DE LO QUE DIGA EL GOBIERNO, NO TE CREAS LA MITAD; LA OTRA MITAD, LA DESECHAS POR ABSURDA. DE LO QUE NO TE DIGA, ¡CRÉETELO TODO!
HOJA DE HOY HOJAS DE AYER POESÍA CUENTOS ARTÍCULOS NOVELAS
el rincón de Lili
BLOG AMIGO: LILI Y EL MUNDO

20-II-15

(soneto ridículo CCXVI: Mi ladrón favorito)

Va y trinca más de cincuenta millones.
Como los millones son ilegales,
Luis Bárcenas goza de sus caudales
viviendo una vida de pantalones:
lo sacan del trullo a empujones
y amañan todo para que el frescales
ande libre por esos andurriales
esquiando como un rico de cojones.
¡El que decía ser un pobrecito!
¡El que no podía pagar la luz!
El que está haciendo llevar una cruz
a ladrones con cara de granito.
¡Por todo ello y por ser andaluz
te nombro, Luis, mi ladrón favorito!

A ver cuando se convencen estos señores de que no somos tontos del todo; simplemente, no podemos o no sabemos hacer otra cosa.

Franco nos mantuvo a raya con la férula de su dictadura.

Estos señores nos mantienen a raya con el señuelo de sus mentiras.

Y al decir señores me refiero a todos ellos: a los que se aprovechan de su posición para enriquecerse sin piedad, haciendo uso de más artes que los más reputados trileros. Y que andan libres por ahí. Casi todos. Y con pocas esperanzas.

De muestra, unos botones:

a) a la cabeza, Manolo; presente, José Antonio; Morena, la de la copla; Gaspar, el del pie votante; comparsa y acompañamiento, Juanito el Asavacas, Antoño el González Byass, Guerrero el Coca; Hernández Moltó el Cajalamancha, artista que fue del aeropuerto de Ciudad Real; Mafo; etc...

b) ese tío que tiene un Rato cara; Blesa el amigo de Elpidio; Sonia la Bien Comprá por Enrique Ortiz; la Princesita de las Baleares, entrerrejada aún; el Mataslascallando Jaime y me voy a la calle con forro y todo; el modelo de la estatua del aeropuerto de Castellón; los máquinas de Emarsa, Brugal, Cooperación, etc...

c) el pujolerío y los siete niños en salsa Ferrusola; el Astutísimo y su señor padre; el Palacio de la Música; los líos de Unión y el calvo embustero; el 3 % que se tornó en el 5%; la debacle tripartita, etc...

d) el Urdampillín y su señora, la Urdampillina; su profe de él; su profe de ella.

Sus muertos de todos.

Y de quienes, pudiendo, no hacen.

¿Para esto queríamos la democracia? ¿Para que nos desplumaran unos desalmados impresentables?

Pues en verdad os digo que, con excepción de unos muchos buches agradecidos y caras encementadas, el grueso del buen pueblo español está más que harto, decepcionado, frustrado, cabreado, empachado, desencantado y desesperado.

Señores.

19-II-15

(soneto ubérrimo LXXXIX: ¡Ha sido papito!)

¡Ha sido papi! ¡Ha sido papito!
¡Papito, tío, por qué lo has hecho?
¡Ahora tengo al juez al acecho
y la poli también me trae frito!
¡Felices años, los del Tripartito!
¡Aquellos de Montilla y del cohecho!
¡Cobrábamos hasta por poner techo!
¡Sacábamos un rico dinerito!
Ahora, el dinero, en Andorra;
los bancos, que nos dejan en pelota;
papito que me pone en la picota
y casi camino de la mazmorra;
y mi madre, esa zorra pedorra,
gritando que estamos en bancarrota.

Pues resulta que su señor padre lo ha puesto a los pies de los caballos. ¿Cómo va a poder demostrar esta pobre criaturita que todos los millones de euros que con tanta alegría manipulaba tienen procedencia legal, cuando no la tienen en absoluto? Porque, fíjense bien, por eso sí que pongo mi mano en el fuego.

Ni se me ocurriría ponerla por la inocencia de Chaves, por ejemplo, o de José Antonio (no Primo de Rivera sino el otro), ni de Gasparillo, ni de la Morena ni del último fulano del quinteto vergonzoso; tampoco la pondría por Bárcenas o por Matas; ni siquiera por Cachuli o por la Pantoja, para que se den cuenta. Que no digo yo que sean culpables, ¡ni mucho menos!; ocurre que no la pondría y ya está: tengo mis corazonadas y las sigo.

Sin embargo, por la procedencia ilegal del parné que administraba el nene de papito, sí. Por eso sí que la pongo, con mis cinco dedos; y, si me apuran, también pondría la otra, pondría las dos. Las dos manos, digo. Y no quiero seguir, que no tendría ningún reparo en poner también los pies, fíjense.

Pero, bueno, allá ellos. Es cosa que, por decirlo suavemente, me mata con su canción.

Vamos a otro asunto, señores. ¡Me he quedado de piedra esta mañana cuando he leído la prensa! ¡Jorgito Pujol Ferrusola imputado! ¡Toma ya! No quiero recordar ahora mismo por qué, pero era por algo. Algo de un dinero que no sé qué. Y digo yo, digo, ¿cómo se le habrá ocurrido a la jueza imputarlo?, ¿en base a qué declaraciones?, ¿con qué indicios?

Tremendo. Creo recordar que se oyó algo de una fortunita que heredó, presuntamente, su papi y de la que su tía no sabía nada y no había pillado nada. Tampoco su tío, o sea, el cuñado de Jorge Pujol el viejo. Líos de familia, a lo que se ve. No, si a lo mejor terminan en alguna publicación de la prensa rosa, como le pasó a la Pantoja, hoy día en su tercer mes en chirona.

18-II-15

(soneto ubérrimo LXXXIX: ¡Imputados!)

Chaves no está imputado, ¡qué va!,
ni José Antonio Griñán tampoco,
quien tal piense es un malvado loco
que en darse un par de tortas bien hará;
porque Chaves, en verdad, no está
avergonzado ni mucho ni poco,
ni tiene su pizquita de sofoco
ni la tuvo jamás ni la tendrá.
Y Griñán, tres cuartos de lo mismo;
tranquilo, sentadito en su escaño,
sabiendo que todo tiene apaño,
sumido en su eterno misticismo.
¡Cómo ordeñan, sin piedad, al rebaño
estos señoritos del socialismo!

Si atiendes a la prensa, estos señoritos están tan imputados como preñada está la Susanita. Si atiendes al socialismo andaluz de base, ni están imputados ni quien tal vio; sólo, perseguidos por la injusticia y el rencor. Si atiendes a doña Susana Díaz, la sucesora por designación directa, no están acusados, sólo imputados; y, por consiguiente, sigue diciendo lo que dijo antes, sea lo que sea lo que fuere que dijo. Si atiendes a don Pedro Sánchez, ya saben, aquél que cesó a Tomás por si acaso lo imputaban, no hay delito; y, por consiguiente, sigue diciendo lo que dice doña Susana, o sea, más de lo mismo.

Según la vox populi andaluza, por los testimonios directos recogidos por este veapor y ss de ustedes, estos pollos y otros tres pájaros más, por ahora, están acusados, imputados, juzgados, ya que sólo se les va a hacer un mero y burdo paripé, y, por ende, condenados, puesto que no se les va a condenar.

Y el caso es que yo no sé por qué la tienen tomada con estos pobrecitos. ¿Qué culpa tienen ellos, o sea, el quinteto de la vergüenza, de que el pueblo andaluz los vote una y otra vez? ¿Qué culpa tienen del paro juvenil en esta tierra? ¿Y de la tasa de abandono escolar? ¿Y de que Andalucía sea colista en factores positivos y, en cambio, esté a la cabeza en los execrables y vergonzosos? ¿Y de Canal Sur y asimilables? ¿Y de los eres? ¿Y de los cursos de formación? ¿Y de la administración paralela? ¿Y del clientelismo andaluz? ¿Y...?

