DE LO QUE DIGA EL GOBIERNO, NO TE CREAS LA MITAD; LA OTRA MITAD, LA DESECHAS POR ABSURDA. DE LO QUE NO TE DIGA, ¡CRÉETELO TODO!
HOJA DE HOY HOJAS DE AYER POESÍA CUENTOS ARTÍCULOS NOVELAS
el rincón de Lili
BLOG AMIGO: LILI Y EL MUNDO

21-IX-16

(Romance LXXII: Romance de la luna lunera)

Estaban Blesa y Rodrigo
mirando luna lunera,
en vela los dos estaban
y contábanse sus penas:
“¡Ay, Dios, Rodrigo —decía
entre suspiros el Blesa—,
no es lo peor, ¡no es!,
esta tediosa espera
por dos juicios que los dos
sabemos que, consecuencias,
no van a tener ninguna
ni en trullo ni en billetera!
¡Lo peor, amigo mío,
lo peor con diferencia,
son las teles y las radios
y, además, también la prensa;
porque no puedo salir
al África a cazar fieras,
rinocerontes, leones…,
al menos una gacela!”

Rodrigo suelta su risa,
su risa cascabelera,
y de seguido razona
con razones, que son éstas:
“¡Ay, Blesa! ¡Ay, Blesa, amigo,
¿y por eso te apenas?
¡Eso no tiene importancia!
¡A mi más me desespera
otra tragedia enorme,
¡más que una tragedia griega!!
¿Has visto tú cuántos viejos
tienen dinero? ¡Y las viejas?
¡Esas tienen más aún
pero son, encima, lelas!
¡Y nosotros sin robarles
a ninguno sus pesetas!”

“Sus euros, dirás, Rodrigo;
robamos euros, puñeta,
que sacarlos es más fácil
desde España hacia afuera”

“¡Bien, pues robarles sus euros
con algunas triquiñuelas,
llamémoslas preferentes
o como quiera que sea!
¡Dejarles a todos ellos
en pelotas y a dos velas!
¡Y nosotros con las bolsas
más preñadas que conejas
de eso que tú llamas euros
pero que yo llamo pelas!”

Así siguen con sus cuitas
estos dos pillos o perlas,
la luna los contemplaba
con su sorna sandunguera.

Blesa devuelve cerca de medio millón de euros de las 'black'. Como lo han pillado con el carrito de los helados, devuelve lo trincado y espera la benevolencia del juez.

A mi entender esto equivale a que el mismo inculpado reconoce que se había apropiado indebidamente de lo ajeno.

Pues, Señoría, en mi tierra, a quien se apropia de lo ajeno lo llaman ladrón. Y si lo devuelve quiere decir que si no lo hubiesen pillado se habría quedado con la tela.

Y no han sido 1.000 euros los malversados: ha sido ¡medio millón! Lo cual, en la actual coyuntura, debería equivaler a una larguiiiiiiiiiiiiiiiiiísima temporada cazando piojos en el trullo.

Pero, claro, nuestras Leyes ya se sabe cómo son. Y los amigotes del pollo, también.

19-IX-16

(Soneto ubérrimo CXCVIII: ¡El robo de los 741 millones!)

Los pollos se van a ir de rositas;
lo justito para callar las bocas;
estos caras más duras que las rocas
se nos van con la bolsa y sus risitas
a vivir como ricos sibaritas
y disfrutar de tan lindas bicocas,
a gastar las pelas, que no son pocas,
que trincaron con ávidas uñitas.
Y nosotros, con cara de tontucios,
venga a votarles una y otra vez
a pesar de tanta desfachatez
porque somos más rucios que los rucios,
pagando con tozuda insensatez
robos tan desmadrados como sucios.

En mi opinión, de los dos principales acusados, el que se va a ir con un esonosehacenene es el más culpable, el que urdió la trama, el que la puso en práctica y la desarrolló. El otro se limitó a seguir la ruta marcada; y seis años por cuatrocientos millones de euros me parece una burla cruel a todo el proletariado andaluz, español y mundial.

En segundo lugar, los cómplices. Si la cabeza sale tan bien parada, ¿qué van a hacer con el culo?, ¿ponerles una medalla?, ¿recompensarles por los servicios trincados?, ¿concederles una pensión?

Por otra parte, creo que todos sabían lo que estaba pasando: desviar dinero público hacia bolsillos agradecidos, cuando no los propios, a cambio del voto fiel y pancista para eternizarse en el poder. Y si era del dominio público, es tomarnos por más tontos de lo que somos intentar hacernos creer que "Yo no sabía nada", siendo, como eras, un altísimo cargo en el sistema.

Además, la obstrucción a la acción de la Justicia ha sido más que evidente ¡y no se ha hecho nada! Al revés, se han jugado toga y pellejo quienes han osado enfrentarse al sistema.

De los sindicatos, UGT y CCOO, ni hablo.

De la vergüenza legal que es el poder encontrarte por la calle con un Guerrero, un Lanzas o un Antonio Fernández, tampoco.

18-IX-16

(Soneto ubérrimo CXCVII: ¡El robo de los 741 millones de euros!)

Según Chaves nos dijo en su día,
lo de los eres no tiene importancia,
es cuestión sin ninguna relevancia,
una nonada, mera nadería;
porque es absurdo, en Andalucía,
pensar que hay falta de vigilancia:
eso lo dice desde la ignorancia
la gente ruin que nos tiene manía.
Bueno. Pues los cuatro o cinco golfantes
ya tienen puestos nombres y apellidos:
¡son más de trescientos; y están metidos
la flor y nata, los más importantes
de la Junta, tanto de los de antes
como de los que siguen en sus nidos!

¡Ya, ya, cosa de cuatro o cinco golfos! Y quien tal dijo, lo es: presunto, pero golfo. ¡El robo más grande de la breve historia de nuestra democracia: 741 millones de euros, que otras fuentes suben hasta los 1.400! El caso Bárcenas, por ejemplo, con todo su estruendo y algazara, no alcanza tales cifras dignas del clan Gil-Roca-Cachuli. Claro es que aún queda el caso de los Cursos de Formación, curiosamente en la misma comunidad y con el mismo partido: el de los 100 años de honradez, pero..., desde que entraron Isidoro y el Guerra, ¡ni un segundo más!

Según he leído en El Mundo de hoy, estos golfantes mintieron y robaron a 120.000 trabajadores en situaciones de verdadera angustia; forzaron leyes a su antojo y conveniencia y se enriquecieron personalmente.

