DE LO QUE DIGA EL GOBIERNO, NO TE CREAS LA MITAD; LA OTRA MITAD, LA DESECHAS POR ABSURDA. DE LO QUE NO TE DIGA, ¡CRÉETELO TODO!
HOJA DE HOY HOJAS DE AYER POESÍA CUENTOS ARTÍCULOS NOVELAS
el rincón de Lili
BLOG AMIGO: LILI Y EL MUNDO

01-VIII-15

(soneto lamentable CCXIX: No está mal, Mariano)

Como aquí defender la derecha
no suele ser ni una pizca rentable,
tal puede ser la causa más probable
de su mala prensa hasta la fecha;
quien la defiende enciende una mecha
que de forma inmediata e indudable
va y lo cataloga de indeseable,
carca y facha puto de mente estrecha.
Así pues, ¡de izquierdas, amigo mío,
de izquierdas de los de toda la vida!
Y a escribir, aunque sea una parida.
Que tu bolsillo no tendrás vacío
y abundarás en comida, bebida,
rumbo y honores hasta el hastío.

Pues miren ustedes, aunque esto es así no me voy a privar de reconocer que, gracias a la política económica del actual Gobierno, estamos escapando. Lamiéndonos las heridas, cierto; pero, escapando.

Se podían haber hecho las cosas mejor, por supuesto; pero con tal elefante, como el PP es, no se le deben pedir peras al árbol que no te las va a dar.

Conformémonos, pues, amigos y, como buen ateo que soy, unid vuestras preces a las mías para que Dios no permita que caigamos en las garras de Pedro Sánchez, o lo que es lo mismo, de aquel catedrático cuyo libro de cabecera es Juego de Tronos.

Que para mí tengo que no hay peor gobernante que un teórico pragmático.

¡Ay, Dios, quién me iba a decir a mí que echaría de menos a Rubalcaba!

25-VII-15

(soneto ubérrimo CXXXIV: Los Pujol)

¡Tachán! Aquí no ha pasado nada.
Confesó que robaba como un loco;
sus hijos más que él, que no era poco;
su mujer también, otra millonada.
Entre todos ellos, una burrada.
Ninguno en talego, ni tampoco
vino Hacienda, o sea, el coco
a dejarlos en pelota picada.
¡Y ahí están, felices y contentos,
disfrutando sus robos suculentos
y robando más aún todavía!
Y esto no pasa en Andalucía,
no, qué va, ¡es Cataluña quien cría
estos tan honorables elementos!

Seguro que a estas alturas de la película ustedes hacen al Jorge Pujol el Viejo en el talego y desplumado, su familia con él, ¿verdad?

Pues, no, señor; el mozo está de vacaciones; el resto de la manada, lo mismo.

¿Por el Caribe? ¡Ah, pues no, no, no! Por ahí le hacían algunos, por eso de que es tierra de piratas. O mar.

Pero, no. ¡Por Andorra! Tierra preciosa para gastarse lo que nos ha mangado; con sus bancos, su cositas y eso.

Sí, Estado de Derecho, eso es, así le llaman. Y se les llena la boca, sí.

14-VII-15

(soneto ubérrimo CXXXIII: Ya tiene las formas)

Este Pablete ya tiene las formas
de todos los políticos de casta:
fatuo y pomposo hasta decir basta
y haciendo caso omiso de las normas.
Cuando hueles escaño, te transformas
en rata loca que huele la pasta,
en nuevo rico que derrocha, gasta
y al siervo constriñe como las hormas.
Que las Leyes ya no son para ti.
Ahora las Leyes las haces tú.
¿Cumplirlas tú? ¡Anda ya! y ¡Tururú!
¿Cumplirlas los demás? ¡Claro que sí!
¡Ay, Pablito, que ya eso lo vi
lloviendo a mantas sobre Moscú!

Oye, se empeñan en hacernos ver lo blanco, negro; y lo negro, rojo-azul cielo.

Pero, señores míos, ¿desde cuándo la Rusia de Lenin, Stalin y cía era el paraíso del proletariado? Si acaso, el paraíso de los altos zánganos que mangoneaban el poder.

¿Y Cuba? ¿Y Corea del Norte?

El colmo es Venezuela: el paraíso de antaño, convertido en un estercolero de hambre y podredumbre.

¿Es ahí donde nos queréis ver? ¿Ahí, Monedero? ¿Ahí, Pablo? ¿Ahí, Errejón? ¿En la miseria?

Pollos míos, la realidad no tiene nada que ver con los delirios de las algaradas estudiantiles. Ni, fijaos, con las elucubraciones de unos novelistas de moda.

Si me apuráis, ni siquiera con "El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha". Novela, ésta, muy apropiada cuando de hacer un regalo se trata. Además, el autor y el muchachillo son españoles, ¿sabéis? Un tal Cervantes y un tal Alonso. Sí.

(soneto doloroso CCXXI: La gran comedia griega)

(sale al proskenion Tsipras con máscara trágica; voz acorde a la gravedad del momento)

Soy el Tsipras, amado pueblo griego
y tengo que deciros una cosa
que a mí me parece muy graciosa:
que donde dije digo, digo Diego.
¡Votemos todos juntos, os lo ruego,
los duros recortes que nos endosa
Bruselas de forma tan rigurosa,
durísimos recortes, no lo niego!
Sí tengo que decir, amados míos,
que tienen un parecido total
a los que en referendo nacional
defendimos con todos nuestros bríos;
así que...

(cambia de repente la careta trágica por otra cómica, voz acorde)

¡animad las caras, tíos,
pues nos regalan otro dineral!

Si se pone a un tonto al frente de un gobierno, las consecuencias serán de todo menos aburridas. Y los griegos ahora se van a divertir. Tanto como nos divertimos nosotros. Y tanto como nos divertiremos, si no más, como no cambie de rumbo el sucesor de mi ministro favorito o los impulsos de un país de impulso y lamento.

Que era Rubalcaba.

Y con esto, amado pueblo griego, os devuelvo a vuestro zapatero para que lo sigáis pasando de muerte.

