se ha sentado por fin este pillo!
Rico pillo es con aeropuerto;
y con hija con un dedo de frente
pero lengua muy larga y prepotente
para la humillación y el desacierto.
¡Vive Dios, qué buen banco ha cubierto
con su trasero este delincuente!

Diez años y delitos prescritos ha costado. Y tengo la impresión de que no va a pisar talego; ni a devolver trinque. Démosle tiempo al tiempo, que éste me dará la razón.

La prepotencia y el aquí-mando-yo, el uso del cargo público para sus fines particulares, el enriquecimiento desmesurado, el derroche faraónico. El ejemplo. El pésimo ejemplo.

Que esto pase en el Bananerato Andaluz, se comprende; pero que suceda en la Región Valenciana... ¡Claro, también se comprende! Incluso mejor. No hay más que recordar qué clase de pájaros anidan por aquellos pagos: que si Castedo, que si Camps, que si Costa, Ripoll, Cartagena, Alperi, Fenoll, Amorós, Crespo, Cuesta, Barberá, Rafael Blasco...

30-IX-13

(soneto cojonero CLXVIII: Listas electorales)

El Partido Popular tiene suerte
con los pollos que bullen por sus listas:
toda una pandilla de turistas
que es la pera, la repera y muy fuerte.
Hay una que es divina de la muerte,
la delicia de los comisionistas,
la más retozona de las juerguistas,
la más salida, quien más se divierte.
Como tal alcaldesa del levante,
levanta la patita en las fiestas
dejando al aire, libres y expuestas,
las oscuras vergüenzas de Alicante:
un pagano, contratista y mangante,
con las prósperas botas muy bien puestas.

Pueden ver la ilustrativa fotografía en

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/09/29/alicante/1380451878.html?cid=GNEW970103&google_editors_picks=true

Miren ustedes, señores míos de mi alma, miren, cambiar de candidato no supone la pérdida de una elección; puede, incluso, mejorar los resultados. Y en muchas ocasiones imponen a los electores unos candidatos que dan vergüenza ajena verlos en unas listas electorales; porque en tales listas sólo deben ir ciudadanos ejemplares.

Es el caso de Alicante o Valencia, en ayuntamientos, o de Castellón u Orense, en Diputaciones; y de varios congresistas y senadores, entre los que ocupa lugar egregio Andreíta Fabra (ya saben, no la del "¡Andrea, cómete el pollo, coño!", sino la del "¡Que se jodan!").

Por supuesto, no toda la culpa es de quien da el visto bueno a las listas cerradas y elaboradas en las que se incluyen tales especímenes. ¡Qué va!

El principal culpable es el pueblo que las vota. Claro que muy posiblemente lo haga porque la alternativa es aún más indeseable.

29-IX-13

(soneto lamentable CLXVII: A un busto de Cicerón)

Por más que mudo y sordo, Cicerón,
ese trozo de mármol es tu cara
contemplando, sin ver, desde tu ara
que no cambia la humana condición:
cómo pudren codicia y ambición
un agua limpia, una poza clara;
cómo el agua donde hoza la piara
al cabo se enturbia sin remisión.
Maestro fuiste y de los más notables,
porque no siendo de los más valientes
defendiste con palabras ardientes
los fines que creíste más loables;
no siempre para ti los más rentables,
mas, para los demás, los más prudentes.

Veinte siglos contemplando la inmundicia humana desplegarse ante ti, ¡y tú sin decir nada! ¿Cómo has podido permanecer tan en silencio, cómo puedes?, ¿dónde hallas la fortaleza que nunca tuviste? ¡Más aún en el sitial en que te encuentras, aquí, en Madrid! Bueno, para ti peor sería en San Telmo, por mucho palacio que también sea.

Por otra parte, ¡cuánto lamento aquella elocuencia tuya; cuánto echo de menos, en estos tiempos nuestros, aquel buen decir que era el tuyo! ¡Cuánto envidio los libros que, aún cerrados, tienen tanta sabia dicción, tu logrado razonar, tu perfecta construcción, tu elegancia y distinción serena.

Mi respeto en tu dolor, mi envidia en tu prudencia. Vale.

(soneto cojonero CLXVII: ¡Jo, blindajes!)

Don Fulano cogió Tabacalera
y al poco estaba hecha unos zorros,
mas él vio aumentados sus ahorros
en cierta cuentecita extranjera;
por lo bien que lo hizo el pollopera*,
en vez de darle en todos los morros
una buena somanta de mamporros,
Hacienda le colmó la billetera:
lo pusieron al frente de Iberia,
otra compañía de altos vuelos
que al poco ya estaba por los suelos
y en la dura, puta** y pura miseria;
mas el pollopera hecha una feria
¡su bolsa tenía con dineruelos!