¡Y la presidenta de la Junta, nuestra presidenta, aún los defiende!

Claro: ella misma fue Consejera de Presidencia e Igualdad de la Junta entre 2012/13 con José Antonio Griñán, para quien el fiscal pide penas de cárcel amén de otras finuras y minucias.

Por supuesto, nuestra presidenta no se enteró de nada de lo que pasaba. De nada. Como el Tieso tampoco sabía nada de los cursos de formación. Nada de nada.

¡Y eso que lograron quitarse en encima a la excelentísima señora doña Mercedes Alaya, gloria y prez de la mujer andaluza!

¡Y cómo la echamos de menos, ilustre señora!

A doña Mercedes me refiero, por supuesto.

17-IX-16

(Romance LXXI: Romance del ladrón al sol)

Soplando la Muerte estaba
al pobre por el cogote,
¡al pobrecito Cachuli!,
Julián que tiene por nombre;
apenas podía dar
un paso, el pobre hombre;
la su cara, demacrada;
el pecho, hundido y deforme;
su pellejo, amarillo,
por algunas partes, ocre;
la voz, sin salir del pecho:
su aliento débil y dócil,
para mí que no tenía
ni corazón ni pulmones.
Ni, tampoco, aquello otro
que dio tantísimo goce
a la viudita de España,
a la novia de la Cope,
a la imagen de Marbella,
¡la gran actriz del folclore!
Al ver tan triste figura
el corazón se le encoge
al juez que tiene delante
tan lamentable fantoche;
Su Señoría bien sabe,
lo sabe pues no es zote,
que Julián no ha devuelto
nada del trincado importe,
un dineral que se eleva
a muchísimos millones,
y que dejó a Marbella
en el mismísimo borde
de la hecatombe total,
la ruina, ¡el despiporren!;
pero…, a saber por qué,
libre lo deja a la postre.
¡Ya salió el gran Cachuli!
¡Libre está! Con un reproche
o reprimenda del juez
que Julián apenas oye:
pues sueña en su tesoro
¡que intacto tiene su importe!,
y va a poder disfrutar
porque hay muchos cipotes
para quienes las condenas
les importan un pitote.
¡Coño, si está en la playa
este as de los ladrones,
disfrutando novia nueva,
en vez de tras los barrotes
en tanto que no devuelva
lo que robó! ¡Más el doble
en concepto de intereses
para que otros bribones
aprendan y se lo piensen
si es que piensan en el bote
meter sus uñas bribonas,
tal que el Cachuli (de mote)!;
que debió cascar en trullo
y no metiéndonos goles.

¿Se acuerdan de Roldán? Sí, hombre, sí, el que nos desplumó el tiempos del Isidoro. El Director General de la Guardia Civil. ¡Ah, ya caen! Bueno, pues está libre como el Cachuli y nosotros seguimos sin recuperar ¡más de 10 millones de euros!

¿Y de los eres, cuánto se ha recuperado? Pues por ahí andan los que todos sabemos han sido sus urdidores y beneficiarios.

¿Y de los cursos de formación? Idem de idem.

¿Y Emarsa? ¿Y Fabra? ¿Y la Castedo alicantina? Pues lo mismo de lo mismo.

Y del pujolerío, ¿qué me dicen?

¡Ah, ya! ¡Llevan razón! ¡Menos mal que estamos en un Estado de Derecho, que si no...!

15-IX-16

(Soneto ubérrimo CXCVI: Exdirectivos de cajas de ahorros)

Corren igual que ratas asustadas,
huyen a cuatro patas, los jodidos,
pero todos ellos ricos podridos
con la pasta de las cajas robadas.
Los jueces, a sus sinvergonzonadas,
puesto que son así de comedidos,
califican de cobros indebidos,
¡al robo de evidentes millonadas!
con las que estos directivos canallas
contratan a abogados eminentes
que no tardan en sacar a sus clientes
libres, pues las leyes son antiguallas.
¡Sólo falta que les pongan medallas
por robar el dinero de las gentes!

El Tribunal Supremo ratifica las condenas de dos años de cárcel a cinco exdirectivos de Novacaixagalicia; los pollos se habían autoadjudicado ilegalmente indemnizaciones por prejubilaciones y otros conceptos por un total de 22 millones de euros. Ah, y les rebaja la cantidad a devolver que había fijado en octubre la Audiencia Nacional, o sea, no van a entrar en la cárcel y, ¡a disfrutar la diferencia!

Se encuentran en situación similar y han recibido trato tan benevolente, los exdirectivos de Caixa Penedès (jubilacioncitas de 31 millones de euros). Los de la Caja Castilla-La Mancha, 9.000 millones de dinero público para tapar un agujerillo cavado por aquel socialistillo impresentable, el del "¡Míreme a la cara, de frente!" cuando lo de Mariano Rubio. Ah, pero, eso sí, se les ha impuesto una multa ¡de 29.970 euros! Y algunos de la CAM.

Por ahora.

A todo esto, las cifras reales del rescate bancario no terminan de estabilizarse; saltan de 61.000 millones a 107.000 millones y a más de 200.000 millones. Que están saliendo del sudor y los sufrimientos del españolito de a pie, de su bolsillo.

Lo recuperado por el Estado sí está más definido: menos del 5%. Dicen.

¿Dónde está el resto?

¡Y venga sinvergüenzas a la calle!

Políticos y expolíticos de alta alcurnia bastantes de ellos. Disfrutando todos de lujos, prebendas, aforamientos y jubilaciones doradas. ¡Bonita forma de luchar contra la corrupción!

Nosotros, venga a chuparnos el dedo. Y es que conviene tener amigos hasta en el Congreso.