¿Se lo digo?

¿Quieren que lo diga?

¡Ninguna! ¡Ea, ya está: toda la culpa es nuestra!

Por votarles.

16-II-15

(soneto ubérrimo LXXXVIII: COMFIA-CC OO)

Éstas que aquí veis, caros guaperas,
ruinas son del Machu Pichu glorioso,
sobre las cuales mi vista y pies poso
porque paga Comisiones Obreras.
Pues tenéis tan grandes las tragaderas
y el corazón así de candoroso,
que cualquier sapo cuela, aun patoso,
para desmejorar vuestras carteras.
¡Que Comisiones paga: más mariscos!
¡Y champán para las ricas paellas!
¡Vivan los hoteles de diez estrellas!
¡Las rayas y rayitas, a mordiscos!
¡Y las tías, a granel! ¡Las más bellas!
¡A mil cada, como los berberiscos!

Entre 2008 y 2012, se han fundido los jodidos más de catorce millones en gustos de buche, ojo y presunta bragueta; por más que los señoritos se empeñan en justificarse. Y pregunto, pregunto:

—¿Qué coño, con perdón, hacía uno de ustedes gastando pelas en Inkanatura Travel, agencia de viajes peruana especializada en visititas al Machu Pichu para turistas ricachones, aprovechados y líderes sindicales encaradurados?

—¡Ah, señor mío de mi alma, es que don fulanito de tal habíase desplazado al Perú para dar unos cursos de formación a los obreros peruanos!

—¿Cómo dice? ¿Que este tío había ido allí a dar unos cursos de formación?

—Eso es. Al Perú.

—¡Joer! ¡Y yo que creía que eso era cosa de Andalucía!

—No, qué va. Mire, eso es la marca España y nosotros, Comisiones, exportamos la marca España. En este caso, al Perú, ¿entiende?

—Ya, ya, ya.

—Sí.

—Y eso de las parrilladas, los mariscos, los ágapes, ¿tenían que ser a la fuerza en los mejores restaurantes de toda España, no?

—¡Por supuesto, caro señor! ¡No sabe usted cómo sudan los pobrecitos líderes en tales reuniones! ¡Coge usted uno, lo estruja y se llena un cubo!

—Claro, así sí. Pobrecitos. ¿Sabe que le digo?

—Diga lo que quiera y tenga a bien.

—Pues le digo que como su labor es tan importante, tenían que pasar, para que se les reembolse, hasta el último céntimo de gasto que se genere en el honesto ejercicio de su actividad, es decir, hasta los 28 ó 30 euros del parking de los coches sindicales, por ejemplo.

—¡No, no, no se preocupe usted: si lo hacen!

—¡Ay, menos mal que me lo ha dicho! ¡No sabe qué peso me quita de encima!

—Sí. Es que la vida de un liberado sindical es así de dura.

—Ya. La de un líder sindical, más, ¿verdad?

—¡Por supuesto! Mire, si quiere comprobarlo, lea la portada de El País de hoy*. ¡Damos una lástima!

*http://economia.elpais.com/economia/2015/02/15/actualidad/1424031088_302659.html

13-II-15

(soneto ubérrimo LXXXVII: ¡Pobre Tomás!)

Le han quitado su vespita al nene,
la vespita de juguete, ¡monísima!,
con sus ruedas y espejito, ¡chulísima!,
con que jugar por el tiempo que viene;
una vespita que, además, tiene
una aerodinámica bellísima
y que gasta gasolina, ¡poquísima!,
¡con el aire tan sólo se mantiene!
Ya no puede jugar con los impuestos,
ni viajar de gañote, cual solía,
ni trincar millones con su tranvía
ni pelotear con los presupuestos;
el pobre, para jugar por los restos,
¡ni tiene la vespita que tenía!

Estaba don Pedro sentado a la mesa del Consejo de Administración de Caja Madrid, él, todo un doctor en Económicas, y con su voto facilitaba el inmenso desfalco infligido a esta entidad por Blesa, Rato y sus cuates; o es una completa nulidad como economista o es un junco que se pliega al aire que más sopla.

Ahora va y manda cambiar la cerradura del despacho del secretario general del PSM ¡y deja dentro la vespita de Tomás Gómez! ¡Ahora, cuando más falta le hace!, pues ya no tiene con qué entretenerse el pobre Tomás: ni puede endeudar hasta límites inimaginables a su pueblo, ni puede volver de gañote a Dresde, ni puede mandar construir otro tranvía. ¡Con la falta que hace otro tranvía en Parla! Casi tanta como en Jaén o en Fuengirola. Tal vez más, fíjate.

Devuélvele la vespita, hombre, no seas tacaño; los socialistas de corazón no lo han sido nunca. ¡Jamás! Si no me crees, ¡estudia el caso de los eres andaluces o el de los cursos de formación en Andalucía! ¡Mírate en el espejo de Guerrero! ¡Envidia la estampa de Zarrías! ¡Come vacas de las de Lanzas! ¡Baila con la sal de Mar Moreno! ¡Cecea con el gracejo de Susanita!

De esta forma ayudarás a Podemos y podremos irnos todos al carajo. Con perdón.

12-II-15

(soneto cojonero CCXIV: ¡La campanada de Madrid!)

La cabeza de Tomás por los suelos
rodaba entre vítores y quejas,
altas por la sorpresa aún las cejas,
la boca muriente, en los anhelos;
la sangre resbalaba por sus pelos
tornándolos en rojizas madejas
y, mojándole un tanto las orejas,
corría por los suelos en riachuelos.
“Acuérdate de Parla, Tomasillo,
del tranvía, de lo que nos costó”
decíale don Pedro; mas abrió
la cabeza la boca y con tonillo:
“¡Y de los eres —a Pedro soltó—;
y, de los del paro, más de un cursillo!" 

¿Qué quieren que les diga si la cabeza de Tomasillo lo ha dicho todo y, aun, de sobra?

¡Ah, antes de que se me olvide! ¿Sabes, Pedro, que el Tribunal Supremo ha ordenado al Grupo de Delincuencia Económica de la Guardia Civil que investigue a Mar Moreno y a Gaspar Zarrías por los actos que ambos adoptaron en calidad de consejeros de Presidencia de la Junta de Andalucía?

Por cierto, ¿te has enterado que el mismo Tribunal está considerando la misma medida para Manolo Chaves, José Antonio Griñán y Pepe Viera?

Y digo yo, digo, bueno, y ya puestos a cortar cabezas, ¿por qué no empiezas por esta sacrosanta Junta de sus pecados, eh?

¡Ánimo, valiente!

Es que llevamos ya 35 años de dictadura socialista por aquí abajo y hay quien se ha creído que esto es su cortijo. Lo que pasa es que los peones que en él trabajan estamos ya de los señoritos hasta los cataplines, ¿te enteras?

11-II-15

(soneto cojonero CCXIII: ¡Carnaval!)

Precursoras son de la primavera;
sus fugaces florecillas de un día;
luego olvidadas son la mayoría
en la cuneta, de cualquier manera;
ya brotan, ya, por España entera
sus alegres ropajes de pillería,
entre risas y chabacanería
y muecas de fingida plañidera.
Matas, Bárcenas, Mas, Urdangarín,
Tomás Sánchez, Guerrero, la Pantoja,
la derechona, la izquierda más roja
y ese tan delicado figurín
con pinta y cara de Ana Torroja
y monedero de rico botín.

Lo que aquí está saliendo a la luz pública estos últimos años avergonzaría a cualquier nación democrática y decente; lo que está pasando, aún más.

La intensidad con que nos roban los políticos, la desfachatez con que nos mienten, la impunidad con que escapan al castigo, la recompensa con que se ven beneficiados, todo está fuera de toda lógica y moral, desprovisto del más mínimo rasgo de humanidad, desnudo, por supuesto, de Justicia.

