DE LO QUE DIGA EL GOBIERNO, NO TE CREAS LA MITAD; LA OTRA MITAD, LA DESECHAS POR ABSURDA. DE LO QUE NO TE DIGA, ¡CRÉETELO TODO!
HOJA DE HOY HOJAS DE AYER POESÍA CUENTOS ARTÍCULOS NOVELAS
el rincón de Lili
BLOG AMIGO: LILI Y EL MUNDO

03-XI-14

(soneto ubérrimo XL: ¿La pájara? ¡A la jaula con ella!)

¡Pero, si no es nada, Isabelita!
Mira Matas: le echaron nueve meses
¡y ya goza capital e intereses
con sólo tres meses a la sombrita!
Mas tú, siendo toda una señorita,
sería más que infame que cumplieses
entera la condena y que salieses
hallando mermada tu fortunita.
Allí está también toda la banda,
el Cachuli, Zaldívar y su hermano,
podréis echar más de un mano a mano
más de un vis-a-vis, más de una parranda.
Y luego, tras un tiempo tan liviano,
¡a gozar del trinque como Dios manda!

Este soneto va dedicado a Isabel Pantoja, claro está. Es mi intento desesperado por tranquilizarla ante lo que parece inevitable: el cumplimiento de su condena por ladrona. De uno u otro plumaje, pero ladrona. Tan ladrona como que la han condenado a dos años de cárcel y una multilla de millón punto uno y pico; nada, por supuesto, para ella. Porque, la verdad, ¡todo es poco para esta gran artista de la voz, el talle, las uñas, las manos y el cuerpo entero! De ahí, este soneto.

En primer lugar, Isabelita, quiero que te des cuenta de cómo la duración que te cacarean en el juicio no es sino mera entelequia, palabreja, ésta, que, como tú sabes, querida niña, aquí significa invención sin fundamento en la realidad; dicho con otras palabras: de los dos años no vas a cumplir ni uno siquiera. Y te lo demuestro con un ejemplo de entre los muchos que podría exponerte: el del excelentísimo ladrón don Jaime Matas, exministro de no sé qué con José Mari. Fíjate, cariño, este pollo fue condenado a 6 añazos por uno de sus veintipico juicios; recurre, le rebajan ¡a nueve meses!; a los tres ya está en la calle y, ¡a la fiesta! Bueno, hay otros casos más claros aún: el hijoputa del Bolinaga, el hijo de puta de Juana Chaos, etc., etc, casos muchísimo más graves que el tuyo, que es casi de risa: haber ayudado al Cachuli y cía a dejar Marbella limpia como los chorros de la hojalata. Así que, tú, tranqui: como mucho, te veo haciendo las galas veraniegas con una gran peineta a España entera.

Por otra parte, claro está, tras este breve lapsus enjaulada, al salir hallarás toda tu fortunita prácticamente intacta, si exceptuamos los sablazos de tu letrado; pero tu trinque va a estar tan poquitos meses inactivo que no vas a tener grandes pérdidas como en sus billeteras padecieron otros que por lo honrado lo ganaron y por tus colegas lo perdieron: los Del Río en el asuntillo de los sellos, por ejemplo, o los estafados por las preferentes, ya sabes, la canallada esa de Blesa, Rato y demás. Tú seguro que tienes tu parné en sitio seguro, seguro que sí, previsora y mirada, siempre lo has sido.

Hay otro imponderable que tal vez no hayas estimado en lo que vale: piensa que no todos los nietos pueden presumir de tener una abuela como tú, o sea, que ha pisado talego y disfrutado de él a mesa y mantel. ¡Cómo van a presumir cuando tengan edad de ello!: ¿Mi abuelita? ¡Sí, claro, la ruiseñora de Alhaurín de la Torre, la odalisca del Penal de Santa María, la Novamás del Acebuche! ¡Ay, se me abren las carnes de sana envidia! ¡Qué suerte la tuya, Isabel!

¡Ah, y acuérdate de tus amigas en tus horas bajas, pues quien tuvo una amiga, tuvo un tesoro! Así pues, refúgiate en los recuerdos de aquellas amistades tan puras que tanto te unieron a Encarna Lanoche, Mariquita Montés, etc.

Por último, te quiero animar, querida niña, a que te integres en todas aquellas actividades que tan agradable hacen la vida en la cárcel, como por ejemplo los vis a vis, que en tu caso pueden ser de periodicidad dual, puesto que tu enamorado, Cachuli, está alojado a tu vera; e incluso triple, si es que acaso os animáis a incluir a la Zaldívar en vuestro grupo.

Un besazo de tu fan que te respeta tanto como tú te mereces.

Nota de la redacción: Ahora que lo pienso: ¿no habrás pagado a tu letrado con lo que recaudaste de tus admiradores, eh, pillina?

(soneto doloroso CCVIII: PODEMOS)

Ya vestido con la piel de cordero
se mete en el corral de las gallinas
y con gesto noble y palabras finas
les larga la proclama del trilero:
“¡Pondréis medio huevo, no uno entero!
¡Y menos todavía las mininas!
¡Os cebaré más que a unas gorrinas!
¡Os pondré de mármol el comedero!”
Jubilosas, como tontas que son,
eligen las gallinas como guía
al lobo, que, en lo que resta al día,
las despluma y se zampa, el muy tragón.
Conviene no elegir a un bribón
que nos engañe con su artería.

¡NOS

PODEMOS

EQUIVOCAR

AÚN

MÁS!

01-XI-14

(soneto ubérrimo XXXIX (sonetillo): ¡Jaime Matas en la calle!)

Entre dos mil tres y siete
se forró don Jaime Matas,
capitán de los piratas,
vividor de palacete.
Como tiene un amiguete,
aunque fue por sus uñatas
a prisión como las ratas,
es libre en un periquete.
Un amigo es un tesoro,
tesoro que no se quita
pues lo dice Santa Rita
y también San Isidoro:
con amigo y sin decoro
puedes trincar mucha guita.

¡Albricias! ¡Alegría! ¡Aleluya! ¡Ya está don Jaime Matas en la puta calle, sí, señores! ¡Ya está disfrutando su guita, la guita que nos robó! Bueno, ya saben, con el asuntillo aquel del Palma Arena, entre otros, claro. ¿Cómo dice? ¡Del año pasado? ¡No, qué va: el Palma Arena se inauguró en el 2007! ¿Que hace mucho tiempo? ¡Vamos, qué disparate, ocho años únicamente! Apenas nada. ¿Es que se cree usted que la Justicia es como la purga de San Fernando, que con sólo tomarla ya estás cagando? No, hombre, no: la Justicia, para ser española, ha de ser, ante todo, lenta porque lo que se hace lentamente, se hace bien, que es de lo que se trata. Bueno, sí, lo imputaron, al pobrecito, lo imputaron en el 2008. ¡Le impusieron una fianza de 3 millones de euros! ¡Tres millones, lo que oye! Pero es que se habían descarriado unos 50 millones de euros; de modo que, tres millones. ¡Ah, no, él lo dijo y de momento se los rebajaron a 2 y medio! ¡Pues claro que los pagó, qué se cree usted! Don Jaime es cumplidor y honrado a carta cabal. Fíjese, si le hubiesen impuesto 50 millones los habría pagado igual. Él es así: el dinero le importa tres leches. Bueno, eso sí, le han hecho ya un par de juicios; exacto, más que nada para callar boca, por supuesto. Mire, el que usted piense que por ser amigo de José Mari le rebajaron la condena a nueve meses es, es, es, ¡injurioso, eso es! Se la rebajaron porque Jaime es muy buena persona y ya está. Imagínese si es buena persona que ya le han permitido salir de la cárcel. ¡Pero es que ya ha cumplido más de la tercera parte de la condena. ¡No, no de los seis años, que esos ya le he dicho que se los rebajaron, sino de los nueve meses! ¡Pero, hombre, por favor, sabe usted el castigo que es para todo un señor como él es estar en el talego 3 meses? Para un señor así cada día es como un mes para un robagallinas. Cada noche, por que se haga una idea, Jaime puede ganar 200 ó 300 mil euros. O más. No, esta noche, no; hoy es sábado. Dormirá en su palacete, pero seguirá ganando lo mismo. O más, a lo mejor. De todas formas aún le quedan otros juicios; es que los policías se creen que todo los dineros que se han descarriado en las Baleares los ha trincado él, el pobrecito, ¡ay!, qué más quisiera él. Pero es que ahí me tienen ustedes, y por poner un ejemplo, a la Princesita de las Baleares, la Munat, ya saben: ¡esa sí que es una ladrona! ¡Seis años! ¡Se joda! Pero Jaime, ¡si hasta es amigo de José Mari! ¡Hombre, como que lo hizo ministro! Sí, de España. Pues porque José Mari tiene mejor ojo que la Espe, eso está claro. No, ministro de Medio Ambiente. ¡Y yo qué sé! Pues será de algo donde se pueda aprender a trincar porque, espere, espere, espere, me parece que me estoy liando.