Aunque a nosotros nos cueste doce mil millones de eurillos de nada.

¿Qué es eso comparado con tanta diversión, no?

08-VII-15

(soneto ubérrimo CXXXII: La imputada Villafranca)

Pues vaya, vaya con la Villafranca!
¡Pues vaya con la Villafranca, vaya!
La que tiene una boca y no se calla
y tiene dos manos y no es manca;
la que dice que su gestión es blanca
y prístina a prueba de Alaya,
pero en cambio imputada se halla
¡y es que tiene más pelas que la banca!
Además de presunta, que lo es,
también imputada, que lo está,
es, según dice cada dos por tres,
inocente también. ¡Ojalá
que nuestra Justicia la ponga allá
en donde si tú trincas, ¡ay!, te ves!

Bueno, no lo digo yo, está en los medios:

"El adjudicatario ofertó pagar a la Alhambra un canon fijo anual de 77.000 euros más un 47% de la recaudación anual por los alquileres de los dispositivos. En cambio, una vez resuelta la adjudicación, en el contrato firmado el 4 de octubre de 2007 se modificaron esas cláusulas: el canon fijo se rebajó de 77.000 a 30.000 euros anuales y el canon variable del 47% sobre la facturación se redujo al 15%".

Además, no es nada del otro mundo: unos seis o siete millones de euros solo.

Y, por supuesto, tiene que ser inocente porque ya se han concentrado una treintena de personas en apoyo de la presunta. Y digo que tiene que serlo porque, como prueba, el tiempo ha demostrado que Jesucristo, en su momento imputado también, era inocente. Ergo...

06-VII-15

(soneto ubérrimo CXXXI: ¡Pues vaya un referéndum!)

Primero se gastan nuestro dinero
y luego preguntan a los gorrones
que si quieren devolver los millones
con este referéndum torticero.
¡No, hombre, no: pregúntalo primero,
antes de aceptar las condiciones
y derrochar nuestras aportaciones
con ese desenfado sandunguero!
No queráis vivir como nuevos ricos
a costa del sudor de los demás:
es darnos a los demás por detrás,
reventarnos a hostias los hocicos
y encima, para colmo, además,
tildarnos a los demás de borricos.

Señores míos de mi alma, caraduras infinitos, griegos de todos los pecados, examigos:

No se pide prestado dinero, comprometerse a devolverlo, derrochar como putos ricos y, cuando llega la hora de devolverlo, ¡si te vi no me acuerdo y encima, para colmo, además, yo soy inglés, me levanto a la una y me acuesto a las tres!

Es decir: convocar un referéndum para preguntar a los gorrones, derrochadores y listillos si quieren devolver la pasta.

Y ellos, como tales listillos que son, ¡van y dicen que no!

Y algunos gilipollas de por aquí se alegran de que no nos quieran devolver lo que les prestamos.

Encima, eso.

05-VII-15

(soneto ubérrimo CXXX: ¡Están que se salen!)

¡Están que se salen! Los griegos, digo.
Con la banda del Tsipras, la Syriza;
a la que también llaman la Choriza,
no así Pablito Iglesias, su amigo,
ni los que este pollo lleva consigo:
otra panda puede que más postiza
y fulera que las que están en liza
¡y de Europa el mayor enemigo!
Son los de izquierdas, los más radicales.
Fuleros y vergonzosos, además,
pues no nos aclararon los chavales
de dónde sacan sus pelas, ¡jamás!;
y aunque más de izquierdas que Satanás
obviaban definirse como tales.

Aclaramos: en la redacción de este Opinionario no hay nadie de izquierdas. Ni un gato ni un ratón ni una cabra ni un mosquito.

Pero, y que quede buena constancia de esto, tampoco hay nadie de derechas.

¿Por qué?

Sencillo: somos de quienes lo hacen bien para la comunidad.

Además, estamos totalmente convencidos de que los "yo-soy-de-izquierdas-de-toda-la-vida" y los "yo-soy-de-derechas-de-toda-la-vida" son pura y simplemente o bien estómagos aprovechados y agradecidos, o bien egoístas radicales de toda la vida que sólo miran por sí y por sus entelequias y delirios.

Gente, por consiguiente, a cuidarse de ellos.

03-VII-15

(soneto ubérrimo CXXIX: Nuestra nueva Patrona)

Deben estar todos los de la banda
en el talego por lo que padecemos,
¡pero no antes de que les limpiemos
de todo lo robado por la panda!
Sean los primeros, como Dios manda,
a los que más limpios dejar debemos
y a continuación enchiqueraremos
a toda la cueva, tanda tras tanda.
¡Y eran sólo cuatro o cinco bribones!
¡Y está pringada la Junta entera,
sí, señor, toda, enterita y vera!
¡Ellos trincando la pasta a millones
y nosotros pasando más pasiones
que pasa con dos suegras una nuera!

No me lo termino de creer. Y aún no le he visto. Pero parece ser que doña Mercedes Alaya va a ser la nueva Patrona de Andalucía.

Y bien ganado que se lo tiene, pues no le pueden dar lecciones ni santa Juana de Arco, ni Agustina de Aragón, ni Supergirl ni siquiera Catwoman: a su altura está y nuestra reverencia la tiene.

Claro está que aún no han entrado en la jaula los pájaros que con ello la elevarán al Olimpo de los dioses.

Tampoco los han desplumado.

Además, para mí tengo que ni siquiera van a pagar su defensa.

Defensa que, como es bien sabido no la tienen pero que les servirá para irse de rositas y con el riñón cubierto.

¡País! Quiero decir, comunidad autónoma.

CERRADO UNOS DÍAS POR MEDITACIÓN TRASCENDENTAL (sea eso lo que sea) Y POR INVENTARIO.

18-VI-15

(soneto ubérrimo CXXVIII: ¡Cómo ahorra Susana!)

Trece consejeros tiene Susana.
Trece son, como trece angelitos:
¡Treinta manos o sesenta deditos
para hacer lo que les venga en gana!;
que será, claro, joder la marrana
con el sudor de los andalucitos
y es muy probable que estos señoritos
sean los implicados del mañana.
Como implicados están el Griñán,
el Chaves, el Zarrías, la Moreno
y un gobierno andaluz que está lleno
de los que lo son o lo estarán;
pues por estos pagos el desenfreno
es más tremendo que un año sin pan.