Con la crisis asolando a dentelladas, con el paro haciendo colas interminables, con desahucios canallescos..., y ellos, nuestros políticos, roba que te roba y, los que no, discutiendo sin pausa sobre el sexo de los ángeles y cobrando sueldos que se han autoimpuesto. Y engañando, encima.

Claro, ahora se acercan las elecciones y cada cual se lanza como lobo a la yugular del oponente; afloran los casos de corrupción a cuál más repugnante, más infame y degradado. Los eres andaluces y los cursos de formación para parados son los más ignominiosos y en los que están involucrados muchos sinvergüenzas que han formado ¡y siguen formando parte! de la cúpula del partido socialista; para colmo, la dictadura ejecutiva de esta comunidad proclama a grito pelado que está ayudando a una juez honrada, trabajadora y honesta, cuando en realidad no cesa de echar piedrecitas a sus ruedas y cobijar a los delincuentes como gallina a sus polluelos. Con lo que a la inmoralidad del acto se suma la mofa al personal, tan humillante lo uno como lo otro.

No piensen ustedes que son los únicos: el caso Bankia, la CAM, la alcaldía de Alicante o el presi de la dipu de Castellón son, en la acera de enfrente, tan asquerosos como los citados. Vean si no me creen: ¿Qué diferencia hallan ustedes entre un Blesa de safari por África, un Bercoj tirando con tarjeta opaca o un Rato librando preferentes a manos llenas y un Guerrero libando coca entre putas, un Lanzas asando una vaca con su madre de él o un Chaves firmando los millones para Matsa?

A mí lo que más me frustra es la certeza de que ni van a devolver lo trincado, ni van a ir al talego sino de visita breve, ni se va a arreglar el actual estado de cosas. El arreglo tendrían que hacerlo ellos en el Congreso y no les interesa.

¿PODEMOS? Estos vienen con más hambre. Además, ¿cómo fiarte de unos niñatos de universidad que piensan que el paraíso está en Venezuela? Y en cuanto a su tan cacareada honradez, las dudas crecen de día en día.

¿Entonces?

Bueno, esta es la gran pregunta; sin embargo, la prima de riesgo ha bajado mientras que en Grecia está por la estratosfera; el paro ha empezado a disminuir, lentamente pero a disminuir; los resultados de muchos marcadores (viviendas segunda mano, coches, crecimiento del PIB y de las exportaciones, reestructuración del sistema financiero, etc.) coinciden en señalar una tendencia positiva aunque no a corto plazo. ¿Me explico?

Por último, un refrán: más vale lo malo conocido que patada en los cataplines.

09-II-15

(soneto ridículo CCXV: ¿Houston? ¡Tenemos un problema!)

¡Houston, aquí tenemos un problema!
Problema que se llama tres por ciento
por contrata, como emolumento
que, por medio de torpe estratagema,
nos están esquilmando por sistema
unos ladrones que viven del cuento;
teniendo método tan suculento
por sistema, tema, lema y emblema
estos nacionalistas pujoleros
se han estado poniendo las botas
como auténticos filibusteros.
¡Y dice el jefe de aquestos carotas
no saber nada de los dineros
ni la existencia de las tales cuotas!

Hoy es el día señalado para que Arturo Mas el Presi, el sempiterno escudero de Jorge Pujol el Viejo, acuda al parlamento catalán para responder lo que le dé la gana a una oposición que sabe sobre la cuestión tanto o más que el tal Arturo. Como es lógico y normal en las comisiones parlamentarias, todo esto no servirá para nada en absoluto salvo para que SS cobren dietas, si logran colarlas; es lo que se llama un triste paripé que no va a aportar ninguna luz a nada ni a nadie por la sencilla razón que no hay más luz que aportar: está toda sobre la mesa y en la boca del pueblo.

El festejo comenzará a las 4 p.m. si el tiempo no lo impide. Abrirá plaza el Presi con un paseíllo de media hora, más o menos; a continuación se iniciará el tercio de quites con intervenciones a destajo pero breves de los distintos diestros, a los que el Presi dará cumplida respuesta en su tono habitual, o sea, sin decir ni pío; finalmente, el Presi cerrará el festejo y, como es de esperar, saldrá por los cerros de Úbeda. Tras lo cual, cada mochuelo a su olivo.

Todo comenzó en los tiempos del abuelete Cebolleta, que fue el primero en pararle el golpe al viejo ladrón; y, claro, como éste vio que no pasaba nada, pues...

Hasta que el Maragall se fue de la lengua el 24-II-2005:

Arturo Mas: "Me tendría que explicar en qué le hemos faltado al respeto, porque si no es simplemente una frase. Lo que pasa es que puede ser que usted tenga la piel tan fina y el orgullo tan lleno y el amor propio tan inflado que al final resulta que cualquier crítica, aunque sea expresada en términos absolutamente correctos, desde un punto de vista parlamentario y desde un punto de vista personal, no se le ha hecho ninguna alusión personal, de ninguna manera, simplemente sobre el funcionamiento de su gobierno, como para que usted diga que se le ha faltado al respeto."

Pacual Maragall: "Si, muy brevemente porque pienso que efectivamente hemos tocado un punto clave. Ustedes tienen un problema y este problema se llama tres por ciento".

Ni pasó nada cuando lo de Banca Catalana, ni pasó nada cuando la maragallada, ni pasará nada ahora. Vamos, es lo que pienso.

Porque faltan un buen par de guebos, que decimos por aquí.

08-II-15

(soneto ubérrimo LXXXVI: Las declaraciones a Hacienda)

¡Ay, ay, ay, Monedero, Monedero,
que se te ve el plumero, so jodido,
que, para que no busquen más tu nido,
has soltado todo ese dinero!
Que sigan investigando, espero,
hasta saber de dónde ha salido
cualquier parné posible y escondido
bien aquí o bien en el extranjero.
Un dinero, sangre de Venezuela
y ataviado con el burka iraní,
que tú quieres que se convierta aquí
en mordaza negra y roja espuela
que os permita, a los tuyos y a ti,
montar todo tipo de corruptela.

De modo altruista, se abre el Monedero y suelta la mosca. ¡Qué bueno es el Monedero que, adelantándose a Hacienda y pese a que no se sentía obligado a ello, contribuye a las arcas nacionales con 200.000 eurazos!

Que antes había intentado escamotear.

Y quedarse con ellos para lucro propio o ajeno o ambos.

Todo ello presuntamente, claro.

¡Claro!

Y, encima, nos tida de gilipollas vistiendo tan execrable acto con el ropaje de la presunta integridad moral.

¡Hay que tener cara!

Si no es porque te descubren, te quedas con la tela. Esto te lo digo aquí y en la cueva de tu coleguilla Alí Babá, alias cierto sitio de la UAM.

Tela recibida por asesorar al dictador y golpista venezolano Hugo Chávez.

¡Qué bien le asesorasteis sobre cómo llevar su país a la ruina! ¡Qué de almibarados elogios vertíais sobre él y su abominable obra! ¡Vaya olfato político que demostrasteis! ¡Cómo para ponernos en vuestras manos!

Y cuánta gloria bendita y económica de allí os trajisteis.

Por cierto, los abonos en dólares que Hugo Chávez os hizo, ¿los declarasteis allí, en Venezuela, o aquí, en España? ¿Tendréis documentación justificante, no?

O... ¿acaso vais a hacer otra declaración complementaria?

Porque los vídeos que emiten los medios no dejan lugar a dudas: Pretendéis importar la revolución bolivariana al sur del continente europeo, o sea, esa que tanto alababais cuando Chávez la ponía en práctica en Venezuela; y que ha llevado a este rico país a la más catastrófica ruina.