30-X-14

(soneto ubérrimo XXXVIII: Disculpas de doña Esperanza Aguirre)

Disculpen si coloqué a Granados
en puesto tal que ya tiene millones
en Suiza, el pillín de los cojones,
de las arcas del Estado trincados.
Disculpen por tener ojos cerrados
gandulones, torpones o tontones
mientras aquel llenaba maletones
y ustedes eran asaz puteados.
Y disculpen por no tener ni idea
de lo que pasaba en mi cocina.
Ah, además, y a modo de propina,
disculpen por toda la patulea
que con tal avaricia maniquea
les estamos llevando a la ruina.

Apenas recibida en nuestra redacción la misiva de doña Espe, nos hemos puesto al curro como locos para ofrecérsela a ustedes en el plazo más breve posible; la misiva, queremos decir. Y, ¡hela aquí, amigos lectores! ¡Doña Espe pidiendo perdón a todos los afiliados, votantes, simpatizantes y amigos del PP madrileño y, por extensión, como ella misma nos ha especificado, "a todos los españoles de buena fe"!

A continuación hemos mandado a nuestro veapor, ya saben, a Paco, para que la entreviste y obtenga las primeras impresiones de la misma fuente de la que mana la noticia, que se diría. Y, también, helas aquí, para ustedes, amigos:

V: Díganos, doña Espe, ¿cómo no era usted consciente de la catadura ética y moral de este pollo si todo el mundo lo sabía?

DE: No, todo el mundo no.

V: ¡Ah, no?

DE: Pues claro que no, yo no lo sabía.

V: Ya, bueno, usted, no; pero todo el mundo aquí, en Madrid, era conciente del enriquecimiento presuntamente ilícito de Paco Granados. Bastaba con mirar en la wiki o escuchar por los mentideros de la Villa.

DE: ¡Ah, pero es que yo prefiero la ópera! Mire, le voy a decir una cosa, me he tragado más de doscientas cincuenta óperas entre 2004 y 2011 y en ninguna de ellas se hacía la menor observación sobre Paco. ¿Por qué había yo de albergar algún tipo de recelo, eh? Además, también acudí a varios musicales a lo largo de esos siete años y, lo mismo. Por consiguiente, ¿por qué iba a dudar de Paco?

V: Bueno, eso sí; pero cuando a la mujer de Granados le quemaron el coche y resultó que el coche se lo había regalado un construc...

DE: ¡Terrorismo! Duro y puro. Terrorismo en estado puro. ¿O acaso me va a decir que quemar un coche no es un acto reprobable?

V: No, no, si sí lo es; pero lo que quiero decir es que Granados tampoco pagó nada por el suelo en que se levantó un palacete y...

DE: ¿Ve? ¿Ve lo que quiero decir? ¡Paco siempre miró por la peseta escrupulosamente! ¡Por el euro, más! ¿Cómo iba yo a dudar de una persona así?

V: Ya, pero es que no se permitían chalets de más de 260 m y él se lo contruyó de 1000 y...

DE: Maledicencias y mentiras. La prueba la tiene en que no hay nada que una buena charla tras una buena comida no aclare. Lo demás son ganas de enredar.

V: ¿Pero le van a quitar el palacete ilegal?

DE: ¡Pero, pero, vamos a ver, de dónde saca usted que este palacete era ilegal?

V: O séase que no. ¿Y las denuncias de presión sobre el alcalde de Majadahonda para que amañara una venta de suelo público a...?

DE: ¿Presión? ¿Paco? ¡Pero de dónde saca eso? ¡Paco ha sido siempre un dechado de moral y un compendio de ética! No tiene nada más que visionar sus intervenciones televisivas y se dará cuenta de la clase de persona que es Paco.

V: Ya. Mire, entonces no le voy a preguntar nada sobre sus implicaciones en la Gürtel. Dígame, doña Espe, ¿cómo tiene que actuar la Justicia ahora?

DE: ¡Pues como siempre lo ha hecho: con toda contundencia!

Con esto, nuestro pequeño veapor tuvo que salir a escape hacia la calle para respirar un poco de aire fresco y vomitar a placer.

29-X-14

(Artículo 98: ¿Políticos? ¡Puf!)

        Se nos han puesto a pedir perdón como locos descosidos; o disculpas, que es como ellos lo llaman: "¡Uy, disculpen si nos han pillado trincando!", "¡Uy, disculpen si me he ido de caza a tiro y bragueta!", "¡Uy, disculpen si hemos esquilmado las Cajas de Ahorro!", "Uy, disculpen si las promesas electorales nos las pasamos por donde ustedes y nosotros sabemos!", "¡Uy, disculpe si la he llamado embustera!", "¡Uy, disculpen si he puesto al lobo Granados a cuidar el corral y, encima, no me he enterado!", "Uy, disculpen si...!" Así, sí, señor. Entonces salen los palmeros de pluma y micrófono y cuentan y no acaban de que si tal autoridad, fíjense bien, ¡ha pedido desculpas!; los más osados llegan, incluso, a especificar que lo que ha pedido ha sido... ¡perdón! Sí, perdón, como oyen. Y se quedan tan panchos y a seguir chupando de la mamandurria de unos medios que, en verdad, están en manos de los políticos que son los mismos que nos las están jugando.

        Miren ustedes, señores míos de mi alma, lo que queremos, al menos por estos pagos, es:

1) que se recupere el dinero que nos han robado sus coleguillas de ustedes;

2) que a cada ladrón se le imponga una multa que se cague por las patas abajo;

3) que la pague;

4) que si alega que no tiene pasta, que cumpla en talego el débito a la Hacienda Pública durante un periodo que nos viene dado por la fórmula t = D : SMI, en donde "t" es tiempo en meses de talego; "D", el dineral trincado por el hijo de su purísima madre; SMI, el Salario Mínimo Interprofesional dado en meses;

5) que dejéis de proteger a los delincuentes con sistemas tales como aforamiento, indultos, redención de penas por esto y lo otro, y demás triquiñuelas legales usadas por las altas esferas, no por los robagallinas;

6) que dejéis de intentar engañarnos con vuestra fraseología alambicada, como por ejemplo: "es que habéis vivido por encima de vuestras posibilidades", cuando en realidad debíais decir, "es que nosotros, los políticos, os hemos robado por encima de lo insoportable, lo incognoscible y lo incircunciso"; otrosí, "respuesta contundente", que, en la realidad, suele significar "tranqui, quillo, esto termina olvidándose"; otrosí, "responsabilidades políticas", que viene a equivaler a "no vamos a hacer ni el huevo"; otrosí, "tolerancia cero", o sea, ¡Autopista abierta hay para el pillaje!, etc.

7) que no metáis más políticos y ex- en puestos directivos de empresas más o menos estatales, como González, Olivas, Atienza, Inciarte, Rato, Folgado, Zaplana, Acebes, etc., etc., etc.; es el mismo sistema que utilizasteis con las Cajas: ¿es que no habéis tenido bastante con ellas ya, eh? Ah, y ahora que caigo, muchos de tales pollos están imputados por diversos escarceos monetarios.

8) que endurezcáis las penas por delitos contra la Hacienda Pública al objeto de acabar con el sistema Mario Conde, consistente en pasarse unos mesecillos a mesa y mantel en la jaula y, a renglón seguido, salir libres como los pajarillos para disfrutar de los que se ROBÓ a los demás;

9) que no pongáis a más paniaguados en puestos claves de la Administración de Justicia: profesionales, eso es lo que necesitamos en puntos tan esenciales.

        ¿Es que no se os abren las carnes cuando ven a ese sinvergüenza, ese Francisco Granados, dando lecciones de ética política en televisión? A este pollo y a aquel Pedro Hernández Moltó, ya saben, el del "¡Señor Rubio, míreme a la cara, de frente!" teníais que dejarlos como su madre los trajo al mundo, es decir, sin puta perra, y con muchos años de jaula por delante. ¿Lo habéis hecho? ¿Qué pasa con los eres andaluces? ¿Qué hay de los cursos de formación para parados? ¿En qué quedó lo del Fabra el ladrón, lo habéis indultado también? ¿Qué pasa con lo que trincó Matas, lo ha devuelto? Y así hasta el infinito.

        Ah, y señora Díaz, doña Susana, no presuma usted de que está haciendo en Andalucía más que Rajoy, don Mariano, en el resto de España: tiene usted, señora suya, una administración paralela compuesta por paniaguados y votantes seguros que es una vergüenza universal. Y otra cosa, no me compare los miles de millones de los eres más los de los cursos de formación, con el conjunto de los trincados en el resto de comunidades de esta sufrida piel de toro: son muchísimos más. Vergüenza le debería dar criticar la paja en el ojo ajeno; pero, claro, usted es política.

         Por otra parte, vosotros, señores politiquitos, estáis para resolver los problemas de los ciudadanos. ¿Es eso lo que está haciendo Mas en Cataluña? Porque yo estoy rabiando por encontrarme con un catalán que me pregunte cómo se va a tal sitio de aquí, que lo voy a mandar a tal sitio de allá. Este tío está dividiendo a los ciudadanos, creando antipatías y descontento, dando un excelente y fatal ejemplo de cómo burlar las Leyes, y dedicando nuestros recursos económicos en derroches fantasiosos, esperpénticos, rimbombantes y absolutamente ególatras.