11-IX-16

(Romance LXX: Lo trincado no se quita)

Sitiada en el Senado
está la brava doncella
y por mucho que la acosen
no hay mozo que la venza
ni hacen que el bello rostro
las lágrimas humedezcan,
¡que ella es Rita la Brava
y la flor es de Valencia!
Muy duras palabras tienen
los muy bellacos con ella;
pero ella sigue como
si con ella nada fuera:
¡Ladrona!”, le gritan unos;
¡Sinvergüenza! ¡Mala bestia!
chillan a grito pelado
otros con mala conciencia,
los ojos desorbitados;
y les siguen más lindezas
que son, seguro, pecado
y unas muy grandes ofensas.
¡Qué mujer tan brava es!
¡Qué apostura serena!
¡Qué lujoso bolso luce
al lado, la buena pieza!
Que, por fin, decide hablar,
la voz ronca, carraspea,
mas se ve que, por la furia,
sigue pelín cazallera:
¡Malnacidos! ¡Malandrines!
¡Gente de baja ralea
sabed que soy aforada!
¡Y que no soy la primera
que por no pisar el trullo
la meten en una iglesia!
Me precedieron Griñán
y también Manuel Cabeza
y tantos y tantos otros,
pues sitios hay, que quien viera
pensaría estar viendo
de Alí Babá las cuevas.
¡Yo soy la Rita de España!,
no una Rita cualquiera:
amigota del Curita;
del Gran Capitán las cuentas
consejera y asesora
y al que libró de condena;
y que, como receptora
de la pastorra pepera
doy a Bárcenas y Rato,
no dos, ¡sino dos mil vueltas!

Una vez dicho lo cual
se sacude la melena
con tan digno señorío
que a una infanta recuerda.
Mariano, desde palacio,
aplaude que se las pela;
y a un rey que estaba cazando
corinas con su escopeta,
de la risa que le dio,
se escoñó la otra cadera.

Están echando mano de nuestro sudor, de nuestros ahorros, de nuestros impuestos, de nuestras pensiones, del futuro de nuestros hijos. Pero los señores no se recortan los lujos, prebendas y beneficios que se han autoconcedido. Ni hacen unas leyes que protejan al honrado, al españolito de a pie, y no al ladrón o al criminal.

Los aforamientos pudieron tener (?) algún tipo de justificación en siglos pasados. Hoy no. Por lo menos en el uso que se está haciendo de ellos: para proteger al político que delinque.

Y que, normalmente, se forra.

Luego lo echan y:

¡Ay, mi Rita, ay, mi Rita: lo trincado no se quita!

Pues dense prisa con los abueletes, o sea, el Manolo, el José Antonio, el honorable Jorge, el Rodrigo, el Miguel, etc., etc., etc., porque de aquí a nada han cascado y ¡que les echen un galgo a las pelas que afanaron!

08-IX-16

(Soneto ubérrimo CXCV: La pela es la pela)

Proclaman que la pela es la pela.
Sí, a los catalanes me refiero;
pero, los jodidos, nuestro dinero
tiran y derrochan que ¡vaya tela!
La pasta por allí no corre, ¡vuela!
desde uno a otro bandolero
llenando siempre algún billetero
en medio de alguna corruptela.
Estos señores, con las embajadas,
la gallina de los huevos de oro
han encontrado, un rico tesoro:
creándolas están a carretadas.
Nosotros, ¡venga a pasarlas moradas
y, mientras, ellos trincan sin decoro!

Los catalanes se pasan la cuestión del idioma por el forro; el Gobierno, amaga y les dice que eso no se hace. Crean un Consejo Asesor para la Transición; el Gobierno asegura que tomará medidas. Se lían la manta a la cabeza y se ponen a redactar una Constitución; el Gobierno anuncia que tomará todas las medidas legales. Se empeñan en internacionalizar el proceso; el Gobierno les dice que no pueden y que no sigan por ese camino o hará uso de las medidas.

Se lían a crear embajadas por medio mundo, cada una de las cuales cuesta un pico y parte del otro; el Gobierno reitera que va a hacer uso todas las medidas legales y etc., etc., etc.

Las medidas legales son recurrir al Tribunal Constucional. Como ellos se toman el Constitucional por el pito del sereno, ni caso.

¿Por qué no han entalegado ya a Mas, los Pujol y al resto del la banda del 3%?

¿Por que no ha suspendido la autonomía y ha tomado las riendas él?

Muy sencillo: se esta siguiendo el método Mariano, el hijo del juez.

Y así nos va, señores míos de mi alma. Por todo ello, y por mucho más: Mariano, sobre. Perdón: sobra.

Y el ridículo heredero del Zapatero de la nefasta memoria, más.

05-IX-16

(Soneto ubérrimo CXCIV: ¡Aquí sobran Mariano y Pedro!)

¡No te entiendo! ¡No te entiendo, Mariano!
¡Pues no tienes a Rato, majadero?
¡Miente tan bien que parece sincero!
¡Y tiene mucho más larga la mano!
Su currículo es bravo y galano
y es pollo que trinca con tal esmero
como pocos en el mundo entero
ya que presidió Bankia y no en vano.
¡Y tú vas y nombras a ese Soria
que ni sabe mentir, el pobrecito;
que si trinca, es solo un pellizquito
y ni en sobres, según cuenta la Historia!
¡Anda, ve y da a Rato el puestecito
como guinda a su digna trayectoria!

Además, Rato es también panameño; más que Soria, fíjate..., bueno, casi más.

Por otra parte, ¡así tendrá el pueblo español una idea más exacta, si cabe, de cómo, cuánto y lo bien que estás luchando contra la corrupción política! Y que has luchado todos estos años: con uñas y sobres.

¡Y que luego no venga el secretario general del partido ese que enriqueció a Guerrero, Lanzas, Gasparillo, don Manolo, los Borbollos y a tantos y tantos otros y te diga que no eres decente!

¡Tú!

¿Tú! ¡Que ni siquiera has sido consejero de la Asamblea de Caja Madrid entre los años 2004/2009! O sea, los años en los que Blesa y sus cuates colocaban alegremente las preferentes entre los viejitos que, por no saber, ni siquiera eran doctores en ciencias económicas y empresariales y que, por no tener, no tenían ni un triste máster posgrado. En Economía, claro.