*pollopera: mocito con muchas pelas, euros o posibles y atildado, por ello, en el vestir;
**con perdón.

Veamos, hay un pollo, otro pollo amigote de don Gallo, son dos pollos, Francia se queda con una centenaria empresa nuestra, el pollo reacomoda al otro pollo, créditos interesados a amiguetes, denuncias que van y vienen, otra Caja de Ahorros saqueada, un banco sale a la bolsa, una bolsa multimillonaria se nos pierde, un novio en el talego, un juez en la higuera, un montón de preferentes desplumados, el pollo amigote de don Gallo se nos casa...

En resumen:

Considerando las condiciones de su actual contrato de servicios con la compañía, Antonio recibirá al momento de su cese por cualquier causa, una compensación de 2.800.000 €. Sueldo en 2011, efectivo más especies, de Antoñito, 921.000 €/año.

Considerando las condiciones de su actual contrato de servicios con la compañía, Rafael recibirá al momento de su cese por cualquier causa, una compensación de 1.700.000 €. Sueldo en 2012, efectivo más especies, de Rafaelito, 870.000 €/año.

Y la compañía, que no era de los bien pagaos, Antoñito y Rafaelito, sino nuestra, en manos de la pérfida Albión.

A todo esto, nosotros, como culpables de la crisis que hemos originado por haber vivido por encima de nuestras posibilidades, tenemos que seguir pagando la hipoteca que el banco nos tasó bajo la atenta supervisión del Banco de España, la fiscalización de Ministerio de Hacienda y el visto bueno del Gobierno de turno. ¿La Banca? Rescatada, gracias a nuestros bolsillos. ¿Sus directivos? ¡En libertad, gracias a nuestras Leyes!

Pues, eso, como aconsejaba Don Quijote, paciencia y barajar, que diría Durandarte; de donde dedujo, según explicó a Sancho, que los naipes ya existían en tiempos de aquél.

28-IX-13

(soneto ridículo CLXVIII: ¿Refugio para indeseables?)

Pues para que se hagan una idea
de la inutilidad del tal Senado:
¡José Antonio Griñán ha ocupado
una poltrona en esa asamblea!
El genial autor de la panacea
que cosechó tan feliz resultado
con el paro andaluz, asignado
ha sido a la más propia tarea:
¡La comisión de Empleo, nada menos!
¡Reducir el paro, así, sin más!
¡Esta gente o son tontos sin frenos,
o disfrutan dándonos por detrás!
O..., ¿será, él, otro más en los plenos
al que ya nadie juzgará jamás?

El caso es que ha huido tras:

haber perdido unas elecciones;
haber trapicheado para ser Presi de Babia;
haberse untado presuntamente en eres;
dejar la tasa de paro más alta de la CE;
permitir los mangoneos de la UGT;
haber echado piedrecitas a las ruedas de la juez Alaya;
nombrar sucesora digital a no sé quién;
y jodernos a millones de andaluces.

Gracias, gracias, José Antonio, gracias por haberte ido. Mucho antes lo tenías que haber hecho: por aquí estamos hartos de políticos ineptos, de ética presunta y uñas más, que nos han convertido en el Bananerato de Europa. Lo único que siento es que detrás de ti viene otro. Otra, en este caso. Paciencia, Paco, paciencia: ¡Acabarás acordándote de él!

—¡No, si ya me acuerdo! Y de su familia. Cada día.

27-IX-13

(soneto doloroso CLXVII: León Tolstoi)

Mas viendo que su padre se moría
acudió al jefe de la estación
en busca de auxilio y compasión
para el viejo caído en la vía;
farol en alto el jefe les guía
hasta la diminuta habitación
y ayuda a poner sobre el colchón
al bulto, ya casi en su agonía.
La noche se hace larga, eterna,
con el viento aullando por la estepa,
ronco jadeo, trepa que te trepa,
ronca contienda, perdida, interna;
tras una convulsión postrera y tierna,
la muerte en el viejo se retrepa.

Huyó Tolstoi de casa con su hija la menor, Alexandra, y su amigo el doctor Marivetski, a escondidas, con sigilo; si su mujer, Sofía, se enteró no dio muestra de ello, furiosa como estaba los últimos años y cada vez más con su marido, León, por su filantropía extrema.