¡Empacho de Mas y de su colega el Esfaratao!

23-X-14

(soneto ubérrimo XXXVII: Los lobos en el redil)

Es que están como lobos en redil:
a dentelladas con nuestro dinero,
desde el más asqueroso consejero
hasta exministrillos, que son mil.
Todos ellos con codicia febril
sólo tienen un designio verdadero:
llenarse los bolsillos, con entero
desprecio por un pueblo borreguil.
Un pueblo de pobres robagallinas
con el peso de la Ley sobre él;
en tanto se reparten el pastel
estas clases dirigentes, dañinas,
para quienes las leyes son pamplinas
ficticias en absorbente papel.

Rato, don Rodri; Blesa, Miki; Sánchez Barcoj, Ilde; Bárcenas, don Luis; Acebes, Angelito; Pujol (con jota), Olegario; Pujol (con jota), exhonorable Jorge; Pujol (con jota), Jorgito junior (con jota todos); Pujol (con jota), Oriolo; Pujol (con jota), Martita; Pujol (con jota), Pepe; Pujol (con jota), Pedrín; Blanco, Pepiño; Mas, Arturito; Lanzas, Juanón; Guerrero, don Juan; Pastrana, Manolillo; Fernández Sevilla, don Francisco; Castedo, Sonia; Chaves, Paulita; Chaves, don Manuel; Chaves, Ivanito; Viera, don José Antonio; Zarrías, don Gaspar; Griñán, Jose Antonio; La Maleni; Roca, Juan Antonio; Pantoja, Isabelita; Cachuli; Fabra, Carlitos; Hernández Moltó, Johnny Peter; Núñez, Pepe Luis; Núñez, Pepito Luis; Fernández Villa, don José Ángel; Enciso el Chato; Matas, Jaimito; Munar, Mari Toñi; Urdangarín, Ignacio; cierta infanta que no especifico, pero que no es tonta, sino cara, carísima; Blasco Castany, Rafael; Molina, Pepe Manolo; Camps, Paquito; Pérez, Álvaro, el Bigotes; Del Nido, Pepe Mari; Rodrigo De Santos, Javierín; Huguet, Pepe Mari; Herce, Antoñito; Roig, Enrique; Poblet, Pepe; Bustos, don Manuel; Serra, don Narciso; Millet, Félix; Martín, Dimas...

A todo esto, Gonzalito Miró declara: "Ahora no estoy abierto al amor"; y el Presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, especifica: la actual Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim) está "pensada para el robagallinas, no para el gran defraudador".

21-X-14

(soneto ubérrimo XXXVI: El dolce far niente)

Vividor a costa ajena, el rata,
disfrutando mucho con su tarjeta,
gastando a lo bestia, el muy jeta,
¡qué cacho cara tiene este pirata!
Lo pillan con las manos en la mata,
(¡perdón: masa!), repleta la maleta
con todo tipo de ardid, truco y treta,
¡y el señor pone cara de beata!
Y, ¿qué dice de Lizard, señor Rato?
Ya que de las preferentes ni puta
palabra suelta, ¿qué hay del contrato
con Lizard, que de forma tan astuta
prosperar hizo su cara minuta
con cifras que no cito por recato?

Respecto a las presuntas bondades de Rodrigo Rato en la dirección de la Hacienda española en tiempos anteriores al zapaterato, mucho tendríamos que preguntarle a los profesores Barea y, sobre todo, Fuentes Quintana, si es que estuvieran vivos, que no lo están para nuestra desgracia.

Vivo, y muy vivo, por suerte para nosotros y fortuna para él, sí que está el presunto; tan vivo está el pollo Rato que, fíjense, el juez don Fernando Andreu le ha impuesto una fianza de sólo 3 millones de euros. Más tendrían que haber sido, en mi criterio, claro.

El pollo, mano director de las tristemente célebres preferentes en Bankia, ha dado el mejor ejemplo de lo que no debe ser un político honrado, responsable e inteligente; y esto, por supuesto, es merecedor, en mi criterio, repito, de una fianza eterna.

Fianza aún mayor merece su partido, el PP, que ha actuado con lo que los políticos denominan hoy día "toda rotundidad" y que, pasado al lenguaje de la calle, significa NADA, es decir, rascarse los cataplines mientras supervisan nubes y el tiempo pasa. Miren ustedes, señores peperos:

a) la calle, sabia, como ustedes desconocen, no se chupa los dedos con la de palos que los políticos de todo pelaje le han dado y dan; hemos aguantado un engaño, cien, mil, pero, al final, hemos escarmentado y aprendido: el político, no sólo ha de ser honrado sino que, e igual de importante, ha de parecerlo. Rato puede que sea muy honrado, cosa que yo no creo y que me da la risa, pero desde luego que no lo parece. Ergo: ¡a la puta calle!, o sea, en roman paladino, expulsión inmediata del partido. Y ustedes no lo han hecho.

b) explicarnos que han tomado la decisión que salvaguarda los intereses del presunto, que es la más respetuosa con la Ley, que no..., bla, bla, bla, no nos engaña: empeora su pasotismo ante el delito ya que, encima, se nos pretende tomar por tontos. Es decirnos, ¡y ahora, por si robaros fuera poco, os engaño!

c) el dolce far niente, en política, suele cosechar lo que no se sembró: están descorazonando a sus votantes que estaban en ser; y unos votantes apáticos es lo que más favorece a ese tal Pedro Sánchez, ya saben, el antiguo representante del PSOE en la Asamblea de Caja Madrid en el tiempo (2004-2009) en que se aprobó, con su voto, claro, la ruinosa compra del City National Bank of Florida, los "créditos amigo", los sueldos millonarios de Blesa y sus cuates, etc., etc., etc.

16-X-14

(soneto ubérrimo XXXV: El Excelentísimo Incompetente)

Ser presi-PP-Las Rozas, un chollo;
y otro, consejero de Sanidad;
y ser ambos es, con seguridad,
demasiado para cierto pimpollo.
Mantener a tan gárrulo pollo
es un riesgo para la sociedad
pues su ineptitud e incapacidad
van liando embrollo tras embrollo.
No estaría tampoco nada mal
echar un vistacillo a sus cuentas,
ver sus declaraciones de las rentas
y comprobar que todo va legal;
pues, tal vez, su incompetencia es tal
que cuentas tiene asaz suculentas.

Vamos, porque ¿cómo todo un Excelentísimo Señor doctor consejero responsable de la Sanidad madrileña no ha tomado medidas con la debida anticipación para prevenir el contagio del virus del Ébola cuando se permitió el traslado de los dos misioneros infectados? Estas medidas, entre otras, son: disponer de personal sanitario con formación práctica exhaustiva (tipo máster o así ya que al fin y al cabo se están jugando la vida); disponer del material específico cualificado para el personal sanitario; disponer de instalaciones adecuadas, con compartimentos estancos idóneos a disposición del personal sanitario; disponer de una provisión de fármacos y antivirales específicos; establecer unos protocolos y mirar por que se cumplan, por ejemplo, tiempo máximo que una auxiliar puede estar acondicionando el cadáver de un recién fallecido o limpiando la habitación, asegurarse de que todos visten el equipo especificado incluyendo el calzado, formación competente de quienes han de atender las llamadas telefónicas al Carlos III, instrucciones claras a todos los hospitales del país (o de su comunidad) dirigidas a los médicos generalistas de urgencias, establecimiento de un operativo ágil y capaz de hacer frente a una emergencia, etc.

Nuestro Excelentísimo no ha hecho nada de esto; la prueba de ello está en lo que ha sucedido: toda una cadena de fallos de quien debería haber previsto, tomado medidas y vigilado por su cumplimiento. Que para eso cobra.

Para colmo nuestro Excelentísimo ha reaccionado a las críticas culpando, irreflexivamente y sin haber recopilado la información pertinente, a la auxiliar contagiada. Dígame, Excelentísimo Señor Presidente del PP en Las Rozas, ¿es cierto que Teresa estuvo limpiando el cadáver del misionero una hora?, ¿era adecuado el tipo de calzado que vestía?, ¿qué revelan las grabaciones de Teresa cuando avisó al Carlos III de su estado febril?, ¿por qué se desplazó al hospital de Alcorcón en una ambulancia corriente que a continuación siguió prestando servicio a otros pacientes?, ¿es una sábana el sistema ideal de aislamiento durante horas en un servicio de urgencias de una paciente infectada en espera de traslado?, etc.

¡Y encima, va Vuestra Excelencia y la acusa de mentirosa mientras la pobre está a las puertas de la muerte por la incompetencia de alguien! ¿Sabe Vuestra Excelencia de quién?

A todo esto hay que señalar que la auxiliar en cuestión se había ofrecido voluntariamente para realizar con los dos misioneros una función que va mucho más allá del deber y que se interna por completo en los dominios de la empatía y del amor fraternal: mi respeto por esta Excelentísima Señora, doña Teresa Romero Ramos.