06-II-15

(soneto ubérrimo LXXXV: IU, Tania y Podemitos)

Tania va a parir un nuevo partido,
va a ponerle de nombre Podemitos,
cuyo padre, tal que en los grandes mitos,
es pájaro y bastante conocido.
Antes del parto y sólo con el ruido
de los lloros, los ayes y los gritos
(y, entremedias, algunos pocos pitos),
la sala de partos se ha hendido:
¡Han salido doctores y asistentes
más escopeteados que conejos,
sabiendo que su fin no está lejos
y pronto serán pobres indigentes,
meras excrecencias impertinentes,
políticos inútiles y viejos!

Dentro tenían el caballo de Troya; preñado, encima. Y ahora, cuando ya éramos pocos, parió la abuela Tania.

¡Aleluya, un nuevo partido va a pasar por la vicaría! ¡En la pila del bautismo le van a poner Podemitos! Yo le voy a regalar una toallita nueva con los colores de la bandera de Venezuela bordados en punto de cruz de San Andrés para que me lo proteja contra los infieles de Irán, ya saben, esos que van dando perras a las tuercas que les salen con la mano extendida y el burka a medio poner.

También le voy a meter entre sus pañalitos una fotografía milagrosa con el reputado pajarito parlanchín del rebeato Hugo Chávez, pero sin plastificar por si acaso hace pipí o caca, que hará; asímismo, le voy a hacer entrega a la feliz parturienta de otra foto maravillosa, esta vez del visionario Nicolás Madurísimo, conductor del país que es, como antes lo era de autobús, al objeto de que la tenga en reserva para cuando sea menester o haya que hacer algunas elecciones.

Por último, le voy a comprar una lechera prodigiosa como la que tenía el lechero que vendía la leche por la calle donde yo vivía de chiquitillo: todo el barrio sabía que sólo tenía un par de cabras pero él, chiquitillo y jorobado era, merced a sus buenas artes, vendía litros y más litros que sacaba de aquel portento de aluminio color orín por el mucho uso; llena se la entregaré. Esto, en previsión de una posible visita a su país de adopción, ya saben, Venezuela, en donde hay tanta escasez de artículos de primera necesidad; para que Podemitos no pase la hambruna que pasamos nosotros los años que siguieron a la Guerra Civil, que así de guapos salimos todos.

Conociendo la mucha devoción que mamá Tania tiene por santa Pela, y como presente con motivo del feliz alumbramiento, le voy a hacer entrega de un Monedero repleto de divisas venezolanas, bolivianas e iraníes para que se lo entregue al feliz papi. Al cual tan solo le digo:

¡Vade retro, Satán!

05-II-15

(soneto ridículo CCXIV: Las finanzas griegas)

¿Eso es un ministro? Sí, amigo,
todo un señor ministro de Hacienda;
es también de Economía, el prenda;
sin cochazo, sin cartera ni abrigo,
más bien casi con pinta de mendigo,
sin corbata, con chaqueta horrenda
y, claro, con facha tan estupenda
no es visita: más bien, un castigo.
Pues de tal guisa recorre naciones
con resultado, en verdad, aciago:
ni un retraso siquiera en el pago
de una deuda que tiene pantalones;
de cierta quita, ni los chorreones;
y no le dejan ni hablar del impago.

La forma:

Yanis Varoukafis es el nuevo ministro de Finanzas griego. Le he visto por la tele. Impresionante. Llegó en un coche de chichinabo, no recuerdo si un taxi, anduvo los escasos metros hasta el 10 de Downing Street con las manos en los bolsillos; luego le enfocaron sentado en un sillón, asía la taza de te como si temiera que algún capitalista estuviese por allí escondido y esperando un descuido suyo para quitársela; pantalón vaquero, camisa con los faldones por fuera, cabeza rapada. Sin embargo, en honor a la verdad, no tenía pinta de mendigo ni mucho menos; cosa esta, el ser mendigo digo, por otra parte bastante más honrada y honrosa de lo que habitualmente se cree hoy día, con tanto político y tanto banquero suelto y a la última moda. Más tarde salió y se fue por donde había venido. Como si todo hubiera sido echar un rato con el coleguilla y fumarse un porrete.

El fondo:

Grecia hizo trampas para entrar en la CE; sus cuentas no eran las que dijeron; hemos estado sosteniendo con nuestro dinero sus corruptelas y el mal hacer de sus políticos porque existía el compomiso de la restitución lucrativa. Sale Syriza, ¿de dónde sale? Ah, pues de la inexperiencia, de la ruptura con el pasado y del aquí no ha pasado nada. Entonces me envían al amigo Yanis a una gira por la CE para que explique a sus socios que las normas del juego son otras: rompemos la baraja, comenzamos de nuevo porque el pasado no cuenta, y aquí nadie tira piedras porque estamos pringados todos.

El fin:

Está por ver. En principio, las cosas son como empiezan; hasta que terminan y no se sabe cómo; entonces son como terminan, que es cuando casi todos se preguntan cómo coño* han llegado allí porque nadie está contento y casi todos han perdido más de lo que se propusieron en principio.

Y ya está.

*con perdón.

04-II-15

(soneto ubérrimo LXXXIV: Arturito y sus catalas)

Van a abrir embajadas, cantidad,
¡a costa de cerrar los hospitales,
las escuelas y otros servicios tales,
superfluos para la comunidad!
;
todo ello con la fastuosidad
y derroche de perras estatales
que es costumbre en este torpe mochales,
Arturo Primero, Su Majestad.
¿Nosotros? ¡Con más hambre que los pavos
de Matilde! Pero, ¡que muy contentos!
¿Que gastan cien millones o doscientos?
¡Qué más da! ¡Cómo si fueran centavos!
¿Que tenemos que ir con taparrabos?
¡Es igual! ¡Nos importa tres pimientos!

A mi entender, lo que necesita Cataluña en la presente tesitura es salir de la crisis; Aturito Mas se ha empeñado en que lo que necesita es salir de España. Sucede que los presidentes de la Generalidad Catalana no me han inspirado ni, menos aún, me inspiran confianza, ni en sus sesos ni en sus cuentas. Recuerden, por poner un caso, a aquel sinvergüenza que tenía un fortunón en un país extranjero y ni siquiera sabía lo que tenía; claro está que la memoria de este pájaro se ve que es cosa de familia: según él, la fortunita provenía de una herencia; según su hermana, a los medios, "¿De qué herencia habla?"

Estos presidentes se pueden equivocar, claro está; de hecho, se equivocan cada dos por tres; algunos no dan ni una a derechas. También, por supuesto, se puede equivocar un pueblo entero, sobre todo cuando los vota; lo cual ilustro con el ejemplo del pueblo alemán votando a aquel malnacido de Hítler. Pues así mismo se ha equivocado el pueblo catalán en más de una ocasión, mordiendo la mano que le da de comer y lamiendo la que le roba el monedero.

¿Recuerdan el tripartito? ¿Recuerdan el caso Banca Catalana? ¿Recuerdan el Palau de la Música? ¿Recuerdan el 3% maragalliano? ¿Recuerdan el caso de las ITV? ¿Recuerdan la madre que los parió a todos?

Y sobre todo, ¿se han fijado en el actual? ¡Con la que está cayendo y el señorito supervisando más nubes que Zapatero!

Hijo, Arturito, has escogido el momento más oportuno para dar por saco al país, prenda. Que el Señor te escupa el culo y te limpie con papel de lija de grano grueso. ¡Joh, con el tío!

03-II-15

(soneto ubérrimo LXXXIII: Moral Santín)

¡Esto es un profesor de una vez,
todo un santo, el tal Moral Santín,
un fiera es, un mago del don Din,
rico ejemplo de prez y honradez!
De tarjeta tiró sin escasez,
tiró y tiró y tiró y tiró sin fin,
arramblando con muy rico botín
que guardó con señorial tozudez.
Impartió sus lecciones con esmero
a muy nobles alumnos de la casta,
de todos ellos el más entusiasta
el famoso profesor Billetero,
al cual enseñó a trincar la pasta
de un nefasto dictador bananero.