03-IX-16

(Romance LXIX: Consejos para pillos)

¿Ven ustedes cómo sí?
¡Si es que son todos iguales:
cuando cogen un carguillo,
nuestro dinero a mares
derrochan! ¡A manos llenas!
¡Y funden los capitales,
comprándose palacetes
al estilo de Pedralbes!
Amén, claro, de cochazos,
comilonas, lujos tales
que no están al alcance
del común de los mortales.
Hoy una socialistísima
que en Palma tiene sus lares
resulta que nos mintió
(si es que estoy en mis cabales)
al decir que nada había
que nos la relacionase
con un rico palacete
por el que te dan la llave
si vas con unos millones
de euritos por delante:
¿de dónde sacó tal pasta?,
se preguntaban bastantes.
¡Negar! Sí, señor, es siempre
lo primero que se hace
cuando te pillan trincando
o mandando dinerales
a las cuentas que ocultas
en paraísos fiscales.
Lo segundo es buscar
coleguillas que en tal trance
te ayuden (por si a ellos
les han de ayudar más tarde).
Es también muy necesario
no indisponerte con nadie,
lo que sí hicieron Cachuli,
Roca, Gil y otros zagales
que purgaron en la trena
dichas conflictividades;
mejor, saber lo que otros
harán, han hecho o hacen:
te ayudarán mejor
no vaya a ser que tú largues.
Cuida mucho tu apostura
y sigue llevando trajes,
trajes caros, a medida,
como los que usabas antes
de que El Mundo puñetero
la puta liebre saltase.
Mira al Gaspar, al Griñán,
mira al Matas o al Chaves
y a tantos y tantos otros
que no son malos chavales
sino sólo embusteros
y trincones nada fiables;
tal como son los Pujoles
y sus honorables padres.
Y, mira, toditos ellos
están más libres que el aire,
más ricos que el Aga-Khan
y con prestigio y en auge.
Y lo mismo el Guerrero
o el Lanzas, tú ya sabes,
el que pa’asar una vaca
tiene pasta y tiene madre.

Anda, Pedrito, y no presumas tanto. ¿Quién era consejero general de Caja Madrid en las sesiones aquellas en que se instauraron las preferentes?

¿Quién defendió los intereses de los pobres ahorradores que allí perdieron hasta la camisa descamisada?

Pues nadie de aquel Consejo está en el talego. Y debería estar el Consejo entero. Del primero al último. Y si alguno de ellos era economista de profesión, pues el primero detrás de Blesa.

Lean, lean el artículo de El Confidencial; no tiene desperdicio. Enlace:

http://www.elconfidencial.com/espana/2014-07-11/sanchez-participo-en-la-asamblea-de-la-caja-que-autorizo-la-mayor-emision-de-preferentes_160324/

¡Dios Santo, no se salva ni uno!

17-VII-16

(Soneto ubérrimo CXCIII: Las leyes siguen igual)

¡Qué suerte más grande tiene el Pujol:
con más fama que el mismo Tempranillo,
bien rebosantes cartera y bolsillo,
¡y aún gozando de la luz del sol!!
El Jorgito digo, no el Oriol*;
y el uñas joven, no el viejecillo*
cabeza del tres por ciento y tan pillo
que al Felipe** metió más de un gol.
Pues este jovencito, que es su hijito,
de i-te-úves por un tubo trincó,
en Croacia la pasta blanqueó
y en medio mundo tiene dinerito,
tela que no declara el niñito
¡mas nadie en el talego le metió!

*¡que también!
**alias el Isidoro, ya saben

Aquí pierden la moral hasta los del Alcoyano: nuestras leyes siguen igual.

Les pongo un ejemplo: Banca Catalana, o sea, el poder judicial subyugado al político de turno.

Les pongo otro: un pollo roba, no diré una gallina sino a la de los huevos de oro; en lugar de entalegarlo debidamente y que no vea la luz del sol hasta que esté más blanco que la leche, pues, no, señor: me lo dejan en libertad para que ponga a la gallinita en cuestión tan a buen recaudo que no demos jamás con ella; y como, encima, los delitos prescriben, pues miel sobre hojuelas.

Todo esto, como es lógico, presunto y eso.

Ahora bien, no se te ocurra robar mil eurillos para dar de comer a tus hijos: eso no tiene aforamiento.

12-VII-16

(Romance LXVIII: SENATUS)

Del Senatus van haciendo
cueva de Alí Babá,
ocupando sus poltronas
lo más bribón del lugar;
aposentáronse en ellas,
por ejemplo, el Gruñán,
el gran cabezón del Chavus
y, también, la Barberá,
y a poco que ustedes hurguen
seguro que hallarán
ejemplos que esto que digo
lo vienen a confirmar.
¿Para qué sirve el Senatus?
Como refugio y hogar
para aquellos que la Ley
se empeña en encerrar
y allá aguardan que prescriba
el robo o el desmán
y poder gozar por fin
tu tela en libertad.
Además de para esto
sirve para algo más:
las viejas glorias que sufren
cese generacional
se encuentran con una mano
delante y otra detrás,
inútiles como son
para ganarse su pan
con el sudor de su frente
o su laboriosidad;
¡y se ponen como locos
a procurar con afán
que los incluyan en listas
y en el Senatus entrar!
Lamen para ello culos
y también se dejan dar,
tragan sapos y culebras
con tal de en ellas estar;
luego, si son elegidos,
¡a rascarse y a cobrar,
rascarse sus partecillas
y cobrar un dineral,
que la vida son dos días
que lo mejor es pasar
roncando en un Senatus
que te pagan los demás!
Pero por si fuera poco
locura tan sin igual,
no tenemos solo uno:
¡gozamos de cantidad:
una panda de cobrantes
por cada comunidad!;
que como antes la Iglesia
les encanta utilizar
la palabrería hueca,
rara, sobrenatural
que pareciendo que tratan
lo más serio y esencial
la verdad es, pura y simple,
¡que no dicen de !

Hay que predicar con el ejemplo: que la Administración prescinda de aquellos gastos inútiles que tanto gravan nuestros presupuestos y nos exponen a multas y recaídas.

Por cada sacrificio impuesto al ciudadanito de a pie, sacrificios de verdad, ¿eh?, ¿cuántos están autoinfligiéndose los altos cargos del Gobierno? ¿Se ha tratado con el mismo rasero al Rata o al Amigo, a los Pujolitos o a los encursados por fraude?

En lugar de tanto reformar la Constitución, ¡aplíquese con todo rigor, sin miedo! Y caso de reformar algo, ¡las Leyes! Para que no sean tan proteccionistas y sí más moralmente justas.