Y mi desprecio para ti, inútil. Esperemos que no tengamos que llorar por culpa de tu torpe incompetencia, bocazas. A propósito, bocazas, ¿tienes coche oficial?, ¿y tarjetita?, ¿y cuánto cobras?, ¿y en dietas?, ¿y tienes más sueldos?, ¿y lo declaras todo, eh?

15-X-14

(soneto cojonero CCVII: Tirando con tarjeta)

¡Pero cuánto trabaja Miguel Blesa!
¡Cómo de bien tira de la tarjeta!
Mirad en esta foto al muy jeta
posando con negritos y su presa:
su semblante fatigado expresa
lo duro que es tirar con escopeta
tirando hasta la última peseta…
¡con tarjeta de Bankia, oh, sorpresa!
Todo por el bien de la entidad
que a estas alturas de la obra,
gracias a sus oficios, ya zozobra
y hace aguas por doquier, cantidad;
pese a tanta laboriosidad
y al disparate que este pillo cobra.

Blesa

¡Qué cara de satisfacción tiene! Más cara que el hipopótamo. Lo pasó muy bien. Nueve mil euros. Se los pagamos entre todos. Sí, con la Visa Oro de Caja Madrid. ¡No, no, qué va: lo cargaron a la partida de quebrantos, o sea, de robos. Otros, por mucho menos, van a la cárcel. ¿Éste? ¡No, qué va a ir! Pregúntaselo al Espidio. Claro, porque tiene valedores; para empezar, quien lo puso.

¿El Rato? Otro rato cara. ¿Qué va a devolver todo? ¡Ni hablar! Y porque de esto nos hemos enterado; si no, al bolsillo y peineta dedicada al personal. ¿Tomar medidas el Partido? Pues..., no sé; a lo mejor me los ponen un rato cara a la pared. O les echan un par de avemarías o algo así. O los colocan en otro consejo de administración o de dirección o de lo que sea.

O si ven que alguno de ellos ni siquiera para eso vale, pues lo más probable es que me lo pongan de consejero de Sanidad en la comunidad de Madrid. No, con ser lelo, basta.

(soneto lamentable CCVII: ¡Ay!, ahí hay)

Hay una malagueña salerosa,
¡ay!, que antes partía que doblá
y que, aunque imputada, ¡ay!, está,
a desplumarla cierto fiscal no osa;
de modo que, ahí anda, gozosa
más que rata disfrutando la mascá*
burlándose de Alaya a lo que da,
fardando como rata, la tramposa.
Porque de todo trinca y nada roba
pues este fiscalillo, su compinche
defensor, cuida que nadie la chinche.
¡Ay, que caras! ¡De más de una arroba!
¡Ay, Maleni, tú: a tu sopa boba!
¡Ay, fiscal, tú: déjala que se hinche!

*mascá: en el habla popular del sureste español, cantidad grande de dinero.

Como primera providencia y en evitación de males mayores, conviene aclarar que los personajes mencionados son todos producto de la imaginación del autor y pertenecientes a un cuento titulado "Los eres andaluces", incluido en el capítulo de "Barrabasadas putañeras" del tomo "Alí Chaves y los cuarenta mil trincones".

La juez Alaya, en cambio, sí que es personaje real y muy admirado por estos pagos. No así la Maleni, figura fabulosa, muy devota de Santa Pela, que es la divinidad de la casta dominante en el cuento de referencia. Todo ello, claro está, presunto, presunta, presuntos y presuntas. El muchachillo de este cuento, el tal Fiscal Defensor, es, igualmente, producto de... etc., etc., etc.

11-X-14

(soneto ubérrimo XXXIV: El código ético)

¡Qué bien, ya tenemos código ético!
¡Lo cual quiere decir que nuestra juez
de los eres, cursos y tal jaez
va a disponer de un refuerzo atlético!
¡La Junta le dará apoyo frenético!,
¡se acabó su probada doblez!,
¡los ratas, en el trullo de una vez,
cumplirán encerramiento hermético!
Pero…, Pedro, Pedrito, mi Perico,
se va a quedar tu San Telmo* vacío…,
¿has pensado en el tremendo lío?,
¡San Telmo con conserjes tan solico!
¡Ay, Dios, va a parecer un conventico
lo que hoy es sede del señorío!

*San Telmo: fabuloso palacio sevillano.

Bueno, nuestro reputadísimo PSOE acaba de presentar por boca de su secretario general, doctor don Pedro Sánchez, un impresionante y bastante completo código ético para norte y guía de su grey.

Ya. Estamos en el país que acuñó el refrán "hecha la Ley, hecha la trampa"; aparte el hecho comprobado de que aquí parece que las leyes se hacen para no cumplirlas: en los bares se sigue poniendo el aceite en las botellas de siempre; en cambio, no se ponen los cinturones en los automóviles; el Algarrobico envejece a vaivenes legales; pero, para compensar, sí que te venden droga donde todos saben y así. Y lo mismo pasa con los políticos: todos sabemos qué político nos está robando, a qué partido pertenece, a qué argucias recurre, cómo se las apaña para no ir al talego, cómo se enriquece y... no pasa NADA.

Y digo, digo, ¿es este código un oportunismo más o paripé orientado a intentar engatusar al personal? Que no se le engaña, ¿eh?, sólo se le roba a base de tarjetas oscuras, eres falsos, cursos de formación, palabras faranduleras, sacos de basura, proyectos faraónicos, 3 % y Andorra, Marbella y Gibraltar, el Cachuli, los Pujoles (ojo, con jota, nada de Puyoles) y la novia, el urbanismo alicantino, el Palacio de la Música catalana, los proyectos calatraveños, la estirpe orensana, etc., etc., etc.

Ni que decir tiene que si el PP quiere publicar a bombo y platillo su particular código ético sólo tiene que copiar el del PSOE; no está mal; puede servir; cualquiera puede servir.

Siempre que se aplique, cosa que, por supuesto, no se hará.

¿Que cómo lo sé? ¡Muy fácil: llevo toda la vida sufriendo lo mismo! Incluso, si me apuras, con Franco se robaba menos; lo cual no quiere decir que lo eche de menos, en sus infiernos se pudra, no: quiero decir que ahora tienen muchísimas más facilidades los ladrones que, como no sirven para otra cosa, pues se meten a

10-X-14

(soneto ubérrimo XXXIII: La voluntaria y el irresponsable)

Piden voluntarios y se presenta
una soldado inocente y valiente
que se encuentra de repente en el frente
con un trabuco y con otras cuarenta.
Trabada con compleja vestimenta,
con su trabuco viejo y deficiente
se enfrenta a un temible oponente:
una enfermedad muy virulenta.
Ahora yace en lecho hospitalario
su cuerpo quebrantado, moribundo,
dejando poco a poco este mundo
por entre los graznidos de mal fario
de un mal consejero sanitario
y mal político de pico inmundo.

"No tengo apego al cargo, soy médico y tengo la vida resuelta". Así, con este brindis al sol se expresa el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid; es el mismo pollo que nos informaba que "para explicar a uno cómo quitarse un traje no hace falta un máster".

Pues, bien, Paco Javier Rodríguez Rodríguez, aquellos auténticos héroes que son Médicos Sin Franteras y que están luchando en primera línea contra el ébola, ANTES de permitir que se entre en la zona de alto riesgo de contagio, forman al personal. Lee, anda, picha, lee: "Una de las prioridades de MSF es formar al personal de salud, con el fin de reducir al máximo el riesgo de infección durante la atención al paciente. MSF tiene procedimientos de seguridad extremadamente rigurosos para evitar que los trabajadores se expongan al virus sin protección. El personal internacional de MSF rota cada 4 o 6 semanas, para evitar que sufra cansancio excesivo, una medida que también ayuda en la reducción de riesgo. Los trabajadores se organizan en parejas, con el fin de garantizar un control y cuidado mutuo, asegurar que el compañero no comete errores o está excesivamente cansado". El proceso de formación, ponerse y quitarse el traje protector, manipulado de material, etc., dura de una semana a diez días de trabajo intensivo; sólo entonces se les permite tratar con enfermos directamente.

Y dime tú, bocazas, ¿cuánto tiempo has impuesto a tus trabajadores antes de hacerlos entrar en combate? En concreto, a esta pobre voluntaria que ahora se debate entre la muerte y nuestros rezos y deseos, Teresa que se llama, ¿cuánto tiempo de prácticas le has facilitado antes de meterla en la jaula de la fiera?

Fiera que, dicho sea de paso, jamás habríamos tenido que importar con unos dirigentes sanitarios como tú. Por cierto, ¿cuánto tardasteis en limpiar la vivienda de Teresa?, ¿y las zonas comunes?, ¿y el negocio donde se depiló?, ¿están controladas las clientas que siguieron a su tratamiento depilatorio en el mismo?, ¿y los usuarios de la ambulancia que la trasladó antes de seguir haciendo servicios durante el resto del día?, ¿siguen estando en el mismo sitio las sábanas que a modo de biombo hacían de aislamiento higiénico en el hospital de Alcorcón y hoy día son el hazmerreír de Europa?, etc., etc., etc.

No es dimisión, no: a ti te daba yo un traje y la formación que tú proporcionaste a Teresa y, a continuación, te metía en su habitación para que le cambiaras el pañal; ah, y a la salida, nada de alguien vigilando en otra sala para que no metas la pata mientras lo haces, sargentillo patoso.