Moral Santín: docto profesor que en la actualidad imparte la cátedra de Economía Aplicada en la Complutense madrileña; para que se vayan haciendo una idea, de 1991 al 1995 fue presidente del Consejo de Dirección de Telemadrid; desde 1996 y hasta 2012 ha venido ocupando la vicepresidencia de Caja Madrid, en lo que fue paulatina evolución de la pobre entidad hacia el barranco o despeñadero, en todo lo cual nuestro profesor participó muy activamente como compinche de Blesa, don Miguel para los amigos; el cual, a su vez, le correspondió con apetitosas poltronas en suculentos consejos de administración de algunas empresas participadas por su hucha particular, de Blesa, quiero decir, su Caja Madrid.

Pues bien, ¿saben ustedes cómo ha agradecido el PCE su abnegada entrega, la aplicación práctica de sus profundos conocimientos en economía, su habilidoso arte en el uso de la tarjeta y la pétrea inmensidad de su faz? Pues... ¡echándolo! ¡Así, como lo oyen! ¡Echándolo del PC!

Está el pobrecito más desolado, ¡uy, qué desolado está!, hecho pedacitos, el pobrecito.

Menos mal, ¡menos mal!, que tiene su bolsita en su hucha y, el pobrecito, con ella se consuela. Aunque últimamente hay cierto juez que se ha empeñado en amargarle la vida por una minucia sin importancia, una fruslería de nada, 456.500 euros de vellón tan sólo, sí; fíjate, me parece que es el mismo juez que ha imputado a Rato, Blesa y demás de su banda por idéntico uso fraudulento de unas tarjetitas o no sé qué.

Mientras, claro está, allá que sigue Moral Santín, formando a nuestras juventudes en el servicio a la patria, moldeando sus futuros que son los nuestros, dignificando la calidad de nuestra universidad, cobijado en una institución que PODEMOS decir que está en la raíz del cáncer que nos amenaza.

Solo falta que, merced a la miopía de quienes deben cuidar de sus bolsillos, vengamos en encontrarnos con un Billetero de ministro de Hacienda. Aunque peor sería toparnos de buenas a primeras con un presidente del Gobierno que es tan sólo un chivilicuatro que no le llega a Zapatero ni a la suela del zapato.

De pensarlo se me espeluzna el pellejo.

29-I-15

(soneto ubérrimo LXXXII: ¡No os imagináis cuánto os queremos!)

¡Y quieren que nosotros les queramos!
¡Y están los Pujoles en libertad!
¡Gozando lo trincado con ruindad!
¡Los millones de euros por kilogramos!
¡Retozando, los ratas, como gamos!
¡Ellos, ricos una barbaridad!
¡Nosotros, pobres de solemnidad!
¡Y, encima, hipotecados! ¡Vamos, vamos!
¡Y de qué sirve que me los imputen
si luego salen libres como Blanco!
¡El Blesa! ¡El Rato, que no es manco!
¡Dejadlos sueltos para que disfruten!
¡Mejor ponedlos al frente de un banco!
¡Y al Chaves, Zarrías, Griñán… ¡Dabuten!!

Yo no lo entiendo: si lo que cuentan los medios de comunicación es cierto, ¿cómo no está toda la familia metida en chirona por ladrones?; si no es cierto, ¿cómo no están en los juzgados los responsables de los medios, denunciados que deberían haber sido por los Pujoles?

Y si esto es así, como lo es, ¿cómo no arreglan las Leyes nuestros políticos para evitar situaciones tan disparatadas?

Y si no lo arreglan, ¿como pretenden que les queramos y les respetemos?

Por otra parte, ¿quiénes se benefician de la continuidad del actual estado de cosas? Esto es sencillo: los políticos. Ergo...

Ahora, para mi familia favorita, un delicado recuerdo:

Pasea Jorge Pujol por sus calles
y le piropean sus convecinos,
piropos gruesos, unos, otros, finos,
tal que un don Roldán por su Roncesvalles
o que el mismo Rey Sol por su Versalles;
van con él sus hijos cuasi divinos
y Marta, su señora, entre linos,
tules, sedas y otros ricos detalles.
Y les dicen; “¡Ladrones, malandrines,
sinvergüenzas, bribones, maleantes,
¿dónde están nuestras pelas, so mangantes?”
Ríe Marta: “¡Que griten, sí, jolines,
me embelesa verlos tan cantarines,
tan graciosos y con tales talantes!”

¡Ah, Jorge, antes de que se me olvide, ¿cómo se dice en catalán: "La culpa es de mi difunto papi, que fue un sinvergüenza al hacer uso de paraíso fiscal, y de mi Jorgito, que fue otro al centuplicar los panes y los peces con malas artes; yo no tengo ninguna y soy muy honorable"?

28-I-15

(soneto doloroso CCXIII: Discriminación inmoral)

Tú no pagues tu hipoteca unos meses,
que en un tris te quedas sin tu vivienda
y deudor de por vida y sin enmienda
por muchos argumentos que tuvieses;
mas si, por tu desgracia, Pujol fueses
y robases mil millones a Hacienda,
ya urdirían alguna componenda
para que tan rico y libre siguieses.
Esto en Cataluña ha sucedido
con el Jorge Pujol, expresidente:
aunque robó más que el más vil bandido
ahí está, libre, rico perdido
y hecho un brazo de mar que de la gente
se ríe a mandíbula batiente.

Verán, si uno no paga la hipoteca como es debido, viene el banco respaldado por la legislación vigente, te echa de tu casa y, para más pitorreo y escarnio, tienes que seguir pagando las letras al banco que hizo la tasación en función de la cual te concedieron la hipoteca; así hasta que la muerte os separe o la ley hipotecaria cambie de verdad y hacia la equidad justiciera. Que no va a cambiar porque ningún político muerde la mano que le da de comer, que es la banca.

Pero, en cambio, aquí tienes una familia entera que, presuntamente, ha robado más de mil millones de euros a lo largo de treinta años. Se dieron a conocer con el caso Banca Catalana, en donde se iniciaron en los secretos del arte de trincar a manos llenas; luego, paulatinamente, fueron afinando sus métodos, prácticas y formas, diversificando la génesis de sus negros ingresos e incluyendo técnicas cada vez más exquisitas, como el llamado negocio de las ITV, las relaciones transversales, los paraísos fiscales, los coches llenos de bolsas llenas y, finalmente, la joya de la corona, el 3%, que, en realidad, debería llamarse del 3 al 5%.

Bien, pues fíjense qué magistralmente han ido orquestando sus señorías las leyes vigentes que es muy difícil, prácticamente imposible, demostrar el cohecho. De ahí el que, a pesar de que exista la certeza de que tal o cual político se ha enriquecido hasta límites demenciales, usted lo siga viendo pasear con total libertad y, si acaso pisa un juzgado, es para tomarle el pelo al juez de turno.

El último ejemplo que acredita lo expuesto es el clan Pujol. ¿Se apuestan a que no devuelven nada? ¿Se apuestan a que no entran en la jaula o a que, si entran, lo hacen como a hotel treinta estrellas y salen antes de que nos demos cuenta de que han entrado? Libres ya y con los bolsillos a reventar.

De vergüenza. Inmoral. Pero ha pasado y seguirá pasando. Se me viene a la mente el conde Mario, hoy día disfrutando de su fortuna como él sabe hacer; y también un político muy blanco, blanco, blanquísimo que por ahí sigue pastando a dos carrillos; y tantos y tantos casos, incluso aquí mismo, en mi ciudad, que hacen que me sienta como un ingenuo tremendo al decir: la inmensa mayoría de los políticos son gente que trabaja honradamente por el bienestar de sus conciudadanos.

¡Ja!

27-I-15

(soneto ubérrimo LXXXI: ¿Así cumples, Susanita?)