Me dicen que trece consejeros tienen veintiséis manos, no treinta, y doscientos sesenta deditos, no sesenta. Puede ser: las matemáticas nunca han sido mi fuerte. Muy complicadas. Y alguno de los consejeros de los que sé, para mí que tienen más de dos manos o veinte uñas. Echen ustedes sus cuentas y, si eso es así, disculpen. Por más que, y pese a ello, sigue incólume el sentido de lo ahí expresado.

De todas formas hay que reconocerle valor a la señora: cuantos más consejeros haya, más posibilidad de futuras imputaciones; esto, según sus antecesores han dejado suficientemente probado.

Además, hay que considerar que para gestionar bien una comunidad autónoma como ésta, Andalucía, hacen falta cuatro gatos y sobran cinco. Y como, además, hay que colocar a tanto compromiso y paniaguado, pues..., eso.

16-VI-15

(soneto cojonero CCXIX: Un valiente)

¡Qué tío más gracioso, el Zapata!
¡Unos chistes de lo más ingenioso!
Pinta de yihadista haraganoso
o de monjita metida a pirata.
¡Como nadie! sabe meter la pata;
racista, progresista, donairoso,
decidor, comprometido, casposo:
una joya de nene. Triste rata.
Porque sus chistes no van de Mahoma;
ni renuncia a su chollo-concejal:
¡tres mil euros al mes, no está mal!
¡Poco es, para un Mozart del idioma!
¡Para un Einstein del chiste y de la broma!
O para un hijo de la tal y tal.

Chistes graciosísimos. Negros, creo. Van de una chiquilla a la que una bomba arranca las piernas. Una heroína. Y de unos padres angustiados por la muerte de sus hijas. Impune, además. Y de seis millones de muertes por el racismo. De lo más gracioso.

Creo que este figura, este Zapata, va a hacer chistes ahora sobre Mahoma.

Cohones que tiene el tío. El Zapata, digo.

12-VI-15

(soneto ubérrimo CXXVII: La Duquesa desduquesada)

La Duquesa yo no es tal duquesa
porque la ha desduquesado su hermano
ya que la nena ha metido la mano
donde no debía como princesa:
trincó la dama más de lo que pesa
en unión de su marido, fulano
de labia brava, ademán galano
pero con moral de perro de presa.
¡Y no va y se enfada, la muy jodida
porque no nos reímos si nos roba!
Esta tía es tonta o es boba
o ambas en descomunal medida.
O una arrogante y engreída andoba
que no tiene ni idea de la vida.

Y mira que tienen miramientos con ella. Por supuesto, más de los que merece.

Y mira que su sangre es roja. Como la de Pablo, Pablito, Pablete, Catedral.

Y mira que también se tiene que limpiar el culo cuando tal es menester. Como cada hijo de vecino.

Y mira que tiene las uñas largas. Como las de su maromo.

Pero ella, dale que te pego: ¡haciéndose la ofendida porque no le reímos la gracia cuando se salta las Leyes siendo quien es!

Esta, como los islamistas, sigue viviendo en el siglo XV.

Pues, ¡al talego con ella! Pero antes, ¡que devuelva el trinque!

Hasta el último eurito.

Y después, a ganarse HONRADAMENTE su pan con el sudor de SU frente.

¡Cuánta gente aquí y ahora está sufriendo las agonías del pobre con tal dignidad y honradez que son ejemplos donde mirarse, descubrirse, avergonzarse y enorgullecerse!

¡Ah!, y a todo esto, y aunque no viene a cuento,

¡VIVA EL REY FELIPE VI!

Por bienintencionado, valiente, honrado, sensato e inteligente. Hasta ahora.

10-VI-15

(soneto ubérrimo CXXVI: CIUDADANOS y Susana)

¡Qué decepción más grande, más tremenda!
¡Susanita otra vez presidenta!
Solo que no han tenido en cuenta
a Chaves, Griñán y algún otro menda.
Esto es, de negros, una merienda.
Cosa propia de gente granujienta.
Componenda de lo más truculenta.
Puterío urdido en la trastienda.
Señores de CIUDADANOS de mi alma,
¿dónde están los millones ya trincados?
¿Cómo podemos conservar la calma
tras comprobar nuestros votos violados?
Y es que en esto de engañar a honrados
ciudadanos, pues,… ¡os lleváis la palma!

CIUDADANOS:

Habéis repetido hasta la saciedad que no habría acuerdo sin solventar el asunto Chaves/Griñán.

Con tal convencimiento os votaron.

Y al primer tufillo a poltrona ¡bajáis calzones y dejáis con el culo al aire a quienes se fiaron de vosotros!

Porque votando a Susana lo que preconizáis es vuestro respaldo a una ley de punto y final para, que se sepa:

más tres mil millones trincados en los cursos de formación;
mil trescientos en eres;
pelillos a la mar para los ladrones que con tanta desvergüenza nos desplumaron.

¡Pobre, pobre tierra mía! ¡Pobre Andalucía! ¡Pobre, pobre país este!

08-VI-15

(soneto ubérrimo CXXV: Ley Islámica)

Todo un Tribunal Penal de Ankara
condenó a una mujer maltratada
a indemnizar con una dinerada
a quien usaba en ella la vara:
al esquivar la femenina cara,
por no pillar la hostia bien ganada,
el marido, con la mano alzada,
dio fuertemente contra una mampara.
Se jodió la mano el pobrecito.
Lloraba como zagalín de teta.
Se había hecho la gran puñeta.
¡Qué pupa más grande, el señorito!
¡Menos mal que el juez le da un dinerito
para seguir moliendo a su Julieta!

La noticia no tiene desperdicio: un juzgado turco ha sentenciado a una mujer a pagar una compensación económica a su marido porque el hombre se dañó una mano al pegarle.

Al hombre no le pasó nada.

Así es la ley islámica.