¡Políticos, bah! ¿Bocazas, encima?: ¡Caca!

09-X-14

(soneto doloroso CCVII: Fernández Villa)

¡Ved esa faz de preclara prestancia!
¡Vibrad al son de su verbo febril!
¡Admirad figura tan varonil!
¡Pasmaos ante su vital constancia!
¡Líder es de minera militancia
en lucha contra yugo caciquil!
¡Dura la fibra, corazón gentil!
Cartera llena hasta la abundancia.
Es don José Ángel Fernández Villa,
coleguilla del Guerra y Zapatero,
mas mucho más amigo del dinero
que jamás tributó una pesetilla.
Dinos, paladín sindical y obrero,
¿de dónde salió tanta calderilla?

Villa

¡El héroe de Rodiezmo! ¡El que representa el tronco común del socialismo y el sindicalismo! ¡Persona de una trayectoria sindical y laboral intachable!

Dime, picha, dime, según la información de 'El País', ocultaste a Hacienda 1'4 millones de euros que regularizaste aprovechando la normativa de 2012 que permitía regularizar fondos evadidos a cambio de una penalización del 10% de la cantidad escondida; legalización, dicho sea de paso, válida siempre que se pueda justificar la procedencia lícita del dinero.

¿Puedes?

Y, a propósito, ¿quién paga el dineral correspondiente, más intereses, de lo no confesado en tus declaraciones de la renta desde el año catapún, eh? Oye, y ya en vena, ¿por qué no pones una sociedad con Jorge Pujol (con jota, ojo) para asesorar en "fraude fiscal y trinque" a políticos y sindicalistillos de tu calaña? Nada más que con los de los eres andaluces, los de los cursos de formación a parados, los de los enemigos de don Elpidio, y paro de contar, te harías de oro: a poco que cobréis, te haces con otro 1'4 millones de euros más. Claro, eso si el Pujol (con jota, ojo) no te lleva al huerto, cosa nada difícil, por supuesto.

No obstante, sí te quiero decir esto: el Pujol (con jota, ojo) ha defraudado a la Hacienda Española y a una serie de manipulados; usted, señor, ha defraudado a la Hacienda Española y, lo que es peor, a los obreros que cada día se juegan en las entrañas de la tierra lo más importante que tienen. Esto no tiene perdón.

05-X-14

(soneto ridículo CCVI: Va de consejos)

Oye Pablo Iglesias, oye Carrillo,
¿por qué no decís nada de Santín,
el profe, sindicalista y pillín,
tarjetero, millonario y listillo?
A reventar su repleto bolsillo
debe tener este fan del don Din
(don Din ajeno, no propio, jolín)
ya que, por convicción, es muy sencillo*.
Si quieres, Carrillo, como castigo
le puedes permutar la asignatura:
Ética Económica es hechura
que le va como millón a mendigo.
Y tú, Dios de Podemos, al amigo
¡hazle tesorero, es un figura!

*sencillo: no dado a lujos ni despilfarros.

Dramatis personae:

Pablo Iglesias: no el del PSOE sino el de PODEMOS;

José Carrillo: matemático; rector de la Complutense; hijo de Santiago, el héroe de Paracuellos, según la Memoria Histórica;

Don José Antonio Moral Santín: catedrático de Economía Aplicada en la Complutense; militante de IU cuando era vicepresidente y principal apoyo de Miguel Blesa en Caja Madrid; disfrutó de una tarjetita de Caja Madrid de la que sustrajo bienes y dineros hasta alcanzar la cifra récord de 456.000 euros.

Consejos que aquí se imparten:

A don José Carrillo: que haga todo lo posible por cambiar la asignatura que Santín imparte en la Universidad de su digno rectorado; en concreto, que deje la Economía Aplicada y en el futuro imparta Ética Económica, materia en la que se le adivina mucho más preparado.

A don Pablo Iglesias: que lo fiche, a Santín nos referimos, que lo fiche como tesorero y le dé las llaves de la caja fuerte.

(soneto ubérrimo XXXII: ¡Qué pena! ¡Por un día!)

No seas tonto, macho, la Pantoja
esa no huele jaula ni de lejos
porque hay por arriba unos pendejos
que la socorren en la cuerda floja;
a pesar de que ella se acongoja,
que no te engañen sus cucos manejos;
no ingreses en el club de los tipejos
a quienes esta pájara acerroja.
No entrará, por más que lo merece;
si tuvieran intención de que entrara,
a una condena tan justa y tan clara
no le habrían hecho tan mal despiece:
¡Súmenle sólo un día y que empiece
a trinar en la jaula, esta cara!

Fíjense, la condenan a dos años y, muy probablemente, se libre de la cárcel si carece de antecedentes; paga una multa que se calcula con la fórmula X=(Y:3)-500.000+I euros, en donde X es la cantidad final, Y el montante del trinque, e I equivale a los intereses de despiste al personal (ejemplo: fulanita, quien sea, roba, es un suponer, ¿eh?, 4'5 millones de euros; entre 3 = 1'5 millones; menos 500.000 = 1 millón; más la nimiedad como I. para d.d.p., en total esta fulana vendrá a pagar, aproximadamente, 1.147.000 ó 1.148.000 euros, ¿lo pillan, no?); bueno, pues, ¡y a la puta calle, que diría mi amigo Arturo! ¡A disfrutar la diferencia!

Si, por mala suerte para ella o sin buenos oficios de Gaspar (sea quien sea este Gaspar, que yo no lo conozco y sólo hago uso de tal nombre a efectos paradigmáticos), se le hubiese condenado a dos años Y UN DÍA, tendría que entrar en la jaula además de pagar la multa de marras.

De manera que si la divina providencia ha dispuesto que su condena se limite a dos años exactos, en mi opinión es porque la divina providencia no quiere que entre en chirona tan ejemplar ladrona.

Y todos tan contentos porque una vez más se demuestra que la Justicia es igual para todos.

04-X-14

(soneto ubérrimo XXXI: Chirona de tríos)

¡Ay, qué desgracia más grande, qué pena,
qué dolor más tremendo, qué desgracia,
la Justicia con su cruel eficacia
va a meter a la Pantoja en la trena!
¡Qué putada, qué trago, que faena,
la musa de Gaspar, la aristocracia
de la copla, la que nunca se sacia
de Marbella, va a cumplir su condena!
Menos mal que tendrá sus vis-a-vis
y que el Cachuli anda por allá.
Y a lo mejor, ¡tararí, tarará!,
acaban jugando al biribís,
que es juego que se juega en un tris
con un catre, ponerte y ya está.

¿Es que no les da cosa a vuesas mercedes? ¡La Pantoja en el desaladero, entre rejas, en el trullo! ¡La pájara, en la jaula; su trino, prisionero; la bata de cola, tornada en traje a rayas! ¡Ay, pena, penita, pena, pena; pena de mi corazón!

Pero..., calla, ¡si en Alhaurín está su Cachuli de sus entretelas! Se lo voy a decir a Isabel para que, como es lógico, mueva los hilos gasparinos y zarriagueros y, merced a los buenos oficios del enano calvicabezón, entre en tan reputada morada también. Porque, fíjense vuesas mercedes, de ahí a un vis a vis con su Cachuli hay nada y menos..., ¿eh?, ¿qué me dicen?, ¿a que está urdido de prostituta hija de abuela? Y a ella, por ser quien es, a lo mejor hasta le dejan un vis a vis diario con su Cachuli, ¿quién sabe? O más.

Pues, miren, se me acaba de ocurrir que, para completar la faena, me voy a poner en contacto con Cachuli y le voy a hacer notar, por si a él no se le ha ocurrido, que interceda con la Zaldívar para que ésta pida destino en Alhaurín también. De esa forma podrían hacer un vis a vis a vis, que siempre es más divertido y como que da más morbo. Y con el enchufe que tiene la Viuda de España, seguro que le permiten tres o cuatro a la semana; con lo cual serían cuatro vis a vis a vis por semana, por cuatro semanas que tiene el mes, hacen un total de dieciséis vis a vis a vis al mes. Cachuli, tío, haber robado tanto te va a costar el pellejo.

A lo mejor hasta prefieres devolver lo trincado y salir por uñas. Porque las dos son unas fuera de serie, eso seguro; que si yo veo a la Zaldívar muy técnica en el asunto, indudablemente, la Panto tiene... como más fuego, como más..., ¿cómo te diría?, sí, como más brava, ¡una fiera! Y si no, que se lo pregunten a María del Monte. O a Encarna Sánchez, que no me dejará mentir porque en paz, por fin, descansa.

03-X-14

(soneto ubérrimo XXX: Relación de pillos y trincones)

No son ya los cursos de formación:
¡allá donde lo hay está UGT!
¡Otra vez, por asuntos de parné
está en entredicho su gestión!
Secretario de la organización
era Pepe Ricardo, don José,
que junto con el sindical carné
tenía un pedazo tarjetón.
Con él pagaba banquetes y trajes,
de gañote, sin declarar a Hacienda,
viviendo la gran vida, este menda,
disfrutando sus hoteles, sus viajes,
sus compritas y su cara tremenda
y, pienso yo, sus presuntos masajes.