08-VII-16

(Romance LXVII: De eres y cursos)

Susanita, Susanita,
tu maromo es un sabio,
es un sabio de verdad,
es un sabio de catálogo,
Para empezar, su maroma
es presidenta de algo,
una panda de rapaces
que afanó a destajo
esos recursos que Europa
le proporciona al Estado
para que mitigue en parte
las consecuencias del paro;
pero, mire usted por dónde,
el sabio de entre los sabios
daba cursillos a mantas
sin título y sin reparos...
y al acabar…, por la noche,
pues… ¡a repartir halagos,
tieso, como le exigías,
tieso como tieso nabo!
Tú, contenta, repartiendo
eres a siniestro lado
porque al séptimo cielo
te había transportado
y te hacían sentir
como la reina del mambo.
Esos bagajes que llevas,
y que pesan tanto, tanto,
me hacen que te suplique
que a otro cedas paso;
a otro cuyas alforjas
estén de cabo a rabo
limpias de polvo, de paja,
eres, cursos a parados
y esas miserias humanas
que tanto han mosqueado
a quienes de buena fe
sus votos os entregaron.
Y una cosa que indicar,
una chispita, un algo:
¡Ay, Señor, qué decepción,
señores de Ciudadanos!

Te están llevando al huerto, Riverita: estos sureres tienen el colmillo retorcido y, tú, los dientes de leche.

06-VII-16

(Romance LXVI: Sobre las pensiones)

Tienen sus ojitos puestos
en las menguadas pensiones;
pensando están rebajarlas
un diez por ciento, señores.
¡Calla…!, se oye una voz,
el Billetero propone:
“¿Tan poco? ¿Sólo el diez?
¡Mucho mejor el catorce!”
Er Rejoncito, el nene
abre su piquito entonces,
resabidillo y enclenque
les sugiere sotto voce:
“Se las quitamos del todo,
se mueren porque no comen;
y así tendremos nosotros
para dar a troche y moche:
a sindicatos, colegas
y también, con lo que sobre,
todos becarnos podemos,
¡nos becaremos a tope!,
y no bequitas de risa,
¡qué va, ¡pedazos becones
de los de millón al mes
con lo cual trincamos doce
cada curso, sin rascarnos
ni el forro de los calzones!”
A Pablo, que ha oído,
el corazón se le encoge
y las lágrimas asoman
de sus ojos por el borde:
“Ay, Er Rejoncito, vida,
el escucharte es un goce!
¡Que mente tan prodigiosa!
¡Es que eres el despiporren!
Tsipras les quitó el treinta,
que es nada más que un recorte;
¡nosotros lo que haremos
será darles pasaporte!
Al fin y al cabo, ¿sabéis
que fue Franco el cipote
que desarrolló aquí
un derroche tan enorme?
En cambio nuestro Caudillo
Hugo Chávez, nuestro profe,
no quiso ni oír hablar
de un tema de tanto coste”.
“¡Es como dice este picha
y también el Romanones:
alcanzamos la victoria,
tan sólo los vencedores;
y por si sí, por si no,
a la mierda las pensiones!
Y, nosotros, maletines,
¡a cambiar por maletones!”
Todos aclaman “¡Amén!”
a los mandatos del dómine.
Termina el bienestar;
empezaron los dolores.

Ya firmemente asentados en La Casta, absolutamente destapados y a cara descubierta, no se recatan en proclamar su admiración por la Dictadura. Desde aquí, en nuestro afán por ayudarles, lanzamos la idea de un NO-DO-MORA-DO y la de una Fiesta Nacional nueva, por ejemplo, el 11M; ¿ se imaginan?, todos con los melones, el tintorro, los bocatas, los nenes y las tiendas de campaña en todas y cada una de las plazas de villas, pueblos y ciudades.

¡Ay, sólo de pensarlo se me hace la boca agua bendita!

(Soneto ubérrimo CXCI: ¡Defensores a gogó!)

Ya se nos marcha un fiscal puñetero,
un súbdito ejemplar y obediente
que ha hecho comulgar a la gente
con las ruedas y el molino entero;
abogado defensor con esmero
de una infanta ratera y delincuente
esposa de un tontucio repelente
que ha trincado un pastón de dinero.
Debatió de forma tan entusiasta
que le han dado un gran montón de pasta
y ya puede dejar la profesión
que dañó de manera tan nefasta;
mas, indeleble, en su escudo, un baldón
mostrará, del bribón, su condición.

Mire usted, señor mío:

1) si yo me compro un Rolex de cartón piedra, mi mujer no para hasta saber de dónde ha salido hasta la útima perra involucrada en la adquisición; ya no digo nada si se trata de un palacete en el centro de la beautiful people;

2) y mi señora no es licenciada en Ciencias Políticas con un máster en Relaciones Internacionales, así como directora del Área Social de cierta Fundación del ámbito bancario; ¡qué va!, ella es tan sólo Técnica Especialista en Economía Familiar con Conocimientos Categóricos sobre la Etiología y Características de la Procedencia de la Tela Hogareña;

3) por último, la experiencia me ha hecho ver que muy pocas personas dan puntada sin hilo. Hasta los fiscales a veces lo hacen. Algunos, incluso con hilo de oro sobre fondo de azur.

 

CERRADO POR INVENTARIO DURANTE EL TIEMPO QUE DURE EL MISMO, QUE SERÁ POCO

 

26-VI-16

(Soneto ubérrimo CXCI: Referendos a gogó)

Nunca han dejado de tirar chinitas
al engranaje de la maquinita
quizá para sacar la ventajita,
quizá por tocarnos las pelotitas.
Y siempre se han ido de rositas
después de joder bien la marranita,
la sonrisa a media sonrisita,
llevándose favores y perritas.
Y ahora este Zapatero inglés
convoca un referendo innecesario
que le sale al memo del revés;
da pie al irlandés y al escocés;
y un reino más o menos unitario
se puede romper en un dos por tres.

¿Hay quién dé más?... Bueno, sí: ése en el que todos estamos pensando y que anda ahora moratineando nuestros dineros por esos países del Caribe, pasándoselo en grande y haciendo reír al más Maduro.

No. Esta vez el figura es inglés de los de casta, de pura cepa, vamos: gobierna su país con toda la comodidad del mundo; va y decreta un referendo que no le piden; hace campaña por quedarse; prefiere el exit y vota en contra del mismo; pierde; a continuación sus cataluñillas particulares ya le están pidiendo respectivos referendos para hacer trizas a la pérfida Albión. Para colmo, ha organizado tal cacao que están los aprovechados de medio mundo, o sea, los gobernantes, que se los llevan los demonios.

Me han comentado que entre ellos se insultan diciéndose unos a otros "eres más tonto que un Cameron", sin especificar quién pueda ser el tal Cameron.

Por cierto, el espabilado ya ha anunciado su dimisión. De aquí a nada, por el Caribe. Haciendo reír al Maduro.