¡Muchas gracias, Susanita, tesoro!
¡Estábamos los tres casi en capilla!
¡La jueza Alaya, que casi nos pilla!
¡Temblando y sudando por cada poro!
¡Suplicando como monjas en coro!
¡Tristes piltrafas de pingüe pandilla
que trincó millones, no calderilla!
¡Llorando por un mutis por el foro!
¡Muchas gracias por el aforamiento!
¡Ahora respiramos más tranquilos!
Y… ya que mueves tantísimos hilos,
¿no podrías encontrarnos asiento
en un pingüe despachito opulento
donde trincar rica pasta por kilos?

¿Es así como colaboras con la jueza Alaya, Susana? ¿Incluyendo en la Diputación Permanente del Parlamento andaluz a estos tres presuntos pájaros? Digo presuntos pájaros porque Carmen Martínez Aguayo, Francisco Vallejo y Antonio Ávila están preimputados en el caso de los eres por la jueza doña Mercedes Alaya. Junto a otro más, un tal Manuel Recio, que ya está blindado, o sea, aforado en el mismo chiringuito de marras, a saber, la mencionada Diputación Permanente del Parlamento andaluz, que para esto sirve.

¿Es esta, Susana, es esta la forma que tienes de mantener limpia tu casa? Que es la de todos los andaluces, recuerda; más aún cuando hay otro escándalo tan gordo o más que el de los eres y en él aparece el nombre de tu marido, administrativo de UGT, en el expediente clave de este caso, llamado de los cursos de formación; véase:

http://www.elmundo.es/andalucia/2015/01/23/54c15bdf22601d78188b4572.html

Así nos va: con un José Antonio Primo de, perdón, Griñán que tuvo que salir pitando para cobijarse en el Senado; con un Manuel Chaves que se guarece bajo el mismo techo; con estos cuatro pollos resguardados bajo el chiringuito hasta que amaine el temporal. O se olvide, que también podría pasar; recuerda a Martita Ferrusola y Jorge Pujol (con jotas de jeta, jueces y jaula):

-Martita: "No hace falta que se lo cuentes (a los medios), porque ya lo saben"
-Jorge Pujol: "¿Eh?"
-Martita: "Si no son tontos, ya lo saben"
-Jorge Pujol: "Me han presentado esta querella Manos Limpias"
-Martita: "Uy tranquilo, esto se olvida"
-Jorge Pujol: "Bueno, traquilo... No haremos nada"

¡Vaya gentecita que tenemos! De vergüenza, vamos. ¡Y encima pretenden que los apreciemos y queramos!

Es que, cuando me da la risa, ya no puedo parar.

26-I-15

(soneto ridículo CCXIII: A un vividor de la cosa pública)

Pues tuvimos por aquí un concejal
maquiavélico, médico y amén,
que, de los impuestos, un mil por cien
trincaba él, e hizo un capital;
mas, además, se llevó un dineral
con chanchullos de urbanismo, también;
tan solo una cosa hizo muy bien:
largarse a su mansión al final.
Era feo, como un demonio era
y más largo que una hora con él;
presto siempre a comer del pastel
en cualquier sitio que pastel hubiera;
dos amores tenía: su cartera
y lucir su foto en un cartel.

¡Hola, buenos días, señor concejal!... ¿Cómo está usted, señor concejal?... ¿Y su señora esposa, señor concejal?... Gracias, gracias, el caso es, señor concejal, que me han dicho que he de hablar con usted para el asuntillo ese de la casa que quiero hacer en el solar que... ¿Cómo dice usted, señor concejal?... ¡Ah, ya, sí, la misma, señor concejal, la misma!... No, no, si yo lo entiendo, señor concejal, si sé que el solar no da la superficie exigida para poder levantar una..., ¿Cómo?... ¡Por supuesto, por supuesto, alguna contrapartida sería de lo más conveniente, señor concejal!... Yo había pensado en una especie de contribución para su partido de usted, señor concejal... ¡No, no, qué disparate, claro que sé que es para el partido, señor concejal, no se me ha pasado por la imaginación pensar otra cosa!... ¡Pues mire usted, señor concejal, qué casualidad que llevo encima esa cantidad en este sobre!... ¿Una semana, señor concejal?... ¡Ah, pues muy agradecido, señor concejal, beso sus pies a su gracia de usted y la mano a su señora, que Dios tenga a bien guardar muchos años para beneficio de todos, usted el primero!... ¡Adiós, adiós, señor concejal, y muy agradecido, sí, señor, adiós, adiós!

¡Lo que oyes! El hijo de la gran puta me tenía entre la espada y la pared... ¡Dos años esperando el dichoso permiso y los materiales, la mano de obra y mi úlcera aumentando de día en día!... ¡Hombre, de haberlo sabido ya estaría hace un año viviendo en ella, sí!... ¡Pues claro, en un sobre!... ¡Y el jodido ha tenido la desfachatez de decirme que no era para él, que era para el partido!... ¡Pero qué partido ni leches, vamos, que encima tienes que hacerte el imbécil!... ¡Pues para él y para la tontucia de su mujer, si eso ya lo sé!... ¡Ojalá que revienten como un triquitraque!... ¡Ah, pero no sabes lo mejor: sé cómo me voy a tomar la revancha!... ¡Sí, sí, sí, la revancha!... ¡Por supuesto que no se va a enterar, no soy tan tonto!... Sí, ya sé que es un bicho de cuidado; ¡pero lo que tengo en mente no va a poder descubrir de dónde le ha venido!... ¡No, hombre, no, no seas exagerado; además, yo no soy un asesino, no, aunque ganas sí que me dan y no te voy a negar que le he dado vueltas al asunto!... ¡No, hombre, no, a ti sí te lo digo, claro, ya sé que no se te va a escapar nada!... No, es todavía peor, fíjate, ¡pero que no salga de ti, eh?, ¡ni mu!, ¡ni pío!, pues escucha: ¡En las próximas elecciones no le voto!

25-I-15

(soneto ubérrimo LXXX: Tania, ¡pecadora!)

Tania, pecadora, has cometido
dos pecados muy graves o mortales,
amén de otros nimios o veniales
que dejan a tu Pablo muy jodido;
y, de paso, también a tu partido,
pues parece un partido de vivales;
a tu mismo noviete, a un frescales
ahora se le saca parecido.
Sin embargo, tu hermano, nuevo rico,
ya es, y habita en el paraíso
del capitalismo de enchufe, piso
y euretes por un tubo, el pillico.
Euretes que, a espaldas de tu chico,
te donaste con tu propio permiso.

Pablo, sinceramente, no vale que me digas que tienes completa confianza en tu Tania: han sido ya demasiadas las veces que he oído esas palabras en boca de político y el tiempo ha venido a confirmar que no había fundamento para las mismas en la realidad. La pela es la pela. Y esto lo hago extensible a tus declaraciones sobre tus amigos Errejón y Monedero: obras son amores, y no buenas razones; y en estos casos tú, obrar, lo que se dice obrar, has obrado menos que Mariano.

Lo más lamentable es que tu partido se ha presentado como la ultraesencia de la honestidad y, claro, en la blancura, una mancha de caca destaca más. El asunto de tu Tania (en el buen sentido) está más oscuro que el porvenir de un monaguillo en Corea del Norte, que decíamos en mis tiempos; tu Errejoncito disfrutó de una beca digital de más que dudosa adjudicación, disfrute y provecho para nadie salvo para él y sus cuates; y de tu Monedero, ¿qué te voy a decir que tú no sepas?, ¡ah!, calla, esto sí: me recuerda un disparate a Bárcenas, ya sabes, el tesorero del PP. Por cierto, ¿cuánto dinero y en concepto de qué os ha llegado desde Venezuela, Irán, etc?

Otrosí, ¿qué confianza pueden engendrar unos chavales que en la tarde del 11-M se aplicaban a promover la discordia y a aprovechar la muerte de 192 españoles en provecho propio? ¡Y que once años después entran en polémica por arrogarse tal ¿honor?! ¡Por Dios!, los cuerpos aún calientes en las vías y vosotros, ¡pásalo!, ¡pásalo!