Desde aquí abogamos por los derechos de las mujeres; por eso apremiamos al Gobierno de España a que adopte medidas para prohibir el uso del burka en nuestro país.

Por la dignidad de la mujer.

06-VI-15

(soneto doloroso CCXX: Gracias por todo, señorías)

Nos arrojaron a un pozo sin fondo,
desplumados como pollos sin camisa,
partidos ellos, locos por la risa;
nosotros hechos mierda allá, en lo hondo;
con nuestro bolsillo mondo y lirondo
y, por no tener, hasta sin camisa,
sin trabajo, sin casa ni sonrisa,
sin nada en aquel fondo hediondo;
pues nos lapidaron con los despidos,
el paro, los desahucios y la hambruna,
el frío, la intemperie, sin ninguna
compasión. Derrotados y caídos.
Sin dejar de escuchar, nuestros oídos,
sus voces huecas desde la tribuna.

Desde los tiempos del abuelete Cebolleta, hasta hoy. Lo que han hecho por nosotros merece nuestra gratitud eterna. No hay palabras.

Tan altruistas: ¡Todo por nuestra patria!

Tan trabajadores. Tan previsores. Tan responsables.

De alguno de ellos no quiero ni acordarme. Y a todos prefiero olvidarlos. Lo que no podré hacer mientras viva: ¡tanto y tan bien han trabajado por mí, por nosotros!

El pellejo se han dejado, los pobrecitos. Gracias, gracias, señorías.

Y sin cobrar apenas.

¡Ay! Otros vendrán que buenos los harán.

(soneto ubérrimo CXXIV: La cuarta parte)

Yo sólo cobraré la cuarta parte
de lo que cobraba mi antecesor;
¡pero estaré ojo avizor
y trincaré con más ansia y más arte!
Ya se sabe que el que parte y reparte
se adjudica la parte mejor
y le endiña la que estima peor
al tontolculo* con el que comparte.
Y aquí la que reparte seré yo
y las botas me tengo que poner
así que, aunque sea una mujer,
yo soy quien manda y sanseacabó.
O sea que…, ¡a trincar a gogó
que no te pasa nada aquí, joder**!

*tontolculo: tonto del culo, es decir, gilipollas, con la venia.
**con perdón.

Desde aquí, puesta de pie la redacción en pleno (que soy yo solo, claro) dedicamos una cerrada ovación a la que está en ser alcaldesa de Barcelona, eximia Ada Colau: ¡ha anunciado que rebaja el sueldo del alcalde/sa de esa ciudad desde 144.000 euros de vellón que trincaba Trías a 37.000 eurillos brutos sólo que va a trincar ella!

Viene a ser como la cuarta parte del sueldazo antiguo, eurillo arriba, eurillo abajo.

¿La diferencia? ¿Qué diferencia? ¿Cómo dice?

¡Un momento, un momento, un momento! En primer lugar, ¿cómo sabe usted que hay una diferencia entre 144.000 y 37.000, eh?

En segundo lugar, ¡y a usted qué le importa donde vaya a parar la presunta diferencia, so desconfiado!

Además, si acaso faltara algo, que faltará, ahí está el gobierno de España que nos dará todo lo que se le pida.

¡Y lo que no, también, collons*!

*también con perdón por decirlo en catalán (¡ay, Dios, quién me iba a ver a mí hablando en catalán!)

01-VI-15

(soneto ridículo CCXX: Los tontos de la tele)

Ellos silban el himno nacional.
¡Nosotros denominamos Yirona
a la ciudad que se llama Gerona
en el castellano internacional!
Con comportamiento tan subnormal
ellos nos toman por gente huevona,
menguada, tontucia y cobardona.
¡Y vengan coces en los tal y tal!
Y otro tanto sucede con Pujol
y con Lérida, Jorge y muchos más,
vocablos que tienen en español
su pronunciación correcta. ¡Jamás
debimos dejarnos meter tal gol
con tanta mala leche y por detrás!

Van y dicen Yirona, Puyol, Yordi y Yeida y, desde la pantalla de la tele, se quedan los muy gilipollas mirándote tan sonrientes. Como diciendo "¿Te das cuenta de lo bien que hablo catalán?"

Pero so capullo, ¡si tu idioma es el español! ¡Y en tu idioma existen los vocablos Gerona, Pujol, Jorge y Lérida! ¡Y estás hablando para todos los españoles, borrico!

Pero, claro, a lo mejor es que este idiota les agradece de tal guisa el que nos quemen banderas, nos silben el himno nacional y derrochen nuestro dinero y, encima, nos culpen a nosotros de ello.

¡Ay, Dios! ¡Y tanta gente de valía en el paro!

29-V-15

(soneto ubérrimo CXXIII: ¡Viva la nueva casta!)

Se ha montado la marimorena
porque fue don Jesús Aguirre el cura
que casó a Leire con la futura
alcaldesa de Madrid, tal Carmena.
¿Qué más nos da quién casó a la nena
con este arquitecto de altura
que, para no pagar, el caradura
maquinó una obscena faena?
¡Pirulí! Este mozo dio el cante
¡Pirulí! marxista bolivariano
¡Pirulí! cuando la Justicia mano
¡Pirulí! a los bienes del mangante
¡Pirulí! quiso echar; y al instante…
¡ya no tenía nada el fulano!

Don Francisco Javier Aguilar, arquitecto, se arruinó con la crisis, pactó despido con sus trabajadores y tuvo conflicto con uno de ellos. Había sido director general de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid en la época de Gallardón. 

Don Eduado Leira, arquitecto, se arruinó con la crisis, despidió a sus trabajadores, le denunciaron, perdió, hubo recurso, se le condenó a pagar y ¡los pobrecitos se encontraron con que era insolvente!

¡El pollo había puesto todos sus bienes a nombre de su señora, doña Manuela Carmena!

Había sido director general de la oficina municipal que revisó el Plan General de Ordenación Urbana en Madrid capital en los 80, ya saben, cuando Tierno Galván..., ¡el del Pirulí!