Era la madrugada del 17 de noviembre de 1910.

Durante tres días deambularon por los alrededores hasta que el atardecer del 19 Tolstoi, de 82 años, se encontró tan enfermo que era incapaz de dar un paso; estaban en la estación de Astapovo, aún en las inmediaciones de su casa de Yásnaya Poliana. Alexandra, a la vista del estado de su padre pidió ayuda al jefe de estación; éste cedió su alcoba, tan humilde como el resto de la casa, al enfermo. A lo largo de la noche entró en agonía; entre 6 y 7 de la mañana falleció.

Vayas donde vayas, toparás allá con gente que te enorgullecerá de ser humano.

26-IX-13

(soneto ridículo CLXVII: Pastrana el de los Sobres)

¡Ay, qué cara de santo Job sufriente
tienes, Pastrana, el de los billetes
que en sobres tú mismo sacas, y metes
en seguida en tu cuenta corriente!
¡Ay, dime, dime, so sobre-cogiente,
so ejemplo para ratas y pilletes,
so bribón muñidor de trapacetes,
si tienes un Bin-Laden*, ¿qué se siente?!
Glotón y bebedor inimitable
con tela sindical y sandunguera,
protector de tu propia billetera,
nepotista** del enchufe y el cable...;
o sea, un pelín impresentable
en tales tiempos de hambre obrera.

*así se denominan los billetes de 500€, los cuales, según dicen, son de color morado.
**presunto: family and friends.

Según el diario ABC, (25-IX-13), un tal Pastrana autorizaba con su firma talones destinados al pago de sobresueldos a la cúpula de UGT, el suyo el primero; llegaba al extremo de especificar el desglose en billetes, para él los de 500€ hasta los 3000 €/mes. Esto, teniendo en cuenta los tiempos que corren, es vergonzoso, insolidario y cruel; perpetrado por un líder de un sindicato obrero es una burla feroz, inhumana y desalmada.

Para mayor abundamiento véase

http://www.abcdesevilla.es/andalucia/20130924/sevi-cheques-sueldos-201309232119.html

25-IX-13

(soneto lamentable CLXVI: Excelentísimo y Lozano presunto)

Nuestra buena juez, Mercedes Alaya,
a reptil nuevo endiñole caña
con una suma en nada tacaña,
mas piltrafilla para tal canalla.
Este pollo fue presunta pantalla
en la infame e increíble maraña
de los EREs, asombro de España
y ejemplo de trinque donde los haya.
"Si tienes que mirar a otro lado,
pues se mira y aquí no pasa nada.
Se pierden mil millones. ¡Qué nonada,
¿eh?; y de perdido, nada: desviado!
¡Yo trabajando más que un condenado
y tú me vienes con esa chorrada!"

¿Otro más de los cuatro o cinco golfos? Porque de imputados ya van ¡la tira! ¡La flor y nata de la cúpula del socialismo andaluz! Y nos referimos sólo a imputados efectivos, pues si se pregunta al personal por los imputados in pectore el número se incrementaría hasta sus verdaderas proporciones y calidad.

Hablando de otra cosa, un alto cargo, tal Lozano, fue citado por la señora juez en calidad de imputado; este señor se ve que está acostumbrado a ser tratado, no con la deferencia que merece sino con la que le concede el cargo digital que ostenta. Claro, el choque fue brusco y la cerrazón ante la señora Alaya, total: ¿Usted no sabe con quién está hablando?, o similar.

Total, la juez le ha impuesto una fianza al pollo cercana a los ¡47 millones de euros!; y según proclama el auto, aún se queda corta ante lo que se extravió (presuntamente) cuando la ejecución de los presupuestos, las perras, estaba bajo el control de este pájaro. Pájaro que, por cierto, fue director general de Presupuestos de la Junta de Andalucía.

¡Ah, y a todo esto la Fiscalía Anticorrupción ni está ni se le espera!

¡País!, (todavía, o sea, por ahora).

24-IX-13

(soneto doloroso CLXVI: ¡Y dale con la impunidad!)

¿Lo ven ustedes? ¡Se lo anuncié!
¡La Rita y Camps, más santos que un san Dimas!
No hubo gastos, derroches, ni primas
ni nada de mal uso del parné.
¡Y luego dicen, por lo que se ve,
que son serios! Y que sus pantomimas
les originan ¡de conciencia grimas!
¡Ay, Dios mío, pobre de Montesquieu!
Pero, bueno, queda el hecho cierto
de la economía valenciana:
hecha un asco y, a la pata la llana,
peor que prostituta en un desierto;
y ello por haber sido la pagana
de gastos con bellaco desacierto.