Por otra parte quiero dejar constancia aquí de la envidia que me producen otros países que, en circunstancias tan lamentables como las nuestras, formaron un racimo en torno a sus símbolos nacionales, o sea, bandera e himno. Claro que sé de otro pelagatos que les concede significación similar a la que tú les das, no te voy a decir el nombre pero sí te diré que Dios los cría y vosotros os juntáis.

23-I-15

(soneto ubérrimo LXXIX: Alcalde:)

Como vas siempre en coche oficial,
no te enteras de que los perros cagan
y hay muchos dueños que miran, amagan
¡y se van sin limpiar! ¡Como si tal!
Viene un viejo, señora o chaval
y sus pies en la caca se encenagan;
entonces, en su zozobra, propagan
la mierda más allá de lo normal.
Por eso te pido, alcalde nuestro,
que, bajando del coche, las aceras
recorras para que pises de veras
la caca de algún perricabestro,
se subleven tus ansias cojoneras
y resuelvas esto de un modo diestro.

Es que sois de una pasta especial (los politiquillos, digo), que es la causa por la que no podéis ir andando a todas partes, como hacemos los demás mortales, o sea, los contribuyentes, o sea, los que os pagamos cochazo y gasolina, o sea, los que nos resbalamos día sí y día también en las deposiciones (¿se han dado cuenta qué vocablo he usado para evitar decir mierda?) de los perros y cabestros de esta ciudad.

Perro: bicho que caga para que el Ayuntamiento de la ciudad no tome medidas eficaces y sus achicharrados vecinos puedan seguir disfrutando del genial deporte del rebalón sobre mierda de perro y batacazo;

Cabestro: dícese del bicho que no cuida de limpiar la mierda del anterior y que resulta ser dueño del mismo.

Pero esperen vuesas mercedes al día en que el resbalante sea nuestro excelente alcalde o algunos de sus concejalillos. Les diré qué pasará entonces:

a) se estabecerá un laboratorio en donde se tomarán muestras del adn de cada can del municipio;
b) se hará un banco de datos con tal información;
c) se patrullarán las calles por personal especializado que recogerá muestras de heces en la vía pública para su análisis;
d) localizado el bicho se multará al dueño con 400 euros más 200 euros por coste de análisis.

Con los recursos generados hay para el mantenimiento del servicio sin gravamen adicional alguno para los vecinos; además, se crean puestos de trabajo. Como en Vitoria, Denia, Crevillente, etc.

Si alguien quiere tener una mascota, que la tenga; pero de forma responsable y sin molestar al prójimo.

22-I-15

(soneto ubérrimo LXXVIII: Tela monedera)

¡Pues vaya un Monedero bien repleto!
¡Lleno de dólares venezolanos!
¡Y de cuentos de hadas y villanos!
¡Y de tontas excusas de paleto!
¡Vaya cara, carita o careto!
¡La tiene bien dura, este fulano!
¡Y bien larga, larguísima! La mano.
¡Pero…, calla, tal vez este sujeto…!
¡Albricias! ¡Aleluya! ¡Regocijo!
¡Porque quienes van a ser desahuciados
verán sus desahucios paralizados:
Monedero con su pasta, ¡de fijo!,
va a pagar con rotundo regocijo
sus débitos a los interesados!

¿Cómo dices? ¿Que Monedero no va a dedicar su pasta a pagar desahucios ajenos? ¡No puede ser! Este hombre tan bueno y tan listo..., ¡Fíjate si es listo que hasta ha cambiado unos folios escritos por él por medio millón de eurazos! ¡Casi como el duque Empalmado!... No, del asunto ese de la moneda única él no entiende gran cosa, pero para eso están las amistades, ¿no?, a ellos les da igual... Sí, eso es: se nota que querían darle toda esa tela... ¡Ah, no sé el porqué; ellos sabrán!... ¡Un figura...! ¡Ya verás a cuántas familias le paga la hipoteca Monedero!... ¡Y dale! ¡Que te digo que va a dedicar todo ese capital a pagar hipotecas en vía de desahucio! ¡Sí, es que es como una especie de caballero andante pero en económico, ¿comprendes?, va arreglando entuertos y eso, sí! Que son las hipotecas. ¿Cómo dices? ¡Que se ha gastado ya las perras? ¡No puede ser! ¿Seguro? ¿En qué?... ¿Tuerca?... ¿La tuerca? ¿Qué tuerca?... ¡No me digas!... ¡Vamos, vamos, vamos...! ¿De verdad?... ¡Qué decepción! ¡Qué decepción más grande!... Pero, bueno, al menos sí ha contribuido a generar riqueza con el IVA que ha pagado por ese medio millón de euros que...! ¿Queeeé? ¡Que no ha pagado IVA? ¡Pero, pero si el IVA lo pagamos todos!... ¡Cómo?... ¡Pero eso es trampa!... Bueno, por lo menos sí que tendremos el beneficio que habrá dejado en las arcas públicas con su declaración de la renta, ¿no?... ¡Qué me dices! ¿Tampoco?... ¡Pues, vaya! ¡Y nosotros pagando aquí hasta el último céntimo de euro... ¡Vamos, vamos, vamos, qué cara más dura! La verdad es que todos ellos forman una casta que...

21-I-15

(soneto cojonero CCXII: Una cigarrona toledana)

Tiene la cigarrona toledana
que hacer la declaración de bienes
(donde enumeras todo lo que tienes
y también se pone lo que uno gana).
Pues esta cigarrona salió rana
o tal vez sea culpa de sus genes,
que nosotros, claro, no somos quiénes
para saber tanto de la fulana;
el caso es que sus declaraciones
más parecen hechas en diferido
con errores y rectificaciones
y añadidos de lo más chuchurrido.
¡Y, Mariano, tu pueblo tan sufrido,
de bribones está hasta los cojones!*

*con perdón.

Lo que más desanima, frustra e indigna al personal es un mal ejemplo de quien, por su cargo, tiene la obligación de darlo bueno. Pero sucede que aquí, en nuestra España, esto se entiende justamente al revés. Si a esto le añadimos la tremenda situación de muchísimas familias, víctimas de la actual crisis de la que no son sino sufridores inocentes, que no causantes, todo encaja en un galimatías ético y moral de muy difícil entendimiento.

Una cosa: el capitán del barco no debe agradecimiento a nadie más que a la totalidad de quienes en el navío con él van; pues, como dijo Mahatma Gandhi, "el viento no sopla de los árboles".

20-I-15

(soneto ubérrimo LXXVII: La Familia... otra vez)

Porque es la hija de Jorge Pujol,
a Martita en un ayuntamiento
la emplean con un emolumento
más radiante que el mismísimo sol.
Ha estado cobrando, sin control,
años ese sueldo tan suculento
para tener a su papi contento
a costa del Estado Español.
Es que hubo contratos, además,
otorgados a dedo a la dama
con los que trincó, la pulcra madama,
cincuenta millones de pelas más.
¡Cielos, esto a los cielos ya clama!
¡Tanto cara no he visto jamás!

Está en la edición digital de La Vanguardia del día de ayer. La hija de Jorge Pujol (con dos jotas y una ge fuerte) ha estado ocupando una plaza de funcionario técnico superior de ingeniería en el ayuntamiento de San Vicente de Montal desde 1996 por asignación directa, o sea, digital, es decir, sin ningún proceso selectivo, lo cual significa sin oposición.

El sueldo al principio era de 175.000 pts./año; en la actualidad es de 2264 euros/mes. La jornada laboral, 9 horas/semana. Un pastón por no quebrarse.

En 1999 hubo un escándalo al adjudicarle la Generalidad siete proyectos, seis de ellos por adjudicación directa, o sea, a dedo, o sea, sin licitación. El beneficio fue de cincuenta millones de pesetas. No está mal, ¿verdad?

Con razón están tan interesados en eso de la independencia: siendo ellos los amos del cotarro podrán tapar sus vergüenzas y chanchullos, sus líos y tropelías, sus abusos y latrocinios.