¡¡¡VIVA LA NUEVA CASTA!!!

ps.- para más detalle:

http://www.libertaddigital.com/espana/2015-05-08/extrabajadores-del-marido-de-manuela-carmena-denuncian-las-dos-caras-de-la-candidata-1276547544/

29-V-15

(soneto ubérrimo CXXII: Caras)

Van de puros y honrados por la vida
y dándonos lecciones de moral.
Tienen una cara monumental
y una moral de pillastre de partida
con una labia hecha a su medida
y un aire ausente de intelectual,
que venden con su cara de chaval
de casa doliente de acogida.
¡Pero están forrados, los jodidos!
¡Tienen un Monedero bien repleto!
¡Y el marido de Carmena, sujeto
que está entre los más ricos podridos!
Y en Venezuela un tesoro secreto
para las ocasiones, los bandidos.

Es que me acuerdo del Errejón y se me erizan los pelos del cogote. Engañando con una beca que otro más necesitado no pudo disfrutar. Con esa carita de bueno.

Cara.

Es que acuerdo del Monedero y se me espeluzna el pellejo. Engañando con una compañía ad hoc. Con esa carita de bueno.

Cara.

Es que acuerdo de la Carmena y se me horripila la calva. Engañando con su maromo a unos pobres arquitectos. Con esa carita de buena.

Caras.

25-V-15

(soneto ubérrimo CXXI: ¡Por fin!)

¡Por fin ya ven los eres su final!,
pues se los quitan a doña Mercedes.
Bueno, ¿y qué? —se preguntarán ustedes—.
Después de tanto tiempo es normal.
Y Susanita estaba fatal,
peor, ¡se subía por las paredes!
¡Amenazaba: ¡Ustedes veredes!!
¡Hasta llamó al Poder Judicial!
¡Menos mal! ¡Hubo días que temí
ver a Chaves y Griñán en el trullo!
¡Y mira que decían: Un chanchullo
harán de alguna forma y tararí!
Repetían que iba a ser así.
Porque es una verdad de Perogrullo.

Lean, lean, que no tiene desperdicio:

http://www.elmundo.es/andalucia/2015/05/22/555e3aa3268e3eb76c8b4597.html

Servidor solo quiere añadir que la Fiscalía se opone a la publicación de las sentencias de los condenados por delitos fiscales; que dentro de nada doña Isabel Pantoja disfrutará de un permiso de seis días; que la Fiscalía Anticorrupción se adhirió a la petición para rebajar de 2.700.000 a unos 400.000 euros la fianza de la infanta Cristina; que el juez vuelve a rechazar el ingreso en prisión de Rato; que don Juan Lanzas el Conseguidor sale absuelto de delitos societarios en una cooperativa, etc.

¡Ah!, y que la ex de Monago, doña Olga María Henao, afirmó por twitter la noche de las elcciones que "a todo cerdo le llega su San Martín".

24-V-15

(soneto doloroso CCXIX: ¡Entrúlleme esos pulloles!*)

¡Hay que ver, pero que desfachatez!
¡Qué descaro! ¡La Hacienda española!
¡Pedir más datos a la Ferrusola!
¿Es que tal vez dudan de su honradez?
¿De tal señora? ¡Qué ordinariez!
¡Una señora que en bata de cola
te representa como ella sola
la más española exquisitez!
¿Y por qué no está ya en el trullo?
¿Motivos? Pues..., ¡por burla a la Justicia,
por ejemplo! ¡Por insana codicia!
¡Por cónyuge del marital chanchullo!
¡Por tener sus cuentas con tal barullo
que día sí, día no, son noticia!

*pulloles: en argot andaluz, pájaros rapaces de uñas largas y pico rico que abundan por el NE de España.

Hay trincones que, sea por la razón que sea, se ven tratados por Hacienda con tal ternura, dulzura y tolerancia que uno no puede menos que sonreír. Tal vez es que tienen suerte. Tal vez sea otra la razón.

De todas maneras, el españolito de a pie no lo comprende. Entonces, piensa:

"¿No será que este trincón sabe más que yo?"

Porque, evidentemente, sabe más. La prueba está en que si sólo supiera lo que sabe un don Cualquiera, ya estaría en el talego. Y no lo está.

Sin embargo, que conste que no nos estamos refiriendo a nadie en concreto; que ya habrá por ahí algún malpensado que se dirá, para sí, se dirá: "Esto va por Rato" o "Esto va por Chaves" o "Esto va por Blesa" o "Esto va por los Pujol" (con jota, ¿eh?) , ¡cuando no es así! Es decir, no va por ninguno de ellos. Más que nada, porque ninguno de ellos es un trincón.

Hablando de otra cosa, ¿saben qué dice La Razón de hoy sobre cierta familia catalana? Léanlo, es de lo más ilustrativo.

23-V-15

(soneto cojonero CCXVIII: Nuestras Leyes)

Ha descubierto la UDEF que en Andorra
Olegario tiene una fortunita
sin declarar, oculta, guardadita,
pues se ve que es un tío que ahorra
porque con las comisiones se forra
y en España no declara la guita.
Sabemos, pues, que otra gallinita
nos ha matado la maldita zorra.
Bien. Y les pregunto yo y me pregunto
¿para qué coño* sirve que sepamos
que nos están desplumando los amos?
Casi mejor no saber del asunto,
que parezca que todo lo ignoramos
y que nos sigan desplumando y punto.

En El Mundo leo que la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) sospecha que Olegario Pujol tiene más fondos ocultos en Andorra.

¡Joder* con el Pujol! Con jota, los dos, joder* y Pujol, nada de elles o íes griegas. Jotas. En español, jotas. Como con jota es, por poner un ejemplo, hijoputa*. Nada de hilloputa o hiyoputa; no: hijoputa*, con jota.

Claro, luego saldrá el tonto ignorante televisivo soltando lo de Lleida o Llirona en vez de Lérida o Gerona. Pues no, señor. Si habla en español y para el pueblo español: Lérida, Gerona, joder*, Pujol o hijoputa*.

Pero a lo que vamos: ¿Por qué no están en el talego todos los que nos están desplumando a manos llenas? Y no me refiero solo a los Pujoles, figuras ellos, sino también a los de los eres, emarsas, cursos de formación, tarjetitas opacas, correas, etceterísima.