Los cuartos idos, ¿dónde están?, ¿dónde los millones regalados?, ¿dónde las obras urdangarinas?, ¿dónde las calatraveñas?

Esto, claro está, tampoco es delito, por supuesto:

Camps pagó 2,7 millones a Calatrava por un proyecto nunca hecho ...

Camps pagó 15 millones por un proyecto fantasma de Calatrava

La Fiscalía no ve delito porque "no existe la figura del derroche de dinero público" 

Sólo que estos dineros son públicos, salen de nuestros bolsillos, hay gente pasando hambre, viejos que han cotizado toda su vida, jóvenes huyendo de un país apestado de corrupción y... ¿la Fiscalía no ve delito? O las Leyes están mal hechas porque están hechas por depravados, incompetentes y malintencionados, o se aplican mal.

¿O ven ustedes otra razón para que no estén sentados en el banquillo quienes deberían? Como paso previo, claro está, hacia el talego. Y con la bolsa vacía por reintegro de trinque y multa por sinver.

22-IX-13

(soneto cojonero CLXVI: A la taza del váter)

Resignada receptora de heces,
ajenas siempre mas siempre dispuesta,
boca abierta, expedita, expuesta,
a recibir golosas fetideces;
tragas con avidez, aunque empieces,
a pesar de tu ansia tan honesta,
a cegarte; y a rehusar, indispuesta,
seguir trasegando exquisiteces.
Contempladora del placer ajeno
en eterna sucesión imposible,
tranquila, gravosa, inasequible
a tu candor indigente y sereno.
Mas… el fondo de tu sitial es seno
de todo un país impredecible.

El honesto pueblo español tiene suerte de no ser la taza del váter de una élite políticamente incorrecta. Es más, contempla estupefacta e inasequible al desaliento todas las maravillas que los medios y la publicidad ofrecen a sus famélicos recursos, tan dilapidados por los políticos. Claro, este país nuestro es impredecible.

A saber. Hasta dónde. Hasta cuándo. Porque ya hemos dejado atrás a Bárcenas, los eres y hasta el Palau del 4%.

21-IX-13

(soneto ridículo CLXVI: ¡A vueltas con las Cajas!)

Hubo presidente de desgobierno
(cuyo apellido recordar no quiero,
ni su Zeja ni nombre puñetero)
que trasformó España en un infierno;
pues simuló en las Cajas un tierno
cambio (en la LORCA, el muy artero)
para poder limpiarlas por entero
y por entero mandarlas al cuerno.
Prohibió que políticos electos
hubiera en los órganos rectores;
así parecía que estos señores
eran rectos, correctos y selectos.
Hoy, pillos-no-electos-directores
¡perpetradores son de sus proyectos!

Leído en: http://www.lne.es/economia/2013/09/21/ley-cajas-deja-fuera-organos/1472110.html

La modificación por el anterior Gobierno de la Ley de Órganos Rectores de Cajas de Ahorros (LORCA) y la posterior adaptación a esa norma de mayor rango de la ley asturiana de cajas ha dejado fuera de los órganos de Cajastur a 35 políticos electos desde este verano.

Bueno. No nos engañemos: a nuestras Cajas de Ahorros, las Cajas de toda la vida, les clavó rejón de muerte la LORCA (2-VIII-1985, don Felipe González Márquez). Merced a ella entraron a saco los políticos (de izquierdas, derechas, arriba y abajo) en sus órganos rectores y las limpiaron hasta extremos esperpénticos.

El esperpento sigue en nuestros días: aquellos directivos, auténticos autores de despilfarros, megatrincadas y polipillerías, no han tenido que rendir cuentas de sus infamias y faenas (CAM, CCLM, NG, etc.) porque lo hicieron con la aquiescencia y complicidad de los partidos políticos, beneficiarios en parte de sus raterías; los señores han llegado hasta el extremo de blindarse sus puestos y asegurarse jubilaciones millonarias, ¡y nos quieren convencer de que no hay forma de que devuelvan sus trinques ni de meterlos en el trullo! Ya. En tanto se atengan a la consigna de pico cerrado y buena vida, aquí no pasa nada. Ahora, eso sí, nosotros estamos pagando el pato; y bien caro.

Es de risa pura y dura.

¡Cómo si con quitar a políticos electos en los órganos directivos de las Cajas se fuese a acabar con la irrupción interesada de la Política en la Economía!