Claro, apenas se ha publicado el escándalo, ya están como descosidos dando explicaciones y pretendiendo vestir de legalidad lo que es manifiestamente reprobable, por decirlo con cierta suavidad. Con ello, una vez más, lo que en verdad logran es tildarnos de tontos, de crédulos inocentes que, encima de cornudos, somos apaleados con su escarnio.

Miren ustedes, lo que está mal, está mal y no tiene vuelta de hoja; lo de ustedes, y me refiero a los sucesivos alcaldes que han permitido tal estado de cosas, ha sido un abuso particularista de la cosa pública en su provecho privado. Y no les sirve argüir que han logrado esta y tal otra ventaja para su pueblo, no: también han causado este y tal otro perjuicio a otras entidades y personas que, de no haber mediado ustedes, habrían sido los legítimos beneficiados.

En román paladino, eso es tráfico de influencias, que suele dejar algo entre las uñas con harta frecuencia. Ah, presunto, claro.

19-I-15

(soneto ubérrimo LXXVI: Asociación de Pecadores Capitales)

La tienen tomada con la chiquilla.
Fritita me traen a la criatura.
Que si tiene la carita muy dura.
Que si forma parte de una pandilla.
Que sí es rata de alcantarilla.
Que no es una monja de clausura.
Y que cobra un sueldo de locura
que ¡es la maravilla de la villa!
La Asociación Pecados Capitales
no es asociación ni mucho menos,
ni es pecar darle pasta en los plenos,
ni los trincones son tales frescales
aunque trinquen dineros macarenos
de nuestros presupuestos estatales.

¡Y ya está! ¿O es que se creen ustedes que trincar es privativo de la derechona? ¡Pues no, señor! ¡Trincar es rasgo distintivo que caracteriza a LA CASTA y basta! ¡Y punto!

¿Que papi autorizó contratos de millón trescientos mil euros a su hijito? ¿Y qué? ¿No es, acaso, sangre de su sangre? Además, es de izquierdas, que es por lo que ponéis el grito en vuestro cielo.

¿Que la nena es digitalizada a asesora municipal? ¿Y qué? ¿No es un cromo de niña? Además, es de izquierdas, que es por lo que ponéis el grito en vuestro cielo.

¿Que la nena da 2.500 eurazos a la Asociación Pecados Capitales? ¿Y qué? ¿No lleva implícito en su nombre su filiación no crematística? Además, es de izquierdas, que es por lo que ponéis el grito en el cielo.

¿Que la nena autoriza la transferencia de fondos públicos por un importe de 137.000 al negocio de su hermanito? ¿Y qué? ¿Qué mejor prueba y ejemplo de amor fraternal? Además, el hermanito es de izquierdas, que es por lo que ponéis el grito en vuestro cielo.

¿Que esta ricura de hermanitos han recibido viviendas de protección pública? ¿Y qué? ¿Acaso las viviendas no son para vivir? ¡Vaya, si hasta el mismo nombre lo dice: viviendas! ¿Veis?

¡Para vivir a lo grande!

¡Como si de LA CASTA fueran?

O fuesen. Ahora, eso sí, nuestra más enérgica repulsa al artículo de ABC-digital

http://www.abc.es/espana/20150119/abci-tania-sanchez-autoconcedio-subvencion-201501191230.html

porque de su lectura PODEMOS presumir la imputación ¡presunta! en acciones que por comisión u omisión pueden ser, cuando menos, ética y moralmente muy reprobables.

Una chiquilla tan graciosa, con ese novio tan..., tan..., tan..., pues eso.

(soneto lamentable CCXII: La muerte de Billy el Niño)

 

De reflejos, más que un gato montés;
sencillo, el corazón; la mano, presta,
certera y fulminante en la respuesta;
el rifle, a su lado, a sus pies.
Como al matarife a pobre res,
así le llevó su vida funesta,
vida violenta, vida deshonesta,
de fugas, robos, tiros, a través.
Una noche del verano ardiente
la muerte le esperaba escondida,
de tres balazos le quitó la vida
y le dejó en el suelo, yacente,
silencioso, roto, indiferente,
pobre mancha en el tiempo tendida.

 

Billy el NIño

Tenía 21 años cuando murió; pero también podía ser que tuviera 19, pues sólo está claro que nació entre 1859 y 1862. La vida le trató con la dureza con la que aquellos tiempos trataban a un huérfano en el territorio de Nuevo México. Y él se adaptó: tenía madera de líder y probó ser agradecido con quien le dio muestras de comprensión; no obstante, la vida le arrastró en una vorágine que acabaría trágica y tempranamente.

La noche del 14 de julio de 1881 entró en la casa de Fort Summer (NM) en que se escondía; oculto en las sombras estaba su antiguo compinche y amigo Pat Garrett, el cual, en circunstancias no demasiado claras, le disparó dos balazos; un periódico de la época indicó que le dio tiempo a decir "¿Quién está?" antes de que Garrett le acertara con un tercer balazo en el corazón.

18-I-15

(soneto ubérrimo LXXV: Venezuela y Tania, ¡pues qué bien!)

¿Es esta Venezuela tu nirvana
en donde la tal Tania es tu diosa?
Porque de edén tiene muy poca cosa
y de casta le viene a tu paisana.
Mientras, tú en tu nave capitana
nos instas en lo que llamas gloriosa
travesía de una mar procelosa,
es decir, a saltar por la ventana.
¡Pablo: Dios, la Virgen o Satanás
nos guarden de tus cantos de sirena!
¡Vete bien pronto y no vuelvas jamás!
¡Y llévate contigo a tu nena,
suegro y cuñado, que te llevarás
la bolsa, de seguro, también llena!

Fíjense qué paraíso es el espejo en el que se contempla don Pablo Iglesias y que, si Dios no lo remedia, nos tiene reservado para nosotros: desabastecimiento de productos básicos, largas colas en los supermercados que presentan sus estantes prácticamente vacíos, dificultades en los transportes, aumento de robos y actos violentos, carencia de productos farmacológicos, etc.; el país está sumido en un caos de rabia, desesperación e impotencia. Eso aseguran los medios de comunicación españoles, entre otros, el País, que no me dejará mentir y nos pinta un cuadro apocalíptico en su artículo:

http://internacional.elpais.com/internacional/2015/01/17/actualidad/1421529655_539570.html

Por otra parte, Tania Sánchez (novia de don Pablo) se defiende como una jabata de las acusaciones que la encuadran como una componente paradigmática de lo que su corazoncito llama LA CASTA. Bueno, el amor es ciego y no ve la viga en su ojo, ¿verdad, Pablito? Por otra parte, también tiene sus ventajillas eso que llamáis LA CASTA, ¿verdad, señora suya?

Todo esto no tendría mayor importancia si no fuese por el hecho de que don Pablo no nos enseña sus cartas; todo su mensaje se reduce a cantos de sirena destinados a atraer al despistado, aburrido, cansado, desesperanzado, furioso y frustrado bajel llamado España hacia este despeñadero desde el que tan sencillo parece ponerse las botas. Sencillo para algunas y sus parientes, claro. Presuntamente todo, por supuesto.

 

ADVERTENCIA:

Hoy, 20-II-15, se ha cambiado esta página de inicio (HOJA DE HOY); la anterior ha quedado archivada en este enlace:

HOJAS DE AYER

en el apartado:

II) HOJAS DE AYER: TOMO 02 (desde 07-IV-12)

bajo el epígrafe:

Pujoladas y otras pequeñeces (18-I-15)

 

elindependientedigital.es@gmail.com

(Se guardará el anonimato de quien así lo exprese)

 

 
Las opiniones vertidas aquí son de la exclusiva responsabilidad del autor; los cuentos, artículos, poesías, etc., están protegidos por la Propiedad Intelectual y el Copyright, y se prohibe su reproducción total o parcial sin el permiso del autor.