¡Ah, no lo saben? Pues yo sí: ¡Porque las Leyes son susceptibles de perfección!

¿Y por qué no las perfeccionan quienes pueden y DEBEN hacerlo?

¡Ah, no lo saben? Pues yo sí: ¡Porque quienes pueden y

*perdonen vuesas mercedes este uso un tanto alegre de nuestro idioma; que conste que me arrepiento.

22-V-15

(soneto lamentable CCXVIII: Trincones profesionales)

¡Despacho para Bárcenas, puñeta!
Y, también, un buen coche oficial,
coche nuevo, blindado, ¡colosal!
Sobresueldos, al mes: ¡una maleta!
Y si así quiere y de forma discreta,
una empresa extranjera y fantasmal
donde blanquear cualquier dineral.
¡Ah, y por descontado: la tarjeta!
¡Vivan los presupuestos generales!
¡Los eres y cursos de formación!
¡Vivan los trincones profesionales
sin cultura, razón ni corazón,
o sea, los políticos frescales
que son la plaga de nuestra nación!

Egipto aguantó como los buenos. Siete le cayeron. Plagas, digo.

Lo nuestro es peor: una pandilla de sinvergüenzas sin formación, cultura ni principios que han olido en la Política un acomodo ideal para medrar. Y nosotros, pobres corderillos, les hemos entregado todo lo que de más valor tenemos.

Así nos va.

Hay un puesto de trabajo; lo primero que te piden es un currículo, en el que si mientes pierdes cualquier posibilidad; luego te examinan con lupa o con oposiciones. Por último te putean de firme. Y después de todo eso es cuando llega Papá Estado con sus impuestos.

¿Y los políticos?

¡Ah, no! Esos, no. Los señores no necesitan requisitos ni condicionantes.

A ellos se les llena la boca de "nuestras-oposiciones-son-las-votaciones".

En realidad las tales votaciones son, en muchos casos, simples ejercicios de charlatanería en los que los más hábiles, que no los más veraces o bienintencionados, se llevan el gato al agua; sabiendo, además, que la audiencia no tiene medios para forzarles a cumplir lo prometido.

Y ya se sabe: antes de meter, todo es prometer; una vez que se ha metido, ¡a olvidar lo prometido!

21-V-15

(soneto ubérrimo CXX: Ladrón que roba a...)

Lo deben readmitir, está claro,
para con cargo a su presupuesto
pagarle en diferido, por supuesto,
todo el tiempo que estuvo en paro.
Además, a varón que es tan preclaro,
honrado, responsable y tan apuesto
en el PP le encontrarán muy presto
buen acomodo sin ningún reparo.
¡Ay, Bárcenas, te veo con despacho,
mandando dinero al extranjero
a manos llenas, sin ningún empacho!
¡Ay, qué alegría más grande, macho:
del PP otra vez el tesorero,
robándoles* a mantas, puñetero!

*presuntamente, ni que decir tiene.

Si hay alguien que goza de la simpatía del personal, éste es don Luis Bárcenas alias el Cabrón. El Cabroncete, que le diría yo con todo el cariño y admiración que se merece.

Y, esto, sin ánimo de ofender.

Esta última ocurrencia, la de solicitar formalmente su reingreso en el PP de sus amores, es digna de un espíritu tan ejemplar, fuerte y que se crece tanto en el infortunio que nos lo sitúa, ipso facto y per se, entre las figuras más eximias del recochineo nacional.

Don Luis, me quito humildemente el sombrero ante usted, maestro.

20-V-15

(soneto ridículo CCXIX: La joya de la corona)

Hay cierto lechuguino extremeño,
no buen bombero y peor gobernante,
trepador neto y un tanto mangante
(presunto, claro), cara por tinerfeño,
que muestra su particular empeño
en dar la nota como enseñante.
El pollito proyecta, Dios mediante,
porque, amigos, ha tenido un sueño:
"¡Nada de latín! ¡Y menos de griego!
¡Las mates, no: son un dolor de muelas!
¡La física y química, ni las huelas!
Materias principales, desde luego,
¡las que necesitan nuestras escuelas,
son cante, baile y juego, mucho juego!”

Al leer el título del presente, es probable que hayan pensado vuesas mercedes en Urdanguapín. Nada más lejos de la realidad. Tampoco es la Tontucia de Palma, la Mala Hermana o la Egoísta por el Catre.

Pues, no.

La corona es el PP. Y este pollo es su joya.

Se ha dado cuenta del nivel lastimoso de nuestra enseñanza, refrendado informe tras informe, y como tiene ese caletre con que Dios le ha bendecido, pues, eso, ha dado en la tecla:

El hip-hop a las escuelas como materia reglada. Y el baile. Y el rock. Y el rap. Y el jazz.

Todas ellas, no lo dice pero se supone, materias troncales.

¡Ah, pues si no hay tiempo para las mates, lengua, historia, física, química, idioma extranjero y demás chorradas, pues... habrá que quitarlas de en medio!

Total, para lo que sirven.

19-V-15

(soneto ubérrimo CXIX: ¡Al talego con ellos!)

Ni Chevas ni Grañín sabían nada.
Los pobrecitos estaban en Babia
con uñas, bolsa, saco, cara y labia
echándole carnaza a la camada,
reservando cada cual su tajada
y blanqueando con perfidia sabia,
trincando con avidez, con rabia,
los recursos de esta su cortijada.
Son nuevos señoritos andaluces,
dueños de vidas, trabajos y haciendas,
haciendo y deshaciendo estos mendas
según dictaban sus aviesas luces.
Y como maquinaron a sabiendas
¡pues al talego con ellos de bruces!

Si sabían lo que pasaba, que lo sabían, merecen desplume y talego. Primero, desplume; luego, talego hasta finiquito.

Si no lo sabían, que es lo que aducirán, desplume y talego por lilas, incompetentes, ineptos y más tontos que el zapatero. Lo que estos no son.