¡Ay, Dios mío, nos siguen tomando por tontos!

¡Cómo nos han ido engañando con sus consignas y su información interesada!

Recuerdo cuando se empeñaron en que había que profesionalizar la política; resultado: corrupción generalizada y pérdida de los valores morales en quienes debían ser ejemplo de rectitud al resto del personal y que, hasta entonces, habían mostrado comportacmiento mejorable pero soportable.

Recuerdo cuando se empeñaron en que las autonomías iban a acercar la administración al ciudadano; ¡sí, sí, ja, ja!; resultado: las autonomías han resultado ser hormiguero de aprovechados, gusanera de rencillas, escalera de trepas y trincones, martillo rompedor de una nación de siglos.

Recuerdo cuando nos repetían hasta la saciedad que nosotros éramos los culpables de la actual situación desesperada de nuestra economía por haber vivido por encima de nuestras posibilidades. Ya. ¿Y dónde estaba el Banco de España para supervisar y controlar, dónde los Gobiernos que deberían haber fiscalizado y previsto, dónde quienes tenían la información y el poder para prevenir, eh?

Yo les diría a ustedes que ¡comiendo a dos carrillos, por supuesto!; pero, la verdad, temo. Temo a la censura que, tal vez no lo perciban con claridad, pero está volviendo de modo solapado. Aquí, en el sur, nunca se fue: quienes la sufrimos con Franco, lo intuimos con certeza total. Y, aún más, temo al poder: pretender luchar contra él es como intentar derribar un muro de hormigón a cabezazo limpio.

De modo que callo y no digo nada y amén.

20-IX-13

(soneto cojonero CLXV: Un Río de lío)

El presidente Lorenzo del Río
está sufriendo una pura agonía
viendo cómo pasa día tras día
y la juez Alaya deslía lío;
pues al pobre le da un escalofrío
cuando piensa en la granujería
que, por gracia de legal anarquía,
ha cosechado por aquí su avío.
¡Dios mío, cuánto golfo y caradura!
¡Cuántos millones robados, por Dios!
¡Y cuánta impunidad para los dos
que más han trincado, con más hartura!
¡Bendita la juez que con su bravura
desliando está este lío! Y adiós.

En declaraciones a RNE en Granada, el presidente del TSJA ha mostrado su impaciencia por lo que considera tardanza de doña Mercedes Alaya en pasar el asuntillo de los EREs falsos al ámbito donde campea la inmunidad parlamentaria, los suplicatorios y demás tomaduras-de.

Oye, qué casualidad, también están rabiando por que se dé paso semejante otros inmunizados de otra región de ésas de agárrate y no te menees, en este caso con un añadido Urdan y cía.

Hablando de otra cosa, ¿se han enterado ustedes que Griñán es ya inmune senatorial por pase de pecho notarial y premura-paga-PSOE?

Bueno, dejemos estas vergonzosas cuestiones y vayamos a lo que importa: ¿hasta cuándo se les va a permitir a delincuentes bastante presuntos que se amparen tras la inmunidad parlamentaria?

19-IX-13

(soneto lamentable CLXV: Izquierda Unida y la paja andaluza)

Quiero decirle a Izquierda Unida
que si el PP trincó siete millones,
más de mil trincaron otros ladrones
que son hoy sus cofrades de partida;
partida que lleva toda la vida
dictando sus caprichos y opresiones,
nos trajo pobreza y tribulaciones
e hizo del delito su guarida.
¡Virgen santa, y qué cara más dura
la de quienes por ocupar poltrona
se quieren erigir en la Tizona
del unto, el trinque y la caradura!
Inculta gente son, gente bufona,
peseteros ególatras. Basura.

Lean en: http://www.elmundo.es/elmundo/2013/09/19/espana/1379577160.html

En un escrito de ampliación de la querella que presentó el pasado 28 de febrero y que propició la apertura del llamado caso Bárcenas, IU calcula en 6,6 millones de euros el dinero supuestamente irregular obtenido por el PP, según lo reflejado en los papeles de Bárcenas y pide también imputar por nueve delitos al gerente del PP en Galicia entre 1990 y 1996, Ángel Piñeiro.

De acuerdo, han pillado al PP con el culo al aire y las uñas en el saco; les diré más, la región valenciana tiene una serie de figuras dignas de Museo de Cera, apartado Trinquerías, figurones y otras lastras, dentro de la zona Talego Virtual; por citar figuras, Camps, Rita, Costa, Fabra el Viejo, Alperi, Castedo, Crespo, Blasco, etc.