Bueno, pues ha dimitido Pepe Ricardo; según las noticias, don José ya no es secretario de UGT Madrid. Pues qué bien.

¿Ha devuelto lo trincado? ¿Ha entrado en el talego?

A continuación les ofrezco la lista de trincones para que ustedes sepan quiénes lo pasaban tan bien y tan de gañote mientras usted las pasaba putas para pagar su hipoteca para que ellos pudieran pasarlo tan bien y tan de gañote y, de paso, llevar a Caja Madrid, el BFA y Bankia a la ruina al tiempo que maquinaban el asuntillo de las preferentes:

Partido Popular :

Estanislao Rodríguez-Ponga: (255.400 euros); Pablo Abejas: (246.700); Miguel Ángel Araujo: (212.900); Ricardo Romero de Tejada y Picatoste: (212.200); Antonio Cámara: (178.000); José Manuel Fernández Norniella: (175.400); María Carmen Cafranga: (175.200); Javier de Miguel: (172.700); Alberto Recarte: (139.900); Jesús Pedroche: (132.200); Francisco José Moure: (127.300); Mercedes Rojo: (119.300); Cándido Cerón (79.200); Fernando Serrano: (78.600); Darío Fernández Yruegas: (69.800); José María Buenaventura: (63.000); Beltrán Gutiérrez: (58.000); José María Fernández del Río: (47.800); Juan Emilio Iranzo: (46.800); Miguel Corsini: (46.700); Manuel José Rodríguez González: (37.100); Rafael Pradillo: (28.600); Ignacio del Río: (21.000); José Nieto: (19.800); Jorge Rábago: (8.000); Mercedes de la Merced (fallecida): (287.900).

PSOE

Antonio Romero: (252.000); José María de la Riva: (208.900); Ramón Espinar: (178.400); Ángel Eugenio Gómez del Pulgar: (149.700); José María Arteta: (139.000); Francisco José Pérez Fernández: (122.600); Jorge Gómez Moreno: (98.200); José Acosta: (62.300); María Enedina Álvarez Gayol: (47.000); Santiago Javier Sánchez Carlos: (46.400); Virgilio Zapatero: (36.000); Ignacio Varela: (35.700); Joaquín García Pontes: (21.100); Miguel Muñiz de las Cuevas: (20.800); José Caballero: (19.800).

Izquierda Unida

José Antonio Moral Santín: (456.500); Rubén Cruz: (233.700); Juan Gómez Castañeda: (128.100); Ángel Rizaldos: (20.100).

Sindicatos

Francisco Baquero: (266.400) (CC OO); Antonio Rey de Viñas: (191.500) (CC OO); Rodolfo Benito: (140.600) (CC OO); Juan José Azcona: (99.300) (CC OO); Pedro Bedia: (78.200) (CC OO); Gabriel Moreno: (20.400) (CC OO); Gonzalo Martín Pascual: (129.700) (UGT); Miguel Ángel Abejón: (109.300) (UGT); Rafael Eduardo Torres: (82.300) (UGT); José Ricardo Martínez: (44.200) (UGT).

Patronales

Gerardo Díaz Ferrán, de la CEOE: (94.000); Francisco Javier López Madrid, de CEIM: (34.800).

Directivos

Rafael Spottorno: (223.900); Ildefonso José Sánchez Barcoj: (484.200); Miguel Blesa: (436.700).

Y, ahora, una puntualización:

¿Qué pinta un 95% de políticos en el Consejo de Dirección de una entidad financiera?

y algunas sugerencias:

El presidente de la entidad, máximo responsable de lo que allí pasa, ¡al talego con él por permitir tal expolio! Por supuesto, me refiero a los presidentes, don Miguel y don Rodrigo. Si acaso la fiscalía no sabe o no quiere hallar motivo suficiente para ello, fiscal a la puta calle por incompetente y que pongan en su lugar al fiscal de mi pueblo, que sabe un rato de leyes, tiene mucha mala leche y no se deja embaucar ni comprar por políticos.

Al Ildefonso José, que era quien presuntamente hacía el reparto, mismo trato en calidad de compinche en primer grado y tres cuartas.

Al 90% de políticos de la relación anterior: que se pongan al día con Hacienda, multa por delito fiscal y pujolinismo, e inhabilitación de por vida para ejercer la política y desempeñar cargo público, aparte, claro está de responder penalmente por las cantidades mangadas.

A los dos exministros, lo mismo; más un aguante por el Sálvame de Telecinco y otros dos en los programas esos que tiene Juan y Medio en Canal Sur, el de los viejecillos a los que no les llega la pensión y el de los niños que tienen tanta gracia. No tienen que hacer nada: sólo tragárselos. Los programas, digo, no a los niños ni a los viejecillos.

Al ex-jefe de la Casa Real del anterior rey, tal Spottorno, lo mismo que a los exministros; más tres rosarios de rodillas y un mea culpa ante Su Majestad don Felipe VI por el desdoro que endosa a una monarquía que, por ahora, no se lo merece.

Y, bien, ¿cómo se va a hacer el paripé: a) quien se ponga al día con Hacienda, por lo no declarado, no va al talego aunque no devuelva lo trincado; b) quien se ponga al día con Hacienda y devuelva lo trincado, no va al talego aunque haya cometido delito de malversación de caudales públicos; c) todos al talego por ladrones o malversadores o como quiera que le digan a eso quienes hacen uso de la palabra para intentar engañarnos con sus tecnicismos? Ah, y todo ello presunto, presunta, presuntos y presuntas, ¿eh?, que no están los tiempos como para no utilizar la palabrita mágica, de modo que, lo dicho: presuntos en el más amplio sentido.

De todas formas hay uno que no tiene que hacer el paseíllo ni adjudicarse lo de presunto porque ya está en chiqueros; de donde se deduce el ojo clínico de quien los nombró a todos.

02-X-14

(soneto doloroso CCVI: Blesa y cía.)

No usaron trabucos ni pistolones,
ni vergajos, garrotes o cuchillos:
de Bankia malversaron los durillos
usando tarjetitas, los cabrones.
Se gastaron más de quince millones
en mozas, trajes, viajes, los muy pillos;
y a la Caja dejaron los bolsillos
como suelen dejarlos los bribones.
Han vivido como capitalistas
ricos y acaudalados, Blesa y cía.;
el que más, el que iba en las listas
de Izquierda Unida, Santín se decía.
Mientras, preferentes estos turistas
urdían con total alevosía.

¿Sabe un político cómo llevar un banco?

Todos los contribuyentes españoles tuvimos que pagar 22.500 millones de euros para el rescate solamente de Bankia; se han recuperado 1.300 millones (dicen). Hay más rescates: tantos como las florecillas en la primavera. Los rescates sobrepasan los 43.000 millones de euros.

¿Qué es rescatar?

Rescatar quiere decir reponer el dinero que ladrones de guante blanco han trincado.

¿Por qué tuvimos que aportar ese dineral?

Por la avaricia, incompetencia y nula moral de los gestores, en primer lugar. En segundo lugar, y más determinante, porque los trincones eran políticos.

¿Han entrado en prisión los responsables?

¡Por supuesto! Que no. Sólo algún pececillo menudo que pasaba por allí, pero por poco tiempo y en la residencial de su agrado.

¿Gozaban de otras prebendas estos pollos?

¡Por supuesto! Que sí. Por ejemplo, se adjudicaban unos a otros tarjetitas EMV Business Oro (y otras mejores también) y tiraban de ellas como el Gran Capitán de pólvora del rey. Por ejemplo, mientras urdían el asuntillo de las preferentes, Blesa, Barcoj, Rato y otros se soplaron 15'5 millones de euros.

¿Y no se ha recuperado nada?

Sí, hombre, sí: 200.000 euros.

No entrarán en el talego los que han devuelto, ¿no?

¡Por supuesto!

¿Y los que no han devuelto?

Tampoco.

¿Por qué lo consentimos?

Somos gilipollas.

01-X-14

(soneto ubérrimo XXIX: La manipulación del hombre)

¡Son miles las personas concentradas
que aullan sus mal pagadas consignas
con bramidos y quejas no muy dignas,
convencidas, serias, arrebatadas,
soltando los gritos a bocanadas,
en lucha contra las fuerzas malignas,
silbando a las sentencias indignas,
clamando con maneras extremadas!
Por delante, por detrás, por el flanco,
se apretujan en rudo oleaje
compitiendo por ver al personaje
de paso grave, de punta en blanco,
regordete, pleno del homenaje:
¡…co!, ¡Franco!, ¡Franco!, ¡Franco!…

Miles de catalanes se manifestaron este martes para reclamar su derecho a votar sobre la independencia el 9 de noviembre, desafiando la suspensión cautelar de esta consulta por el Tribunal Constitucional español, que es el suyo también.

Esto, así, de pronto, puede impactar fuertemente e, incluso, herir la susceptibilidad del contribuyente hasta límites angustiosos.

Pasa nada.