Presuntos, sí. Todo lo que quieras. Y más. Que yo, mi criterio ya lo tengo:

"Este para ti, este para mí, este para mí, este para mí. Este para ti, este para mí, este para mí, este para mí. Este para ti, este para mí, este para mí, este para mí. Este para ti, este para mí, este para mí, este para mí. Este para ti, este para mí, este para mí, este para mí. Este para ti, este para mí, este para mí, este para mí. Este para ti, est... ¡Un momento, un momento, un momento! Si tengo que llegar hasta mil trescientos millones de euros, ¡esto me va a llevar la tira!"

18-V-15

(soneto ubérrimo CXVIII: ¡Anda p'Aznalcóllar!)

¡Os está amenazando la nenita!
¡Tenéis bien ganada la reprimenda!
¡Y ojo que La Soberbia es tremenda!
Quiere ser presidenta deprisita,
¡pero no votáis a la señorita!
¡Tenéis una mala leche horrenda:
no queréis votar a tan linda prenda
y a la pobre me la traéis fritita!
¡Ve y díselo a la bruja Piruja!
¡Les eche un maleficio de cojones!
¡Hazles vudú de muñeca y velones
y pinchas la muñeca con la aguja!
O espera a que haya nueva puja
nada más pasar estas elecciones.

Claro, todos rabian por una poltrona. Pero el 24 hay nuevas elecciones. Y salvo aquí, en el sur, huyen de ella como de apestado.

Porque ella representa los eres, los cursos de formación, la administración paralela, los líos urbanísticos, el clientelismo, o sea, todo lo que ha venido dando votos en esta triste tierra.

Pero los quita en el resto de España. Por más que madrileños, catalanes y valencianos también van bien servidos.

"Lo pagarán!", amenaza ella, altiva, soberbia, arrogante, porque "no quieren que esta tierra avance".

¿Avance? ¿Hacia dónde? ¿Hacia el abismo hacia el que venimos marchando imparables hace más de 30 años?

¡Anda, amos, anda, anda p'Aznalcóllar!

14-V-15

(soneto ubérrimo CXVII: Aznalcóllar)

¡Ay, Señor, volvemos a las andadas!
Otra adjudicación más que dudosa
que ha hecho nuestra Junta dichosa,
que tapó tantas otras canalladas.
Las personalidades implicadas
en esta trama tan escandalosa
no dan razón ni aducen otra cosa
que las proverbiales baladronadas:
Que si “¡Pongo las manos en el fuego…!”,
que si “¡Aquí no hay trampa ni cartón!”,
que si “¡Es cosa de la oposición!”
que si “No me acuerdo” y “Hasta luego”.
Ya saben: si me pillan, pues lo niego;
y si no, ¡señores, trinco un pastón!

¿Recuerdan el Prestige, el chapapote y el nunca mais?

Pero, ¿a que no recuerdan Aznalcóllar, Boliden y Doñana?

Pues, amigos, ambas fueron dos catástrofes ecológicas mal gestionadas; la primera, desde la derecha; la segunda, desde la izquierda.

A cuál más nefasta, pero sólo suena la primera. ¿Por qué?

La segunda nos dejó colgada una factura de 90 millones de euros que la Junta, la administración irresponsable, graciosamente, aún no ha recuperado. Ni visos de ello. Porque Boliden, la empresa irresponsable, se ha hecho la sueca.

Los suelos de una gran parte de la provincia de Sevilla y del mismísimo coto de Doñana siguen presentando daños ecológicos tan graves como los de las costas gallegas; sólo que nadie parece interesado en tratar su descontaminación.

En este punto, viene el gobierno en funciones de doña Susana Díaz y, en un proceso lleno de irregularidades según la juez doña Patricia Fernández, adjudica la mina a determinado consorcio.

¡Y saben qué?

Pues que sale Susana aclarando con rotundidad que todo se ha hecho así y asao y que si los servicios jurídicos de la Junta esto y lo otro y que si los imputados que presuntamente están en ser ponen sus manos en el fuego por tal y tal.

¿Les suena?

¡A que sí?

Hay una gran estadista, Susana Metternich o Kissinger o Churchill o como sea que se apellide, que aún no ha comprendido que hacer política no es esto. No es esto.

No: eso es lo mismo que hicieron todos sus antecesores.

13-V-15

(soneto lamentable CCXVII: Aznar)

Jose Mari no fue buen gobernante.
Nos sacó de un desastre socialista
mas no tuvo la suficiente vista
para prever lo que más adelante
vendría: la corrupción galopante,
que no hay cristiano que la resista,
y la crisis, que casi dejó lista
nuestra España por tanto mangante.
Mas Jose Mari, que tuvo la suerte
de suceder a un charlatán fullero
y preceder al torpe Zapatero,
por gracia de la Historia se convierte
en eximio estadista al que el Jerte*
le envidia las flores de su florero.

*valle famoso por la floración de sus cerezos

En la actuaidad goza Jose Mari de un cartel que ya hubiera querido para sí Rafael Gómez el Gallo en sus mejores tiempos.

Y no se lo merece.

Dichos quedan dos grandes peros a su labor: la corrupción, que luego degeneraría en un abanico de posibilidades (sobres, sobresueldos, tarjetas, financiación ilegal, comisiones, etc.) y el esplendor del ladrillo, que fue puerta de entrada de la crisis (corruptelas urbanísticas, expolio de las cajas, faraonización de la obra pública, etc.).

Pero determinante, sobre todo, un borrón con gravísimas consecuencias: la gestión que hizo el 11-III-04. Por decirlo suavemente, nefasta. Se vio sobrepasado por los acontecimientos. Y esto es un factor que diferencia a un estadista de una mediocridad.

12-V-15

(soneto doloroso CCXVIII: No es país para viejos)

Éste no es un país para viejos
pues todo predemócrata es carca,
tanto más si más cerca de la parca:
sólo dan la tabarra con consejos.
A los viejos, mejor mantenlos lejos
o, mejor, con cerdos en una charca;
los viejos son un peligro de marca
y encima todos son unos pendejos.
¿Y si les damos, en vez de pensiones,
un chute de ese gas tan cojonudo
que les echa en la garganta un nudo
y cascan sin líos ni dilaciones?
Ya sabes, ese gas tan pistonudo
con que el Führer firmaba sus razones.