Es de vergüenza propia y ajena lo que está pasando allí; y aún más, la impunidad con que se mueven y ríen estos impresentables; y aún más, con lo que está sufriendo el pueblo de a pie.

Pero, señores míos de Izquierda Unida, ¿no son ustedes quienes con su apoyo subieron y mantienen en el poder andaluz a un PSOE que ha desviado (en román paladino, trincado) más de MIL MILLONES DE EUROS en EREs fraudulentos? Y allí tienen ustedes figuras para completar el resto del Museo citado con ejemplos de sinvergonzonería, zafiedad, descaro, etc., etc., etc.

Es de vergüenza propia y ajena lo que está pasando allí; y aún más, la impunidad con que se mueven y ríen estos impresentables; y aún más, con lo que está sufriendo el pueblo de a pie.

Y ustedes lo están consintiendo. Por un plato de lentejas. Riquísimas.

Mientras, nosotros, desplumados, jodidos y puteados por todos lados; por favor, no nos tomen encima por más tontos.

18-IX-13

(soneto lamentable CLXV: ¡Un Rato cara!)

¡Ay, qué contento tengo, madre mía!
¡Don Rodrigo vuelve al Santander!
¡Qué gozo, que sosiego, qué placer!
¡Tal pena tenía que me comía!
El que de Bankia salió de estampía
y de Caja Madrid fue su primer
imputado ruin, es desde ayer…
¡un asesor de la Botinería!
Mala moral tiene banco que paga
la imputación con un sueldo mensual;
más aún si, como es sumarial,
la gestión de este pollo fue aciaga;
mas, en fin, quien menos, quien más la caga*
en lo que se refiere al vil metal.

*con perdón.

El señor Rato, don Rodrigo, va a cobrar, en mi estimación, unos 600.000 euros de gañote: 300.000 que le pagarán los paganos de Telefónica, como es lógico; y 300.000 que le pagarán los paganos del Santander, como también es lógico. Igual que La Caixa le paga otro dineral a Cristina o Telefónica le estuvo costeando caprichitos al Urdan y cía.

Todo, todo, todo, señores míos, sale de sus bolsillos. Lo administran otros, sí, pero son ustedes los paganos; los usuarios de tales compañías.

Si no están de acuerdo con la política de las tales, dense de baja y pásense a otras. Por ejemplo, ustedes no quieren cooperar al sueldo del señor Rato; muy bien, dense de baja del Santander y pásense a, digamos, La Caixa; así cooperarán al sustento de Cristina, maromo y beibis. También pueden hacer la viceversa, o sea, no quieren cooperar al sustento de Cristina, maromo y beibis; muy bien, dense de etc. y así.

Amigo, tal y como están planteadas las cosas, hay tres cosas que están muy claras: 1) en el talego no están muchísimos que deberían estar; 2) las moscas están sanísimas, por consiguiente, ¡sigamos comiendo mierda (con mucho perdón); 3) lo mire como lo mire, somos gilipollas y, encima, nos tienen cogidos por do más duele.

De todas formas, y para consuelo de santanderinos, me permito indicarles que el señor Botín no suele dar puntada sin hilo.

17-IX-13

(soneto lamentable CLXIV: Muerte de Joselito)

Blanquet, mozo de espadas, murmura,
Huelo a Cera, maestro”, voz baja;
Joselito, absorto con la faja,
sigue su canturreo sin premura,
no le ha escuchado o procura
no escuchar tal alusión a la caja;
Blanquet no dice más, mas a mortaja
más se le antoja la vestidura.
Ya en el ruedo, el quinto de la tarde,
Bailaor, burriciego, cuernos finos,
cortos, el maestro, en un alarde,
prepara la muleta, asesinos,
con embestida súbita y cobarde
de golpe le saca los intestinos!

Coso de Talavera de la Reina. Tarde del domingo, 16 de mayo de 1920. Lidian José Gómez Ortega Joselito (el Rey de los Toreros) y su cuñado Ignacio Sánchez Mejías.

Mientras le viste, Blanquet, peón de confianza de Joselito, comenta que "huele a Cera"; mal presagio pues todos saben que el banderillero tiene la facultad de oler a la Cera, o sea, a la Muerte. El maestro sigue impertérrito tarareando las coplillas del Espartero: no ha oído o no ha querido oír.