23-VI-16

(Soneto ubérrimo CXC: ¿Y esa tela no declara o qué?)

Vamos a votar de presidente
a un listo que dice que Zapatero
es el presi mejor y más sincero
de esta nuestra democracia naciente.
¡Ay, cuán presto se olvida la gente
de cómo tiraba nuestro dinero
en chorradas por el mundo entero
necio tan rematado y evidente!
También admira a Chávez, el Pablito
porque pasta le dio a manos llenas
de la cual ni tan siquiera un poquito
Hacienda tuvo noticias apenas;
para colmo Irán dio otro puñadito
que fue… archivado a duras penas.

La Asamblea Nacional de Venezuela pide ayuda a España para la investigación de unos siete y pico millones de euros que el Dictador difunto (a.D.g.) dio a la fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), adscrita a PODEMOS, el partido de Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Juan Carlos Monedero, Luis Alegre y Jorge Verstrynge ya han dicho que no irán porque santa Rita, santa Rita, lo que se da no se quita.

Monsieur Montoro, monsieur Montoro, ¿qué sabe la Hacienda Española de tales trapicheos? ¿Ha pagado por tal donación el CEPS como cada hijo de vecino no rico? ¡No me diga usted que está supervisando nubes! La cual, por cierto, es la profesion ideal de otro ídolo de don Pablo Iglesias: ZP, según confesión propia en sus mejores tiempos.

¡Ah, cómo añoro aquellos años..., cada día, una nueva y mayor tontería! Y el paro por las nubes, aunque eso no lo veía el pájaro. Bobo.

19-VI-16

(Romance LXV: Ya cabalgas, Conde Mario)

¡Ya cabalgas, Conde Mario,
cabalgas en libertad
pues así lo ha querido
un juez llamado Podrás!
Las alforjas llevas llenas
de riquísimo maná,
el que cayó de Banesto
en tus uñas de rapaz;
blanco es, maná muy blanco
pues blanqueado está,
que tú, blanqueando pasta,
¡puñeta, eres un as!
Cabalgas a toda prisa,
buscando a tu hija vas
para tus muchos millones
cuidar de salvaguardar.
La moza oye el galope,
intuye que es su papá,
corre hacia la ventana,
¡ved qué contenta está:
los colores de su cara,
unos vienen, otros van,
y brilla en sus ojuelos
el brillo del vil metal!
Se baja de la montura
nuestro Conde, muy galán;
los ordenadores su hija
encendidos tiene ya,
por internet conectados
con Suiza, con Panamá,
con Liechtenstein, con Andorra
y las islas del Canal,
las Mauricio, las Bahamás
además de la de Man
que en todas tienen sus ojos
puestos con glotón afán.
Sus mentes privilegiadas
se ponen a urdir un plan:
“¡Ay, papi, me gustaría
tener tela por acá
(no tela ya blanqueada,
no: de la por blanquear),
en paraíso cercano
donde me pueda acercar
para poder ir trayéndola
sin alarmas alarmar!”
Conde embobado se queda
y resbalan por su faz
lagrimones de orgullo
en profusa cantidad:
“¡Hijita de mis entrañas
—dice cuando puede hablar—
pon la pasta donde quieras,
pues no faltaría más,
que, gracias a tus consejos,
del trincado capital
no olió la Hacienda de España
ni el más mínimo real!
Y por mucho que las cosas
se tuerzan y pongan mal,
de ese modo, hija, siempre
¡nos quedará Gibraltar!”

Ayer tarde en el metro iban dos viejos comentando que la editorial "Vamos a Ello" tiene en proyecto la publicación de un "Manual práctico para malhechores de alto copete" cuyo primer capítulo se titula, si no oí mal, "El blanqueo controlado: familiares y testaferros"; el segundo, según me pareció entender, "Cómo acojonar al juez a base de gritos: técnicas y ejemplos"; el tercero, susurraron con extrema discreción, versa sobre "Puestos a untar, mejor al juez que al fiscal"; el cuarto, al decir de los viejos de marras, incorpora una serie de consejos operativos que abordan "La importancia de la elección del abogado defensor: paga lo mejor"; la quinta, y última parte, comentaba uno al otro, es una extensa disertación final sobre "Igualdad ante las Leyes y otras coñas marineras". El autor es un afamado aristócrata muy dado a la literatura y conocedor profundo del tema, decían sin parar. Un Conde, me pareció que especificaban.

¡Ay, Dios, hasta donde ha llegado la aristocracia en este país!

No obstante, elindependientedigital.es quiere hacer pública su total desvinculación de esta noticia y reafirmarse en su conocida defensa de la Justicia ejemplar que se imparte en este nuestro Estado de Derecho y Bienestar.

15-VI-16

(Soneto ubérrimo CLXXXIX: El tieso)

Si algo tieso tiene tu marido
no es el bolsillo precisamente;
al menos, es lo que dice la gente
de varón tan leído y escribido.
Suerte tienes al haber conocido
un hombre tan sabio e inteligente,
tan omnisciente y que es tan buen docente
que imparte cursos como un descosido.
Docente de primera, el zagalón;
trincante impenitente y semental,
con un pito que vale un capital
y que avala UGT de cajón
regalándole un inmenso pastón
porque se tira al ama del corral.

Susanita dijo que estaba tieso;
no obstante, este tieso está muy vivo
y trincó lo que no es de recibo
porque alguien le dio libre acceso
a la despensa donde el rico queso
aguarda a que cualquier desaprensivo
urda un paripé remunerativo
cual rata con propósito avieso.
Cien veces nos desplumó esta rata.
Presunta, pero rata, por supuesto.
Hay gente que no tiene ni lo puesto,
mas esta rata tiene una niñata;
niñata que presume de sociata
pero que es, para mí, todo lo opuesto.

11-VI-16

(El baúl XXXVIII: Conde chilla al juez)

¡Doctor Honoris Causa, dice usted?
¡Y qué universidad fue tan idiota
como para nombrar a tal carota
tan honorable título y merced?

En negrita, el conde Mario a grito pelado; en cursiva, el pobre juez:

“¡Yo le voy a demostrar, sí, señor…”
“¡Señoría, dígame Señoría!”
“¡No me distraiga con tal tontería!”
“¡En todo tribunal es de rigor
usar tales fórmulas de honor!
¡Al juez se le trata con cortesía!”
“¡…de dónde procede la fruslería
de los trece millones: ¡un error!!”
“¿Un error? ¿Un error?¿Y qué error es?”
“¡Los millones ni son trece ni tres!
¡Parece que no sabéis ni contar!
¡Son catorce, que viene a concordar
con los que faltan por recuperar
del total afanado, veintitrés!