Visitó nuestra redacción un gilipolla, tal Paco, que se había empeñado en votar a Ciudadanos.

Todos, "Pero, hombre, Paco, tío, si no tienes más que dos manos". Él, nada, a lo suyo y sin bajarse del burro.

Viene Albert Rivera y en menos que canta un gallo había logrado lo que toda la redacción en bloque no había sido capaz de lograr. Decía, Paco, el gilipolla, ya sabes, decía:

"¡Con que un proyecto para España sólo lo pueden encabezar aquellos que han nacido en democracia! ¡Vamos, vamos, vamos! O sea, los sinvergüenzas menores de cuarenta, ¡a la Política a robar, que esto es Jauja! ¿Y nosotros, los mayores de cuarenta, cómo nos la vamos a apañar, so espabilao, eh? Pues, ¿sabes lo que te digo? ¿Lo sabes? ¡Que te va a votar tu padre, que según tú tiene que ser muy honrado!".

Se me ocurrió decirle: "Hombre, pues no te dediques a la Política".

Y él: "¿Y qué quieres que haga si no sirvo para nada?".

Y entre el resto de la redacción no éramos bastantes a contenerlo. Hasta espumarajos echaba por aquella boquita que Dios le había dado.

11-V-15

(soneto ridículo CCXVIII: ¡El genio!)

Todavía está en libertad
aquel gran señor don Rodrigo Rato,
genial economista, genio innato,
persona de probada probidad,
modelo de honradez, dignidad
y austera sobriedad, hombre sensato
donde los haya, afable en el trato
y de  listo y juicioso, cantidad.
Pues aún no ha pisado talego.
No ha pisado talego, te digo.
Y me huelo, mi querido amigo,
que puede tomar las de Villadiego
llevándose su talego consigo
y dándonos así su final pego.

¿Vieron con qué fina elegancia, con qué sabia competencia, con qué gracejo inimitable tocaba la campana de la Bolsa?

Pues con igual elegancia, competencia y gracejo me temo que se nos escape por culpa de unas leyes, unos pollos y unos amigotes.

Y, para mayor escarnio, me están pidiendo que les vote. Con uve. Los amigotes, digo.

Y para mayor inri, con la pasta. O talego. El genio, digo.

09-V-15

(soneto cojonero CCXVII: DICTADURAS)

Que va Susanita andando y te suelta
parándose de pronto y de repente
para que la oiga muy bien la gente,
“¡Andalucía, ay, te quiero!”, y vuelta
a seguir su camino muy resuelta
y de nuevo al momento siguiente
te suelta otra vez el excedente
de su ánima trianera y desenvuelta.
¡Ay, qué contento estoy de que quiera
a esta tierra tanto la criatura!
Aunque hay cariños, que tienen cura,
que te dejan limpia tu billetera
y las de la comunidad entera
y adoptan maneras de DICTADURA.

¡Qué suerte tenemos los andaluces! ¡Tenemos una suerte!

Treinta y cinco años de suerte.

Antes también tuvimos. Mucha. Cuarenta años.

Aunque antes no había eres ni cursos de formación ni seudo-administración paralela.

Corrupción, sí.

Sinvergüenzas, no tantos.

Enterarnos, ni pun.

Ahora sí. Y es peor. Suena a recochineo: ¡Mira! ¿Ves? ¡Trinco, pero no me pasa nada! ¿Devolver? ¡Tururú!

(soneto ubérrimo CXVI: ¡Vota a Susana! ¿Y a ti qué más te da?)

¿Pero por qué no votáis a Susana?
¡Con lo que quiere a nuestra región!
¡Ozú, cómo la quiere! ¡Un montón!
Mirad, si por ella fuese, mañana
se agarraba con toda su gana
a darles la merecida lección
a los culpables de esta situación
nuestra ¡y a zurrarles la badana!
¡Ah!, y además, le corre mucha prisa,
y no es cosa de tomar a risa,
pues si los pollos no hicieron más daños
en los ya más de treinta y cinco años
de dejarnos hasta sin la camisa,
¡dejad a Susanita y sus apaños!

¡Qué falta de responsabilidad! ¡No querer darse cuenta de que el pueblo andaluz ha hablado! ¡Ha dicho con toda claridad lo que quiere!

Como también hizo hace cuatro años. Bueno, casi cuatro años.

Y si no me creen, vuesas mercedes, vayan, vayan y pregunten a Arenas, que no me dejará mentir.

Por otra parte, es que Susana quiere mucho a Andalucía.

Como también la querían Escuredo, Borbollo, Chaves y Griñán.

Fíjense si la querían que en lugar de sentarse en la taza del váter, se empeñaron en sentarse en la poltrona santelmera, es decir, del Palacio de San Telmo.

Aquél que costó un huevo maquillarle la cara con pinturas extranjeras cuando por aquí ya pasábamos hambres a dos carrillos.

Pero, ya saben, a río revuelto ganancia de pescadores. Quiero decir: ponme donde lo haya y déjame hacer obras, que de lo demás me encargo yo.

¿Los imputados? Pues pegados a la taza del váter que ni ¡con agua hirviendo!

¡Ay, Señor, Señor, cuánto nos quieren!

 

ADVERTENCIA:

Hoy, 09-V-15, se ha cambiado esta página de inicio (HOJA DE HOY); la anterior ha quedado archivada en este enlace:

HOJAS DE AYER

en el apartado:

II) HOJAS DE AYER: TOMO 02 (desde 07-IV-12)

bajo el epígrafe:

Sobre chanchullos y otras pequeñeces (09-V-15)

Para contactar:

elindependientedigital.es@gmail.com

(Se guardará el anonimato de quien así lo exprese)

 

 
Las opiniones vertidas aquí son de la exclusiva responsabilidad del autor; los cuentos, artículos, poesías, etc., están protegidos por la Propiedad Intelectual y el Copyright, y se prohibe su reproducción total o parcial sin el permiso del autor.