Sale el quinto de la tarde, Bailaor. Mientras el maestro acomoda la muleta, la bestia se le arranca de improviso, no atiende al engaño y le lanza al aire; de cornada certera, le recibe a la caída. "¡Madre mía, me ha sacado los intestinos!", acierta a gemir mientras le llevan en volandas a la enfermería. Allí se recupera un instante para gritar: "¿Qué me hacen? ¡Me ahogo!".

Y muere. A las 7 y 10 de esa tarde radiante, cuando el resplandor de un sol de primavera se está poniendo por el horizonte.

(soneto cojonero CLXIV: A don Untal Cañamero)

A don Untal Cañamero, cuatrero*
al modo del famoso Tempranillo
le jode que le tomen por un pillo
siendo él, como es, un bandolero**;
anda que trinca bienes o dinero***,
lo cual hace, dice, porque es rojillo
de credo, amarillo de bolsillo
y aberchale de corazón entero.
Mas, ¿por qué no se va a las puertas
de la Junta andaluza o UGT
a pedir que devuelvan el parné
de ciertas mariscadas descubiertas,
de ciertas subvenciones encubiertas
y otros momios de no se sabe qué?

*presunto
**presunto
***no presunto y exigencias de la rima

Excelsa. Eximia. La figura de don Diego, digo.

¡Ah, pero..., ¿y la del Gordillo?!

En tanto, en tantísimo les tengo a ambos, de tal manera aprecio su labor fecunda y primorosa en defensa de los intereses de guardas de seguridad, cajeras de supermercados, agricultores de ASAJA y demás, que me permito la libertad de sugerirles próximos objetivos: Junta de Andalucía (por el asuntillo del robo de unos cientos de millones de euros públicos con el timo del falso ERE); UGT (por ciertas facturillas falseadas de unas comilonas y mariscaditas); alrededores del Ayuntamiento sevillano, por do anda un tal Monteseirín y adláteres (por unos negociejos relativos a Mercasevilla y unos regalitos de nada, coches y cosillas de ésas); sede del PP (por tener conocimiento de tanta basura y no exponerla a la opinión pública, delegando para ello en la publicada).

Asímismo tengo a bien solicitar a don Diego el desgaje de una rama de su SAT o SOC para que realice romería gozosa y juguetona por la zona de levante, a saber: Alicante (paradas en alcaldía y diputación), Valencia (actos reivindicativos en alcaldía y territorio Camps), Castellón (juerga muy flamenca en diputación y aeropuerto Fabra). En este último pueden apropiarse de uno de los muchos vuelos que desde allí parten y, si siguen mi consejo, desviarlo a Cuba y seguir por aquellos Castrurriales hasta que las ranas, ya saben, lo del pelo y eso.

Que ya está bien de tomárnoslo a los de aquí.

No obstante, si prefieren seguir alegrando el cotarro patrio y ya que les pilla al lado, podrían acercarse al Bananerato Catalán y hacerle visita de rigor a Adolfo Mas, a los Rothschild Pujolinos y al Palau de la Pela.

Y, ¡ahora sí!, quédense allí, por favor. No regresen. Nunca. Jamás. Amén.

(soneto ridículo CLXIV: ¡Señor Matas, señor Matas!)

Matas, señor Matas, ¿qué es de usted?,
¿cómo es que no está usted en chirona?,
¿duerme bien su cabecita ladrona?,
¿goza de lo mangado, su merced?
¡Aprended, hijos míos, aprended:
Más vale una mano, si bribona,
que la bota del mismo Maradona
o la bolsa de un rico Mohamed!
Fuera de la jaula, el pajarito
a cuerpo de rey viviendo está,
va presumiendo de aquí para allá
mientras tira trincado dinerito.
¿Nosotros? Viendo cómo el cabrito
se ríe de nosotros: ¡Ja, ja, ja!

¡Ay, qué risa! Pero qué risa, sí. Es que no entiendo nuestra Justicia, no la entiendo. ¿Cómo es posible que un pollo con más de una veintena de procesos pendientes, condenado a 6 años de cárcel, pueda andar por ahí libre como el pajarraco que es y riéndose a mandíbula batiente de quienes estamos pasando lo que estamos pasando por culpa de administradores tan culposos como él?

Claro, una pista ya la da el hecho de que la pena primigenia se la hayan rebajado, no sé por qué, de 6 años a 9 meses. ¡Ja! ¿Lo van pillando?