10-VI-16

(Soneto ubérrimo CLXXXVIII: ZP, segunda parte)

Estábamos sacando la cabeza,
empezando a remontar un poco,
mas el pueblo, que es tonto y está loco,
nos puede hundir con toda su fiereza:
¿No recuerdan aquella buena pieza
que con solo nombrarlo me sofoco,
que aún me asusta más que el coco
con sus cejas de singular belleza?
Aprendiz es al lado del Coleta,
el virrey de Venezuela y de Irán,
de la fiesta taurina el gran fan,
dictador de botijo y pandereta,
doctor en dientes, mínimo chuleta,
hacedor de su universo patán.

Recemos, hermanos, a todos los santos de nuestro oscarizado y clericalísimo Almodóvar para que el Coleta se arrepienta y retire su candidatura y, ya puestos, convenza a su parroquia que vote a Guindos o a Rivera por aquello de que más vale lo malo conocido que lo pésimo por conocer. El rezo conviene hacerlo a las doce menos cuarto de la noche y en ayunas, para irse acostumbrando por si no da resultado.

09-VI-16

(Soneto ubérrimo CLXXXVII: PODEMOS)

Con aquel dineral de Venezuela,
junto con lo trincado en Irán
y algunas fuentes más que ellos sabrán,
se han hecho con un montón de tela.
España es país que no recela;
mas está harta de tanto patán,
tanto ladrón, bribón y perillán
que nos han dejado sin una pela.
Y, claro, vienen como salvadores,
disfrazados con pieles de cordero.
¡Pues en un santiamén estos señores
se habrán hecho con nuestro dinero,
serán nuestros temidos opresores
y tendremos un dictador trilero!

Si el asesoramiento de estos pollos ha liado en Venezuela la que ha liado, imagínense de lo que serían capaces en España.

¡Que el Dios de los ateos nos coja confesados!

Amén.

06-VI-16

(Soneto ubérrimo CLXXXVI: Pedro, Blesa, las preferentes y más)

Está el pobre hombre como loco:
el Coletas le pisa los talones
y una mileurista (¡por los cojones!*)
le acecha como si fuese el coco;
claro, pilla sofoco tras sofoco
porque hay, además, ciertos barones
que gozan con ponerle tropezones
siempre que les enfoca cualquier foco.
¡Ay, pobre Pedro! ¡Vida regalada
la que tenías como consejero
con Blesa en su época dorada:
aquella hipotequita rebajada,
el televisorcito torticero…,
¡y todo por tu voto sandunguero!!

*con perdón

En un viaje que hizo acompañado por cierto sudofracaso televisivo, nuestro pobre Pedro aseguró que no se había llevado de la caja ni un euro. Bueno. Consulten ustedes, consulten:

http://espiaenelcongreso.com/2014/09/23/regalos-y-el-dinero-que-blesa-entrego-a-pedro-sanchez/
http://www.elconfidencial.com/espana/2014-07-11/sanchez-participo-en-la-asamblea-de-la-caja-que-autorizo-la-mayor-emision-de-preferentes_160324/
http://www.elmundo.es/economia/2014/10/13/543c361122601d34498b4589.html
http://espiaenelcongreso.com/2014/09/23/pedro-sanchez-fue-advertido-por-ausbanc/
http://www.eldiario.es/politica/Caja-Madrid-bonifico-Pedro-Sanchez_0_313219363.html

Etc., etc., etc.

Por cierto, ¿donde está Blesa?, ¿aún en libertad?, ¿de cervecillas con Rato?, ¿con Pepemari?, ¿departiendo de alta política?

¡Ay, Dios, qué preguntas tengo!

02-VI-16

(Soneto ubérrimo CLXXXV: Dos golfos al banquillo)

De cuatro o cinco golfos, nos dijeron
que era cosa la cosa de los eres;
razón tenían los dos bereberes
que baja del partido ya se dieron.
Pájaros son que tienen, o tuvieron,
prácticamente todos los poderes;
y dicen que si barbas pelar vieres,
los pelos de la tuya ya murieron.
¿La baja en el partido? Pues…, bueno;
pero… ¿y la pasta, dónde está la pasta?
Porque trincaron hasta decir basta,
los dos están con el bolsillo lleno.
Pero…, amigo, ¡si son de la casta!
¡Dios santo, metí la pata de pleno!

Dice Susanita que estos dos pájaros son tan honestos y honrados como su maromo, lo cual no es mucha alabanza que digamos; pero, bueno.

A mí, en cambio, la experiencia me ha mostrado que quien parte y reparte, se lleva la mejor parte. Y eso es así y no pongo la mano en el fuego ni por Juanito Guerra. Ni siquiera por Bárcenas, fíjate. Y quien dice Bárcenas dice Granados o Guerrero o el Isidoro o Pablo Iglesias o cualquiera de la los de LA CASTA.

01-VI-16

(Romance LXIV: ¡Y adiós!)

¡Ay, Hospital de la Sangre!
¡Ay, mi maromo trincón!
¡Ay, estos putos peperos!
¡Ay, qué sofoco, por Dios!
¡Menos mal que yo la cara
la tengo de hormigón;
pero con todo y con eso
pasé el séptimo dolor!
¡Menos mal que los de enfrente
tienen repleto el cajón
de marrón chocolatero,
tanto o más que los Pujol!
Por eso y solo por eso
les pude dar una coz
en mitad de los jocicos
que pa ellos se quedó.
Que precisamente estamos
en vías de revisión
de todos los expedientes
de cursos de formación;
lo que pasa es que tarda
en llegar la prescripción
del delito y es por eso
el motivo o la razón
de la falta de premura;
mas no por ningún temor.
Y con esto dicho queda
todo y yo me voy en pos
de quienes me precedieron.
Muy buenas tardes y adiós.

Yo no digo nada porque luego todo se sabe.