¡Ah, si hubieran vivido las grandiosas a la vez que gloriosas manifestaciones de inquebrantable adhesión que el régimen franquista organizaba cada dos por tres! ¡Aquéllas sí que eran manifestaciones! Porque eran maestros en la cuestión cuando se ponían a la faena: llenaban una Plaza de Oriente con la misma facilidad que el Paseo del Generalísimo de Almería. ¡Si vieran qué gritos, qué lágrimas, que cantos, qué consignas, qué bailes, castellets no..., ah, qué tiempos aquellos!

Sin embargo, y a lo que parece, tenemos este turuta ahí arriba, por Cataluña, que seguramente los añora, tan gloriosos eran, tanta la ruina, tan seria el hambre; de manera que ahí anda el pollo empeñado en llenar plazas, hacer cadenitas y no sé que panfiladas más; todo ello, claro, haciendo uso, como materia prima, de la masa humana debidamente manipulada.

En lo cual sigue, por supuesto, las sabias directrices de Joseph Goebbels, que de esto sabía un rato, y sus discípulos más aventajados, algunos de los más floridos dictadores de todos los tiempos: Benito Mussolini, Joseph Stalin, Mao Tse Tung (o Zedong), Fidel y Raúl Castro, Hugo Chávez y los dos Kim Jong coreanos (no confundir con King Kong Mas), entre otros de menor consistencia.

30-IX-14

(soneto cojonero CCVI: Chaves, la guita y su pollita)

Chaves, el presi, dio a su nenita
una muy suculenta subvención,
diez millones colados de rondón
para la empresa de la señorita;
mas una vez, ya soltada la guita,
el PP le pidió explicación
(y también dimisión e imputación)
pues la cosa estaba oscurita.
Y ahora, ¡aparece Susanita,
socialista lo mismo que Manuel,
y corre a destapar todo el pastel
de la tela mal dada a la pollita!
Y dice Manolo, muy piadoso él:
“¡Santa Rita, lo dado no se quita!”

Veamos, siendo Manuel Chaves presidente de Andalucía firmó la concesión de una subvención a la empresa en la que trabajaba su nena, Paulita: diez millones cien mil euros. La concesión de la subvención estaba firmada por Manuel Chaves, presidente y papi; la recepción de la misma estaba firmada por Paula Chaves, apoderada de Matsa y nenita amantísima de su papito querido. Si esto no es vulnerar la Ley de Incompatibilidades de Altos Cargos, que venga el Dios de los inocentes y me intente convencer de manera sostenible.

Hay más: la concesión de marras incumplía, además, la normativa europea. Ahora, Susana, la no electa presidenta andaluza, reclama a Matsa la devolución de los 10'1 millones más los intereses, en total 11'8 millones de euros. Si desean profundizar en los detalles pueden acudir, entre otros, a http://www.elmundo.es/andalucia/2014/09/30/542a5d73268e3e31758b4570.html o escribir en el buscador: Paula Chaves, Matsa y, ¡a hincharse de leer!

Y de cabrearse por vivir en un tiempo, una región y un país en el que el respeto a las Leyes por parte de muchos gobernantes brilla por su ausencia. Porque, ¿es que nadie va a tomar ninguna medida contra el firmante del desmán?

¡Ah, ya, impunes son porque aforados!

¡Ay, Dios mío! ¡Qué poca vergüenza! ¡Qué falta de dignidad! ¡Qué pelotazos dan, los jodidos!

Y las jodidas también, que ahí, por Alicante, hay una pájara que ¡ya, ya! Sonia se llama de nombre, y es más ladrona que un sol...

28-IX-14

(soneto ubérrimo XXVIII: ¡Señor Gallardón!)

¡Señor Gallardón, señor Gallardón,
no había dejado la política?
¿Y qué hay de esa vida eremítica
de mero fiscal por oposición
en Málaga? Por cierto, que es región
donde la hambruna por paro es crítica
y donde se supone sibarítica
cualquier paga, ¡no digo ya pagón!
Porque usted va a cobrar tira de tela
por rascarse sus calvos cataplines:
¡más de ocho mil eurazos, jolines!
¡Vaya cacho de paga bribonzuela!
¡Y sólo por engordar michelines
para gastarse tantísima pela!

El señor Alberto Ruiz-Gallardón ha solicitado ingresar en el Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid. Sí, el mismo señor que hace un par de días, o seis, nos comunicó que dimitía como ministro de Justicia así como de sus cargos en el PP, y se apartaba de la política: quedaba como simple miembro de base; todo esto fue esta misma semana que hoy acaba. Bueno, pues el pasado viernes, día 26 de los corrientes, ya había solicitado su ingreso en tan remunerativo como inútil organismo; a partir de ahora tendrá un sueldo de ocho mil quinientos y pico euros mensuales, amén de algunas otras prebendillas.

Sueldo que en la presente coyuntura nos parece VERGONZOSO. Por varias razones:

1) el CCCM (ya saben, Consejo Consultivo de marras) es organismo absolutamente prescindible y cuya misión ya desempeña, y con mejor competencia e imparcialidad, el Consejo de Estado; ergo, sus componentes, ¡a la puta calle!

2) el CCCM es, pura y simplemente, un pudridero de políticos ya amortizados, a los que se les quiere recompensar con una regalada vidorra la integridad de su incompetencia, nulidad y torpeza; ergo, tales zánganos, ¡a la puta calle!

3) las CCAA, excepto Cantabria, tienen cada una el suyo; los costes totales de tales inutilidades se elevan a unos 20 millones de euros/año (http://www.abc.es/espana/20140927/abci-consejo-consultivo-autonomico-retiro-201409271354.html); ergo, tales inútiles, ¡a la puta calle!

4) son tan prescindibles como el Senado, las Diputaciones, los Consejos Económicos y Sociales, los Defensores del Pueblo, muchísimas agencias (estatales, regionales y municipales) y, sobre todo, ese nefasto invento, las Autonomías, criaderos de rencillas, urdideros de putadas, pudrideros de zánganos y medianías, desastre total; ergo, tales incordios, ¡a la puta calle!

5) a cualquier hombre de bien, la ética y moralidad le generarían graves dudas si apareciese la oportunidad de gravar 8.000 euros/mes a las arcas públicas por hacer un lamentable paripé; más aún si, como es el caso, tiene un puesto de trabajo en la administración; ergo, don Alberto, ¡al Consejo Consultivo!

En fin, amigos, ¿qué les voy a decir que ustedes no sepan? Sólo que, soñando mientras redactaba, ¡lo he pasado de bien!

27-IX-14

(soneto lamentable CCVI: Astutísimo David Mas)

Firma el astutísimo David,
bizarro y soberbio como él solo,
sutil como la flauta de Bartolo,
su bravo desafío a Madrid.
Los palmeros loan a su adalid
en gallardo y lustroso protocolo;
radiante, aquél, más que el Dios Apolo;
donoso y donairoso más que el Cid.
A su vera, juncal, Oriol Junqueras,
gentil y repulido figurón,
amo, señor y dios del Rubicón,
ceñidas y lindas las posaderas,
sabiendo que sale por peteneras
su pinta en tal acto de salón.

La verdad es que veía, yo, veía acto tan solemne y majestuoso y, ¿qué quieren que les diga?, se me empringaba el pellejo por la emoción: es que ante mi vista embelesada y medio empañada por las lágrimas se desarrollaba un acto, ¡qué diré acto!, ¡el acontecimiento histórico más fundamental desde la ascensión de Nuestro Señor Dios a los cielos de su Gloria. Todo, todo reflejaba lo augusto del instante: la pluma, la araña, los ventanales frenéticos, los aplausos reprimidos, el éxtasis apenas contenido... y el Junqueras.

Fuera, los inocentes y manejados catalanes, cada vez más divididos. Con sus problemas, el menor de los cuales no es Jorge Pujol el Ratero ni su señora esposa la Tranquilojorgestosepasará ni sus Siete Zagales de Écija.

Más allá, el resto de los españoles, inocentes y manjeados también, con sus eres, sus cursos para parados, su hambre y sed de Justicia, su desesperanza y su hambruna.

Y los políticos.

Y digo yo, digo, ¿por qué no se le aplica a Arturo-David-Gandhi-King-Mandela-Mas la Constitución y el Código Penal y se le envía a la sombra por atentar contra la convivencia pacífica de todos los españoles, malversación de fondos públicos, desobediencia de resoluciones judiciales y, sobre todo, por feo? Además de, claro está, por astuto, por presunto, digo, por supuesto.

Y ya que mencionamos el Código Penal: ¿cómo es posible que Mas no se enterara de lo que se cocinaba en la trastienda de CiU habiendo ocupado desde 1995 altos cargos en la Generalidad catalana? Es decir, ese año fue nombrado consejero de Política Territorial y Obras Públicas, cargo que ocupó hasta 1997, cuando fue nombrado consejero de Economía y Finanzas. A propósito, ¿a que no saben quién era su Presidente de su Generalidad?... ¡Sí, señor, sí, muy bien, eso es: el honorable ladrón Jorge Pujol! Y no digo presunto porque él mismo confesó que durante treinta y pico años nos anduvo robando a todos los españoles, catalanes, como es lógico, incluidos.