Esperemos que SSs no tengan que pasar por el trance de verse en la tesitura de rebajarle las otras veinte penas que deberían haberle caído encima ya. Una solución sería que saliera inocente, claro. Otra, que el juicio se celebre dentro de y pico años, cuando el señorito ya esté en la Yanna disfrutando como un loco entre sus coleguillas después de haber disfrutado como un pillo de lo nuestro en esta tierra.

nota de la redacción: ¿No saben a quién me refiero? Lean, lean:

Bárcenas, Díaz Ferrán, Julián Muñoz y Munar están actualmente en la cárcel. El expresidente balear, Jaume Matas, se libró de momento de ir a la cárcel porque el Supremo, el pasado mes de julio, redujo su condena de seis años de cárcel a 9 meses, pero tiene una veintena de procesos más pendientes. (http://www.publico.es/468189/los-tribunales-abren-con-1-600-casos-de-corrupcion-pendientes).

16-IX-13

(soneto doloroso CLXV: Fray Leopoldo de Alpandeire)

Dos años llevaba Fray Leopoldo,
dos años, allá, en el camposanto,
años en que Granada, entretanto,
mantenía ardiente su rescoldo.
Dos años a la sombra de un regoldo,
dos años cabe un púrpura de acanto,
años en los que no tuvo más manto
que suelo ciego y cielo como toldo.
Una clara tarde los granadinos
en justo triunfo al Triunfo llevaron
al Justo que los pobres veneraron,
al Pobre de ricos y campesinos;
y, para honor de todos, lo dejaron,
allá, en su cripta de Capuchinos.

Por donde iba pasando el cortejo fúnebre, los pobres rompían en llanto abundoso, los ricos agachaban cabezas en silencio; creyentes se santiguaban y escépticos descubrían sus testas incrédulas. Todo en señal de respeto.

Esto lo sé por testimonio de quien presenció el traslado de sus restos desde el cementerio municipal hasta la cripta, allá, en el actual convento de los Jardines del Triunfo, donde reposa el hoy Beato.

En vida, Santo.

15-IX-13

(soneto doloroso CLXIV: Mas y Franco)

Este señor, este Mas, debería
haber vivido las concentraciones
de Franco, con aquellas adhesiones
tan inquebrantables, con garantía
del cien por cien, con su patriotería
en medio de cerradas ovaciones,
gritos de ritual, alegres canciones,
que eran nuestro pan de cada día.
Porque otro pan no había apenas,
faltos de todo y en nada abundosos,
riquísimos en penas, comatosos;
mas, pese a ello, las cabezas llenas
con ajenos egoísmos gloriosos
que ni nos daban almuerzos ni cenas.

¡Aquellas sí que eran concentraciones! ¡La Plaza de Oriente llena a reventar! ¡Los brazos en alto, las banderas, el azul neto y proletario de las camisas! ¡Ah, los ríos, ojos como plenos de amor por el Caudillo! ¡Ah, ah, qué tiempos aquellos, qué hambres pasábamos!

¿Una cadena? ¡Bah! Franco tenía encadenada una nación, que es más que una región sola, y no lo cacareaba tanto como este Mas. Porque la propaganda hace milagros; la educación, también: por ese respeto atávico a la autoridad de que se invisten medios y cátedras, los pollos logran que, convenientemente trabajado, un pueblo se tire de cabeza al tajo mientras entona alegres cánticos en honor del héroe de turno.

Que a la larga se descubre como un auténtico egoísta carente de escrúpulos para lograr sus fines.

Y a ti, héroe del XXI, ¿cómo te permite el pueblo catalán que tengas la sanidad, la educación, la justicia, la hacienda como la tienes mientras mantienes abiertas costosas seudoembajadas en el extranjero, mientras dilapidas dinero público en sucios manejos de masas, mientras monopolizas unos medios de propaganda gravosos y entregados al canto de tu gloria, mientras se sigue cobrando el 4% y sin penar el cobrado, mientras...?

¡Ay, Dios mío!

¡ España...!

ADVERTENCIA:

Hoy, 15-IX-13, se ha cambiado esta página de inicio (HOJA DE HOY); la anterior ha quedado archivada en este enlace:

HOJAS DE AYER

en el apartado:

II) HOJAS DE AYER: TOMO 02 (desde 07-IV-12)

bajo el epígrafe:

De ambiciones y ambiciosos (15-IX-13)

Para contactar:

elindependientedigital.es@gmail.com

(Se guardará el anonimato de quien así lo exprese)

 

 
Las opiniones vertidas aquí son de la exclusiva responsabilidad del autor; los cuentos, artículos, poesías, etc., están protegidos por la Propiedad Intelectual y el Copyright, y se prohibe su reproducción total o parcial sin el permiso del autor.