31-V-16

(Romance LXIII: El gran paripé)

Parlamento Andaluz,
do juran los de la casta.
Hoy están los diputados
que se les cae la baba;
tiemblan de la emoción,
las lágrimas se derraman,
llevan sus mejores ropas
y, algunos, ¡hasta corbata!:
dos de sus expresidentes
en la comisión declaran
por una bagatelilla,
tres mil millones de nada
de los fondos a parados,
esos que Europa regala.
Primero entra Manolo:
¡qué galanura!, ¡qué cara!,
¡qué distinción!, ¡qué figura!,
¡qué arte de la palabra!,
¡ay, Dios, qué suerte tenemos
los andaluces y España
por contar entre sus hijos
con lumbrera tan tamaña!
Se sienta a la presidencia
de nuestra solemne cámara,
impasible el ademán
y la frente, despejada.
Delante, acojonados
y en disposición más baja,
los diputados que osan
preguntarle por la pasta:
esos tres mil milloncitos,
es decir, la tal nonada
que ha desaparecido
como por arte de magia.
Con toda la dignidad
de que siempre hizo gala,
Manolo va respondiendo
las dudas de la mesnada
y, cuando acaba, recibe
una ovación cerrada,
siendo de Juanma Moreno
las palmas más entusiastas;
y procurando ocultarse,
sin duda avergonzada,
doña Tere Ruiz-Sillero
que, tal vez por despistada,
puso en dificultades
a persona tan honrada,
tan digna, tan excelente,
tan honesta y tan sensata.
Ido que se fue Manolo,
entre vítores y palmas,
entra don José Antonio
que también tiene sus tablas;
poco podemos decir
de persona recatada,
humilde, en nada soberbia,
y en extremo refinada;
así que también se fue:
¡fuéronse y no pasó nada!
Burlados quedaron, pues,
los interventores, ¡anda!,
y el resto de ciudadanos
que creen en tales tontadas
como son las comisiones
de investigación llamadas,
formadas por ellos mismos.
Que son los que nos engañan.
¡Viva la Guardia Civil,
doña Mercedes Alaya,
los ocho interventores
y las personas gallardas!

"Es la tercera vez que Chaves, que ya está jubilado, comparece ante una comisión de investigación del Parlamento andaluz. La primera vez fue en 1995 por los créditos condonados por la antigua Caja Jerez a dirigentes del PSOE andaluz, entre ellos él mismo; la segunda por los ERE, en 2012, cuando dijo que se enteró de este caso «por la prensa»; y la tercera, la de ayer por el «pequeño» fraude de la formación". http://www.elmundo.es/andalucia/2016/05/30/574c9edc268e3e5e468b4651.html

"Se estaba hablando del destino de 3.100 millones de euros, cuando menos. De ocho informes de interventores denunciando irregularidades y descontrol. De una operación política que consintió que empresarios y sindicatos se financiaran con la formación. De una operación policial extensa e intensa, de centenares de detenidos. De una desvergüenza sindical sin precedentes por desviaciones de subvenciones a la formación a gastos de funcionamiento. De un procedimiento judicial en marcha con imputados a go gó. En fin, se estaba hablando de uno de los mayores escándalos de la democracia". http://www.libertaddigital.com/opinion/pedro-de-tena/el-paseillo-de-chaves-y-grinan-la-puntilla-para-la-comision-de-investigacion-79129/

Un servidor no dice nada.

¿Para qué?

29-V-16

(Soneto ubérrimo CLXXXIV: El Yonqui del Dinero pide perdón)

Ahí llega, látigo en la mano,
a expiar sus delitos Benavente,
delante de su pueblo, de la gente
a la que despojó: el pueblo llano.
Tal parece, de Cristo, el hermano;
ojos febriles de mirada ardiente,
perlada de sudor la tensa frente;
tras él, en tropel, el clamor ufano.
Suenan los latigazos. El gentío
chilla y aplaude pleno de fervor,
entusiasmado por tanto dolor.
Chilla una voz: “¿Y lo mangado, tío?”
Mas Marcos, dolido y admonitor:
“¡De eso, nada, monada, porque es mío!”

Uno de los casos más vergonzosos de la corrupción política valenciana es el de la empresa pública Imelsa, dependiente de la Diputación de Valencia. Dense una vuelta por la red y que ustedes lo disfruten.

El gerente durante siete años (que engloban los de la crisis) fue un tal Marcos Benavent (en español, Benavente de toda la vida), alias "el yonqui del dinero y la cocaína".

Se ha arrepentido. Cuando ya sentía el aliento de la Benemérita en el cogote y después de haber estado grabando conversaciones comprometedoras a todo bicho viviente prácticamente desde que asumió la dirección económica de esa entidad, el señor se ha arrepentido. Estas grabaciones son las que le han permitido llegar a un acuerdo con la Fiscalía para salvar su culito.

Eso se llama previsión de futuro.

Además, ha pedido perdón al pueblo por todas las tropelías administrativas, apropiaciones, amiguismos, corruptelas, etc., etc., etc., cometidas durante su gerencia.

En el PP de Valencia sabían lo mismo que en el PSOE de Andalucía sobre los eres o que en CIU sobre el 3%. claro.

Aunque lo peor no es esto: mucho ojo, amigo, que Podemos caer más hondo aún. Mire hacia Venezuela y rece por que el pueblo español conserve una pizca de sentido común y no nos arrastre al pozo sin fondo que es hoy día Grecia.

¿Que qué hacer? Pues a lo malo conocido, PP y PSOE, exigirle rectitud y honradez.

EXIGIRLE, que para eso sirve la democracia. Y dejar los experimentos para casa y con gaseosa, según afirmó cierto impresentable que, en esto y sin que sirva de precedente, sí tenía razón.

PS: ¡Ah, por cierto, casi se me olvida: el pollo sigue en libertad!
PPS: ¡Vete a casa, Mariano! O a otro sitio que yo me sé. Y deja la poltrona a quien sepa gestionarla con honradez y más competencia.

 

 

ADVERTENCIA:

Hoy, 29-V-16, se ha cambiado esta página de inicio (HOJA DE HOY); la anterior ha quedado archivada en este enlace:

HOJAS DE AYER

en el apartado:

II) HOJAS DE AYER: TOMO 02 (desde 07-IV-12)

bajo el epígrafe:

Panamá, Andorra, Suiza y otros sitios (28-V-16)

Para contactar:

elindependientedigital.es@gmail.com

(Se guardará el anonimato de quien así lo exprese)

 

 
Las opiniones vertidas aquí son de la exclusiva responsabilidad del autor; los cuentos, artículos, poesías, etc., están protegidos por la Propiedad Intelectual y el Copyright, y se prohibe su reproducción total o parcial sin el permiso del autor.