Miren ustedes, ¡si hasta el Jorge Pujol nos lo dio a entender cuando dijo que como meneen mucho el árbol pueden empezar a caer nidos, ramas y ¡hasta el mismo árbol!! De donde se deduce que CiU debe adoptar como emblema un árbol sobre campo de alfalfa con filacteria dorada en la que campee el lema:

¡ESTE ES MI TRES POR CIENTO!

26-IX-14

(soneto ridículo CCV: Lección magistral)

Hoy imparte su lección magistral
en un atiborrado Parlamento
Jorge Pujol, sobre “El incremento
de la propia renta patrimonial
basado en el cobro habitual
de una mordida del tres por ciento”.
Dado el profundo conocimiento
de este tema por Pujol, es normal
que políticos varios de la zona
se actualicen en esta materia
porque, como ganan una miseria
y la vida está tan picarona,
necesitan una bolsa fortachona
para gozar como niños en feria.

Para quien no sepa quién es este pájaro, este Jorge Pujol, les aclararé, en principio, que, presuntamente, no es doctor en medicina, tal y como anda cacareando; esto lo digo con todas las reservas que merece una noticia dada en TVE el día de hoy y en el telediario de mediodía. Ahora bien, siendo, como presuntamente es, un pájaro que nos ha estafado a todos los españoles durante 34 años (año arriba, año abajo), esta noticia tiene, para mí, total credibilidad y a ello me atengo.

Bueno, pues este ciudadano (no doctor, no honorable, sí mangante, presunto pero mangante) ya anduvo, allá por los años en que Isidoro se transformó en Felipito, metido hasta el cuello en un asunto muy sucio conocido aún hoy por el caso Banca Catalana. Claro, se metió la política por medio y echaron siete candados (y tiraron las siete llaves) sobre tan lamentable despojo, del cual todavía hoy hay recuerdo bastante cabal en internet. Busquen, amigos, busquen y lloren por nuestra Justicia de entonces.

Pues, ¿saben?, este señorito acude hoy a lo que fue su cortijillo, durante la tira de años, porque le han pedido RESPONSABILIDADES POLÍTICAS sus compinches, entre otras honradas señorías.

Y me pregunto, ¿qué será eso de RESPONSABILIDADES POLÍTICAS?

JUDICIALES, sí, PENALES, también, ECONÓMICAS, lo entiendo, pero..., ¿políticas?

Pienso, o tengo la intuición, de que se trata de un simple paripé y que al final, al final, al final, ¿saben?, al final, probablemente, también tengamos que llorar, quizá, por nuestra Justicia.

De hoy.

25-IX-14

(soneto ubérrimo XXVII: Ataque de huevitis)

El señor Gallardón ha dimitido:
puente de plata para el nene,
que es el pollo que más vanidad tiene
de todo nuestro orbe conocido;
mozo muy repulido, engreído,
¡un cursi para el cual tutto va bene
si aquello que ambiciona, obtiene!;
mas… si no, coz, rugido y se va huido
sin tener en cuenta ni a rey ni a Roque
ni a Periquillo el de los Palotes.
Mas, vida, no sufras ni te alborotes:
saldremos sin ti del lío y disloque;
que lo que nos sobran son monigotes
y nos faltan dimisiones. En bloque.

Que es un mal gestor y un pésimo administrador lo demostró con brillantez durante su paso por la alcaldía de Madrid; que es un mal político lo avala una trayectoria que se atiene a una frase suya: "En política unas veces se gana, otras se pierde"; que nos ha engañado lo garantiza el fiasco de la provisión de los componentes del Tribunal Constitucional. Que es un orgulloso lo deduzco por la coz a Mariano que ha supuesto el adelanto y la inoportunidad de su dimisión.

Dicho esto, pregunto: ¿Consiguió Zapatero el consenso con el resto de fuerzas políticas para implantar leyes tan disparatadas como la del aborto, decisiones tan alarmantes como el cacareo que sufrieron nuestras tropas en la huida de Irak, o el atentado contra la convivencia que supuso aquella Memoria Histórica de infausta memoria?

¿Lo intentó acaso?

¿No?

Pues lo menos que pueden hacer sus seguidores es callar cuando el actual Presidente electo de todos los españoles anuncia que va a promover la reforma legal conveniente al objeto de que, si una menor decide abortar, sea preciso el consentimiento paterno.

¿Qué menos?

24-IX-14

(soneto doloroso CCV: Núñez e hijo)

Hola, hola, buen Núñez, ¿y el botín?;
¿dónde está, mi buen Núñez, dónde está?;
la tajada que trincaste, ¿verá
otra vez la luz del sol, so pillín?
Pues el solete de tu chiquitín
(ese pollito que compartirá
yantar y sombra contigo, quizá),
ya apunta maneras, el galopín.
¿Cómo dices? ¿No entráis en la trena?
¿Y que no devolveréis ni una pela?
¿Que usando la manida triquiñuela
del indulto no cumplís la condena?
¡Pues vive Dios, que ésta sí que es buena:
os condenan a disfrutar la tela!

El ex presidente del Fútbol Club Barcelona y su hijo fueron condenados por la Audiencia de Barcelona a seis años de cárcel por sobornar a inspectores de Hacienda para que hicieran la vista gorda en sus revisiones; el pasado enero el Supremo rebajó de seis a dos años y dos meses de prisión, más el pago de una multa de 1,5 millones, la condena de los Núñez. Esto implica que los señoritos deben ingresar en prisión; pero... ¡TATACHÁN: han pedido el indulto a este Gobierno tan bueno que tenemos y pretenden, además, no entrar en la jaula hasta que no se resuelva el asunto!

Que se resolverá, ya lo verán; porque aquí quien no corre, vuela. ¡Y a disfrutar lo trincado, que son dos días! Como se resolverá con los Pujoles (cuando lo pidan) o Carlitos Fabra (el de la estatua riquísima ante el aeropuerto inútil de Castellón). Como se resolvió con José Felipe Bertrán de Caralt, Gabriel Arias-Salgado Montalvo, Rafael Vera y José Barrionuevo, Javier Gómez de Liaño, Carlos Navarro, Luis Oliveró y Alberto Flores, Sebastián Rodríguez Veloso, Luis Velasco Roa, Juan Hormaechea, Guillermo D'Auberade y Fernando Pérez, Alfredo Sáenz Abad, Josep María Servitje Roca, Tomás Gómez Arrabal, Miguel Escudero Arias-Dávila, Carlos Anzúlez Carreras, Ramón Jorge Ríos Salgado, Antonio Manuel Morales Fernández, María Dolores Mateos Sánchez, Miguel Ángel Ramírez Alonso..., y más y más y más hasta más de 10.000 indultos en los últimos 20 años.

¿Es o no es abuso de autoridad?

¿Es esto igualdad ante la Ley?

23-IX-14

(soneto ubérrimo XXVI: La alcaldesa y la periodista)

¡Vaya alcaldesa más enrollada!
Trinca que trinca a mesa y mantel
para lo cual se sirve de doncel,
Ortiz llamado, con yate y fachada.
Esta dama, sin rey, ni ley ni nada,
adjudica a su ardiente corcel
obra tras obra en tenaz tropel:
¡tal dona sus favores una amada!
El garçon, agradecido, le da (*)
una parte del botín y, también,
le costea viajes a tutiplén
hacia Andorra, tierra del tacatá.
¿Y su Partido dice algo? ¡Quiá:
la mantiene en las listas y amén!

(*) presuntamente

La secretaria general del PP ha defendido este lunes el derecho a la presunción de inocencia de la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo. La imputación "no significa inmediatamente condena", ha dicho Cospedal en rueda de prensa. Sobre todo si la mozalcaldesa de marras no está imputada nada más que en dos casos: Brugal y Rabassa (de cada uno de ellos, su peso, en euromillonadas).

Por cierto, la Castedo va a denunciar a Nuria Roca, ya saben, la periodista que la calificó de choriza sin paliativos, con toda la razón del mundo. Quiero decir que la va a denunciar con base legal: Sonia debía haberla calificado como "presunta choriza", ¿lo pillan?; sí, porque hasta que no haya juicio y sentencia condenatoria no se debe omitir el "presunta". Aunque, la verdad, con este engañabobos que es el aforamiento de, en múltiples casos, políticos ladrones es muy probable que en éste, como en otros muchos ha sucedido, nos quedemos con la miel en los labios, la hiel en el corazón.

ADVERTENCIA:

Hoy, 21-IX-14, se ha cambiado esta página de inicio (HOJA DE HOY); la anterior ha quedado archivada en este enlace:

HOJAS DE AYER

en el apartado:

II) HOJAS DE AYER: TOMO 02 (desde 07-IV-12)

bajo el epígrafe:

De ratas y rateros (21-IX-14)

Para contactar:

elindependientedigital.es@gmail.com

(Se guardará el anonimato de quien así lo exprese)

 

 
Las opiniones vertidas aquí son de la exclusiva responsabilidad del autor; los cuentos, artículos, poesías, etc., están protegidos por la Propiedad Intelectual y el Copyright, y se prohibe su reproducción total o parcial sin el permiso del autor.